InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Defender la fe

1.11.18

Santos: son y debemos serlo

Imagen relacionada

  

Es bien cierto que los creyentes católicos tenemos mucho a lo que atenernos para tener, de nuestra fe, un conocimiento bastante bueno. 

Hoy día, por eso mismo, casi nadie puede decir que no sabe nada de la fe que tiene aunque, claro está, existen circunstancias que impiden que una persona tenga un conocimiento adecuado de su creencia. 

Sin embargo, los fieles católicos tenemos muchos ejemplos a seguir. 

Desde que Cristo se presentó al mundo y predicó acerca de la Verdad, siendo Él, además, el Camino y la misma Vida, muchas personas se han entregado a la creencia en el Hijo de Dios y lo han hecho de una forma más que adecuada y rindiendo un tanto por cien muy elevado. 

Leer más... »

31.10.18

¿Contra Halloween? Sí, contra Halloween

 

Resultado de imagen de halloween fiesta satánica

 

 

Es posible que más de uno pueda pensar que la pregunta del título de hoy sobra. Efectivamente sobra porque, en realidad, todo católico ha de estar contra la dizque fiesta de Halloween pero no por llevar la contraria sino por lo que supone el sentido que se le da y la razón por la que se hace. Por eso afirmamos, a continuación que sí, que es obligación nuestra “estar” contra tal presunta “fiesta”.

 

Sin embargo resulta acertado preguntar si, en efecto, hay que estar contra Halloween para decir las causas de tal posicionamiento aún a sabiendas de que, con casi toda seguridad, a lo largo de esta semana en la que estamos muchos centros, públicos, privados o concertados habrán llevado a cabo algún tipo de celebración entorno a tan extraña forma de traer a la muerte a nuestra vida.

Leer más... »

12.10.18

Hispanidad, Fe, gracia de Dios

 

 Resultado de imagen de Dia de la Hispanidad

 

La empresa de ir, por donde fue, a buscar las especias, no pudo ser casualidad. A lo mejor aquel marinero que pasaría a la historia, de nombre Cristóbal y apellido Colón, verían en aquel viaje el momento en el que su fortuna se iba a incrementar pero, no lo neguemos, no tenía intención de descubrir más que una nueva ruta de llegar a lo que, entonces, se consideraba un verdadero tesoro y fuente de riqueza. 

Pero Dios tiene en su corazón otras cosas que no tienen que ver con la mundanidad o los bienes materiales. E hizo que aquel marinero y los suyos llegaran a un lugar al que antes nadie, de occidente y que se sepa, había llegado. Y, miren ustedes por donde, lo que habían descubierto se acabaría llamado América por otro individuo que no era aquel que viajó financiado por los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. 

Y aquí se encierra todo: aquellos reyes eran denominados “Católicos” porque lo eran. Y tal apellido iba a tener mucha importancia en lo sucesivo. Y es que no todo ser viviente, entonces, tenía en su mente y corazón la riqueza mundana y pecuniaria. 

La fe, la católica y no otra, tuvo mucho que ver en aquella empresa: la de la Reina Isabel (Dios quiera que pronto santa), más que nada y, luego, la de aquellos que viajaron a tierras americanas para llevar la fe que iba a salvar a muchos de los que allí habitaban y se sometían a ritos paganos y muertes si cuento y sin sentido. 

La fe, por tanto, y la gracia de Dios, tuvo tanto que ver en el descubrimiento de América (cuando se supo que aquellas tierras eran “nuevas”, claro está) que dejar de lado un factor tan importante como era y fue la de creer en Dios Todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra y de todo lo visible e invisible, es algo que impensable e inmerecido, si ustedes me entienden. 

Leer más... »

14.09.18

Carta a Willy Toledo, no digamos que sin asco y pena

 

La Policía detiene a Willy Toledo para ponerle a disposición judicial

  

Como las cosas son como son y, muchas veces, son lentas, repetimos el artículo publicado en su día (republicamos, pues) porque la cosa es más que actual y, según cuentan las crónicas, ha sido juzgado un tal Willy Toledo, supuesto actor y blasfemador profesional. 

 

“Muy poco estimado Willy

 

Tengo que reconocer que cuando, a lo largo del tiempo, he leído o escuchado algunas de las declaraciones que, de vez en cuando, profieres, me ha quedado la sensación de que eres un pobre hombre. Y quiero que entiendas que no me refiero a tu economía. Quiero decir que das la impresión de ser un ser humano ínfimo, alguien que tiene una consideración de sí mismo en exceso soberbia. Y, ciertamente te digo, no pareces tan gran cosa. 

Está claro que puedes tener las ideas que te dé la gana tener. Las tuyas, según muestras y demuestras, tienen poco que ver con quien es civilizado y tiene del resto de seres humanos una consideración de igualdad. Lo que quiero decirte es que, ideológicamente, eres una persona evidentemente desnortada. Y lo digo con toda la caridad del mundo y sin escribir lo que me parece de la ideología que sigues. 

Digo que puedes creer lo que bien te parezca creer. Sin embargo, cuando uno hace lo que hace y según lo hace debe tener en cuenta que lo que se dice puede ofender. 

Leer más... »

8.09.18

La otra Natividad

Resultado de imagen de Natividad de la Virgen María

Navidad de Cristo,

cuando nace el Hijo,

acaece en Diciembre,

según la fe

y la tradición,

entonces vino al mundo

Quien nos dio la salvación.

 

Hay alegrías sin cuento

cuando celebramos la venida,

en un día bien concreto, veinticinco,

y es que no es poca cosa

que viniera Dios a vernos.

 

Siempre nos preguntamos,

como hace el salmo,

qué vio el Creador

en su criatura humana,

si somos tan poca cosa

y amamos tan a desgana.

 

Gracias, decimos,

a Quien nos ha creado,

que quiso que de sus hijos

ninguno bajara abajo

donde todo es olvido,

quemazón, amor desangrado.

 

No podemos olvidar,

aunque importante es el veinticinco,

de diciembre el día exacto,

que para que eso pasara,

en orden humano y creado,

había de nacer mujer

que quisiera salvarnos.

Celebramos, hoy mismo,

ocho de septiembre bien amado,

que naciera una niña

que María llamaron.

 

¿Una niña y nada más?

Muchas más allá del tiempo

han venido al mundo

desde Eva y su pecado,

más de uno pensará.

 

Pero no es así la cosa,

no en lo que ahora hablamos,

porque quiso Dios, en su amor no menguado,

que naciera sin pecado

quien iba a llevar en su seno

a su Hijo más que amado.

 

Recordamos un momento,

propio de una vida,

que no era un ser cualquiera

sino el primer Sagrario

que llevaría el cuerpo santo

del Mesías esperado.

 

Ana y Joaquín, ambos,

sorprendidos por ver nacer

un ser tan esperado,

porque ella era ya de edad avanzada,

vieja, vamos,

y nadie podía prever,

salvo el corazón de Dios, claro,

que quien nada esperaba

recibiera un tal milagro.

Leer más... »