InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Defender la fe

1.08.08

ETA no conoce el Amor

Sanz Montes

El obispo de Huesca y Jaca, Monseñor Jesús Sanz Montes, ha dicho algo que, en verdad, es una perfecta definición de la situación que, realmente, se producirá cuando mañana, el asesino no arrepentido Ignacio de Juana Chaos, salga de la cárcel: “La sangre derramada” por él “clama al cielo”.

Hace ya mucho tiempo que la sangre de otra persona, Abel, también clamó al cielo e hizo que Dios preguntase a Caín dónde estaba su hermano (Gén 4:10: “Entonces Yavé le dijo: ‘¿Qué has hecho? Clama la sangre de tu hermano y su grito me llega desde la tierra’

Pero, de forma inmediata le vienen a uno a la mente muchas ideas y no todas ellas buenas, por desgracia para mi proceder pecador. Hacer tal cosa supone, sobre todo, una falta de algo sin lo cual, francamente lo digo, es muy difícil vivir o, al menos, se vive de una forma mala y negra.

Lo que, en realidad, ha faltado (y viene faltando desde hace muchos años, exactamente los mismos que van desde que se creó la nefasta serpiente etarra hasta hoy) aquí es una palabra, su contenido y esencia, que dice mucho (o poco) de quien no la lleva a la práctica porque supone una falta de conciencia humana: el Amor (con mayúscula porque grande es el de Dios por su criatura)

Hay un texto de las Sagradas Escrituras (seguramente habrá más, claro) que, por decirlo así, centra a la perfección, el tema del que, ahora, escribo. Es del Evangelio de San Juan (Jn 15: 9-17) y dice lo siguiente:

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado. Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; de modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda. Lo que os mando es que os améis los unos a los otros
”.

Por lo tanto se refiere, explícitamente, al mandamiento más importante que, además, es citado así por Jesucristo a lo largo del Nuevo Testamento: el del Amor.

Leer más... »

22.07.08

Sydney-Madrid: del 8 al 11

El domingo pasado, 20 de julio, de madrugada (más o menos a las 4:45) Benedicto XVI dijo lo que todos estábamos esperando y que, a decir verdad, era un secreto a voces.

Madrid

Como ya se sabía había sido Madrid, capital de nuestra amada España, la que había sido elegida, por el Santo Padre, como sede para la celebración de la próxima Jornada Mundial de la Juventud que, es curioso, dura más de una jornada.

El año elegido ha sido el 2011 que es un año tan bueno como otro para que la juventud de todo el mundo católico se acerque a la ciudad del oso y el madroño y haga patente que la fe católica ni está muerta ni la van a enterrar los laicistas por falta de jóvenes.

Pero, ahora que han pasado unos días (no muchos, es cierto) desde que Benedicto XVI pronunciara la última homilía en la Santa Misa celebrada en el hipódromo de Randwick, ha de estar bien (para una mejor comprensión) un repaso, aunque no sea excesivamente extenso, de lo que el Papa alemán ha dicho y que va contra, directamente, la perversión de la fe y, sobre todo, el relativismo (que es un tema que preocupa a Benedicto XVI desde hace muchos, pero muchos años)

Leer más... »

19.07.08

España: evangelizar a la vieja cristiandad

En el Mensaje que el Cardenal Claudio Hummes, Arzobispo Emérito de San Pablo y Prefecto de la Congregación para el Clero, ha dirigido a los Sacerdotes para la celebración, el próximo día 4 de agosto, de la festividad de San Juan María Vianney, el cura de Ars, ha dicho algo que resulta importante no desconocer para, sobre todo, poner remedio:

La Iglesia hoy sabe que hay una urgencia misionera, no sólo “ad gentes”, sino también en las regiones y ambientes donde desde hace siglos la fe cristiana fue predicada, implantada y las comunidades eclesiales establecida

Y es lo dicho una gran verdad porque, en realidad, lo que podemos llamar “vieja cristiandad” (y España lo es) anda, digamos, de capa caída y la fe en Cristo, en Dios y en lo que eso supone, no está en sus mejores momentos porque existen una serie de factores que la están amenazando y que juegan, sin duda alguna, el papel de modernos censores de lo cristiano. Se apoyan, para ello, en lo políticamente correcto y en lo que, sobre todo, le conviene al sistema ideológico imperante hoy día.

Leer más... »

13.07.08

Religión Digital y El País: la pinza progre

En determinadas ocasiones, cuando aparecen, ante nuestros ojos, situaciones como la que ahora voy a relatar, nos hacen pensar que, ciertamente, la frase “Dios los cría y ellos se juntan” viene que ni pintada para este caso.

(Excursus)

Antes de seguir tengo que decir que, evidentemente, en Religióndigital no todas las personas que escriben pertenecen al talante “progre” que otras, que sí que lo hacen allí, manifiestan.

Por tanto, lo que aquí se vaya a decir va dirigido, expresamente, hacia la persona nombrada por ser la causa del mal causado.

(Fin del Excursus)

La noticia apareció, ayer domingo, 13 de julio, en Religióndigital, con siguiente encabezado:

El País se hace eco de la polémica sobre el Padre Iraburu surgida en Religióndigital

Que una noticia como la que se pretende promocionar (pues no se trata, sino, que de una promoción en toda regla o de un ejemplo de agitprop –agitación y propaganda- en contra de una persona, el Padre Iraburu, y a favor de otras) aparezca de tal guisa es para dar qué pensar pues no se sabe que el medio de prensa gubernamental y laicista por antonomasia llamado El País haya tenido nunca un interés especial por defender a la Iglesia. Todo lo contrario. O, mejor, que defiende a unos y ataca a otros con la malsana intención de, además de sembrar cizaña, de desacreditar a la Esposa de Cristo.

Leer más... »

9.07.08

Josep Miró i Ardèvol: honra mejor que barcos

Tengo que reconocer que cuando he leído la noticia que decía que el que fuera miembro importante de Convergencia Democrática de Cataluña había decidido dejar el partido que ayudó a fundar porque, en realidad, entendía que su fe la impedía seguir donde no la tenían en cuenta, he podido experimentar un gozo que proviene de saber que un católico ha hecho lo que, en verdad le correspondía (“donde es sí, sea sí y donde es no, sea no”, dijo nuestro Maestro)

Quizá pueda dar la impresión de que don Josep abandona el partido político en que militaba porque, al parecer, no podía manifestar las ideas que tenía en cuanto a determinados puntos del ideario de aquel.

En realidad, lo que más debe haber afectado a su rotunda personalidad es que en determinados temas relacionados con su arraigada fe católica el que hasta ahora era su partido se haya alineado con posturas, digamos, progres o pragmáticas.

El que esto escribe ha tenido una relación con don Josep desde distintos puntos de vista: como oyente de la COPE muchas tardes lo escuché en las tertulias de Cristina López Schlichting y pude admirar, además de su verbo inteligente y defensor de la fe, unas enormes ansias de transmitir las verdades del Evangelio; posteriormente, en la ya famosa manifestación del 18 de junio de 2005 en Madrid en defensa de la familia pude, en primera fila, volverlo a escuchar, ahora en directo, y, lo tengo que decir, me encandiló con su forma de manifestar un profundo arraigo de las mismas verdades del Evangelio citadas arriba.

Leer más... »