InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Vírgenes, advocaciones

19.02.11

Vírgenes, advocaciones – Nuestra Señora de la Merced (Chile)

Nuestra Señora de la Merced

La Virgen de las Mercedes llega a Perú en el mismo momento de la fundación de Lima. Fueron los Padres Mercedarios los que, al llegar a aquella nación hermana de América edificaron su primera iglesia allá por el 1535 que sería la primera parroquia de la capital peruana hasta que se construyó la Iglesia Mayor cinco años después, en 1540.

Por eso, la devoción a la Madre de Dios en la advocación de Nuestra Señora de la Merced se remonta a aquellos primeros años de la conquista del Perú.

Casi dos siglos después fue proclamada, en 1730, “Patrona de los Campos del Perú” y en 1823 “Patrona de las Armas de la República” para, habiéndose cumplido 100 años de la independencia de la nación peruana la imagen fue solemnemente coronada y recibió el título de “Gran Mariscala del Perú” (24 de septiembre de 1921). No extrañe, por lo tanto, que la imagen de Nuestra Señora de la Merced porte muchas condecoraciones que le han sigo otorgadas por la república del Perú y los que la han gobernado a lo largo de sus años de nación independizada de España.

Es más, en 1970 el cabildo de Lima le otorgó las “Llaves de la ciudad” y en 1971 le fue impuesta la Gran Cruz Peruana al Mérito Naval por el presidente de la República.

Leer más... »

12.02.11

Vírgenes, advocaciones – Nuestra Señora Aparecida (Brasil)

Nuestra Señora Aparecida

María, Madre de Dios y Madre nuestra, en determinadas ocasiones, se hace presente de las formas más inesperadas.

Eso sucedió en 1717. Era el mes de octubre y el gobernador de San Pablo iba camino de Minas cuando los pescadores de Guaratinguetá quisieron obsequiarle con el producto de su pesca. Nada, sin embargo, obtuvieron.

Pero Juan Alves, también pescador, hizo lo propio en otra zona y obtuvo una captura mucho mejor: una imagen de la Virgen Inmaculada a la que faltaba la cabeza. Pero el buen hombre perseveró y, un poco más lejos, encontró la parte de la escultura que había hecho, hacia 1650, Frei Agostino de Jesús, monje de Sao Paulo que trabajaba el barro.

Hasta que el 5 de mayo de 1743 se comenzara a construir un templo a María la imagen fue visitada por los fieles primero en casa de un pescador donde se le preparó un sencillo altar y luego en la de otro que habilitó, para tal fin, un pequeño oratorio. Allí acudían los fieles a rezar el Santo Rosario y a entonar himnos a la Madre de Dios.

Ya muchos años después, en concreto el 8 de septiembre de 1900, se organizó la primera romería para visitar a la Nuestra Señora Aparecida que coronó con la solemnidad debida y correspondiente, en 1904 el obispo de Sao Paulo, don José de Camargo Barros.

Posteriormente, fue el Papa Pío XI el que, el 16 de julio de 1930, declaró a Nuestra Señora de Aparecida Reina y Patrona de Brasil.

Leer más... »

5.02.11

Vírgenes, advocaciones – Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (Haití)

Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

De las más diversas formas la Virgen María se hace presente en todos aquellos lugares donde son necesarias unas manos divinas y un corazón tierno de Madre. Así sucedió en Haití, tierra más que necesitada de la ayuda del Cielo y de Quién puede hacer lo bueno haciéndolo siempre.

Por eso, como Haití es tierra pobre y, además, azotada por los fenómenos naturales parecen gustar cebarse con aquella pequeña nación americana, ya en 1881 una epidemia de viruela afectó, gravemente, a la población haitiana. Epidemia que estaba causando miles de afectados y que amenazaba, de forma tremenda, con dejar entristecida aquella isla americana.

Una piadosa señora tenía en su poder una reproducción del cuadro de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Pero, para entonces, aún no se conocía tal devoción y difícilmente podían haberse dirigido a la Madre de Dios para pedir su intervención y su intercesión.

Entonces, el abad Kersuzan que era, a la sazón, párroco de la catedral de Puerto Príncipe, capital de Haití, pensó que sería buena idea llevar la citada imagen a Bel-Air. Así lo hizo, con solemnidad, a fin de instar el fin de la epidemia.

Leer más... »

29.01.11

Vírgenes, advocaciones – Inmaculada Concepción (EEUU)

Inmaculada Concepción

Las tierras de Estados Unidos del Norte de América (para distinguirlos de los mexicanos) tuvieron, desde los inicios de su colonización, una influencia mariana muy destacable.

Así, los jesuitas franceses, que exploraron y misionario en el territorio de Louisiana honraban a la Madre de Dios con el título de Inmaculada. Es más, el jesuita Jacques Marquette, dio en llamar al río Mississippi el “Río de la Inmaculada Concepción”. Corría el año 1673.

Serían, sin embargo, los obispos de Estados Unidos los que presentaron, a la Santa Sede, le propuesta de que la Madre de Dios, bajo la advocación de Inmaculada Concepción, se convirtiera en Patrona de los Estados Unidos. Era, entonces, el año 1846.

Así lo pidieron:

Aprovechamos esta ocasión, los hermanos, para comunicarle la determinación, adoptada por unanimidad por nosotros, a nosotros mismos lugar y todos los confiados a nuestro cargo en todo los Estados Unidos, bajo el patrocinio especial de la Santa Madre de Dios, cuya Inmaculada Concepción es venerada por la piedad de los fieles en la Iglesia Católica. Con la ayuda de sus oraciones, abrigamos la esperanza de la confianza de que seremos fortalecidos para realizar las arduas tareas de nuestro ministerio, y que va a tener la posibilidad de practicar las virtudes sublimes, de que su vida se presenta el ejemplo más perfecto.

Un año después el Papa Pío IX el que proclamara a María, en efecto, como “Patrona de los Estados Unidos” bajo tal título, el de Inmaculada Concepción.

Leer más... »

22.01.11

Vírgenes, advocaciones – Nuestra Señora de Knock (Irlanda)

Nuestra Señora de Knock

Nuestra Señora de Knock, Reina de Irlanda: Tú diste esperanza a tu pueblo en un momento de aflicción y le consolaste en su tristeza. Tú has inspirado a innumerables peregrinos a rezar con confianza a tu Hijo, recordando su promesa: Pedid y recibiréis, buscad y encontraréis

Ayúdame a recordar que todos somos peregrinos en el camino del Cielo.

Lléname de amor e interés hacia mis hermanos en Cristo, especialmente por aquellos que viven conmigo.
Confórtame cuando estoy enfermo, solo o deprimido.
Enséñame a participar con más reverencia en la Santa Misa.
Ruega por mí ahora y en la hora de mi muerte. Amén.
Nuestra Señora de Knock, ruega por nosotros

Esta oración, dedicada a la Virgen María, en su advocación puramente irlandesa, de Knock, demanda a la Madre de Dios bienes espirituales y también bienes físicos (porque por eso los seres humanos estamos compuesto de cuerpo y alma)

Era el 21 de agosto de 1879 cuando María se apareció a un grupo de personas que acudieron cuando dos mujeres dijeron haber visto a la Virgen María. Llovía, pero aquellas 15 personas no dejaron de contemplar la escena que estaban viendo sus asombrados ojos de creyentes.

Leer más... »