Meditaciones de Cuaresma – Es momento de dar gracias a Dios

Resultado de imagen de Cuaresma

  

A estas alturas de la Cuaresma, una vez han pasado un par de semanas desde la imposición de la ceniza, es de suponer que debe haber cambiado algo en nuestra vida espiritual.

Quedan, de todas formas, muchos días hasta que, una vez finalizado este tiempo fuerte, sea la Sema Santa la que culmine la profundidad espiritual que todo esto supone.

De todas formas, entre una cosa y otra, lo que sí debemos tener claro es que ahora, ahora mismo, es un momento muy adecuado para que Dios sepa que, por nuestra parte, que le agradecemos una tan gran merced.

Sabemos que la bondad que Dios tiene hacia sus criaturas humanas ni tiene límite ni tiene parangón. Por eso nos ha perdonado lo que, a lo largo de los siglos, hemos ido haciendo en contra de su santa Voluntad. Sin embargo, llegada la plenitud de los tiempos, con el envío del Mesías llamado Cristo, se volvió a demostrar que, en efecto, lo que debía cumplirse… iba a cumplirse.

Demos gracias a Dios, por ejemplo, por esto:

-Por habernos creado y habernos hecho beneficiarios de la muerte de su Hijo.

-Por mantener su Amor por cada uno de nosotros a pesar del peso que le ponemos en la Cruz de Jesucristo a través de nuestros pecados.

-Por permitir que su Amor arraigue en nuestros corazones y nos haga conscientes de la necesidad de cambiar el corazón.

-Por ponernos de ejemplo al Buen Pastor que fue manso hasta dejarse matar y humilde de corazón hasta pedir perdón a Dios por sus matarifes.

-Por facilitar, en nosotros, el ansia de oración para pedir perdón por tantos pecados que cometemos y que acentúan la muerte de nuestro Maestro.

-Por habernos dado el ejemplo de Aquel que, siendo el Rey del universo, se abajó de tal forma que se hizo esclavo de sus amigos y les lavó los pies.

-Por procurarnos un corazón puro, limpio, manso y jovial que manifieste las dulzuras del Padre Eterno y el Amor sin límite que su Hijo mostró hacia sus hermanos los hombres en aquellos terribles días de su Pasión.

-Por estar tan cerca de nosotros que nunca podamos decir que nos ha abandonado y por haber dejado a su Espíritu, Paráclito de los hombres, para que nos sirva de guía e instructor; por haber hecho eso tras la muerte y resurrección de Jesucristo.

-Por haber puesto en nuestro corazón un ansia que busca siempre, que anhela, la unión con la Santísima Trinidad.

-Por haber puesto sobre la mesa el cuerpo lacerado de su Hijo para que seamos capaces de ver qué podemos hacer con lo bueno y mejor, con lo más bueno y mejor.

-Por hacernos comprender, vía ejemplo de Cristo, que el sufrimiento puede ser tiempo de gozo.

Podemos ver que no son pocas las causas que tenemos para dar gracias a Dios en este tiempo de Cuaresma. Es más, cualquiera que lea esto sería capaz de hacer mucho más extensa la lista porque, no es poco cierto, que a cada uno se puede salir del corazón decir otras cosa sobre el agradecimiento que merece quien todo lo ha hecho y mantiene.

Nosotros, de todas formas, damos gracias a Dios ahora. Y decimos ahora porque en este tiempo de espera y de esperanza, es el momento oportuno de mirar hacia arriba y decir, para que se nos entienda a la perfección, que nosotros, como hijos de Dios que somos, no estamos dispuestos a no decir lo que, a tal respecto, creemos y pensamos.

Dar gracias a Dios, en Cuaresma, viene a ser como volver a enderezar el camino que nos lleva al definitivo Reino de Dios. Y así, por decirlo de alguna manera sencilla y para que se nos pueda entender, mirar hacia adelante, hacia el tiempo que acabará y que abrirá la Semana de Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, en la seguridad de haber hecho lo que un buen hijo hace con su padre siendo, además, este Padre, Dios mismo.

 

Eleuterio Fernández Guzmán

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: [email protected]

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

………………………

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.
……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Tiempo de espera y de esperanza es la Cuaresma.

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.