InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Enero 2019, 21

21.01.19

Serie Venerable Marta Robin – Orar sin cesar

 

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

  

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Le secret de Marthe Robin” escrito por el P. Jacques Ravanel" palabras que, con ayuda de Dios y del diccionario, hemos procurado traducir. 

     

Orar sin cesar

 “Conviene orar sin cesar” (Le secret de Marthe Robin, p. 177)

El Hijo de Dios creemos que esto lo tuvo que decir muchas veces. Es decir, además de aquellas que, en efecto, están recogidas en las Sagradas Escrituras y en las que dijo que era importante orar, estamos seguros de que en otras ocasiones diría lo mismo. Y es que, por si su Palabra no fuera ya suficiente (que lo era y es) los que lo conocían tenían, además, la práctica de la oración. Y, es más, tal era su forma de hacerla que hubo quien quiso aprender la forma mejor de dirigirse a Dios y hasta se atrevieron a decirle que les enseñara a orar. Y Él les enseñó el Padre Nuestro…

Esto, así dicho, es algo que los creyentes católicos tenemos más que claro pero si nos lo dice alguien como la Venerable Marta Robin… en fin, que la cosa toma un cariz distinto, como más serio.

Nosotros tenemos por verdad que la oración no es algo que hacemos para quedar bien con Dios o para conformarnos con hacerla. Es decir, estamos seguros de que nuestro Creador quiere que nos dirijamos a Él a través de la oración. Por eso, por ejemplo, Santa Teresa de Jesús tenía por bueno que orar es estar a solas con Aquel que sabemos que nos ama. “Que sabemos que nos ama”. Y por eso queremos orar… porque sabemos que nos ama Quien nos ha creado y mantiene.

Leer más... »