InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Un amigo de Lolo

23.02.21

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro” - Lolo fue periodista: así – 4

Presentación

Beato Manuel Lozano Garrido, beato Lolo sonriendo

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

 

Lolo fue periodista: así – 4

  

“Tendré que poner ‘robo’ o ‘compasión’, o ‘hambre’ y lo diré sin tentarme la bolsa o el ascenso, el susto o la amenaza.” (Mesa redonda con Dios, p. 75)

  

No nos extraña nada que el Beato Lolo, cuando habla así, de la labor periodística, aplique su propia fe a la labor que él realiza y que lleva a cabo pues no es posible entender algo que no sea eso y así. 

En realidad, tampoco debería causar pensamientos encontrados que alguien que dice tener fe sepa que eso supone, precisamente, tenerla y, en este caso, esta labor de informar al lector de lo que pasa también juega un papel importante de lo que se cree. 

Esto lo decimos porque, como es bien conocido entre los que creen en Dios y tienen a su Hijo por el Mesías y Enviado del Creador, en un momento determinado no tuvo más remedio que dejar las cosas claras y dijo aquello de “donde es sí, sea sí y donde es no, sea no”. 

Dicho esto así pareciera que se trata de algún tipo de trabalenguas que Jesucristo pronunciaba, algo así, como para confundir al personal. Sin embargo, luego dijo, acto seguido, que todo lo demás o, lo que es lo mismo, todo lo que se saliera de tal esquema de ser y actuar, venía de Satanás o, lo que es lo mismo que cuando alguien trata de saltarse el sí y el no cuando el sí y el no son sí y no… en fin, que va por mal camino. 

Eso es duro. Es decir, que no es siempre sencillo que allí donde es sí nosotros digamos siempre sí y allí donde es no… pues hagamos lo contrario. Pero tal forma de actuar es la que pone sobre la mesa el Hijo de Dios y, por tanto, nada haría más feliz ni más gozoso el comportamiento de aquel que sigue eso. Y es lo que aquí nos dice el Beato de Linares (Jaén, España) 

Está bien tener en cuenta, para este caso y para siempre, el sentido último (y, por tanto, primero, original, lo que corresponde) de los tiempos verbales. Y es que Lolo hace uso del futuro que, por decirlo así, establece una especie de obligación en quien lo utiliza. Así, si decimos, “mañana iré a verte” no estamos suponiendo que iremos a ver a tal persona sino que, en efecto, iremos. Lo contrario sería hacer uso, por ejemplo, del condicional y diríamos “si mañana fuera a verte…”. Y, claro no es lo mismo. 

Leer más... »

9.02.21

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro” - Lolo fue periodista: así – 3

Presentación

Beato Manuel Lozano Garrido, beato Lolo sonriendo

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

 

Lolo fue periodista: así – 3

  

“Me negarás el sueño, como también la sal y el pan de cada día, sí sólo puedo hablar y callo por cobarde.” (Mesa redonda con Dios, p. 75)

 

  

Como hemos ido viendo a lo largo de los artículos referidos a este texto de título “El periodista” que el Beato Manuel Lozano Garrido deja escrito en su “Mesa redonda con Dios” no podemos decir que nuestro amigo tenga las cosas poco claras o que hable con medias tintas. No. Y es que, como bien sabe, el oficio de periodista no es uno que lo es, digamos, común y ordinario sino, al contrario, más que extraordinario al tener que llevar a los demás, a su prójimo, lo que pasa y sucede. 

El caso es que la importancia del periodismo y, claro, de aquellos que hacen de tal profesión su vida no es decir las cosas como si no tuviera importancia lo que se dice sino, al contrario, tener muy en cuenta que es más que posible que haya muchas personas que sigan el criterio que se ponga negro sobre blanco Y eso obliga a hacer las cosas algo más que bien y a no dejarse llevar por una corriente de vaguedad o inconsistencia

En las pocas palabras que traemos hoy aquí del texto del Beato de Linares (Jaén, España) nos dice más que mucho y pone en el camino de quien cumpla con la misión de periodista para no perderse y andar como tiene que andar alguien que ha de ser quien diga lo que es y lo que pasa. 

No podemos negar que Lolo le pide a Dios, Padre del Cielo que todo lo ve, cosas que no son poco sino, al contrario, mucho y más que mucho. Y es que, sabiendo la importancia de la misión del periodista (y Lolo lo fue y lo era y por eso escribía esto, claro está) menos no podía decir. Y lo decía, para que nadie se llevase a engaño y, si es posible eso, que más de uno, entonces y ahora, tomara nota. 

¡Qué preocupación no ha de caber en el corazón de quien transmite lo que pasa para pedir lo que pide el linarense universal! 

Leer más... »

2.02.21

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro”- Lolo fue periodista: así – 2

Presentación

Beato Manuel Lozano Garrido, beato Lolo sonriendo

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

 

Lolo fue periodista: así – 2

“Si un milagro hace falta, sea que en los teclados se me vaya pintando la imagen de unos hijos o la de los amigos.

Que, si de pronto se hace en el mundo un silencio porque hacen falta normas, mi corazón sea bravo al decir la palabra; que sea clara y rotunda, y, sobre todo, justa”. (Mesa redonda con Dios, p. 75)

Continuamos con el texto de título “El Periodista” con el que Lolo adorna la profesión de comunicador dando a entender cómo se deje ejercer la misma.

Todo es “si” condicional. Es decir, el Beato Manuel Lozano Garrido, conociendo que el devenir del ser humano es como es y es lo que es, no da nada por seguro (sabe que cualquiera cosa, buena o mala, es posible) Por eso hace uso de una palabra que, en su exacto significado, nos trae la posibilidad no afirmando que sea en acto sino, en todo caso, en potencia. Entonces, si… luego, y entonces, lo que deba venir que pide Lolo.

Con eso entendemos que, a lo mejor, no se hace necesaria la intervención del periodista pues si no concurre lo que nos dice nuestro hermano en la fe… pues a otra cosa. Pero si…

Si hace falta algo que sea verdaderamente extraordinario y que suele llamarse, para gentes de fe, “milagro” que la cosa vaya por los caminos que al Beato de Linares (Jaén, España) quiere que vaya. Y Lolo quiere que de su teclado no salga sino lo bueno y mejor que pueda ser capaz de transmitir a los que lo lean o escuchen (si les es leído el texto por imposibilidad de hacer lo propio con el mismo por enfermedad concurrente) Por eso habla de los hijos y/o de los amigos. Y es que, el linarense universal pretende ejercer una profesión de una forma tal que anime y no haga decaer los ánimos de los lectores.

Pero hay más, como podemos imaginar.

Las cosas que pasan, muchas veces, pasan porque el ser humano no actúa como debería actuar sino que lo hace de forma torticera o, simplemente, de la que poco se puede decir que sea buena. Por eso, en muchas ocasiones, es necesario decir la verdad aunque pueda doler a quien pueda doler (trátese de seres humanos, digamos, particulares como poderes públicos)

Leer más... »

26.01.21

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro”- Lolo fue periodista: así - 1

Presentación

Beato Manuel Lozano Garrido, beato Lolo sonriendo

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

 

Lolo fue periodista: así - 1

 

“Señor: pon en mi frente una proa que enfile al buen puerto que eres y asegure a mi nave un pasaje completo de obreros y operarios, estudiantes y madres, profesores y chicas.

Que, a su vez, en el trato y al margen del oficio, sea yo semilla noble de ejemplo y ternura.

Que también acaricie mirando a los semáforos o en coche del ‘metro’.

Que el agua de mi ciencia tenga el espejo al fondo de tu sabiduría.

Que, cuando las masas griten y suenen puñetazos en las cafeterías, yo hable con un vaso en la palma y el agua esté serena como la faz de un lago. “ (Mesa redonda con Dios, p. 75)

 

Como suele suceder muchas veces con los libros de Lolo, los mismos están llenos de momentos especiales. A veces, como es el caso, a uno le dan ganas de ocuparse concienzudamente de alguno de ellos como es el caso.

Que Lolo era periodista, de raza, de raíz y de los buenos, es algo que no requiere demostración aunque esté demostrado con las palabras que dijo y dejó escritas y, en fin, con todo lo que fácilmente puede conocerse de su obra. Y eso lo demuestra en este capítulo de su “Mesa redonda con Dios” de título, precisamente, de “El periodista” a que, si Dios quiere, vamos a dedicar unos cuantos artículos porque se le puede sacar, digamos, mucho jugo y mucho podemos aprender del mismo.

Las palabras del Beato de Linares (Jaén, España) son siempre certeras. Y eso, como ya hemos dicho otras veces, muestra y demuestra que escuchó muy bien los gemidos inefables del Espíritu Santo en su corazón y no quiso hacer oídos sordos a los mismos. Por eso dice lo que dice y lo hace con toda claridad y rotundidad.

Leer más... »

19.01.21

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro”- Anhelo poético

Presentación

Beato Manuel Lozano Garrido, beato Lolo sonriendo

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

 

Anhelo poético

 

“Cristo, raíz de los hombres que nacieron

para ser árboles

de inteligencia: hazte savia de aquel arco iris

de un título que empezó a forjarse

entre las nubes de unas aulas

y ahora luce en un despacho

para que yo sea técnico de corazones

y superdotado de generosidad,

que es lo que cuenta

a la hora de la última liquidación”

(Mesa redonda con Dios, p. 65)

 

Antes que nada, debemos reconocer que el texto que hemos traído hoy aquí no es, en realidad, uno que tenga forma poética sino que el mismo, en su original forma es pura prosa como lo es el libro mismo de “Mesa redonda con Dios”. Sin embargo, nos hemos tomado la pequeña licencia, dada la forma de decir las cosas que tiene aquí el Beato Lolo, de transformarlo y ponerlo así, como aquí aparece pues, en realidad, y como titulamos, todo eso es un verdadero anhelo poético.

Como ya hemos dicho otras veces, este libro nos muestra situaciones propias, digamos, de personas comunes, ordinarias, en sus vidas comunes y ordinarias pero que son capaces de mirar a Dios y contemplarlo en sus existencias. Y en este caso trátase la cosa de alguien que trabaja en una oficina y, lo mismo que otro día dijimos que no le gustaría nada de nada, a tal personas, dar de lado a Dios y ponerlo por encima de sus cosas comunes y ordinarias, ahora, con este texto, nos muestra una voluntad, espiritualmente, bien sana.

De todas formas, bien podemos pensar que esto mismo se lo aplica Lolo así mismo y, por ende, nosotros debemos hacer otro tanto o, al menos, procurar hacerlo.

Es bien cierto que el ser humano nace para ser árbol que tiene sus raíces, debe tenerlas, en la Roca que es Cristo; también lo hacemos, como consecuencia de eso, para dar fruto el más pequeño del cual no es, precisamente, la inteligencia. Don de Dios ha de ser puesta en funcionamiento en bien del prójimo además, claro, de en bien de uno mismo.

Leer más... »