31.10.20

La Palabra para el domingo - 31 de octubre de 2020

Resultado de imagen de SAnta Biblia

 

 

Mt 5, 1- 12a

“Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y, tomando la palabra, les enseñaba diciendo:


‘Bienaventurados los pobres de espíritu,
porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados los mansos,
porque ellos poseerán en herencia la tierra.
Bienaventurados los que lloran,
porque ellos serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia,
porque ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos,
porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los limpios de corazón,
porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que trabajan por la paz,
porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia,
porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados seréis cuando os injurien y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa.

 

Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.”

COMENTARIO

Bienaventurados 

 

Es bien cierto que no sabemos, a ciencia y corazón ciertos, si las llamadas Bienaventuranzas las pronunció el Hijo de Dios, digamos, de una sola vez o fueron recogidas por el evangelista que fuera publicano y, por decirlo así, unirlas para que formaran parte de una predicación. El caso es que, de todas formas, las tenemos como enseñanza veraz de lo que supone el Amor de Dios, así, con mayúsculas. 

El que esto escribe no es capaz de decir nada nuevo de lo que ya se ha dicho sobre las Bienaventuranzas pues, para eso ya hay personas mucho mejor preparadas que saben sacar todas las consecuencias a las palabras de la Palabra. Si embargo, no puede ser algo poco importante que los sencillos en la fe llevemos, de nuestro corazón al mundo lo que al respecto de las mismas tenemos por bueno y mejor. 

Cada palabra que en ellas dice Jesucristo es una que lo es de esperanza. Es decir, siembran en nuestro corazón, primero, que Dios mismo nos contempla y sabe lo que nos pasa y, luego, que podemos resultar muy beneficiados (entiéndase esto, por favor) de ser como Cristo cree y dice que debemos ser. 

El caso es que hay mucha esperanza en saber que, de ser pobres de espíritu, vamos a tener el Reino de Dios como herencia; que de ser mansos, heredaremos la tierra; que si lloramos por ser perseguidos y por pasar malos momentos, el Todopoderoso nos consolará; que si en nosotros anida la voluntad de que haya justicia en el mundo… entonces Dios nos saciará de la misma; que a nuestra misericordia el Padre responderá con la suya que es ilimitada; que cuando nuestro corazón no está manchado por la lacra del pecado, entonces, veremos a Dios; que cuando en nuestro proceder ordinario no sembramos odio o lo procuramos para el corazón del prójimo a nosotros se nos llamará “hijos de Dios” como algo más que un título; que cuando el mundo nos persiga por ser discípulos de Cristo… entonces sí, entonces ya es nuestro el Reino de los Cielos, el definitivo de Dios y, en fin, que cuando los poderes del mundo insistan en perseguirnos y malicien asechanzas contra nosotros por el hecho, como hemos dicho arria, de confesar que Jesucristo es Dios hecho hombre y que vino al mundo a dar su vida para que quien creyese en Él se salvase… entonces, precisamente entonces obtendremos una gran recompensa en el Cielo donde el que está no puede estarlo en las mismas condiciones porque para eso Dios es Justo… 

Jesucristo nos pone al mismo nivel que los profetas que, en sus tiempos, fueron perseguidos por, precisamente, cumplir con la Voluntad de Dios. Y nosotros, que somos simple barro en manos de un muy buen alfarero, sólo podemos esperar ser como dice Cristo que debemos ser para que pueda decirnos, en las mismas puertas del Cielo, “pasa, bienaventurado, a la Casa de mi Padre”. 

 

PRECES

 

Pidamos a Dios por aquellos que no escuchan la Palabra de Dios.

Roguemos al Señor.

 

Pidamos a Dios por aquellos que no quieren ser bienaventurados.

Roguemos al Señor.

 

ORACIÓN

 

Gracias, Señor, por poder transmitir esto.

Eleuterio Fernández Guzmán

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos. 

Panecillo de hoy: 

Palabra de Dios; la Palabra. 

Para leer Fe y Obras. 

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

29.10.20

J.R.R. Tolkien - Entre Bloemfontein y Bournemouth: Prólogo

Resultado de imagen de JRR TOLKIEN

En efecto, estas dos ciudades jugaron un papel muy importante en la vida de J.R.R. Tolkien ya que en la primera vino al mundo y en la segunda, se fue del mismo o, al menos, fue la última en la que gozó de su existencia antes de la muerte de su esposa, Edith. Es decir, que entre un momento, el 3 de enero de 1892 y el otro, 2 de septiembre de 1973 un ser humano llamado John Ronald Reuel desarrolló una vida en la que, a lo mejor, tuvo la inesperada visita de la inspiración (“En un agujero en el suelo…”) aunque ya sabemos eso que dice que no hay mejor improvisación que la que está bien y más bien preparada pues, seguramente, ya bullía en su corazón mucho de lo que luego fue.

Por qué Sudáfrica tiene tres ciudades capitales? │ elsiglocomve               How J. R. R. Tolkien escaped unwanted fame on the Bournemouth coast | Dorset

                                                                                

En realidad, este debería haber sido el primer artículo de esta larga serie sobre Tolkien padre. Sin embargo, las cosas son como son y surgen cuando surgen. Por eso, ahora mismo vamos a hacer un recorrido poco pesado por su vida. Y eso, sea cuando sea, está bien y más que bien, si ustedes nos entienden.

Leer más... »

27.10.20

Beato Manuel Lozano Garrido - “Lolo, libro a libro”- Santa Petición a Dios

Presentación

Beato Manuel Lozano Garrido, beato Lolo sonriendo

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

Santa petición a Dios

 

“Anda, Señor, vela por nuestro gozo” (Mesa redonda con Dios, p. 50)

 

El capítulo del que hemos extraído el texto de hoy se titula “En la taquilla del cine” y puede verse al Beato de Linares subir desde el suelo hasta Dios mismo, poco a poco, expresión a expresión de confianza en el Todopoderoso

Por eso nos dice, y empieza a subir:

 

Debí decirle a la taquillera: ‘Señorita, quiero veinticinco pesetas de dos horas sin preocupaciones, números, oficinas, ni prisas”.

 

¿Ven ustedes? Empieza en el suelo, a ras mismo de la tierra que pisamos.

Pero, luego, poco a poco, va subiendo hacia Dios:

 

El canto del corazón es una osa que sólo se adquiere con actos de amor, renuncia justa, aceptaciones, superación y victorias. La sonrisa y la mirada ancha son las rentes del ideal que escalamos”.

 

¿Escalamos? Sí, escalamos hacia Dios.

Y sigue subiendo:

 

¡Sería tan bueno que cuando sale el ‘Fin’ en la pantalla nos levantáramos de las butacas enriquecidas con una semilla de nobleza…!”

 

Y sí, definitivamente, su vuelo alcanza a Dios:

 

Anda, Señor, vela por nuestro gozo

 

Y ahí estamos, en lo que hemos traído aquí pero hemos querido trazar el vuelo espiritual que hace Lolo desde el mismo ser del hombre hasta su Creador, a quien se dirige para pedir, expresamente, que lo tenga en cuenta.

Leer más... »

26.10.20

Venerable Marta Robin – Santas intenciones de Dios

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Santas intenciones de Dios

 

“Nada está permitido por Dios que no sea por amor y por el más grande bien sobrenatural y divino de nuestra alma.” (Diario íntimo, 3 de febrero do 1930)

 

Es verdaderamente misterioso el sufrimiento y no siempre estamos dispuestos a aceptarlo porque, personalmente, cuando nos adentramos en el mismo, no será precisamente en un camino de rosas sino, al contrario, de espinas.

Es cierto y verdad que nosotros sostenemos que el sufrimiento es una escuela donde podemos aprender más de lo que, a primera vista, podría parecer. Sin embargo, no son pocas las veces en las que no concuerda la teoría de esto que decimos con nuestra propia vida. Vamos, que no aceptamos el sufrimiento así como así.

Antes de escribir las palabras que hemos traído hoy aquí, nos habla la Venerable Marta Robin de “noche oscura y dolorosa” porque tuvo la impresión de que Dios estaba ausente de su alma y que ella sabía que en esos momentos difíciles de pasar en la vida en los que se pasa más que mal “no es siempre fácil en esos momentos de oscuridad tan profunda”  salir adelante ni aún apoyándonos en la fe.

Entonces, justo en tales momentos es cuando surge la clásica pregunta de “Dónde está Dios” que es algo así como manifestar que no entendemos qué es lo que nos pasa y las razones de lo que nos pasa. Y, entonces, entra en el corazón, la duda de fe…

Leer más... »

24.10.20

La Palabra para el Domingo - 25 de octubre de 2020

Resultado de imagen de SAnta Biblia

 

Como es obvio, hoy no es domingo 25 sino sábado, 24 de octubre de 2020. Esto lo decimos porque hemos publicado hoy el comentario del Evangelio que siempre hemos traído aquí en día, precisamente, domingo. Sin embargo, un amable lector, sacerdote, me hizo la sugerencia de poner el comentario del Evangelio del primer día de la semana, el sábado porque, como es verdad y lamento no haberme dado cuenta, el texto del Evangelio de la Santa Misa del sábado por la tarde es el del domingo siguiente. 

 

Vayamos, pues, con el texto bíblico que corresponde este domingo y, luego, con el comentario de éste.

 

 

Mt 22, 34-40

 

“34 Mas los fariseos, al enterarse de que había tapado la boca a los saduceos, se reunieron en grupo, 35 y uno de ellos le preguntó con ánimo de ponerle a prueba: 36 ‘Maestro, ¿cuál es el mandamiento mayor de la Ley?’37 Él le dijo: ‘Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.  38 Este es el mayor y el primer mandamiento. 39 El segundo es semejante a éste: ’Amarás a tu prójimo como a ti mismo.’ 40 De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas’.”

      

 

COMENTARIO

 

No conocer a Cristo es, verdaderamente, una mala cosa

 

Los que no querían a Jesús porque, como a otros profetas de otros tiempos, lo querían bien alejado de sus realidades mundanas y espirituales, que el Maestro demostrara una y otra vez que no tenían razón en la apreciación de la Ley de Dios no era de su particular y egoísta gusto. 

Sin embargo, Jesús había venido al mundo a cumplir de forma total con la voluntad y la Palabra de Dios y no iba a dejar de hacerlo por los intereses de unos u otros porque bien sabía el Hijo de Dios que el mundo, entonces también, era cambiante y el pensamiento del individuo que tenía fe parecía adaptarse en exceso a los cambios del siglo. 

Fariseos, saduceos… todos ellos querían ver a Jesús alejado de sus vidas. Siempre que podían le planteaban preguntas para ver si caía en alguna de sus trampas. El caso es que, al parecer, se negaban a creer (aún viendo lo que hacía y decía) que aquel a quien perseguían era, nada más y nada menos, que el Mesías. Y así les iba pues solían ir a por lana y salir trasquilados.

Leer más... »

22.10.20

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – La Comarca de Tolkien – Gracias, J.R.R.

Resultado de imagen de JRR TOLKIEN

El que esto escribe se ha dado cuenta de que, cree, no haber escrito para dar las gracias al autor de las obras que tanto amamos y a las que tanto nos dirigimos para gozar.

En realidad, al título de este artículo no le falta nada porque es una forma de distinguir al padre del hijo Christopher o de no tener que decir que nos referimos a Tolkien padre. Así queda claro que, quien merece ahora mismo nuestra humilde y sencilla atención no es el hijo (a quien ya dedicamos un artículo agradeciéndole toda la labor que realizó con la obra de su padre) sino el mismo autor de El Hobbit, El Señor de los Anillos, Hoja de Niggle, Las aventuras de Tom Bombadil, etc., etc. y etc., pues no se limitó (hubiera sido ya bastante) a escribir las dos primeras sino que hizo más y más que mucho, si ustedes nos entienden.

Estamos seguros de que muchas personas de las que puedan leer esto ya han dado las gracias, cada cual a su manera, a J.R.R. porque les ha descubierto un mundo nuevo o por lo que sea que haya tenido que ser. Pero a nosotros nos toca, ahora mismo, dar las gracias, bien merecidas a quien, queriendo hacer bien las cosas, las cosas las hizo bien (y esto no es una adivinanza para que la acierte Gollum o Bilbo…)

Por tanto, el que esto escribe da las gracias a J.R.R. por lo que sigue:

Leer más... »

20.10.20

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro” - A Dios rogando

Presentación

Beato Manuel Lozano Garrido, beato Lolo sonriendo

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

A Dios rogando

 

“Es así que yo vengo hasta Ti con un recibo entre las manos y una lista de congojas en el corazón. No me dejes Señor, y sácame pronto del cuarto oscuro de las estrecheces o las facturas que vencen. Cuento contigo. Aquí tienes ya mi sonrisa de reconocimiento.” (Mesa redonda con Dios, p. 48)

 

En este texto del Beato Manuel Lozano Garrido hay mucho de necesidad pero, sobre todo, hay mucho más aún de esperanza.

Lo bien cierto es que no es nada extraño ni raro que nos dirijamos a Dios para pedirle. Es más, seguramente, la oración de petición debe ser la que más abunde entre los que creen que Dios es Único y que, siendo, Todopoderoso, todo lo puede conseguir como, por cierto, es verdad. Pero pedir, bien que pedimos…

El Beato de Linares (Jaén, España), en este capítulo de su libro Mesa redonda con Dios de título “El anticipo” se dirige al Señor porque sabe, primero, que lo necesita y, luego, que lo estará escuchando. Y esto último es lo que más le anima a hablar con su Padre del Cielo pues existe una confianza así.

Lolo va al Padre. Es decir, es él quien lo necesita y es él quien se aboca al corazón del Todopoderoso. Y lleva una lista, a modo de recibo, para que Dios se quede con él y, cuando buenamente quiera y pueda, dar salida a las peticiones del linarense universal.

Leer más... »

19.10.20

Venerable Marta Robin – Lo que más importa

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Lo que más importa

 

“¡Orar es lo más importante, el más imperioso de los deberes!” (Diario íntimo, 29 de enero de 1930)

 

Uno se pregunta cómo es posible decir tanto con apenas una decena de palabras y dos signos de exclamación. Y se responde que no resulta tan extraño si las mismas y los mismos vienen de alguien especialmente dotado por Dios para decir estas cosas y por inspiración de su Santo Espíritu. Y tal es el caso de la Venerable Marta Robin.

Orar y rezar. Aunque podamos pensar que, a lo mejor, son conceptos distintos, bien los podemos tener como la misma realidad espiritual y que consiste, sobre todo, en dirigirnos a Dios (o a quien corresponde) en acción de dar gracias, pedir, anhelar, etc. Y así lo tenemos en cuenta.

Es bien cierto que siendo pocas las palabras que hemos escogido de tal día de su Diario íntimo, cada de ellas tiene importancia y no sobra ninguna. Es más, si quitáramos alguna el sentido de lo dicho no sería el mismo.

En realidad, es cierto y verdad que no hemos traído aquí todo el texto, el que sigue. Sin embargo, podemos decir que es, por decirlo así, la continuación de lo que nos dice Marta Robin: la necesidad de ofrecer la oración a Dios y hacerlo por santas intenciones.

Pues bien, como decimos arriba, aquí nada sobra.

Sabemos que en nuestra fe cristiana, aquí católica, hay muchas realidades que tenemos en cuenta (dogmas, principios, valores, virtudes, Mandamientos, etc.) Por tanto, es muy difícil decir, por ejemplo, “no sé a qué atenerme”.

Leer más... »

17.10.20

La Palabra para el Domingo - 18 de octubre de 2020

Resultado de imagen de SAnta Biblia

 

Como es obvio, hoy no es domingo 18 sino sábado, 17 de octubre de 2020. Esto lo decimos porque hemos publicado hoy el comentario del Evangelio que siempre hemos traído aquí en día, precisamente, domingo. Sin embargo, un amable lector, sacerdote, me hizo la sugerencia de poner el comentario del Evangelio del primer día de la semana, el sábado porque, como es verdad y lamento no haberme dado cuenta, el texto del Evangelio de la Santa Misa del sábado por la tarde es el del domingo siguiente. 

 

Mt 22, 15-21

  

“15 Entonces los fariseos se fueron y celebraron consejo sobre la forma de sorprenderle en alguna palabra. 16  Y le envían sus discípulos, junto con los herodianos, a decirle: ‘Maestro, sabemos que eres veraz y que enseñas  el camino de Dios con franqueza y que no te importa por nadie, porque no miras la condición de las personas.17 Dinos, pues, qué te parece, ¿es lícito pagar tributo al César o no?’18 Mas Jesús, conociendo su malicia, dijo: ‘Hipócritas, ¿por qué me tentáis? 19 Mostradme la moneda del tributo.’ Ellos le presentaron un denario. 20 Y les dice: ‘¿De quién es esta imagen y la inscripción?’ 21 Dícenle: ‘Del César.’ Entonces les dice: ‘Pues lo del César devolvédselo al César, y lo de Dios a Dios.’”

       

COMENTARIO

 

Hay que dar a Dios lo que es de Dios

 

Seguramente la expresión de Jesús, lo que nos dice, en este texto del evangelio de San Mateo, es una de las más conocidas de las muchas que dijo a lo largo de su vida pública. Y de ella, además, se ha interpretado lo que tiene que ver con la vida, en general del creyente católico. 

Sin embargo, siendo esto importante (y algo se dirá después) el caso es que el contexto en el que Jesús dice lo que dice tiene mucho que ver con la trampa y con el engaño aunque, de verdad, también tiene que ver con la ignorancia absoluta acerca de Quién era Jesús cuando habla al respecto del César y de Dios. 

En cuanto a la trampa y al engaño, aquellos que querían perseguir a Jesús porque no entendían lo que decían y, también, porque creían que no les convenía para nada, buscan cogerlo en un renuncio. Por eso le preguntan acerca de los impuestos que los judíos han de pagar al invasor romano. 

Leer más... »

15.10.20

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – Ver con los ojos de Tolkien

Resultado de imagen de JRR TOLKIEN

Es cierto y verdad que cuando alguien descubre la obra de J.R.R. Tolkien difícilmente lo ha hecho sin nada o, lo que es lo mismo, no sería de lo más normal que alguien viera un libro, fuese del profesor de Oxford y nada supiera, de antemano, de qué había escrito este buen hombre.

Esto quiere decir que, de una manera o de otra, los lectores del autor de El Señor de los Anillos vamos condicionados cuando nos topamos con sus libros. Y ya podemos imaginar el condicionamiento que tiene alguien que lee todo esto después de haber visto las películas que se han hecho en los últimos años sobre la obra fantástica de quien hablamos…

Todo esto lo decimos porque una cosa es lo que cada uno de los lectores de Tolkien padre podamos ver a la hora de leer la obra de este inmortal autor y otra, a lo mejor, muy distinta, es lo que el mismo John Ronald Reuel Tolkien pudo ver, en su día, acerca de lo que podría ser un proyecto de escritura y lo que, luego, fue una obra impresa.

En realidad, también es cierto y verdad que a nosotros lo que nos importa (más que las opiniones y visiones de cada cual) es lo que vería, eso, J.R.R., cuando hizo lo que hizo.

No podemos negar que los ojos y el corazón de nuestro autor no andaba, para nada, desencaminado a la hora de imaginar un mundo como la Tierra Media. Y eso no lo decimos porque sepamos que ya lo había imaginado sino porque si no había una fuerte base fantástica en el corazón del autor de todo esto… en fin, como que resulta difícil que un día se sentara en su mesa y dijera algo así como “pues ahora creo la Tierra Media”. No. Estamos más que seguros que base, lo que se dice base, la tenía y más que fuerte en su mente y en su corazón. Y así salió lo que le salió.

También es verdad que alguien pueda decir esto y lo otro sobre la citada base porque, como ya hemos dicho otras muchas veces, nuestro conocimiento, en profundidad clara, de Tolkien padre es el que es y no se pueden pedir peras al olmo pues, aunque se pidan es seguro que no las va a dar… Al fin y al cabo, nosotros también hablamos desde el corazón y, ante eso, a lo mejor están de más citas y cifras…

Leer más... »