InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Febrero 2020

24.02.20

Venerable Marta Robin – Apoyarse en El Señor dejándonos hacer por Él

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

   

Apoyarse en El Señor dejándonos hacer por Él

 

“Sola, no soy capaz de nada, pero “lo puedo todo” si tengo en cuenta todo lo que se refiere al Señor, a Quien dejo toda la responsabilidad de su misteriosa conducta, conformándome con alegría a su admirable voluntad.” (Diario íntimo, 12 de enero de 1930)

 

Saber qué somos, en la vida, siempre nos ha de venir bien. Pero saber eso en materia espiritual es algo más que tener un conocimiento de nuestras posibilidades, hablando de eso. Y lo es porque nos da el sentido exacto de qué podemos hacer con nuestra vida del alma y del corazón.

La Venerable Marta Robin sabe muy bien, sabía y en vida y sabe, ahora, en sus escritos, decirnos, qué es lo sobre eso debemos saber y tener en cuenta. Y, en general, podemos decir, que es más que válido lo que nos dice.

A veces podemos creernos que nos bastamos a nosotros mismos. Es decir, si no tenemos muy en cuenta a Quien los ha creado y Quien nos mantiene en el mundo, estamos como mirándonos siempre el ombligo y, desde ahí, todo lo podemos no en Aquel que nos conforta sino… en nosotros mismos.

Nuestra hermana en la fe, dadas las circunstancias físicas por las que pasó, bien dice que no es capaz, ella sola, de hacer nada. Y, sin embargo, estaríamos en un grave error si pensásemos o creyésemos que nosotros, en caso de no estar postrados en una cama o en una silla de ruedas, vamos a ser más capaces que ella en hacer según qué cosas…

Leer más... »

23.02.20

La Palabra del Domingo - 23 de febrero de 2020

Resultado de imagen de SAnta Biblia

Mt 5, 38-48

 

 “38 ‘Habéis oído que se dijo: = Ojo por ojo y diente por diente. = 39 Pues yo os digo: no resistáis al mal; antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra: 40 al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica déjale también el manto; 41 y al que te obligue a andar una milla vete con él dos. 42 A quien te pida da, y al que desee que le prestes algo no le vuelvas la espalda. 43 «Habéis oído que se dijo: = Amarás a tu prójimo = y odiarás a tu enemigo. 44    Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, 45 para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. 46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa vais a tener? ¿No hacen eso mismo también los publicanos? 47 Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles? 48 Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial.’”

 

COMENTARIO

 

Entender la Ley de Dios

 

No es que Jesús hubiera venido a que se cumpliese la Ley de Dios, que sí, sino que había venido a que, en efecto, todo aquello que el Creador había establecido como bueno y mejor, se llevara a cabo. 

No podemos negar que en este texto del evangelio de san Mateo el Hijo de Dios pone le listón muy alto porque la voluntad de Dios no es simple ni es poca cosa sino, al contrario, completa y llena de lo que es recomendable para nosotros, creación y semejanza suya. 

Que Jesús vino a cumplir lo que estaba escrito lo vemos, por ejemplo, justamente en lo que pudiera parecer una humorada del Maestro. Esto lo decimos porque al final del este texto nos dice que seamos perfectos como Dios es perfecto. Y decimos que parece una humorada porque bien sabemos que eso, a nosotros, nos va a resultar, simplemente, imposible. 

Pero bueno… Jesús sabe qué es lo mejor para nosotros y nos lo dice, como sabría que estaba escrito en el Levítico (19, 1-2) cuando el autor inspirado por Dios escribió esto: “Habló Yahveh a Moisés, diciendo: Habla a toda la comunidad de los israelitas y diles: Sed santos, porque yo, Yahveh, vuestro Dios, soy santo”. 

Es decir, Dios, que es Todopoderoso y todo lo creó y mantiene es, además, santo, el único Santo. Y nos pide que seamos como Él. 

Leer más... »

21.02.20

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – La Comarca de Tolkien – Microrrelatos V

Resultado de imagen de JRR TOLKIEN

 

Como es bueno ser perseverante  en lo que consideramos bueno y mejor, estamos aquí de nuevo para aportar una nueva serie de microrrelatos después de que, como es fácil deducir del número del título del artículo, lo hayamos hecho en cuatro ocasiones. Y es que la cosa da para esto y para mucho más.

De nuevo, rogamos sepan disculpar los amables lectores los fallos que pudiera haber en ellos porque, al fin y al cabo, cada cual da lo que puede y sabe…

 

Eru estaba al Principio. Y lo creó todo porque quería una continuación de aquella primera forma de ser las cosas. Y todo lo hizo como quiso hacerlo.

Resultado de imagen de Melkor

Hubo quien, entonces, quiso hacer disonancia a través de la música. Y es que el Mal había empezado a dar dolores de cabeza al Subcreador.

 

Melko era, en definitiva, un pobre Valar. Quiso destruir todo lo bueno y quiso imponer su negrura de corazón a sus hermanos y hermanas subcreados. Y ya sabemos como todo terminó, luego, mucho después.

 

Fëanor creó y Fëanor perdió su creación. Hubo, entonces, mucha ira y mucha rabia encendida en su corazón. Incluso los cuentos dicen que huyó para no tener que volver a hacer lo que hizo.

Leer más... »

19.02.20

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro” - Saber que podemos ser santos e, incluso, cómo

Presentación

Resultado de imagen de manuel lozano garrido

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Saber que podemos ser santos e, incluso, cómo

 

“Mientras permanezcan los sentidos y por las venas fluya un venero de vida, resultará problemático colocar cierta aureola sobre la cabeza de un hombre. La santidad hay que hacerla minuto a minuto; es una reconstrucción incesante que sólo se ultima ante un certificado de defunción. Hay que creer al santo en forja cundo protesta de su indignidad. La virtud aporta un conocimiento detallado de nuestra miseria. Quien anda por buen camino lleva siempre sobre el paladar una sensación extraña de terruño desmenuzado. Es nuestra cosecha.” (Sillón de ruedas, 157)

 

Se dice, porque es verdad, que la santidad no es fácil de alcanzar. Y no lo es porque, siendo cómo somos los hijos de Dios, se requiere algo más que paciencia para alcanzar tal estado espiritual. Pero no, como pudiéramos pensar (como excusa, seguramente, para no buscarla) es imposible.

El Beato Manuel Lozano Garrido lo dice con toda claridad: para ser santos… primero debemos morir.

Aquí no nos referimos a dejar morir nuestro pasado y venir a ser otras mejores personas. No. Se refiere Lolo, y nos referimos nosotros, a morir físicamente. Y es que ya sabemos que para que la declaración de santidad se haga efectiva… en fin, debemos morir primero. Por eso nos dice el Beato de Linares (Jaén, España) que no suele ser fácil colocar la “aureola” de santidad sobre la cabeza de un mortal. Y no lo puede ser porque, como decimos arriba, es bien conocido por todos (y cada uno lo puede decir de sí mismo) cómo somos…

Esto, que es algo que conocemos más que bien, no es obstáculo, sin embargo, para lo otro.

¿Qué es lo otro?

Pues lo otro es que nosotros, con qué hacemos y cómo somos (en lo mejor, queremos decir) vamos forjando nuestra futura santidad.

Leer más... »

17.02.20

Venerable Marta Robin - Saber que podemos, que imposible no es

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

   

Saber que podemos, que imposible no es

 

“Lo que tengo que hacer es sacar el mejor partido de todos los tesoros enviados desde el Cielo para hacer, con María y como Jesús la gran Obra de Dios”. (Diario íntimo, 12 de enero de 1930)

 

Si hay alguien (que lo hay, con toda seguridad) que no sea capaz de comprender hacia dónde debe ir su vida espiritual, nuestra hermana Marta Robin, a la sazón Venerable de la Iglesia católica, nos lo dice con toda claridad. Aquí no hay duda alguna sino seguridad absoluta, bandazo alguno sin efectivo comprender.

El caso es que, como decimos, es posible que con nuestra vida espiritual, sencillamente, no sepamos qué hacer. En muchos casos, se ha recibido la misma, digamos, por nacimiento; en otros, se ha ido adquiriendo poco a poco. En ambos casos, es hasta posible que dudemos las más de las veces acerca, precisamente, del qué e, incluso, del cómo (¡tantas veces del cómo!). Y eso, no lo podemos negar, nos causa no cierta desazón.

Nuestra hermana en la fe, que conoce muy bien el espíritu humano y, sobre todo, la Voluntad de su Padre del Cielo, apunta muy bien hacia el exacto centro de lo que es nuestra obligación porque sí, estamos obligados, por fe (obligación gozosa, por cierto y no enojosa o pesada) a hacer según qué cosas…

Leer más... »