InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Defender la fe

22.10.08

Martín Valverde y Rogelio Cabado hacen caminar a Pablo

(Este es un artículo de Servicio Público y Espiritual)

El Año Paulino, que dio comienzo el pasado 28 de junio y tendrá una duración de un año, da mucho de sí porque la personalidad de Saulo, luego Pablo y luego san Pablo, está, digamos, llena de matices espirituales.

También, como no podía ser de otra forma, en el mundo de la música (recordemos que cantar es orar dos veces) Pablo también ha causado una onda impresión que se ve reflejada en la labor gozosa de algunos autores que han dedicado la inspiración del Espíritu a decirnos lo que, para ellos, es el apóstol de los gentiles; es más, lo que supone en nuestro mundo de hoy.

Así, durante tres días, los autores de música cristiana Martín Valverde y Rogelio Cabado van a hacer que Saulo de Tarso, luego Pablo y luego san Pablo, vuelva a mover su Palabra, ahora en forma musicada, para traernos al presente lo que nunca nos ha abandonado: la fe, promesa universal de Cristo, que está al alcance de cada persona que quiere acercarse a la Verdad y permanece a nuestro lado y está en nosotros.

Será en Valencia, el 31 de octubre, en Madrid, el 1 de noviembre y en Sevilla, el 2 de noviembre.

Leer más... »

20.10.08

Los mártires de hoy son, también, semillas de cristianos

Márties

Recientemente, han saltado, digamos, a la realidad, dos noticias relacionadas con mártires españoles.

Han sido presentado los libros Los primeros 479 santos y beatos mártires del siglo II en España y Don y desafío (recoge, éste, una serie de estudios sobre los mártires beatificados el 28 de octubre de 2007) que la Conferencia Episcopal Española, a través de la Editorial EDICE nos ofrece para gozo de los cristianos y, también, para aquellas personas que sepan entender el comportamiento de amor de aquellos que supieron dar su vida y llevar su propia cruz.

Por otra parte se ha anunciado que están preparados, digamos, los expedientes para que la elevación a los altares de otros 800 mártires españoles.

Sabemos todos que la palabra mártir quiere decir, en esencia, testigo, el que da testimonio, y que, en concreto, viene referida a aquellas personas que, en la defensa de la fe, dan su vida (no sólo metafóricamente) por Jesucristo y, sobre todo, por todo lo que supone.

Leer más... »

13.10.08

Rouco lo ha bordado

Rouco Varela

El Arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, celebró, el pasado domingo 12 de octubre, la Santa Misa que se llevó a cabo en la Basílica del Pilar de Zaragoza.

Era un día bastante señalado: día de la Hispanidad y fiesta de su Patrona, la Virgen del Pilar. Un momento, por tanto, muy indicado para poner los puntos sobre las íes y los acentos sobre muchas palabras que definen la situación por la que pasa España.

Buena oportunidad que, lógicamente, no desaprovechó.

Ante el Sí “pleno” que, como hijos de Dios, hemos de dar, y que, como consecuencia, ha de afectar a nuestros “pensamientos, palabras y obras” (¡Vamos, que no actuemos de forma farisaica!), Rouco Varela entiende que se produce esto:

Reto inevitable ante la constatación de la creciente impregnación de sectores muy considerables de nuestra sociedad por una mentalidad militantemente laicista, alejada de la fe cristiana; más aún, de la misma fe en Dios. O se le niega explícitamente o se le desconoce intelectual y culturalmente o se vive como si Dios no existiese. Esta forma de pensar, de vivir y de comportarse en la vida privada y en la vida pública sin referencia alguna a Dios, ni explícita ni implícita, ha llegado también a los más variados ambientes donde transcurren la vida y la educación de nuestras jóvenes generaciones: la familia, la escuela, la Universidad, lugares y tiempos de las ofertas culturales, del deporte y de las diversiones en general”.

Leer más... »

8.10.08

Pío XII y, como ejemplo, un judío que dejó de serlo

Pío XII

Mañana, 9 de octubre de 2008, hará medio siglo que Eugenio Pacelli, más conocido como Pío XII, subió a la Casa del Padre.

El Gran Rabino de Roma (a partir de 1940), Israel Anton Zoller, había muerto el 2 de marzo de 1956 (justo el mismo día que Pío XII cumplía 80 años) Por tanto, lo hizo 2 años antes que lo hiciera el Papa que, con su actitud, le hiciera cambiar, ni más ni menos, que de religión: se convirtió al catolicismo y fue bautizado (junto con su esposa, el 13 de febrero de 1945), pasándose a llamar Eugenio Pío Zolli.

Es de suponer que aquel judío, bien formado en la Palabra de Dios y conocedor de todo lo relacionado con el Antiguo Testamento, no era una persona poco docta ni incapaz de comprender lo que había pasado: se había encontrado con Jesucristo viendo, en el comportamiento de Pío XII, la encarnación de la doctrina del Hijo de Dios.

Ya dejó escrito Eugenio Zolli, en su libro “Antisemitismo” que “El judaísmo mundial tiene una gran deuda hacia Pío XII por los repetidos y urgentes llamamientos a la justicia y, cuando éstos no sirvieron, por las enérgicas protestas contra leyes y procedimientos inicuos“.

Leer más... »

3.10.08

Opus Dei: 80 años y un día

S.Josemaría

(Fíjense en la imagen de San Josemaría porque es clave en todo este artículo)

Los movimientos que, en el seno de la Iglesia católica hay y viven tienen, cada cual, una forma de ser y un comportamiento que, a lo largo de su historia, los determina a ser más o menos beneficiosos para la Esposa de Cristo y, así, para la sociedad en la que viven.

Este es el caso particular de la Obra de Dios, conocida como Opus Dei.

Era Josemaría Escrivá un joven sacerdote cuando, estando en Madrid en un retiro espiritual, el Espíritu Santo encendió, en su corazón, una llama del alma que, hasta hoy mismo, quema en todo el mundo y enciende los corazones de millones de personas que reconocen, en el carisma del Opus Dei, una adecuada y católica forma de conducirse.

Aquel día era un 2 de octubre de 1928. Por lo tanto, ayer mismo se cumplieron, exactamente, 80 años desde que Dios encomendó a aquel joven sacerdote que, independientemente de lo que tuviera previsto hacer con su vida de persona entregada a los demás, tenía que construir, por así decirlo, una obra que era, más que suya, de Dios.

Recibí la iluminación sobre toda la Obra, mientras leía aquellos papeles. Conmovido me arrodillé –estaba solo en mi cuarto, entre plática y plática- di gracias al Señor, y recuerdo con emoción el tocar de las campanas de la parroquia de N. Sra. de los Ángeles”, contaría el mismo Josemaría.

Leer más... »