InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Defender la fe

25.12.15

¡Ha nacido el Cristo, el Hijo, el Mesías del Dios Vivo!

 

Pequeño como un niño porque es un niño,

Grande como un Dios porque es Dios,

Ha venido al mundo nuestro Salvador.

Lo mira María y lo mira José

y los pastores, los más pobres,

lo miran también.

 

En un establo quedaron

pues no había sitio en Belén,

quiso Dios esa pobreza

para todo lo grande y el Bien.

 

La estrella que hiciera caminar a los Reyes

desde lejanas naciones

mira con gozo hacia abajo

y muestra sus ilusiones

que todo hombre que nazca,

desde ahora en adelante,

tenga al Niño por Padre,

y a la Madre por Madre.

 

Envuelto en pañales lo miran

aquellos que se han acercado

mientras Herodes espera, el taimado,

noticias de los señores que

fueron a buscarlo.

 

Pequeño como un niño porque es criatura,

Poderoso como su Padre, a su hechura hecho,

ha nacido la Luz, el Camino, la Verdad más pura.

 

Fue una noche tan buena, llena de gozo y llanto,

María, que dijo sí, afirma ahora su canto

al Padre que, de los Cielos, prometióle el más alto rango

para Aquel que iba a nacer y que todo iba a cambiarlo.

 

Y José ¿Qué piensa el justo y santo?

Seguro que por su alma y por su corazón elevado

da gracias al Padre por haberle dado tanto,

por permitir que no dudara de la virtud de María,

por cambiar aquella idea de en secreto repudiarla

y ver como había nacido el Niño de sus entrañas.

 

¡Oh Dios!, Creador y Poderoso dueño

de tu Creación toda,

gracias te doy, seguro estaba pensando,

por ser yo nada y todo habérmelo dado.

 

¿Y por el alma de María, qué estaría pasando?

Después de aquel parto, verdaderamente santo,

misterio para nosotros que sólo somos humanos,

debió pensar nuestra niña que todo se estaba cumpliendo,

que Dios nunca mentiría sobre Aquel que había llegado

y que debía guardar, para siempre y no olvidarlo

aquellas cosas en su corazón enamorado.

 

Sin duda que debemos mucho

y que muchos no lo olvidamos,

que nuestro Padre del Cielo,

Quien nos ama y tanto,

quiso, para salvarnos, que naciera su Hijo amado

y que cada uno de nosotros, que nos llamamos hermanos,

lo tuviéramos por lo mucho, por lo mejor, por lo santo.

 

¿Acaso nosotros vamos a olvidarlo?

 

 ¡Feliz Navidad!

¡Ha nacido Dios, el de sus criaturas enamorado!

Eleuterio Fernández Guzmán

 Nazareno

 

…………………………..

Por la libertad de Asia Bibi. 

……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.

……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

No olvidemos nunca que Cristo nace para quedarse para siempre, siempre, siempre.

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

24.12.15

Noche, verdaderamente, Buena

Si hay una noche que, a lo largo del año, es especial, es ésta.

Alguno dirá que es lo mismo de siempre y que, al fin y al cabo, cada año celebramos lo mismo. Y eso, en esencia es cierto: todos los años celebramos que hace el Hijo de Dios, que Dios se hace hombre y, por eso mismo, debemos darle la importancia que tiene que es toda.

Cuando nace Dios, cuando de una joven judía viene al mundo Quien iba a salvar al mundo, pasó mucho. No sólo es Quien iba a salvar al mundo sino que vino al siglo, además de para eso, para que las ovejas descarriadas encontraran el camino. Y es que eso, en esencia, es lo mismo.

Recordamos, pues, y celebramos: lo primero en cuanto nos conviene mucho no olvidar que nace Cristo, el Mesías; lo segundo porque no podemos hacer otra cosa que manifestar gozo por ese momento.

Sabemos perfectamente que este tiempo, en muchas ocasiones, da cauce a manifestaciones sensibleras que no esconden más que lo que son. Sin embargo, cuando el corazón verdaderamente ha cambiado porque recibe en su seno al Niño pequeño que nace sin pecado alguno lo que sale del mismo sólo puede ser bueno y mejor. Y nosotros optamos por eso y en eso estamos.

  

 

Por eso, desde aquí, deseamos la más feliz Nochebuena que cada cual sea capaz de celebrar en su corazón. Un Niño nace, nace El Niño por excelencia. ¿Vamos a no cambiar el corazón?

 

Eleuterio Fernández Guzmán

 

Nazareno

…………………………..

Por la libertad de Asia Bibi. 

……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.

……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Noche Buena para recordar que es Buena y que, aunque Noche, es el Alba de la historia de la Salvación.

…………………………….
Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

18.12.15

El único voto que vale es el que sirve a nuestra conciencia católica

(NOTA PREVIA)

Aunque este artículo tenga un contenido netamente español, dedicado a España, ruego lo puedan aplicar a las naciones hispanoamericanas en cuanto corresponda. A lo mejor se llevan una sorpresa)

Es común hablar, en estos días, del malhadado “voto útil”. Lo que pasa es que hay mucha confusión sobre lo que significa el mismo.

En general, podemos decir que se suele tener por eso la entrega del mismo a quien creemos que va a gobernar. Y tal forma de utilidad es, además de inútil para un católico, inservible y vergonzosa.

Lo que pasa es que eso, más que utilidad, para conveniencia y bien sabemos que lo que nos conviene momentáneamente no siempre es lo que nos conviene para siempre.

Antes que nada, debemos decir que el panorama español, espiritualmente hablando, es casi un erial. Es decir, se pueden contar con los dedos de la mano (bueno, a lo mejor de las dos que tenemos los hombres) aquellos partidos políticos que defiendan los llamados “principios innegociables” con los que, como su nombre indica, no se puede negociar nunca. Pero nunca, nunca. Y tal nunca viene referido a que no se puede “pastalear” con ellos a modo de “ahora me conviene defenderlos, ahora no me conviene defenderlos”.

Leer más... »

11.12.15

¿Por qué pasan estas cosas? Una reconocible angustia

 

Hay testimonios, de creyentes que son testigos queremos decir, que vale la pena sean traídos aquí. A lo mejor a más de uno todo esto ya le suena pero es importante que se sepa lo que muchas veces pasa. Lo hacemos, además, porque es, casi, un grito, de auxilio. De pedirlo, espiritualmente, queremos decir.

Hace unos días recibí un correo que decía tal que así.

 

“La verdad no sé por qué esta necesidad a veces de buscar una respuesta a tanta confusión dentro de la misma Iglesia, no es ninguna queja, es desde hace un tiempo un sentimiento de dolor, algo así como si sintiera el desprecio y abandono que recibe Jesús de los suyos, no sé por qué me hiere tanto ver o parecer que veo indiferencia.  Así me parece cuando asisto a una Eucaristía y el lector/a dice lo contrario de lo que está escrito.  O saltar de una lectura a otra del día siguiente por pasar la hoja sin separar, o leer a saltos sin preparar,  o no escuchar nunca el Aleluya antes de la lectura del Evangelio, o no escuchar ningún domingo el salmo ni la segunda lectura. Reinventar plegarias e introducir canciones en la comunión que hablan de pan y no del cuerpo de Cristo, que hablan de banquete y no de sacrificio, no quiero alargar pero con todo esto cada vez huyo de ciertas parroquias buscando otras y cuando en una corrigen algo. Sé que es pecata  minuta con todo lo que existe.

Después vienen los salvadores del mundo y reformadores de la “Obsoleta Iglesia” porque cada vez que me envían algún comentario de PAGOLA, no le digo todo lo que saco en contradicción con la verdad que hasta hace poco hemos confesado.

Si le escribo esto, es porque se me hace imposible hablarlo,  y si tengo confianza con una amiga, después me tengo que ir a confesar porque me parece he criticado del sacerdote (por poner un ejemplo) me refugio en la oración pero sufriendo viendo las atrocidades que se introducen dentro de las parroquias, lo llamamos bonito porque con unas pantallas tan luminosas que deslumbran han conectado desde el ordenador, cantos y dibujos que van pasando mientras se celebra la Eucaristía  “ Dios mío “ por poco no termino llorando de pena, el sacerdote celebrando y los fieles mirando la gran pantalla.

¿A quién le interesa evangelizar?  Los pobres sacerdotes tienen tantísimo trabajo que no pueden salir del despacho pues están pegados a la pantalla un montón de horas.

Me temo que parte del comentario que estoy haciendo suene a queja, pero como le digo es desde el dolor, cuando quieres a una persona, más que quejarte te duele cuando ves que se aleja por caminos errados. Es verdad que dentro de una comunidad, hay muchas formas de enfocar la pastoral, pero cuando ésta no acerca a Jesús Eucaristía, ni se alienta a visitar y rezar a María, algo falla.

Último ejemplo, tras los acontecimientos sucesivos que vivimos, ¿alguien ha invitado a los fieles católicos en una celebración concreta, en cada ciudad para unirse y rezar juntos el Rosario? No está de sobra solicitado por la Reina del cielo que se consagren los primeros sábados y sean en reparación y por la paz.”

¿Qué les parece a ustedes?

Resulta, de todo punto, consolador que haya creyentes católicos que se dan cuenta de lo que muchas veces pasa en el seno de la Esposa de Cristo. Y es que, a veces, pudiera parecer que lo que se dice acerca de abusos litúrgicos o malos comportamientos de quienes no deben abusar o comportarse de forma nigérrima no se trata más que de palabras de personas negativas. No. Al parecer también los fieles sencillos se dan cuenta de lo que puede pasar.

Aquí se dicen cosas muy graves, a saber:

-Las malas lecturas de las Sagrados Textos.

-Dejar de leer aquello que está escrito para ser leído.

-Inventarse plegarias eucarísticas cuando las mismas están más que dispuestas en los libros al efecto.

-La introducción de cantos poco adecuados para la materia de la que se trata.

-Obviar el sacrificio de Cristo en la Cruz.

Vemos que no son pocas cosas. Es más, estamos más que seguros que en este momento instante, al leer esto (hasta aquí) a más de uno le habrá venido a la memoria otras circunstancias que muy bien podían acompañar a lo dicho por la persona que envío, preocupada, el correo del que hablamos.

Leer más... »

8.12.15

Nacer sin pecado

Seguramente Dios podía haber hecho las cosas de otra manera. Es más, si hubiera querido la historia del ser humano habría sido de otra manera. Pero quiso que fuera así y, a tal respecto, nada podemos (ni queremos) hacer. Su santa Voluntad ha de prevalecer sobre nuestros más que reconocibles egoísmos.

Desde que nuestros primeros padres Adán y Eva quisieron ser como Dios muchas cosas cambiaron para la humanidad que debía venir tras ellos. Queremos decir que, cuando pecaron hicieron mucho daño a la creatura que Dios había sacado de su corazón y había puesto en el Paraíso. Y, como tal, aquel daño iba a ser irreversible aunque, al menos, tendría el hombre el consuelo de, primero ignorar y luego saber, que, cuando Dios quisiera, iba a enviar al Mesías para que muchos comportamientos cambiaran y muchos corazones vinieran a ser de carne.

Pero, para eso, aun faltaba mucho tiempo. Mientras tanto el ser humano debía cargar con un peso nada liviano: el pecado y la muerte.

Leer más... »