6.01.09

Nueva Era, Iglesia y Dios

Serie: Nueva Era

Nueva Era

En varias ocasiones he tratado, en el tema de la Nueva Era, el caso particular de la Revista Fusión. Este medio de expresión es, esencialmente, tergiversador de la realidad y, sobre todo, ataca con saña, entre otras religiones, a la que lo es católica.

Pero hace poco han rizado el rizo del esperpento y de la manifestación de una clara idiocia intelectual.

En una editorial del pasado 28 de noviembre abundaban en un tema que les es muy querido: el zaherimiento de la religión y la presentación de lo que, para ellos, es el “verdadero dios”.

Sobre la Iglesia vienen a decir una de sus lindezas: conviene “renegar de un sistema corrupto, falso y despreciable” para, apuntillar la falsedad diciendo que “Es mas, la actitud de los que se están apartando de la iglesia y de su falso dios, encierra la confirmación de que existe otra realidad, otra fuerza interior, que no resiste más la falsedad, la hipocresía y la gran impostura de la jerarquía eclesiástica y de su montaje”.

Pero, no vayan a creer que se queda ahí la cosa.

Leer más... »

Comentarios de Precepto - 6 de enero - Epifanía del Señor

Reyes Magos

Los textos para el día de hoy, Epifanía del Señor, son los siguientes

Is 60, 1-6

Sal 71

Ef 3, 2-3a.5-6

Mt 2, 1-12

************************

Isaías 60

1 ¡Levántate, resplandece, porque llega tu luz
y la gloria del Señor brilla sobre ti!

2 Porque las tinieblas cubren la tierra
y una densa oscuridad, a las naciones,
pero sobre ti brillará el Señor
y su gloria aparecerá sobre ti.

3 Las naciones caminarán a tu luz
y los reyes, al esplendor de tu aurora.

4 Mira a tu alrededor y observa:
todos se han reunido y vienen hacia ti;
tus hijos llegan desde lejos
y tus hijas son llevadas en brazos.

5 Al ver esto, estarás radiante,
palpitará y se ensanchará tu corazón,
porque se volcarán sobre tilos tesoros del mar
y las riquezas de las naciones llegarán hasta ti.

6 Te cubrirá una multitud de camellos,
de dromedarios de Madián y de Efá.
Todos ellos vendrán desde Sabá,
trayendo oro e incienso,
y pregonarán las alabanzas del Señor.

Leer más... »

5.01.09

Alberto Moncada abjura de la familia y alguien pretende tomarnos el pelo

El último día del año pasado, publicaba Religión Digital un artículo de Alberto Moncada, famoso zascandil, en el que, simplemente, deja a la Familia por debajo de cero.

Está muy bien manifestar el acuerdo con determinadas realidades sociales. Sin embargo, cuando alguien entiende que es elemento de la modernidad que la familia dejede ser la primera unidad social” para que pase a “serlo el individuo” es que, en realidad, o bien la modernidad según lo dicho por tal persona no es demasiado positiva o bien tal persona ni cree en la importancia de la familia ni le importa un bledo.

Y eso es lo que hace Alberto Moncada: abjura de la familia.

Es muy posible que se trate de una reacción a la Eucaristía que se celebró el 28 de diciembre en la Plaza de Colón de Madrid y que, por eso, no deberíamos tener en cuenta una rabieta.

Sin embargo, la cosa va más allá.

Por ejemplo, al “matrimonio canónico” lo llama “invento eclesiástico”. Tal denominación es muy propia de alguien muy alejado de la realidad o que no quiere reconocer la verdad de las cosas.

Invento eclesiástico”… Es decir, que la Iglesia católica creó algo nuevo (tal es un invento) y que, por lo tanto, no existía. ¿No es eso una majadería? Efectivamente, lo es. Y majadero quien lo dice.

Leer más... »

4.01.09

La Palabra del Domingo - 4 de enero de 2009 - "En el principio existía la Palabra"

Santa Biblia

NOTA PREVIA: por error he publicado el comentario del Evangelio del próximo martes, 6 de enero, correspondiente a Mt 2:1-12. Por eso pido disculpas a las personas que se hayan podido sentir engañadas y, sobre todo, doy a las gracias a Jaume Canals que me ha puesto, en un comentario, sobre la pista del error cometido.

Dice la expresión que errar es humano. La prueba de esto está aquí mismo.

Por tanto, el texto que, efectivamente, es el de hoy domingo, 4 de enero, es el del evangelio de Juan que no es, precisamente, poco importante.

Jn 1:1-18

1 En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios.
2 Ella estaba en el principio con Dios.
3 Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe.
4 En ella estaba la vida y la vida era la luz de los hombres,
5 y la luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron.
6 Hubo un hombre, enviado por Dios: se llamaba Juan.
7 Este vino para un testimonio, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por él.
8 No era él la luz, sino quien debía dar testimonio de la luz.
9 La Palabra era la luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo.
10 En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por ella, y el mundo no la conoció.
11 Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.
12 Pero a todos los que la recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios, a los que creen en su nombre;
13 la cual no nació de sangre, ni de deseo de hombre, sino que nació de Dios.
14 Y la Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros, y hemos contemplado su gloria, gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad.
15 Juan da testimonio de él y clama: “Este era del que yo dije: El que viene detrás de mí se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo.”
16 Pues de su plenitud hemos recibido todos, y gracia por gracia.
17 Porque la Ley fue dada por medio de Moisés; la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo.
18 A Dios nadie le ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, él lo ha contado.

Leer más... »

3.01.09

Juan Pablo II Magno - Vida

JPIIM

Serie “Juan Pablo II Magno”

Sin duda alguna, la vida es algo muy importante para un cristiano porque consideramos, en general, que su protección resulta esencial para la pervivencia del ser humano, semejanza de Dios y, sobre todo, por tener carácter sagrado.

Por eso, era de esperar que Juan Pablo II Magno dijera que “La vida humana es sagrada e inviolable en cada momento de su existencia, también en el inicial que precede al nacimiento. El hombre, desde el seno materno, pertenece a Dios que lo escruta y conoce todo, que lo forma y lo plasma con sus manos, que lo ve mientras es todavía un pequeño embrión informe y que en él entrevé el adulto de mañana, cuyos días están contados y cuya vocación está ya escrita en el libro de la vida” (Encíclica Evangelium vitae, de 1995) (61)

Por tanto:

-El ser humano es pertenencia de Dios.
-Los días del ser humano están contados en el libro de la vida.

Por eso no podemos hacer, digamos, con nuestra vida, lo que más nos convenga porque, en realidad, no nos pertenece a nosotros sino a Quien nos creó.

Por eso, resulta lógico que, en la misma Encíclica citada arriba, hiciera una llamada clara en defensa de la vida: “!Respeta, defiende, ama y sirve a la vida, a toda vida humana¡!Sólo siguiendo este camino encontrarás justicia, desarrollo, libertad verdadera, paz y felicidad” (EV 5)

Leer más... »

2.01.09

Schönborn pone las cosas en su sitio

Sabemos que el cardenal que, además, es arzobispo de Viena, y de apellido tan impronunciable que da título a este artículo, ha participado en alguna que otra Eucaristía que algunos llamaron blasfema pero que, en realidad, no era más que la plasmación de ciertas formas de celebrar en las que, por cierto, lo esencial y básico de una celebración de tal jaez se cumplía a la perfección.

Esto, quizá, pueda ser censurado por aquellas personas que entienden que el sacrificio de Cristo sólo puede celebrarse de determinada forma canónica cuando, en realidad, las tales formas se adaptan, por mor de la inculturación, a las características de muchos lugares del mundo. Prueba de esto será cuando Benedicto XVI visite Africa (Camerún y Angola) el próximo mes de marzo porque, con toda seguridad, diferirá mucho la forma de celebrar allí de la de aquí.

Decir, sólo, que Juan Pablo II Magno, en su encíclica “Slavorum apostoli” (1985) nº 21 dejó dicho, sobre la inculturación (y que debería ser aprendido por muchos para evitar equívocos) que aquella viene a ser la “encarnación del Evangelio en las culturas autóctonas– y, a la vez, la introducción de éstas en la vida de la Iglesia”.

Por tanto, hacer como hacen algunos criticando las críticas, en su día, a lo hecho por Schönborn en aquella Eucaristía (porque pueden ser criticables las formas aunque no el fondo) y no admitir que se pueda hacer algo bueno y benéfico por parte del citado cardenal, es manifestarse de una forma poco comprensiva con la naturaleza humana.

Leer más... »

31.12.08

Se acabó un año laicista con acompañamiento de comparsas

Hoy es el último día del año. Eso, que es una evidencia, no deja de ser algo importante porque supone, en cierto modo, romper con lo pasado para abrir una puerta a lo porvenir.

Y esto, que en sí mismo es algo obvio, no deja de hacernos recordar lo que ha sido, en espíritu, el tiempo que pronto dejará de ser para no ser.

Muchas cosas han pasado, desde que el 1 de enero de 2008 Benedicto XVI, en su Mensaje de la Jornada Mundial por la paz, dijera que la “Familia humana” es “comunidad de paz” y hayamos constatado que, al contrario y en España, la Familia ha sido zaherida por un Ejecutivo laicista y aclamado, tal zaherimiento, por unos comparsas venidos a menos.

Sin embargo, acabo de hacer, por así decirlo, una limpieza de imágenes de los artículos que he escrito desde que Luis Fernando Pérez Bustamante me permitió hacerlo en Religión en Libertad. Al final de la “limpieza” de lo superfluo, ha quedado esto:

Leer más... »

30.12.08

Falsedades y otras cosas sobre la Misa de Colón

Recoge Religión Digital un artículo que David Gistau publicaba en el diario “El Mundo” sobre lo dicho por el Cardenal Rouco Varela en la Eucaristía del pasado domingo, 28, en la Plaza de Colón de Madrid.

Tal artículo es, por una parte, ofensivo contra el catolicismo y, por otra parte, absolutamente equivocado y falso.

Seguramente por eso lo recoge, en el Blog “Rumores de Ángeles” (que se le suele atribuir a José Manuel Vidal, director de RD): por incordiar.

Esto es ofensivo

Es complicado que el modelo de familia normal esté representado por una virgen al que un arcángel le anunció que había sido fecundada por el Señor: casos así no abundan en las maternidades de la Seguridad Social

La Familia de Nazaret no se circunscribe al momento de la Encarnación sino a lo que, después, fue la unión familiar entre Jesús, María y José.

Leer más... »

29.12.08

Rouco Varela, la Familia y Colón

Con algo más que éxito (cientos de miles de personas acudieron a la Plaza de Colón, ayer domingo, 28) se celebró la Eucaristía que, con motivo de la celebración de la Sagrada Familia, se llevó a cabo en el mismo lugar donde Juan Pablo II Magno celebrara su última Eucaristía en su viaje de 2003, concretamente un 3 de mayo.

¡Ése es el modelo, queridos padres y madres de familia cristiana! ¿Queréis ser fieles a vuestra vocación? Imitad a María y a José. Confiaros a su amorosa intercesión. Es cierto que vivir vuestro matrimonio como os lo pide la voluntad de Dios, Creador y Redentor del hombre, fundar, mantener y cuidar a vuestra familia según la ley de Dios, antigua y nueva, confiados en su gracia, supone hoy un reto formidable

Estas palabras resumían, por decirlo así, el espíritu de la Homilía que el Cardenal Rouco pronunció. No se trata de palabras almibaradas sino de unas que siembran honda preocupación por el futuro de la familia y, sobre todo, por la labor que los miembros del matrimonio (hombre y mujer) han de llevar a cabo: es un reto formidable y, como tal, tuvo que afrontarse la jornada de ayer.

En apenas unas horas se dejó bien claro que, independientemente de los obispos que acudieron (no estaban todos los que son pero sí eran todos los que estaban; de eso deberían, por cierto, tomar nota los ausentes y sus diversas excusas) la familia tiene, aún (y a pesar de muchos) una importancia real no desdeñable.

Leer más... »

28.12.08

La Palabra del Domingo - 28 de diciembre 2008: "Han visto mis ojos tu salvación"

Santa Biblia

Lc 2,22-40. El niño iba creciendo y se llenaba de sabiduría.

22 Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor,
23 como está escrito en la Ley del Señor: = Todo varón primogénito será consagrado al Señor =
24 y para ofrecer en sacrificio = un par de tórtolas o dos pichones =, conforme a lo que se dice en la Ley del Señor.
25 Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo.
26 Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor.
27 Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él,
28 le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo:
29 “Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz;
30 porque han visto mis ojos tu salvación,
31 la que has preparado a la vista de todos los pueblos,
32 luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel.”
33 Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él.
34 Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: “Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción -
35 ¡y a ti misma una espada te atravesará el alma! - a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones.”
36 Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido,
37 y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones.
38 Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.
39 Así que cumplieron todas las cosas según la Ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret.
40 El niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él.

COMENTARIO

Una profecía para la eternidad

Leer más... »