InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Octubre 2019, 14

14.10.19

Venerable Marta Robin – Comprender y aceptar lo que viene de Dios

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

 

Comprender y aceptar lo que viene de Dios

 

“Felices aquellos que comprenden, que aceptan, que siguen a Jesús según su generosidad y la medida de sus gracias.” (Cuaderno íntimo, 7 de enero de 1930)

 

En este texto de la Venerable Marta Robin todo cuenta. Es decir, que es muy importante la Voluntad de Dios y lo que entrega al ser humano, su imagen y semejanza, pero también lo es aquella parte que nosotros ponemos en todo esto. Y es que bien podemos aplicar aquello que dice que a Dios se ruega pero damos, a su vez, de nuestra parte o, también, aquello que dejó dicho San Agustín acerca de que “Aquel que te creó sin ti, no te salvará sin ti”.

A lo largo de las páginas de su “Cuaderno íntimo, nuestra hermana en la fe Marta nos muestra que sí, que sufre físicamente hasta lo indecible. Sin embargo, también nos demuestra que es feliz en lo tocante a su espíritu y alma. Por eso, en muchas ocasiones, habla de los “Felices” o de los “Bienaventurados”. Y esta es una de ellas.

En materia de nuestra fe católica, todo no consiste en hacer lo que nos venga en gana. Al contrario es la verdad: aquí hay quien, como Dios, establece lo que nos conviene y lo que no nos conviene y, entonces, hay que actuar según tan legítimo parecer.

Es bien cierto, sobre esto, que no siempre estamos dispuestos a seguir según qué realidades se hayan establecido para nosotros. ¿No somos libres, acaso? ¿No es Dios mismo quien nos ha dado tal libertad? Y por eso no comprendemos, no entendemos…

El caso es que según Marta Robin hay que aceptar y hay que comprender. ¿Y qué hay que aceptar y comprender?

Leer más... »