InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Meditaciones de Cuaresma

2.03.18

Meditaciones de Cuaresma – Es momento de dar gracias a Dios

Resultado de imagen de Cuaresma

  

A estas alturas de la Cuaresma, una vez han pasado un par de semanas desde la imposición de la ceniza, es de suponer que debe haber cambiado algo en nuestra vida espiritual.

Quedan, de todas formas, muchos días hasta que, una vez finalizado este tiempo fuerte, sea la Sema Santa la que culmine la profundidad espiritual que todo esto supone.

De todas formas, entre una cosa y otra, lo que sí debemos tener claro es que ahora, ahora mismo, es un momento muy adecuado para que Dios sepa que, por nuestra parte, que le agradecemos una tan gran merced.

Sabemos que la bondad que Dios tiene hacia sus criaturas humanas ni tiene límite ni tiene parangón. Por eso nos ha perdonado lo que, a lo largo de los siglos, hemos ido haciendo en contra de su santa Voluntad. Sin embargo, llegada la plenitud de los tiempos, con el envío del Mesías llamado Cristo, se volvió a demostrar que, en efecto, lo que debía cumplirse… iba a cumplirse.

Demos gracias a Dios, por ejemplo, por esto:

Leer más... »

1.03.18

Meditaciones de Cuaresma – Bendigamos a Dios por la Cuaresma

Resultado de imagen de Cuaresma

  

Bendito seas, Padre del Cielo y Tierra,

por haber querido para tus hijos

el mejor amor y más sentido,

la Luz que iluminara

hacia tu Casa,

el camino.

 

Bendito seas, Dios Todopoderoso y Eterno,

por no arrepentirte ni olvidarte

de tu promesa de enviar

al Salvador,

a Quien transformara lo malo en bueno.

 

Bendito seas, Dios nuestro de cada día,

Pan, alimento divino que nos llena el alma,

por haber perdonado tantas veces

a quien creaste,

gracias por querer, para nosotros,

lo que es para Ti la vida eterna.

 

Bendito seas, Eterno Bien,

por ofrecernos un Camino,

una Verdad, una Vida,

y hacer que en Cuaresma

todo tenga tu exacta medida.

 

Bendito seas, Creador nuestro,

por mostrarnos en tu Hijo

el más perfecto ejemplo

de cumplir tu voluntad,

de no equivocar el camino,

ni olvidarse ni errar.

 

Bendito seas, Luz del mundo,

amanecer en la tiniebla,

corazón tierno y perdonador,

por dejarnos, otra vez,

darle vueltas a una muerte

que tanto nos hizo bien,

y enviarnos tu aliento santo

con tanta dulzura y amor.

 

Bendito seas, Abba querido,

como diría tu Hijo Cristo

que en este tiempo de Cuaresma

ya habría padecido

asechanzas del malvado y taimado

Enemigo,

Aquel, que advirtiendo de su final previsto,

quiso que diéramos con la respuesta

a nuestra duda en la espera,

que nos amó como hermanos,

herederos de la herencia,

y quiso, para nosotros,

vida, luz y no quimera.

 

Bendito seas, Padre Bueno y Misericordioso,

por permitir que podamos,

en este tiempo de Cuaresma,

pedir perdón por los errores,

los fallos y los pecados,

por dejarnos tan limpios

como recién bautizados,

y gracias por mirarnos

con Amor que sustituye

lo malo que hacemos nosotros

por lo bueno que de Ti viene

y que es fuente de corazón

de quien confianza en Ti tiene.

 

Eleuterio Fernández Guzmán

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: [email protected]

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

………………………

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.
……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Tiempo de espera y de esperanza es la Cuaresma.

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

28.02.18

Meditaciones de Cuaresma – Meditación sobre la muerte

Resultado de imagen de Cuaresma

 

Se diga lo que se diga y se quiera lo que se quiera entender a tal respecto, este tiempo de Cuaresma lo es de muerte. Y lo es porque debe comenzar con la muerte de lo viejo, de lo pecaminoso, de lo que nos sobra y debe terminar con la muerte (luego, sí, resurrección) del Hijo de Dios.

 

No son, sin embargo, dos muertes iguales:

 

Muerte del pecado

 

En este tiempo espiritual, que llamamos fuerte porque es intenso y llega al fondo del alma, hay una muerte, la del pecado, que debemos tener presente en nuestra vida. Y la debemos tener presente porque supone, para nosotros los discípulos de Cristo, una tabla de salvación que nunca debería ser olvidada. 

Nosotros, que nos sabemos pecadores, estamos seguros de que la muerte del pecado, en nuestro corazón y en nuestra vida, resulta de todo punto esencial para una vivencia completa de lo que supone la filiación divina. Y es que Dios, que es nuestro Creador y nuestro Padre, quiere unos hijos alejados, lo más posible, de la maligna influencia de Satanás y de sus provocaciones, trampas y asechanzas. 

Leer más... »

27.02.18

Meditaciones de Cuaresma – Huir del pecado

Resultado de imagen de Cuaresma

 

Seguramente Dios podía haber hecho las cosas de otra manera. Es más, si hubiera querido la historia del ser humano habría sido de otra manera. Pero quiso que fuera así y, a tal respecto, nada podemos (ni queremos) hacer. Su santa Voluntad ha de prevalecer sobre nuestros más que reconocibles egoísmos.

Desde que nuestros primeros padres Adán y Eva quisieron ser como Dios muchas cosas cambiaron para la humanidad que debía venir tras ellos. Queremos decir que, cuando pecaron hicieron mucho daño a la creatura que Dios había sacado de su corazón y había puesto en el Paraíso. Y, como tal, aquel daño iba a ser irreversible aunque, al menos, tendría el hombre el consuelo de, primero ignorar y luego saber, que, cuando Dios quisiera, iba a enviar al Mesías para que muchos comportamientos cambiaran y muchos corazones vinieran a ser de carne.

Pero, para eso, aun faltaba mucho tiempo. Mientras tanto el ser humano debía cargar con un peso nada liviano: el pecado y la muerte.

Leer más... »

25.02.18

Meditaciones de Cuaresma – Tiempo de salvación eterna

Resultado de imagen de Cuaresma

  

”El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.” (Jn 6, 54)

 

Bien podemos decir que el tiempo de Cuaresma es uno que lo es de salvación eterna. Y también podemos decir que todo tiene que ver con lo hecho y dicho en la Cena, la Última.

Es bien cierto que aquella Última Cena que el Señor mantuvo, entre otros, con sus Apóstoles, fue muy especial. Es decir, no se trataba, sólo, de rememorar la Pascua en la que Dios pasó y salvó a su pueblo sino de empezar algo nuevo. Sería como el pacto nuevo que Dios iba a establecer con el hombre, semejanza suya, a través de su Hijo Jesucristo.

Las palabras, a este respecto, de Jesucristo hay que tomarlas como las dice. Es decir, no hace falta elucubrar nada ni imaginar mucho más allá de lo que ellas dicen. Y este texto del Evangelio de San Juan (aquel joven Apóstol que recostó su cabeza en el pecho del Señor en aquella Cena) abundan en lo que nos interesa mucho saber.

Jesucristo, por tanto, dice que es posible salvarse para siempre…pero pone una condición. Es decir, si nadie ha podido sostener que ser discípulo de Cristo sea fácil si se quiere ser con todas las consecuencias, menos aún iba a ser el mismo Mesías el que hiciera como que no era importante lo que hacía. Y lo era por las consecuencias que tenía lo que hacía.

Leer más... »