3.08.09

La muerte callada de un sacerdote

Hay muertes que, no por posibles, dejan de producir un estremecimiento en el corazón del creyente.

Por ejemplo, cuando muere un sacerdote por causas, digamos, no naturales (siendo, las propias del ser humano, la enfermedad o, simplemente, los estragos de la edad) una tristeza grande se apodera del alma de quien reconoce que tal persona era trabajador de la mies del Señor.

Por ejemplo, ha sido el P. James Mukalel, sacerdote católico de apenas 39 años y radicado en la diócesis siro-malabar de Betlthabgady, en la India.

Fue el pasado 30 de julio cuando encontraron su cuerpo sin vida terrena.

No importa, a mi modesto entender, que haya muerto por una causa que, a lo mejor, no es religiosa sino que la muerte de un servidor de Dios siempre acaba acarreando males mayores para los hijos del mismo Padre.

Leer más... »

2.08.09

La Palabra del Domingo - 2 de agosto de 2009 - Seguir a Cristo

biblia

Jn 6,24-35. El que viene a mí no pasará hambre, y el que
cree en mí no pasará sed.

24 Cuando la gente vio que Jesús no estaba allí, ni tampoco sus discípulos, subieron a las barcas y fueron a Cafarnaúm, en busca de Jesús.
25 Al encontrarle a la orilla del mar, le dijeron: «Rabbí, ¿cuándo has llegado aquí?»

26 Jesús les respondió: «En verdad, en verdad os digo: vosotros me buscáis, no porque habéis visto señales, sino porque habéis comido de los panes y os habéis saciado.
27 Obrad, no por el alimento perecedero, sino por el alimento que permanece para vida eterna, el que os dará el Hijo del hombre, porque a éste es a quien el Padre, Dios, ha marcado con su sello.»
28 Ellos le dijeron: «¿Qué hemos de hacer para obrar las obras de Dios?»
29 Jesús les respondió: «La obra de Dios es que creáis en quien él ha enviado.»
30 Ellos entonces le dijeron: «¿Qué señal haces para que viéndola creamos en ti? ¿Qué obra realizas?
31 Nuestros padres comieron el maná en el desierto, según está escrito: = Pan del cielo les dio a comer.» =
32 Jesús les respondió: «En verdad, en verdad os digo: No fue Moisés quien os dio el pan del cielo; es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo; 33 porque el pan de es el que baja del cielo y da la vida al mundo.»
34 Entonces le dijeron: «Señor, danos siempre de ese pan.»
35 Les dijo Jesús: «Yo soy el pan de la vida. El que venga a mí, no tendrá hambre, y el que crea en mí, no tendrá nunca sed.

COMENTARIO

Seguir a Quien lo merece

1.-La perseverancia en la fe y en el amor obtiene sus frutos que son, siempre, agradables a los ojos de Dios.

2.-Muchos persiguen, en el buen sentido, a Jesús. Quieren oírle y, si es posible, que les cure de algún mal físico e, incluso, espiritual.

Leer más... »

31.07.09

Opus Dei: "'Camino': el camino de la Fe"

Serie “El Camino de la Fe”

San Josemaría

El Camino de la Fe - 7
La Penitencia

“¡Cómo ennoblecemos el dolor, poniéndolo en el lugar que le corresponde (expiación) en la economía del espíritu!”
S. Josemaría
Camino, 234

Para una persona alejada de la fe la penitencia puede ser algo propio de necios y, seguro, de seres que no entienden los peligros de la vida.

Para un cristiano, en cambio, reconocerse pecador (en cada ocasión en lo que pase tal cosa) es algo primordial porque ya sabemos que mejor cristiano no es quien nunca se equivoca o nunca peca sino quien, al equivocarse o pecar, pide perdón, se levanta y, yendo hacia delante procura no caer otra vez.

Por eso, S. Josemaría dejó escritoAprende a sacar, de las caídas, impulso; de la muerte, vida” (1)

Así, en la penitencia podemos confiar para llevar a cabo una limpieza del alma. “Entierra con la penitencia, en el hoyo profundo que abra tu humildad, tus negligencias, ofensas y pecados” (2).

Con este consejo, muy propio de quien conoce bien el acontecer del hombre y el devenir de su vida, lo que tenemos que hacer es: ser, ante todo, humildes. Con la humildad podemos, a través del acto de pedir perdón por lo cometido, aquello que nos sobra; aquello que es negligente, aquello que es ofensa, aquello que es pecado.

Leer más... »

La intención es buena Sr. Arzobispo pero ETA eso no lo entiende

NOTA PREVIA

Este artículo lo iba a publicar hoy viernes. Sin embargo, por problemas de conexión telefónica no he podido actualizar la información hasta ahora.

Sin embargo, creo que vale la pena, por la nueva actualidad del tema, la publicación del mismo.

Ante el intento, de ETA, de causar una auténtica sangría en la Casa-Cuartel de la Guardia Civil de Burgos, el Arzobispo de la archidiócesis burgalesa, don Francisco Gil Hellín ha tenido a bien demandar a los terroristas que dejen de hacer uso de “eso modo tan vil de actuar”.

Además, también les pide que se conviertan a Dios y que dejen de hacer daño.

Y eso es una buena intención, por supuesto.

Sin embargo, algo, aquí no funciona.

Es algo sobre lo que no nos cabe duda alguna: atentar contra la vida de una persona, arrogándose un inexistente derecho a disponer de ella, es muy propio de seres que, más que humanos, hay que considerarlos alejados de la misma naturaleza que Dios nos dio como especie y, más bien, incluirlos en alguna de las que, como alimañas, pululan por la Tierra.

Es muy conocida la frase de San Agustín según la cual “Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti” porque pone, sobre el tapete de la realidad de cada cual, que, el Creador, aún dándonos la vida y haciendo posible, incluso, el perdón del pecado original en el bautismo (o de la forma que Dios quiera en otras manifestaciones religiosas y que, seguramente, ignoramos) nos da la libertad para que, aceptando su voluntad, caminemos hacia su Reino de una forma, digamos, correcta y adecuada.

Leer más... »

29.07.09

¡No hay derecho! La Compañía de Jesús nos priva de un profeta llamado Masiá

A mí la noticia me ha sorprendido, la verdad. No lo voy a negar.

Aunque ya se ha escrito, en Infocatólica, del asunto Masía, no iba a ser yo uno de los que se callara al respecto. Vamos, ni en broma. Tan dulce bocado ha de ser saboreado aunque, al final, pueda amargar un poco.

El título lo dice todo: La Compañía de Jesús pide a Masiá que deje de escribir fuera de Japón".

Es raro, pensé, que teniendo en cuenta los medios de comunicación que existen hoy día (éste, por ejemplo) que a alguien se le prohíba escribir en una parte de la Tierra y no en otra. ¿Qué sentido tiene eso?

A lo mejor están hartos de que, desde altas instancias de la Iglesia católica se haya dicho que era hora, ya, de parar las sílabas a una persona que muestra, muchas veces, que se encuentra tan alejado de la doctrina de la Iglesia católica como está Japón de España.

Sin embargo, hay otros que creen ver en Juan Masiá Claver a alguien más.

Por ejemplo, el director de Religión Digital, José Manuel Vidal, lo llama profeta y dice que, otra vez, se ha silenciado su voz

Leer más... »

100 años, para los bárbaros, no son nada porque siguen en las mismas

Una noticia, quizá, sorprendente, saltó hace dos días a las páginas, al menos digitales, de la información religiosa.

El titular es bastante claro y contundente: Pintadas anarquistas en una veintena de templos de Barcelona a los cien años de la Semana Trágica

¿Acaso habíamos retrocedido en el tiempo?

Entre el 26 de julio y el 2 de agosto de 1909, utilizando como excusa sobre el reclutamiento de reservistas, unos bárbaros iniciaron una semana en la que sucedieron, como es de suponer, cosas no muy buenas.

¿Qué ocurrió en Barcelona con relación a la Iglesia católica?

En realidad, el sufrimiento de la Iglesia en Barcelona fue grande y trágico porque fue una institución muy perseguida por aquellos bárbaros.

Leer más... »

28.07.09

Dedicado a Jaime Richart

Sabemos que Redes Cristianas acoge a toda la hez que en el mundo hay con la malsana intención de hacer daño a la Iglesia católica, a la fe en Dios y, si eso es posible, a los mismos fieles.

Están acostumbrados, seguramente, a la podredumbre moral y muestran, por eso mismo, una fe domada por el marxismo.

Pues un tal Jaime Richart, conocido en su casa a la hora de comer, parece que se dedica, de tanto en tanto, a despotricar sobre la Iglesia católica, a dar coces sobre la misma y, además, sobre el Papa.

Sí, bueno, ya sabemos que es un vicio muy feo que tienen aquellos que del espíritu tienen el conocimiento que el asno de tocar la flauta… y es que, de vez en cuando, suena por casualidad.

Así, el tal Richart ha escrito una cosa, engendro o maldad, titulada Prostíbulos, obispos y partidos que, como no podía ser de otra forma, se tenía que alojar (“Hogar, dulce hogar”) en Redes Cristianas, ese nido de buitres teológicos y espirituales.

Leer más... »

27.07.09

Sobre el aborto ningún disimulo más: Zapatero hará lo que le parezca que, seguramente, será malo y nefasto

Es posible que alguien pensara que la consulta a órganos distintos del Ejecutivo y las reuniones con asociaciones y organizaciones diversas podía servir para algo.

En otra nación más civilizada políticamente que España… es posible. Aquí no, por supuesto.

Lo ha dicho con bastante claridad el Presidente del Gobierno:El Gobierno va a cumplir su compromiso con la Ley del Aborto”.

Punto pelota.

¿Qué quiere decir esto?

En primer lugar, que se acabó el paripé del disimulo. Por ejemplo, con el Consejo General del Poder Judicial que le ha dicho a ZP que nones sobre el dictamen de tal órgano; que de lo dicho nada.

Pero quiere decir, también y, sobre todo, algo mucho peor.

Leer más... »

26.07.09

La Palabra del Domingo - 26 de julio de 2009 - Repartió a todos los que quisieron

La Palabra del Domingo
26 de de julio 2009

biblia

Jn 6,1-15. Repartió a los que estaban sentados todo lo que
quisieron.

1 Después de esto, se fue Jesús a la otra ribera del mar de Galilea, el de Tiberíades, 2 y mucha gente le seguía porque veían las señales que realizaba en los enfermos.
3 Subió Jesús al monte y se sentó allí en compañía de sus discípulos. 4 Estaba próxima la Pascua, la fiesta de los judíos.
5 Al levantar Jesús los ojos y ver que venía hacia él mucha gente, dice a Felipe: «¿Donde vamos a comprar panes para que coman éstos?»
6 Se lo decía para probarle, porque él sabía lo que iba a hacer.

7 Felipe le contestó: «Doscientos denarios de pan no bastan para que cada uno tome un poco.»
8 Le dice uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro:
9 «Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero ¿qué es eso para tantos?»
10 Dijo Jesús: «Haced que se recueste la gente.» Había en el lugar mucha hierba. Se recostaron, pues, los hombres en número de unos 5.000.
11 Tomó entonces Jesús los panes y, después de dar gracias, los repartió entre los que estaban recostados y lo mismo los peces, todo lo que quisieron.

Leer más... »

25.07.09

Opus Dei: "'Camino': el camino de la Fe"

Serie “El Camino de la Fe”

San Josemaría

El Camino de la Fe - 6
Cierta forma de sufrir. Sobre la mortificación y su sentido

Si no eres hombre mortificado nunca serás alma de oración”.

Camino, 172

En muchas ocasiones se le achaca al Opus Dei cultivar un sentido algo extraño de la mortificación. Seguramente se confunde lo que es el sufrimiento con la aceptación del mismo.

En el punto 185, S. Josemaría da la clave de muchas cosas: “el mundo admira solamente el sacrificio con espectáculo, porque ignora el valor del sacrificio escondido y silencioso”.

En realidad, el tema de la mortificación, del sufrimiento por la fe, es uno que lo es muy especial. Supone, en primer lugar, la expresión de una voluntad fiel; en segundo lugar, es, exactamente, la manifestación de comprensión que, sobre la fe, se tiene: de las dificultades que, muchas veces, conlleva confesarla y, sobre todo, del corazón que se muestra al callarla.

Por eso, bien podemos decir que el fundador de la Obra, en este capítulo dedicado a la mortificación, comprendió lo que en la misma se encuentra dicho con bastante claridad y acierto.

Leer más... »