25.08.08

La Alianza Evangélica Española y los funerales de Estado: querer y no poder

Hay momentos en los que el Amor ha de verse reflejado en las acciones que hacemos y hay momentos, los mismos, en los que lo que hacemos ha de verse reflejado en el Amor que, es de suponer, tenemos por los que sufren.

Sabemos, más que de sobra, lo que sucedió en el aeropuerto de Barajas el pasado día 20. El resultado ha sido demasiado tráfico: 154 personas han fallecido a resultas del accidente que se produjo cuando una nave de la compañía Spanair se precipitó al suelo.

Como resultado de tal hecho que, en sí mismo, es muestra de un terrible acaecimiento, se planteó la posibilidad de que se llevaran a cabo funerales de Estado por las personas fallecidas porque, es de entender, que las que iban en el avión y murieron merecen un recuerdo religioso de parte de la nación, del Estado, español.

Pero siempre, como sucede tantas veces, hay personas que no están de acuerdo con lo que se hace. Ni siquiera en momentos de dolor y sufrimiento como el que ahora se está pasando, deja de haber personas que no dejan pasar el momento para hacerse notar.

Leer más... »

23.08.08

El Domingo de la Palabra - 24 de agosto de 2008

biblia


Mt 16:13-20

13 Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: “¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?".

14 Ellos le respondieron: “Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas".

15 “Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?".

16 Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo".

17 Y Jesús le dijo: “Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo.

18 Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella. 19 Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo".

20 Entonces ordenó severamente a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Mesías.

Leer más... »

Juan Pablo II Magno - Eucaristía

Magp

La Eucaristía, don de Dios al hombre para tenerlo siempre presente, es, en la vida de Juan Pablo II Magno, y como no podía esperarse de otra forma, un tema que tiene una importancia lógica y admirable.

Dice, por ejemplo, en la Carta a los sacerdotes correspondiente al Jueves Santo del año 2000 que “La acción eucarística celebrada por los sacerdotes hará presente en toda generación cristiana, en cada rincón de la tierra, la obra realizada por Cristo”.

Por tanto, la función, por así decirlo, que cumple la Eucaristía es, sobre todo, traer a nuestro presente (y a todos los presentes pasados que han sido) la vida de nuestro Maestro, el sacrificio que hizo para la salvación del mundo y, así, agradecer su entrega.

De aquí que “toda la vida sacramental de la Iglesia y de cada cristiano alcanza su vértice y su plenitud precisamente en la Eucaristía. En efecto, en este sacramento se renueva continuamente, por voluntad de Cristo, el misterio del sacrificio, que Él hizo de sí mismo al Padre sobre el altar de la Cruz” (Encíclica Redemptoris hominis, RH, 20)

En la misma Carta a los sacerdotes citada arriba menciona, expresamente, Juan Pablo II Magno, la importancia que, en verdad, tiene la Eucaristía, ya que “La presencia más sublime de Cristo es la de la Eucaristía: no un simple recuerdo, sino memorial que se actualiza; no vuelta simbólica al pasado, sino presencia viva del Señor en medio de los suyos”.

Por eso, la Eucaristía “es el sacramento en que se expresa más cabalmente nuestro nuevo ser” porque nosotros, en Cristo, renovamos la naturaleza humana y hacemos, de ella, algo más perfecto porque el hijo de Dios vino para certificar la voluntad de su padre en tal sentido. Así, en tal sacramento “Cristo mismo, incesantemente y siempre de una manera nueva, certifica en el Espíritu Santo a nuestro espíritu que cada uno de nosotros, como partícipe del misterio de la Redención, tiene acceso a los frutos de la filial reconciliación con Dios que Él mismo hacía realizado, y siempre realiza, entre nosotros mediante el misterio de la Iglesia” (RH 20)

Leer más... »

22.08.08

¿Qué relaciones entre el Estado y la Iglesia?

Dad al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios” (Mt 22:21)

Esto, dicho por Jesucristo cuando le mostraron una moneda para ver si lo cogían en un renuncio o expresaba alguna reticencia a pagar los impuestos a Roma, indica, muy bien, el sentido que la separación que ha de existir entre la Iglesia y el Estado ha de tener.

Quizá pueda parecer mentira para algunas personas pero, desde que Jesús dijera aquello de “Dad al César… ” ya sabía la Iglesia que entre ella misma y lo que era el poder civil establecido había una línea de separación que no era conveniente cruzar para invadir el terreno de la otra parte.

Cierto es, también, que a lo largo de la historia de la Iglesia y del Estado, muchas veces, no se ha producido tal separación pero es que, mirándolo bien, las circunstancias históricas eran, verdaderamente, muy otras. Sin embargo, el principio fue bien establecido por Jesucristo y, claro, otra cosa es lo que el hombre haya hecho con él.

El Cardenal Rouco Varela, en la disertación que llevó a cabo en la ceremonia de ingreso en la Real Academia de Doctores, el 25 de junio pasado, dijo, al respecto de la expresión de Cristo recogida en Evangelio de Mateo, que “Desde ese momento se iniciaba, con la Iglesia por Él fundada, la historia de una fórmula de vida religiosa y social en la que se rechaza y supera simultáneamente el modelo del monismo antropológico, cultural y jurídico en el que lo “religioso” es absorbido por lo “político” y/o viceversa, monismo vigente en todas las culturas y constelaciones jurídico-políticas conocidas hasta entonces, sin excluir la del pueblo de Israel, pueblo portador de una experiencia religiosa singular, expresada en el reconocimiento de un solo Dios verdadero, Creador y Señor del universo y el único Santo

Leer más... »

'El Mundo' y la Iglesia: sobre arenas políticas y luchas partidistas

El diario El Mundo lleva unos cuantos días publicando una serie de encuestas relacionadas con los 30 años de democracia que los españoles nos hemos dado. Se llama, la serie, “Chequeo a 30 años de democracia”.

Tal trabajo es loable porque se trata de conocer lo que los españoles piensan de la situación de España en los últimos 30 años.

Pero, claro, cuando le toca al tema de la Iglesia, tienen los problemas de siempre.

Ayer mismo, 21 de agosto, le correspondía, por decirlo así, el turno a la Iglesia católica, como he dicho arriba, porque era importante conocer qué pensaban los españoles sobre el papel jugado por la Esposa de Cristo en los años primeros de la democratización de España.

El texto venía contenido en un artículo publicado en el diario citado y, aunque en la versión de internet no se encuentra completo, sí sirve para tener una idea del asunto.

Sin embargo, al parecer (y como era de temer) el resultado final, la conclusión a la que llega la persona que le corresponde, en tal diario de tirada nacional, lleva la sección de Religión, José Manuel Vidal (recordemos, también, su labor en Religión Digital, RD) es la siguiente:

Parece claro, según los resultados de la encuesta, que los españoles quieren una Iglesia que no baje a la arena política ni se mezcle en las luchas partidistas

A tal conclusión se quería llegar, sin olvidar que, seguramente, era el mismo principio de todo el trabajo; vamos, lo buscado.

Leer más... »

21.08.08

San Josemaría: ser santos, hoy día, desde un santo de hoy

San Josemaría

Si hay un santo, digamos, de lo ordinario, no es otro que San Josemaría, fundador del Opus Dei. Muy bien nos puede servir de ejemplo para contemplar la santidad hoy día, en el presente en el que estamos, en (como dirían antaño) el siglo y tratar de saber si es que es posible llegar a santificar nuestras vidas y ser, en efecto, y para beneficio de la humanidad, santos en ejercicio presente.

Dice San Josemaría (en Surco, 314) lo siguiente que puede mover a una pequeña reflexión sobre el tema que aquí tratamos y que no es otro que la, digamos, santidad alcanzable por cada uno de nosotros: “¿Quién ha dicho que, para llegar a la santidad, sea necesario refugiarse en una celda o en la soledad de una montaña?”, se preguntaba, asombrado, un buen padre de familia, que añadía: “entonces serían santas, no las personas, sino la celda o la montaña. Parece que se han olvidado de que el Señor nos ha dicho expresamente a todos y cada uno: sed santos, como mi Padre celestial es santo”.

—Solamente le comenté: “además de querer el Señor que seamos santos, a cada uno le concede las gracias oportunas”.

Leer más... »

20.08.08

Barajas, 20 de agosto: de Madrid al cielo

lazo

Quizá pueda pensarse que no sirva de nada hacer, ahora, una llamada al silencio y a la oración. Sin embargo, quien se siente un humilde cristiano e hijo de Dios quisiera reclamar la atención de aquellas personas que, de una u otra manera, sientan en sus corazones, el fallecimiento de las personas que han pasado, en el aeropuerto de Barajas de Madrid, a la Casa del Padre seguramente antes de que fueran llamados por Dios Creador nuestro.

Por eso, ante el momento de tristeza que debe llenar nuestro corazón que anhela la vida eterna que Dios nos ofrece, sólo quisiera decir lo que, tantas veces, en la alegría de la Eucaristía o en el gozo de la oración personal, decimos para que, así, llegue al Padre, una voz que pide por las almas de aquellos que ya no están entre nosotros en cuerpo pero sí en recuerdo y en alma.

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en tentación,
y líbranos del mal.
Amén.

Al menos, que un poco de consuelo les llegue desde donde, ya, nos están viendo, en el definitivo Reino de Dios, porque estoy seguro que el Padre, que los creó, los ha acogido sean de la religión que sean y hayan tenido las creencias que hayan tenido, porque su Misericordia es inmensa y su Amor, total.

19.08.08

"El País" y Manuel Vicent tienen la misma vergüenza: ninguna

Francamente, reconozco que fuentes laicistas tan directas como son, por ejemplo, el diario “El País”, hay que agradecerlas porque facilitan mucho las cosas, nos hacen comprender el pensamiento del Maligno y, sobre todo, ponen a cada cual en el lugar que, verdaderamente, le corresponde.

Lo que ahora viene es un ejemplo, más (y seguro que no será el último) de hasta dónde se puede llegar siendo, simplemente, impresentables (medio de comunicación y comunicador)

El texto venía contenido en un artículo publicado en el diario “El País el pasado 17 de agosto, domingo, día que, además, era muy adecuado para una publicación de tal jaez.

El título, ya sintomático, de cierta guasa, es: “Wojtyla en concierto” y su autor, Manuel Vicent, es insultador fino aunque, a la vez, burdo en sus intenciones. Pero es que el laicismo tiene tales cosas: convierte a las personas en imágenes de sí mismas.

Leer más... »

Pues yo tengo que escribir algo de Fernando Lugo

Antes que nada, tengo que decir que de Fernando Lugo conozco lo que haya podido leer en la prensa, escrita en papel o escrita en internet.

Después de este “antes” añado que tenía pensado escribir sobre Fernando Lugo pero por cosas que pasan, lo dejé para que ocupara su lugar el poco ínclito Peces Barba, Gregorio. Sin embargo, una vez vistas las compañías que adornan al recientemente nombrado Presidente de Paraguay pues… que no he podido resistirme a decir algo. O sea, que era imposible no decir algo.

Luego, me gustaría dejar claro que, para mí, lo mejor es que, para al pueblo paraguayo, Fernando Lugo lo haga lo mejor posible porque tal actuación redundará en beneficio del mismo pueblo que lo ha elegido y, además, de aquellos otros pueblos que le rodean.

A mí me gustaría, también (lo digo como cristiano y como católico) que las políticas que llevara a cabo el que fuera obispo de la diócesis de San Pedro, estuvieran de acuerdo con la Doctrina Social de la Iglesia católica a la que ha pertenecido como presbítero, antes y, ahora, como Laico, porque así demostraría que lo aprendido en su etapa anterior le ha servido para algo. Eso, a mí, me gustaría porque, además, demostraría que no se deja llevar por las corrientes que, partiendo del catolicismo (o utilizándolo como coartada de sus actos), acaban no siendo, sino, puras correas de transmisión de un marxismo bastante caduco, demagógico y con proposiciones nulas respecto a la religión y desde ella.

Pero no creo yo que el que fuera obispo de la Iglesia católica vaya a caer en tal trampa.

Leer más... »

18.08.08

Criaturas laicistas: Peces Barba, Gregorio, contigo non possumus (tampoco)

Advertencia previa:

El que esto escribe, tras un periodo de más de un mes escribiendo en Religión en Libertad ha llegado a una conclusión (llevado tanto por la experiencia propia de escritura como por los comentarios que a los artículos aquí publicados ha recibido) que es la siguiente:

La fe, propia de las personas que se reconocen hijos de Dios y saben lo que tal realidad espiritual supone para ellas, lleva a plantearse la misma desde distintos puntos de vista. Por eso, teniendo en cuenta que las cosas pueden verse desde el prisma de cada cual (aunque a veces esté, éste, equivocado) y que, dentro de la fe, hay que aplicar una serie de valores y doctrinas necesarias en la vida de relación con los demás, en lo sucesivo, voy a aplicar la siguiente línea de actuación:

1.-Con los hermanos en la fe: misericordia, caridad y ortodoxia.
2.-Con los enemigos de la fe: implacabilidad y defensa de la fe.

Y, como ejemplo de lo segundo, el artículo de hoy lunes, 18 de agosto de 2008 es el titulado:

Criaturas laicistas: Peces Barba, Gregorio, contigo non possumus (tampoco)

El texto venía contenido en un artículo publicado en el diario “El País” el pasado 15 de agosto, día que, además, era muy adecuado para una publicación laicista.

Para ser justos, tengo que dar las gracias a Religión Digital que recogió el texto al día siguiente, 16. Sin eso, el que esto escribe, no se habría enterado de nada.

Ya, para empezar, publicar un artículo como el que allí se contiene el día de la Asunción de María es, simplemente, un ejemplo de estulticia (en cuanto a supuesto clásico de terquedad y de porfía en el intento de denigrar a la Iglesia católica)

Pero es que el texto se las trae como, conociendo al personaje que lo escribe, era de esperar.

Su título: “Versión laica del ‘non possumus’

Veamos, por ejemplo, mentiras y simplezas que contiene el mismo en el que, además, ha equivocado el título porque querría decir “Versión laicista” y no laica. Debe haber sido para despistar a quien quiera dejarse engañar, claro.

Leer más... »