Falsedades acerca de la Iglesia católica

Falsedades y mentiras contra la Iglesia católica

 

Es bien cierto que a la Iglesia católica y, por extensión, a los católicos, se le tiene, se nos tiene, por parte de muchos, una manía ciertamente enfermiza.

 

Si creen que exagero les pongo lo que suele decirse de la religión católica, de la fe católica y, en fin, de la Iglesia católica. Aquí traigo esto para que vean hasta qué punto puede llegar la preocupación por un tema que es, ciertamente, falso.

 

Se suele decir que:

 

La fe católica está manipulada por la jerarquía.

 

La fe católica no va con los tiempos.

 

La fe católica ve poco sus propios defectos.

 

La fe católica pretende adoctrinar al mundo.

 

La fe católica está alejada de la realidad.

 

La fe católica defiende siempre a los poderosos.

 

La fe católica quiere imponer sus principios.

 

La fe católica no sabe cómo van los tiempos.

 

La fe católica está anquilosada.

 

La Iglesia católica acumula riquezas inmensas.

 

La Iglesia católica busca el poder aunque sea de forma escondida.

 

La Iglesia católica no acepta cambios en sus doctrinas.

 

La Iglesia católica es gobernada por una jerarquía carca.

 

La Iglesia católica no comprende la política actual.

 

La Iglesia católica esconde sus propios defectos.

 

La Iglesia católica no actúa contra determinados delitos que ocurren en su seno.

 

La Iglesia católica tiene muchos privilegios (sociales, económicos, educativos…)

 

Y a esto, se podían añadir muchas cosas, muchas acusaciones que están en mente de cualquiera.

 

¿Qué les parece a ustedes?

 

Seguramente dirán que siempre se ha dicho eso de quien sólo pretende que la humanidad camine hacia el definitivo Reino de Dios y que lo haga con la seguridad de que llegará al mismo sin torcerse del camino o saliéndose del mismo por irse con el mundo.

 

Sin embargo, son afirmaciones que se sostienen de una forma un tanto ligera y aplicando esquemas que muestran muchos, demasiados, prejuicios.

 

¿De verdad, francamente lo digo, debemos responder a tales insidias?

 

Cualquiera diría que resulta, ya, demasiado pesado tener que estar siempre a la greña sobre cosas que no son verdad. Sin embargo, es más que cierto que quien pretenda evangelizar, en el ámbito que sea, no puede cansarse de decir la verdad y de sostener la Verdad.

 

Nosotros, por eso mismo, sabemos que la Iglesia católica no tiene nada contra la mujer, que la evolución la entiende no como adaptación al precio que sea, que lo que se considera reaccionario suele ser lo que defiende la verdad de las cosas y que el progreso, tal término, se utiliza casi siempre para tergiversar la vida social y para llevar por el camino del abismo al mundo, al siglo.

 

Además, que no puede callar ante lo que no es callable, que los ojos con los que mira son los ojos de Cristo y que, por tanto, ni el siglo XXI ni el XXX cuentan, por tiempo, sino por realidad basada en un pensar y un hacer del Maestro. Y que, en efecto, la Iglesia católica es radical: tiene una raíz a la que se sujeta con todas sus fuerzas y que tal raíz de Cristo y Dios y el Espíritu Santo. Y que eso no puede causarle vergüenza sino gozo, no alejamiento del mundo sino, muy al contrario, fijación exacta en el mismo para evangelizarlo y decirlo lo que vale la pena tener en cuenta.

 

No. A la Iglesia católica no se le puede imputar lo aquí traído a no ser que se sea ciego y sordo ante lo que pasa acerca de la misma. Y, aunque sabemos que las ideologías del mundo, las carnales, no tienen nada que ver con la Esposa de Cristo y que procuran malmeter contra ella, no por eso vamos a dejar de orar por todos aquellos que miran las cosas de la religión católica con asco y con prevención.

 

No. A nosotros, los católicos, los que profesamos la única religión que es verdadera y que formamos parte de una Iglesia que es santa (porque es santo su fundador, santos muchos de los suyos y estamos llamados, todos, a la santidad) defenderemos siempre (salvo gran y total apostasía) que Dios, cuando creó, vía Jesucristo, aquella que iba a evangelizar al mundo a través de sus apóstoles, sólo quería el bien para la humanidad toda. Y que entregó a su Hijo para que, quien quisiera, pudiera salvarse del fuego eterno y del rechinar de dientes.

 

Y, ante eso ¿aún hay quien cree lo que cree acerca de la Esposa de Cristo?

 

Oremos, por tanto, por todos aquellos que nos miran con animadversión cuando no con odio; incomprensible pero odio al fin y al cabo. Y recordemos que el martirio, el que sea y como sea, es una prenda de amor que debemos llevar en nuestro corazón como el mayor regalo que Dios pueda hacernos.

 

 

Eleuterio Fernández Guzmán

 Nazareno

El Pensador

 

La Editorial Stella Maris convoca el I Premio de Ensayo REVISTA EL PENSADOR.

Las bases son las que siguen:


1.- Editorial Stella Maris convoca el I Premio de Ensayo REVISTA EL PENSADOR, conforme a las presentes bases.

2.- Podrán concurrir al Premio cualesquiera obras inéditas de ensayo, en lengua castellana, cuya temática verse sobre “De Franco a hoy: evolución de España desde 1975 a 2013″ desde el punto de vista social, cultural y/o moral. Esta temática podrá ser abordada en conjunto o desde cualquier aspecto concreto.

3.- Las obras tendrán una extensión mínima de 150 páginas y máxima de 300. La tipografía a utilizar será el Times New Roman, tamaño 12, espaciada a 1,5. Se presentarán dos copias impresas en papel y se adjuntará una copia en formato word.

4.- Los autores, que podrán ser de cualquier nacionalidad, entregarán sus obras firmadas con nombre y apellidos, o con pseudónimo.

En el caso de que la obra venga firmada con nombre y apellidos, es obliga-torio incluir fotocopia del documento oficial de identidad, una hoja con los datos personales (nombre y apellidos, dirección postal, teléfono y email), un currículum vitae detallado del autor, así como un certificado firmado en donde se haga constar que la misma es propiedad del autor, que no tiene derechos cedidos a o comprometidos con terceros y que es inédita.

En el caso de que la obra sea presentada bajo pseudónimo, se incorporará una plica (con el título de la obra y el pseudónimo utilizado), en cuyo interior se incluirá la documentación referida en el párrafo anterior. Las plicas sólo serán abiertas en el caso de que la obra fuera premiada. En caso contrario serán destruidas junto a los originales presentados.

5.- Se admite la presentación de obras colectivas, pero en este caso el premio se repartirá a prorrata entre los autores. Y la documentación exigida en la cláusula anterior regirá por cada uno de ellos.

6.- Las obras presentadas al Premio no podrán ser editadas, reproducidas, cedidas o comprometidas con terceros, hasta el fallo definitivo. El ganador y, en su caso, los accésits ceden, por el mismo acto del fallo y de manera inmediata, los derechos exclusivos y universales de edición durante quince años a favor de Stella Maris.

Ninguna obra presentada al Premio podrá ser retirada del concurso hasta el fallo del Jurado.

7.- El Premio consistirá en: 

* 6.000 euros en concepto de anticipos de derechos de autor. 
* Publicación de la obra en una de las colecciones de Stella Maris. 
* El 7% sobre las ventas, en concepto de derechos de autor.

8.- El Premio puede ser declarado desierto. Asimismo puede otorgarse un Accésit por cada una de las siguientes modalidades: Ciencias Sociales, Cultura y Filosofía.

El premio de cada accésit será un diploma acreditativo. Stella Maris se reservará el derecho de publicación de cada accésit y, en este caso, el otorgamiento de un 7% sobre ventas en concepto de derechos de autor.

9.- El plazo máximo de presentación de obras que opten al Premio comienza el 1 de febrero y finaliza el 29 de diciembre de 2014 a las 24 horas. 
Las obras deberán presentarse por correo certificado a la siguiente dirección:

Stella Maris 

(PREMIO “REVISTA EL PENSADOR") 

c/. Rosario 47-49 

08007 Barcelona

10.- El Jurado estará compuesto por cinco profesores universitarios e intelectuales de reconocido prestigio, designados por Stella Maris. La composición del Jurado se hará pública al mismo tiempo que el fallo del Premio.

11.- El premio será fallado el 27 de febrero de 2015 y será publicado al día siguiente, comunicándose directamente además al ganador y accesits. El fallo del jurado será inapelable.

Las obras no premiadas serán automáticamente destruidas y no se devolverán en ningún caso a sus autores. Stella Maris no están obligados a mantener correspondencia con ninguno de los aspirantes al Premio.

12.- La concurrencia al Premio implica la aceptación expresa de las presentes bases de convocatoria.

…………………………..

Por la libertad de Asia Bibi. 

……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.

……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Callar, siempre, es otorgar.

…………………………….
Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

9 comentarios

  
María de los Ángeles
Gracias por su artículo. Dios le bendiga.
13/11/14 12:34 AM
  
Alejandro Colombia
Bueno... que la Iglesia Católica no acepta cambios en sus doctrinas es una gran verdad, no una mentira.
13/11/14 5:00 AM
  
Giordano Bruno
Menciona usted las acusaciones que se formulan desde el "siglo" a la Iglesia, pero no refuta ninguna de ellas. Para poder afirmar como verdadero lo que uno enuncia y como falso lo que otros contestan hacen falta argumentos, que no veo en su texto.

¿Podría aclarar esa cuestión?


---
EFG

Sí. El caso es que ya he escrito, muchas veces, sobre esto. Y abundar en lo mismo... en fin.

Pero, gracias a usted se me acaba de ocurrir que podría escribir una serie contestando, pormenorizadamente, a cada una de esas acusaciones.

Gracias de nuevo.
13/11/14 8:00 AM
  
Cartesiano
Yo no veo ninguna lista de mentiras, lo que leo son razones por las que la Iglesia debería desaparecer.
Será cuestión de interpretaciones.


---
EFG


Sí, lo que pasa es que cuando se proponen realidades que poco tienen que ver con la verdad o están tergiversadas en cuanto a su sentido y sustentadas en prejucios... pasa lo que pasa.
13/11/14 8:08 AM
  
Juan Mariner
La iglesia Católica maneja poder, poder "espiritual " que se mezcla con el "temporal".No nos engañemos, en la jerarquía hay infiltrados como en todas partes que pretenden "controlar" los movimientos que hace la iglesia; ahora bien, estos personajes se ven siempre limitados por la Doctrina, sobre la que no pueden pasar de soslayo. Los fieles sinceros estamos para controlar estas desviaciones por acción u omisión, para la vigilancia de los "desvíos" interesados. Cuando un jerarca se mete en temas opinables: malo.
13/11/14 11:02 AM
  
Franco
Suponía que iba a meterse cierta gente en el blog. Es que no se pueden resistir.
13/11/14 11:34 AM
  
Juan Francisco
Bastante precisa y pormenorizada la lista de lugares comunes que se le achacan a la Iglesia y...a ninguna institución más. Está claro que, como en toda institución, existe algo de realidad en cuanto a que está integrada por nosotros, hombres pecadores. Pero creo que no hay ni UNA sola institución que haya pedido perdón tantas veces y tan sinceramente como la Iglesia Católica, que pareciera tener el "monopolio" del mal para algunos. Por otra parte, quienes la integramos, con el esfuerzo de la práctica de las virtudes y con la gracia de Dios, sabemos bien que lo que se está haciendo es una exageración despiadada y malintencionada del mal, y desconocimiento en el mismo sentido de todo lo bueno y santo. Al margen, llama mucho la atención tantas objeciones y odio hacia la Iglesia de gente como algunos comentarios que leo, cuando objetivamente es una institución que en el mundo en la actualidad goza de muy poco poder. Se ve que algo les sigue molestando a pesar de todo...
13/11/14 3:29 PM
  
Javier
El odio a la Iglesia sobre todo cuando no sólo no tiene ningún poder sino que además renuncia a el a la largo de la historia es una prueba más de su carácter sobrenatural
13/11/14 9:31 PM
  
Chimo
Cartesiano, siento decirte que la Iglesia nunca desaparecerá, por la sencilla razón de que es el Cuerpo Místico de Cristo, y la sostiene el Espíritu Santo.
13/11/14 9:34 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.