19.01.15

Polémicas matrimoniales (XXI): Conferencia Episcopal Alemana

Cardenal Marx

Como parte de esta larga serie sobre las polémicas que han salido a la luz con ocasión del Sínodo de la Familia, traigo hoy al blog la intervención del Card. Reinhard Marx, arzobispo de Munich, en la que se presenta la toma de posición de la Conferencia Episcopal Alemana sobre estos temas.

Esta intervención es especialmente relevante, porque la polémica es, ante todo, una polémica alemana, planteada, defendida y sostenida fundamentalmente desde Alemania. Como veremos, es muy interesante comprobar que, incluso en sus defensores más importantes, se da una llamativa ausencia de argumentos, que apenas queda camuflada por un lenguaje confuso y ambiguo.

Mis comentarios, como siempre, van en rojo.

……………………………………………………………………………………..

Leer más... »

1.01.15

Un milagro navideño

Al escribir en la serie “Polémicas matrimoniales”, me encuentro con muchos lectores que se encuentran desanimados o incluso angustiados por los acontecimientos relativos a este tema. Les preocupa mucho que, dentro de la misma Iglesia, se levanten voces contra la doctrina católica en materias muy importantes relativas a la familia, al matrimonio y a la sexualidad. Aún les preocupa más que, aparentemente, esas voces no sólo no sean corregidas por la autoridad eclesial sino que, en muchos casos, las autoridades hacen la vista gorda o incluso son los mismos obispos y cardenales los que reniegan públicamente y con impunidad de la fe y de la moral de la Iglesia.

Comprendo perfectamente ese desánimo y esa angustia, la verdad. Son cuestiones gravísimas y, desgraciadamente, comportamientos indignos por parte de algunos pastores que no apacientan a las ovejas sino que las entregan a los lobos. Quien no se altere por todo lo que está sucediendo o no es hijo de la Iglesia o no tiene sangre en las venas. Precisamente porque entiendo el desánimo y la angustia, me atrevo a dar un consejo a los que así se sienten.

Leer más... »

30.12.14

Polémicas matrimoniales (XX): Mons. Bonny, obispo de Amberes

johan-bonny

Hace un par de días, un miembro del episcopado belga, Monseñor Johan Bonny, obispo de Amberes, hizo unas declaraciones frontalmente contrarias a la doctrina de la Iglesia en materia de moral sexual, en una entrevista publicada por el periódico belga De Morgen.

No creo que haga falta comentar directamente su postura (favorable al reconocimiento en la Iglesia de las parejas del mismo sexo), pues es evidentemente opuesta a la doctrina de la Iglesia que todos conocen y que se encuentra muy bien explicada en el Catecismo. En lugar de eso, me voy a fijar en dos cosas en particular: las razones en las que apoya su rechazo a la doctrina de la Iglesia y las reacciones que ha suscitado esa negación pública.

Leer más... »

26.12.14

Polémicas matrimoniales (XIX): cardenal Sistach

Cardenal Martínez Sistach

En general, creo que los obispos deberían ser muy cautelosos a la hora de conceder entrevistas. No todo el mundo vale para hacerlo. Es más, yo diría que la mayoría de la gente no vale para hacerlo, porque no es fácil hablar con rapidez y sin preparación previa sobre temas complicados, evitando hacer afirmaciones confusas o erróneas.

Un obispo tiene una gran responsabilidad y no puede decir lo primero que le pase por la cabeza, porque el escándalo que pueden crear sus palabras entre los fieles es muy grande, especialmente en temas tan importantes como el sacramento del matrimonio. Digo todo esto por una entrevista que concedió el cardenal de Barcelona hace unos días y en la que, a mi juicio, hizo unas declaraciones bastante desafortunadas sobre la indisolubilidad del matrimonio y la nulidad.

Leer más... »

24.12.14

Las pequeñas cosas: el Adviento en familia

Corona

En mi familia, tenemos la costumbre de utilizar el calendario de Adviento para ir preparándonos para la Navidad como familia. El calendario es una forma muy sencilla de ayudar a los niños a aprovechar este tiempo litúrgico tan bello, despertando gradualmente en el corazón el deseo de que nazca el Niño Dios.

Utilizamos un calendario grande, hecho de tela, y no esos calendarios comerciales ya prefabricados que se venden en los grandes almacenes. Dentro de cada bolsillo de tela del calendario, metemos algunas golosinas y, de vez en cuando, sorpresas algo mayores, como papelitos con “vale por un libro” (que, al menos para mis hijos, son regalos apreciadísimos).

Leer más... »