InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Diciembre 2019

30.12.19

Venerable Marta Robin – Gracias, Cristo, por esto

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

  

Gracias, Cristo, por esto

 

“Todos nuestros dolores, Jesús los comparte. Todas nuestras cruces, las quiere hacer florecer.” (Diario íntimo, 12 de enero de 1930)

 

Nosotros, aquí, hablamos de aquello que sucedió, según consta en su Diario íntimo, a la Venerable Marta Robin, camino nuestra hermana en la fe, de los altares de la Iglesia católica. Y es, por tanto, como un traer al hoy aquello que le sucedió en vida y que dejó escrito en el Diario citado arriba.

Cualquiera podría decir que sí, que eso es así y que, entonces, se trata de “cosas suyas” como si eso nada influenciara en nadie más.

Sin embargo, bien sabemos (por fe y por la realidad de las cosas del alma y del espíritu) que eso ni puede ser sí ni, es más, es así.

Nosotros sabemos que cuando hay personas que, por su especial fama de santidad (caso de Marta Robin), nos dicen algo debemos tenerlo muy en cuenta porque son creyentes tan especiales que los consideramos, por eso mismo, especiales. Y tal es el caso de la Venerable Marta Robin.

Pues bien, lo que nos dice hoy nuestra hermana en la fe, como fácilmente podemos ver, no son muchas ni demasiadas palabras sino, al contrario, poco más de diez. Sin embargo, contienen muchas verdades y son, por decirlo así una verdad más que cierta y profunda.

Nosotros sufrimos. Y decir esto no supone descubrir América ni nada por el estilo. Y es que cierto y verdad que sufrimos por muchas cosas que nos pasan en la vida e, incluso, por lo que no nos pasa pero querríamos que nos pasara.

Leer más... »

29.12.19

La Palabra del Domingo - 29 de diciembre de 2019

Resultado de imagen de SAnta Biblia

Mt 2, 13-15. 19-23

 

“13 Después que ellos se retiraron, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: ‘Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; y estate allí hasta que yo te diga. Porque Herodes va a buscar al  niño para matarle.’ 14 Él se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se retiró a Egipto; 15 y estuvo allí hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliera el oráculo del Señor por medio del profeta: = De Egipto llamé a mi hijo. = 19 Muerto Herodes, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: 20 ‘Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y ponte en camino de la tierra de Israel; pues ya han muerto los que buscaban la vida del niño.’ 21 Él se levantó, tomó consigo al niño y a su madre, y entró en tierra de Israel. 22 Pero al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allí; y avisado en sueños, se retiró a la región de Galilea,23 y fue a vivir en una ciudad llamada Nazaret; para que se cumpliese el oráculo de los profetas: = Será llamado Nazoreo. =”

      

COMENTARIO 

Cumplir con la Voluntad de Dios

 

A lo largo de su vida espiritual, aquel hombre a quien el Ángel del Señor le había comunicado cuál era la voluntad del Creador al respecto de su esposa María, tiene que demostrar que es fiel al Todopoderoso. Y lo hace en muchas ocasiones y no sólo en aquella en la que aceptó que el hijo que iba a nacer de su esposa venía del Espíritu Santo. 

Estamos más que seguros que José estaba muy feliz con todo aquello que le estaba ocurriendo: le hacía nacido un hijo y, aunque él supiera era adoptivo, no por eso lo iba a querer menos o a demostrar interés por su desarrollo físico y espiritual. Lo amaba porque, además, sabía que venía directamente de Dios y eso le haría pensar que todo aquello estaba valiendo la pena. 

Pero el Creador le tenía reservadas, al parecer, muchas sorpresas. 

En un momento determinado le vuelven a dar otro mensaje. Y más tarde, algún tiempo después, otro. 

Ahora ha de marchar de Belén porque hay un poderoso con mucho poder que tiene miedo de aquel niño del que han dicho que es Rey. En realidad, aquel hombre poderoso no sabe que el Reino de Jesús no es de este mundo pero él, mundano como era, no podía pensar más que, precisamente en tal reino, en el terreno. Y lo busca, pues, para matarlo. Y, seguramente, en aquel mismo momento ya se había producido la matanza de los inocentes que pesará eternamente sobre la cabeza de Hedores. 

Leer más... »

27.12.19

Reírse a costa de una matanza de inocentes…

Resultado de imagen de SAntos Inocentes

No puede negar, el que esto escribe, que todo esto, año tras año y década tras década, le produce verdadero asco y no puede, ¡qué menos!, que criticar lo más fuerte que pueda tal situación.

¿Se imaginan ustedes que se celebrara, a risa amplia, el holocausto nazi o las matanzas comunistas que en el mundo han habido?

Sí, queremos decir que, por ejemplo, el 27 de septiembre (por poner una fecha) se pudiesen hacer bromas y reírse a costa de la muerte de muchas personas a manos de asesinos protegidos por el Estado. En fin…

A nadie se le ocurriría hacer eso porque sería de un gusto pésimo y, además, estaría más que alejada, tal celebración, de una mente sana y de un raciocinio medianamente presentable.

Sin embargo, da la impresión de según qué muertes y según qué las han causado no importan nada y, es más, año tras año, como decimos arriba, está bien y muy bien visto, hacer mofa de tal acontecimiento.

Leer más... »

24.12.19

Una noche con fruto bueno

Ver imagen en Twitter

Digamos que la cosa no pintaba nada bien. Y es que, por mucha apariencia de mujer embarazada que tuviera la joven María, esposa de José, el carpintero de Nazaret, no había sitio alguno donde cobijarse en aquella noche (tradicionalmente reconocida como la previa al nacimiento del Hijo de Dios) de diciembre.

El caso es que el censo que había ordenado hacer el invasor romano traía a todos de cabeza. Y, de no haber sido así, a lo mejor el Mesías podría haber nacido en Nazaret aunque, por decirlo todo, las Sagradas Escrituras del pueblo judío decían que el Enviado de Dios habría de nacer, precisamente, en Belén.

Podemos ver, por tanto, que el Plan de Dios no iba a tergiversarse ni alterarse por mucho que el Emperador hubiera querido hacer aquel listado de sometidos suyos con intenciones, seguramente, recaudatorias de impuestos u otras cosas por el estilo… Y, por tanto, su Hijo iba a nacer en el lugar donde se había dejado escrito que iba a nacer.

Se suele hacer ver que aquella noche hacía frío. En realidad, no sabemos si lo hacía y, menos aún, si nevaba o no caía el agua en tal forma transformada. El caso es que la Tradición nos dice cosas que, aunque no estén recogidas, así dichas, en las Sagradas Escrituras que luego se escribirían (llamadas Nuevo Testamento), las tenemos por buenas porque, para eso fueron vividas por los testigos de aquello. Y nos fiamos de ellas o, por decirlo mejor confiamos en ellas, tenemos tal fe.

Pues bien. El pobre José no había encontrado ningún lugar donde poder descansar aunque, bien podemos imaginar, que lo que quería nuestro fiel amigo es que descansara María porque estaba en un estado, sí, de buena esperanza divina pero, al parecer, de poca humana…

Todo, sin embargo, no estaba perdido. Y no podía estarlo porque era Dios quien proveía. Y, al fin, encontraron un sitio, pobre sí, humilde también, pero válido para, al menos, poder pasar aquella noche que, a lo grande, fue llamada Noche Buena porque fue, en efecto, expresión de la Bondad de Dios que quiso que su criatura humana se salvara y que la salvación fuera para siempre, siempre, siempre.

Leer más... »

23.12.19

Venerable Marta Robin – Gracias, Dios, por esto

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

  

Gracias, Dios, por esto

 

“Dios es Bueno. Dios es Padre. Dios nos ama. Dios compadece y suaviza todos nuestros sufrimientos. Si le dejamos hacer sabrá remplazar, y remplazar al céntuplo, todo lo que hayamos perdido, todo lo que ha querido tomar, por bienes inmensamente mejores.” (Cuaderno íntimo, 12 de enero de 1930)

 

Es bien cierto que Dios, que es nuestro Creador y es, por tanto, quien más nos protege, ha de querer lo mejor para su descendencia.

La Venerable Marta Robin nos dice que, en efecto, eso es así. Y lo dice con toda efusión, para que nadie se equivoque, para que nadie se lleve a engaño y, por fin, para que nadie pueda decir que eso es falso.

Lo que nos dice nuestra hermana en la fe es que Dios, 

Es bueno, 

Es Padre,

Nos ama,

Nos compadece y,

Suaviza nuestros sufrimientos.

Leer más... »