InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Febrero 2020, 24

24.02.20

Venerable Marta Robin – Apoyarse en El Señor dejándonos hacer por Él

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

   

Apoyarse en El Señor dejándonos hacer por Él

 

“Sola, no soy capaz de nada, pero “lo puedo todo” si tengo en cuenta todo lo que se refiere al Señor, a Quien dejo toda la responsabilidad de su misteriosa conducta, conformándome con alegría a su admirable voluntad.” (Diario íntimo, 12 de enero de 1930)

 

Saber qué somos, en la vida, siempre nos ha de venir bien. Pero saber eso en materia espiritual es algo más que tener un conocimiento de nuestras posibilidades, hablando de eso. Y lo es porque nos da el sentido exacto de qué podemos hacer con nuestra vida del alma y del corazón.

La Venerable Marta Robin sabe muy bien, sabía y en vida y sabe, ahora, en sus escritos, decirnos, qué es lo sobre eso debemos saber y tener en cuenta. Y, en general, podemos decir, que es más que válido lo que nos dice.

A veces podemos creernos que nos bastamos a nosotros mismos. Es decir, si no tenemos muy en cuenta a Quien los ha creado y Quien nos mantiene en el mundo, estamos como mirándonos siempre el ombligo y, desde ahí, todo lo podemos no en Aquel que nos conforta sino… en nosotros mismos.

Nuestra hermana en la fe, dadas las circunstancias físicas por las que pasó, bien dice que no es capaz, ella sola, de hacer nada. Y, sin embargo, estaríamos en un grave error si pensásemos o creyésemos que nosotros, en caso de no estar postrados en una cama o en una silla de ruedas, vamos a ser más capaces que ella en hacer según qué cosas…

Leer más... »