Ventana a la Tierra Media – Siempre leer a Tolkien; leer siempre a Tolkien

Resultado de imagen de JRR TOLKIEN

Pasado mañana es 25 de marzo. Y no sólo es un día muy especial desde el punto de vista católico al recordar y celebrar la Anunciación (además del Día Internacional de la Vida… por razones obvias) sino que, por si eso no fuera ya suficiente, es el llamado Día Internacional de Leer a Tolkien , en su lengua materna, Tolkien Reading Day  sin olvidar que también un 25 de marzo destruyó Frodo el Anillo en el Monte del Destino… 

Con esto vemos que la fecha en cuestión no es poca cosa sino mucha y más que mucha. 

Sin embargo, aquí nos trae la lectura (sin olvidar lo demás) Y la lectura no de un escritor cualquiera sino del gran J.R.R. Tolkien con todos los nombres y apellido… 

Todo esto surgió de una pregunta que, en su día, hiciera Sean Kirst, a la sazón periodista de The Post-Standard de Syracuse, en Nueva York. Y es que quería saber, y así preguntó The Tolkien Society si existía algo que pudiese ser llamado “día de leer a Tolkien”. Y no, hasta entonces no existía nada por el estilo. Y se puso remedio, precisamente, así: estableciendo el 25 de marzo, como decimos, como tal día.

El caso es que a nosotros, a los fieles católicos, no nos importa, para nada, destacar que, lo mismo que pasó en la Encarnación del Hijo de Dios (que celebramos, también, el 25 de marzo, como hemos dicho arriba) un mundo nuevo iba a surgir de la destrucción del Anillo Único (como también hemos dicho supra) lo mismo que surgiría uno nuevo del mismo momento en el que la Virgen María, ante el requerimiento del Ángel Gabriel, dijera sí a Dios, destruyendo, en tal sentido, el mal hecho por el hombre hasta entonces, los pecados cometidos a instancia propia o por instigación del Maligno. Y es que, a lo mejor, aquí tampoco nada es casualidad en la que, para nada, cree el que esto escribe…

Pues bien, decimos que hoy es un día muy importante para todo aquel que tenga a Tolkien por un escritor crucial en su vida o, al menos, lo conozca, aunque sea de oídas y para que la cosa deje de ser así… 

Pero, para que nadie se olvide de lo que aquí tratamos, nosotros podemos decir que leer a J.R.R. Tolkien es importante porque:

-Está más que bien que haya un escritor que plantee la existencia de un mundo, la Tierra Media, donde una serie de valores aún se tengan en cuenta.

-Está más que bien que haya un escritor que haya dado su vida ordinaria para llevar a cabo una obra tan importante como la suya.

-Está la mar de bien que haya un escritor que fuera tan meticuloso en lo que hacía que todo bien que se diga sobre lo escrito será, siempre, poco.

-Está la mar de bien que haya un escritor que, como J.R.R. Tolkien, haya escrito de tal forma que su obra es imperecedera y, por tanto, no pasa ni ha pasado de moda ni de la actualidad literaria de tal forma que podemos acceder a ella como si fuéramos los primeros que la leemos y está ahí: fresca, clara, limpia.

-Está la mar de bien que haya un escritor que haya querido hacer, de su obra, expresión de una fe propia (siendo universal) sin que se pueda decir que ha hecho apología de la misma (aunque esto no sea poco importante, claro está) y la sutileza, en tal sentido, sea más que admirable. 

-Está la mar de bien que haya un escritor que sea leído por no creyentes porque no ofende con lo que escribe a otras creencias o a no tenerlas. 

-Está la mar de bien que haya un escritor que llene a sus lectores de tanta imaginación y de tanta luz interior.

-Está la mar de bien que haya un escritor que sea capaz de hacernos estar con sus personajes como si fuesen contemporáneos nuestros o los tuviésemos a nuestro lado; que los haya hecho tan cercanos, así.

-Está la mar de bien que haya un escritor que haya conseguido, sin quererlo esto (claro está, pero…) que haya muchas personas que se quieran llamar de una forma propia de su Tierra Media y tengan, por decirlo así, un nombre Terramediano, un otro yo siendo sí mismos.
-Está la mar de bien que haya un escritor que haya trazado un camino de tal manera perfecta que influya de forma decisiva en la vida de sus lectores, que quede poso personal.
 

Y, en fin (y, por fin), 

-Está la mar de bien que haya un escritor que haya querido serlo, con tal intensidad y tal perseverancia, que rubricó su vida con una obra verdaderamente inmortal, casi como la vida de uno de los Primeros Vivientes de la Tierra Media. O sin casi.

(Meme elaborado con toda la intención del mundo por… él sabe quién)

Y, para ser francos y no faltar a la verdad, esto ya lo escribimos en otra ocasión pero es que… como creemos que es tan cierto como que hubo sol y luna después de ser destruidas las dos lámparas por no queremos recordar el nombre de los que hicieron eso, hemos querido recordar algunas de las causas por las que leer a Tolkien es tan importante. Y es que, como diría Gandalf….¡corred insensatos a leerlo! y, a ser posible, todos los días. Y esto es para los que no lo leen porque sus lectores… esos ya son sensatos del todo… al menos por eso y en eso.

   

Eleuterio Fernández Guzmán

   

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Tierra Media: otra Tierra, esta Tierra. 

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna. 

29 comentarios

  
Lector
Esta obsesión anglómana y cuasi-mesiánica por Tolkien me parece exagerada y algo fuera de traste, la verdad. Amén de estar muy 'démodé'...


EFG

Pues si usted cree eso es que tendría que pensar quién, en realidad, está "démodé"...
23/03/22 6:33 PM
  
Ronin
Desconocía el hecho de que el día 25 de Marzo fuera el día de leer a Tolkien. Me lo apunto.

Y desconozco también si en ese día se hace algo en Oxford o los lugares donde Tolkien padre vivió. A modo de lo que se hace en Dublin el día de leer a Joyce por ejemplo donde se interpretan partes de su Ulises por la ciudad y se "peregrina" a ciertos lugares que el frecuentaba o que el usó a modo de inspiración para esa obra.

Y me fascina la gente perdida, que no errante, que entra en un blog como este y se asombre que se hable de Tolkien. Supongo que les asombrará que en los demás blogs del portal se hable de la Iglesia o aquí mismo la mayoría de los días. Sin olvidar al bueno del Beato Lolo.

Qué cosas.

EFG

Es verdad... ¡Qué cosas!
23/03/22 7:54 PM
  
Lector
"Y me fascina la gente perdida..."

Sí, ya: Tolkien como sacramento de salvación. Ni los niños de verdad, anglómanos o no, lo creen de sus juguetes.
24/03/22 12:07 AM
  
providence
Hola a todos los forofos de Tolkien,

Ustedes conocen que:

- El día 25 de marzo es el día de leer a tolkien
- El dia tal que frodo hizo tal cosa
- El dia cual que frodo cumple añitos ( míralo que bonico)


Pero


¿ Ustedes conocen el día que recibieron el Santo Bautismo en sus carnes mortales ?
¿ Lo celebran de alguna forma ?



Desde hace tiempo, tengo la intuición que olvidar año tras año el día en que fuimos bautizados, y celebrar el cumpleaños con velas y deseos supersticioso cantando aquello de " y que cumplas muchos más", cuando Cristo tenía ANSIA Y PRISA de encontrarse con nosotros cuanto antes, va a ser materia grave de confesión el día de nuestro juicio particular.


Es una intuición que cada día se consolida más. Por eso la comparto.


Bendiciones

PD la cuestión es .- ¿ tratamos a Dios como si fuera persona ?

PD2 El bautizo no es la inscripción a los boys scout. Es lo más grande que tenemos y los más grande que una persona puede hacer por otra.

Mi bautizo fue el 31 de Octubre por la mañana.




EFG

La verdad... no sé las razones por las cuales usted mezcla churras con merinas...
24/03/22 6:37 PM
  
providence
Ronin
Y me fascina la gente perdida, que no errante

***

Empiezo a pensar que algunos estáis perdiendo el norte.

Olvida usted que esta página no se llama INFORONIN O INFOELEUTERIO, usted está haciendo uso de la palabra CATOLICA para vincular asociar o ligar una obra que no tiene nada de Católica ( es más bien pagana y mitológica). Olvida usted que un grupo de personas por muy frikis que sean del señor de los anillos, no son nadie para vincular constantemente la obra con la Santa Iglesia Católica. Sobre todo cuando hay incompatibilidades con la doctrina.

Si esta página se llamara Inforonin.com, descuide que no me vería usted en ella.

Por cierto, en el anterior post hice una cuestión doctrinal que aun no ha contestado.





RAE friki m. Pe. Persona que cultiva una afición desmedida por algo, generalmente vinculado con un estilo de vida moderno. (friki).
24/03/22 8:04 PM
  
José Ángel Antonio
>>>>>>El dia cual que frodo cumple añitos ( míralo que bonico)
Sí, el 22 de septiembre, cumpleaños de Frodo y Bilbo.

>>>>>¿ Ustedes conocen el día que recibieron el Santo Bautismo en sus carnes mortales ?

Sí, también el 22 de septiembre. Jajaja, yo celebro las dos cosas a la vez.

Lo de las incompatibilidades con la doctrina católica de la obra de Tolkien es una chorrada: es una obra de ficción, más aún, de ficción fantástica.

Si uno escribe "Había una vez unos niños llamados Hansel y Gretel a los que casi come una bruja..." ¿comete pecado por decir algo que "no es cierto"?

Parece que Don Providence no tiene un problema con Tolkien, sino con la ficción, como Jorge de Burgos.
24/03/22 10:27 PM
  
Cos
Diego Blanco explica como El Señor de los anillos le rescató y le condujo hacia el camino de la fe:

youtube.com/watch?v=lY4lSYTeH3M
25/03/22 6:51 AM
  
providence
Parece que Don Providence no tiene un problema con Tolkien, sino con la ficción, como Jorge de Burgos.

**

Apreciado J J A

No ha ningún problema conla ficción

El problema es que no tenéis ningún derecho a vincular constantemente al señor de los anillos con la Iglesia Católica.

No es tan difícil de entender.

Móntate la web J J A y ahí haces todas las vinculaciones que quieras, pero no desde una web que de entrada usa la Sagrada palabra Católica,

Ya??


PD Dígame los puntos en común del Señor de los anillos con la doctrina. Yo le puedo decir bastantes contradicciones que hacen de ESDLA una anti-catequesis.
25/03/22 7:26 AM
  
providence
J J A

Sí, también el 22 de septiembre

***

Me alegro que usted celebre su bautismo.

Y espero que lo celebre con tanta intensidad y alegría como cuando celebra el día que le salió el primer diente a Frodo, o el día en que Frodo hizo tal o cual cosa.

No cree usted que al igual que sección fija semanal de tolkien, debería haber una sección fija sobre el BAUTISMO?






Mire,

Aprovecho ya de paso para comentar una cosilla:

Decimos los Católicos que unos plantan otros riegan pero SOLO DIOS HACE CRECER.

¿ Por qué Dios no da crecimiento Apostólico a Infocatólica ? ¿ Por qué en vez de crecimiento hay estancamiento o incluso decrecimiento en tantos años de apostolado ?


Son varios los motivos que veo, pero me centraré en dos:

1.- Que un autor de una obra pagana y mitológica que no tiene nada que ver con la Iglesia Católica ni puntos en común con su doctrina tenga seccion fija semanal NO SE ENTIENDE. Y por ello creo que Dios no da el querer y obrar a más posibles lectores, ya que podrían contaminarse de ciertas cosas que estoy seguro no agradan en el cielo; como el señor de los anillos.

2.- Que en Infocatólica se den por válidas dos formas de realizar el acto sexual entre cónyuges que son contradictorias no se entiende tampoco.

Es decir, o se puede sodomizar a tu esposa o no se puede. O tu esposa te puede masturbar con la boca o no se puede.

La tradición de más de mil años dice que no. San Alfonso dice que no. Santo Tomas dice que no etc. Cientos de miles de Católicos durante cientos de años penaron largas y duras penitencias por cosas que aquí se toleran. Aquí hay muchos bloggers CLERIGOS Y LAICOS que siguen la teología de royo marin que SI LO PERMITE (masturbación y sodomia).

Bendiciones



EFG

Yo le publico aquí lo que usted ha escrito. Ahora aténgase a lo que le puedan decir si es que hay alguien que diga algo...

Por cierto, sé que usted ya hace tiempo que apareció por este mismo blog para decir lo mismo. Tiene libertad para hacerlo pero le digo que es usted un poco cansino. Sólo eso.
25/03/22 8:00 AM
  
providence
A ver si me explico

Creo que Dios no va a permitir que entre aquí asiduamente alguien a quien las contradicciones que en este portal se admiten pueda afectar o empeorar la situación de ese potencial Católico asiduo.

Los 6000-9000 lectores habituales que ya hay ( los que Dios permite que haya ), son aquellos a los que las contradicciones graves existentes en infocatólica no van a emperorar su situación actual.

Una vez lei en un post de un bloggero que esa es la horquilla de lectores unicos habitales.

EFG

Y dale...

Sobre eso de las cifras yo no sé si son ciertas o menos ciertas. De todas formas dice San Pablo algo así como que él predica para que al menos se convierta uno. Podría ser usted?
25/03/22 8:29 AM
  
providence
Vamos a ver Eleuterio

1. Le he preguntado muchas veces que me diga los puntos en común de la doctrina de Cristo con el señor de los anillos. YO le he expuesto varias graves contradicciones que no han sido rebatidas por usted y tampoco dice cuales son los puntos en comun.

2. Vuelvo a decir que el que se está extralimitando es usted colocando una seccion pagana y mitologica fija en un portal que usa la palabra CATOLICA.


25/03/22 8:37 AM
  
providence
cos
Diego Blanco explica como El Señor de los anillos le rescató y le condujo hacia el camino de la fe

**

Cualquier conversión es don de Dios. Dios da la Gracia siempre y de Él es la iniciativa.

Que ese señor de subjetivamente a ESDLA un valor cuasi mesiánico blasfemo no tiene ningún valor.

Esa frase es una blasfemia COS.
25/03/22 8:49 AM
  
Cos
providence Cualquier conversión es don de Dios. Dios da la Gracia siempre y de Él es la iniciativa. Que ese señor de subjetivamente a ESDLA un valor cuasi mesiánico blasfemo no tiene ningún valor. Esa frase es una blasfemia COS. ---------------------- ¿Cómo va a ser una blasfemia? No diga cosas absurdas. Como es sabido por todo el mundo, Dios se sirve de causas segundas en innumerables ocasiones.
25/03/22 10:52 AM
  
providence
cos ¿Cómo va a ser una blasfemia? No diga cosas absurdas. Como es sabido por todo el mundo, Dios se sirve de causas segundas en innumerables ocasiones.

***

Pienso que ya somos mayorcitos para hablar con propiedad. Y esa frase habla en términos blasfemos que un no creyente o una persona con poca formación doctrinal podría mal interpretar = ESCÁNDALO.


Esa frase tal cual está formulada puede llevar a confusión y al error y por tanto no se debería hablar así.

A eso es a lo que me refiero, y estará usted conmigo que llevar al error a otra persona o confundirla es peligroso si nos atenemos a las palabras de Jesús sobre el escándalo. Hable con propiedad y no repita frases mal construidas de partida.

¿ Tiene sentido que se le rinda tributo semanal a una obra pagana ,mitológica en Infocatolica ? NO! NO LO TIENE.

¿Tiene sentido que se hable más veces de frodo que de Santa Teresita de Lisieux ? NO! NO LO TIENE.
25/03/22 1:04 PM
  
providence
Eleuterio, le matizo esta frase

Creo que Dios no va a permitir que entre aquí asiduamente alguien a quien las contradicciones que en este portal se admiten pueda afectar o empeorar la situación de ese potencial Católico asiduo.

***

A todos aquellos que Dios no da el querer y obrar de ser asiduos lectores de infocatolica (podrían ser millones), Dios los mantiene y preserva en una ignorancia no culpable ya que:

- La gravedad de cometer masturbación asidua en el matrimonio es menor que si conoces la doctrina versus la teología modernista que la tolera.

Puede ser contumaz y malicioso el conocer la doctrina (catecismo, santos, enciclicas) pero decantarse por las teologías modernas de unos pocos autores que parece les va la marcha en cuanto a sodomia, felación y masturbación. De fragilidad de la carne pasamos a la rebeldía directa a Dios, que es muy diferente; " por eso he jurado en mi cólera que no entrarán en mi descanso!"

Dios nos juzgará por la fidelidad a la tradicion y magisterio infalible, no por la fidelidad a las "doctrinas" de algunos teologos.

Bendiciones!
26/03/22 8:28 AM
  
José Ángel Antonio
A ver, Don Providence, si de verdad está usted abierto a entender las enseñanzas católicas de las obras de Tolkien le comento que en ReligionEnLibertad HAY UNA SECCIÓN ENTERA con 40 artículos: repase sus títulos, lea los más interesantes y haga lo que dice la Biblia: "examinadlo todo y quedaos con lo bueno".
https://www.religionenlibertad.com/secciones/1/187/tag/tolkien.html

También le recomiendo los dos ensayos premiados "La Virgen María en la vida y obra de J.R.R. Tolkien" y "El señor de los elfos. El Silmarillion y los Padres De la Iglesia", que puede descargar gratis en la web de la Sociedad Tolkien:
https://www.sociedadtolkien.org/premio-ensayo-aelfwine/

El obispo Barron (auxiliar de Los Ángeles, es decir, trabaja con Horacio Gómez, formado en el Opus Dei) en la tumba de Tolkien en Oxford: "ves tantas cosas católicas en su obra, evangeliza la imaginación", dice:
https://www.youtube.com/watch?v=Us0A7zYF9qQ

Pero Tolkien escribe cuentos y novelas DE FANTASÍA, no catecismos. No nos pregunte "dónde está el punto 662 o 664 del Catecismo" en el Señor de los Anillos. [Pero, bueno, yo los veo en los capítulos 4 y 5 del Libro VI, igual que San Clemente de Alejandría veía mucho Evangelio en la Odisea... aunque el autor de ESdlA era católico devoto y el de la Odisea no].
26/03/22 10:16 AM
  
providence
Apreciado JJA

Lo único que se puede concluir con las referencias que hace Ud mención es que Mons Barron es un fanático o forofo de ESDLA y en religión y libertad también los hay, punto. Eso no es serio!

Seremos juzgados entre otras cosas por la fidelidad al magisterio y los mandamientos ( el 1º mandamiento excluye todo aquello que sea mitologico pagano supersticioso, y en ESDLA abunda todo ello).

Si le parece, rebata las siguientes objeciones serias hechas por un teólogo Católico por el bien de las almas:

***



"Pero quiero restringirme al ‘problema’ que se ha perfilado en los últimos años en torno a esta obra[1]. Prescindo deliberadamente de las intenciones del autor que, en última instancia, sólo conoce Dios y me inclino a juzgar benignamente. Lo que llamo ‘el problema’ es el efecto que su lectura causa en ciertos ambientes ‘pro-tolkienianos’, no sólo ‘New Age’ sino ‘católicos'[2].

Tolkien se lee como un agradable y cautivante pasatiempo. Tiene un estilo brillante cuya aptitud para atrapar al lector subyace a pesar de las traducciones. Tiene la capacidad de despertar simpatía (en el sentido de ‘afecto, identificación de sentimientos’) entre el lector y sus personajes. Esto ocasiona que el lector tienda a emitir juicios indulgentes sobre elementos extraños a una mentalidad cristiana y que en otros contextos probablemente habría rechazado o mirado con sospecha; por ejemplo, el tema de ‘magos buenos’, ‘sortilegios buenos’, ‘poderes mentales bien usados’, ‘anillos de poder buenos y malos’, la temática de un viaje típicamente iniciatico, etc. Más perplejidad que el ‘Señor de los Anillos’ deja el ‘Silmarillion’ que se plantea como una completa ‘cosmogonía’ con cierto sabor -al menos cierto sabor- gnóstico. La mayoría de los elementos pueden ser bien interpretados, pero ¿vale la buena interpretación para todos los elementos de su obra?

‘Es una ficción literaria’, se me puede objetar. Por supuesto; es sólo ‘fantaciencia’; pero una fantaciencia que hay que poner en su lugar y no extralimitar bajo ningún pretexto, porque es una ficción literaria que tiene como argumento la explicación total de la realidad, y la gran inquietud del hombre es poder explicar toda la realidad, y la gran tentación del hombre es explicarla a su medida y racionalmente; eso fue lo que pasó en el Paraíso[3].

Vuelvo a indicar un presupuesto: no condeno a Tolkien ni lo defiendo; respecto de él y de su intento literario no quiero elaborar ningún juicio por el momento. Voy, pues, a su efecto sobre la psicología del lector católico que se obsesiona con su lectura.

1. Nuestra subyacente tentación gnóstica

Nuestra naturaleza está herida como consecuencia del pecado original; y este pecado fue un pecado de ‘gnosticismo'[4]. La inclinación al pecado que nos ha quedado luego del bautismo incluye, pues, una tendencia al gnosticismo que se manifiesta en el gusto morboso por lo fantastico, lo diabólico, el misterio del mal en sus raíces y -como ya he dicho- las explicaciones globales, racionales e incluso espúreas de la realidad. Esto no hay que olvidarlo pues la obra que analizamos exacerba esta tendencia que es una ‘herida’, una ‘desviación’ de nuestra naturaleza: el ‘fomes’ de nuestra inteligencia[5]. La obra de Tolkien ha tenido desde hace años una llamativa aceptación en los ambientes gnósticos de la New Age. ‘Ellos lo tergiversan’, se dice. Concedo; pero al menos hay que aceptar que tiene un lenguaje, una temática y muchos elementos que son del gusto de las tendencias New Age, y por eso dudo que sea un instrumento apto para dialogar con ellas. Me parece que en tal intento es más el riesgo de que se distorsione el pensamiento evangélico y no que se conviertan los gnósticos a la ortodoxia metafísica.

2. El problema psicológico

Tolkien es un genio. Ha hecho en la literatura algo que nadie ha logrado jamás. Ha creado una especie de ‘realidad virtual’ literaria. Porque su obra tiene todas las características de la realidad, salvo que ella misma -como un todo- es irreal. Pero el que no asienta este presupuesto va muerto.

El mito creado por Tolkien tiene todas las dimensiones de la realidad. Tiene pasado (posee una prehistoria celestial y terrena), un presente agónico y un futuro vislumbrable; es decir: tiene Génesis y Apocalipsis. Y ese pasado, presente y futuro, no se identifica en absoluto con el nuestro: es distinto y lleno de anacronismos que dan la sensación de encontrarse en otra dimensión. Tiene volúmen físico: posee una geografía minuciosa y propia, totalmente distinta de nuestro planeta, pero sin que falte en ella nada: ríos, bosques, montañas, llanuras, mares, y cada lugar con su historia, sus hechos, sus anécdotas; tiene un espacio estelar propio; tiene una fauna propia, sólo en parte coincidente con la nuestra; tiene especies racionales propias que van de los ángeles, semiángeles, hombres, semihombres, subhombres; y cada uno con su psicología propia, sus rasgos propios, su genealogía propia, su lengua propia (creada enteramente por el mismo Tolkien) en la cual hablan, cuentan sus raíces históricas, recitan, cantan, y lo hacen con belleza, con poesía. Tiene ángeles y demonios propios; tiene encarnaciones del bien y del mal propios… Tiene su Dios y sus demiúrgos; tiene su tentación y su caída original; tiene su Héroe y tiene su propio Redentor. Todo en esta creación es plausible. Todo cierra, como una esfera perfecta. Desde dentro uno no se plantea la duda de encontrarse en el mundo real o en una pesadilla o en un sueño.

Esto es lo genial y lo dramático. Porque el que entra en el mundo de Tolkien corre el riesgo de traspasar una puerta que lo conduce a otro universo donde todo cuadra, todo encaja, todo tiene lugar y razón de ser. No tiene puntos de referencia internos que exijan volver a nuestra realidad. Si el lector se encuentra a gusto allí, queda atrapado en una dimensión irreal que él cree real. Es una ‘realidad virtual’, como se dice hoy. Y dentro de ella puede llegar a fabricarse su propia personalidad virtual estructurada en base a las interacciones virtuales con sus personajes de fantasía y sus nuevos gustos (y si es religioso, esa personalidad virtual tendrá su propia oración virtual, su libertad virtual, su comunidad virtual, sus superiores virtuales, sus obligaciones y sus derechos virtuales). Puede caer así en una especie de paranoia de origen literario, como la que causa el uso de la realidad virtual en el mundo informático.

3. La vía hermenéutica

Para muchos esta fábula mítica se convierte en una vía hermenéutica de los misterios revelados; creen que ilumina la Encarnación y Redención, una especie de ‘Biblia comentada’ (sic) o al menos una alegoría explicativa de los misterios revelados. Sé de otros que llegan a ver, meditar y rezar los misterios cristianos ‘a la luz’ de Tolkien y los saborean más cuando Cristo es visto bajo la figura de Aragorn, de Gandalf o de Frodo que cuando es leído en la pureza -tal vez insípida para ellos- del relato evangélico.

Se llega incluso a aplicar algunas reglas de ‘tipología bíblica’ yendo ahora al revés: de la realidad para elaborar el mito literario y luego del mito para comprender mejor la realidad. ¿Es esto plausible? Me parece que es el punto más delicado de la distorsión mental a la que lleva esta moda.

Ante todo, porque constituye en realidad una ‘antitipología’. Cierto que uno puede crear una historia como sucedida en el pasado inventando personajes con las características y rasgos esenciales de seres reales posteriores a ella, y concretamente de Cristo. ¿Es lícito? Como intento literario nadie puede prohibirlo; pero con la condición de que muera en el intento literario, es decir, que no se le dé más importancia que esa. Porque la tipología verdadera, es decir, el que personas y acontencimientos del pasado hayan prefigurado a Cristo, a realidades futuras, sacras o celestiales, es sólo posible si Dios que es el autor de la historia así lo ha determinado. Y la única forma de saberlo es por Revelación del mismo Dios. Podemos ver a Cristo en la figura de Moisés, de Noé, de Jonás, de Job, del cordero pascual o del maná… porque sabemos por Revelación que lo ‘significaban’. Por el mismo motivo, nada impide que también lo hayan representado Alejandro Magno, Buda o Platón… pero es ocioso buscar en ellos algún rasgo de Cristo porque nos falta el dato que justifica la verdadera prefiguración: la intención del Autor Divino. Alguien puede, si quiere, servirse de alguno de esos personajes profanos para hablar de Cristo, pero no le debe dar ningún valor más que el retórico. Más ocioso es buscarlo en personajes ficticios creados por un autor posterior a Cristo.

Si alguno se autosugestiona pensando que con una historia de este tipo se iluminan más los rasgos evangélicos de Cristo, de su doctrina o de su moral, está invirtiendo los papeles: pasamos de la luz a la tiniebla, de la veritas a la figura, de la realidad a la sombra.

Por otro lado, así como el marxismo y la teología política intentó una ‘carnalización’ del Evangelio (leyendo los hechos del Nuevo Testamento a la luz del Antiguo; por ejemplo, la obra de Cristo como un nuevo Moisés que nos libra de la opresión capitalista), así esto parece representar una ‘gnostización’ del Evangelio: leerlo en clave pagana, gnóstica, mágica.

Repito una vez más: a Tolkien tal vez ni se le haya cruzado por la cabeza… pero ¿se podrá decir lo mismo de todos sus lectores?

4. ¿Por qué resulta tan ‘cautivante’ para la mente del cristiano actual un género como éste?

¿De dónde esa ‘necesidad’ del ‘mito’? ¿No es el cristianismo ‘de suyo’ una religión de misterios? Creo que en muchos puede provenir de (o por lo menos conducir a) un ‘desencanto’ del misterio verdadero, un desencanto de lo propiamente sagrado. En los primeros siglos ayudarse a comprender el misterio de la Encarnación y la Redención apoyándose en los ‘misterios de Mitra’ fue una de las tentaciones gnósticas: primero Mitra fue un ‘apoyo’, luego fue un sustituto de Cristo.

5. Embotamiento

Veo también en el uso extralimitado que se hace de esta literatura el peligro de ‘embotar’ el entendimiento de frente al misterio divino, y un entendimiento embotado es lo que la Escritura llama un ‘necio’ (Sal 92,7; Prov 10,21). Es lo contrario de la purificación de la inteligencia que los místicos cristianos han enseñado como única vía de acceso al conocimiento divino. Es, entonces, una antimística. La tradición cristiana ha planteado siempre el rechazo de todas las falsas místicas naturalistas y la afirmación de la única mística ortodoxa cuya enseñanza esencial es la necesidad de trascender las imágenes sensibles para llegar a Dios; es la vía de la negación, o de las noches, que comienza a ser subrayada en la Tradición con la doc­trina espiritual de San Gregorio de Nyssa. San Juan de la Cruz, que le da la máxima expresión, sostiene claramente que la unión con Dios se obtiene a través de la noche oscura del sentido: para llegar al co­nocimiento esencial de Dios hay que trascender todas las imágenes y conceptos que han servido de paso inicial en la vía de la afirmación (muchas veces a través de una devoción sensible), entrando así en la vía de la negación que es el camino de la fe (desapegándonos del soporte material de nuestros conceptos y afectos inadecuados para unirnos a Dios), para desembocar finalmente, como han hecho los grandes místi­cos, en la vía de la eminencia donde las imágenes vuelven al alma ya situada en lo esencial[6]. Aquí se transita muchas veces la vía inversa; o al menos se ancla la inteligencia en un mundo de imagen sensible y fantasiosa.

6. Superficialidad

Creo que cuando este tipo de literatura focaliza toda la -o simplemente ‘mucha’- atención del lector católico (sobre todo si es religioso o sacerdote, y en menor escala en el laico) es un síntoma que denota profunda superficialidad intelectual, o al menos una inclinación hacia ella. Porque se da un traspaso del gusto de lo ‘teológico’, que es riguroso y científico, a lo alegórico, figurativo y fabulesco. Entiéndase bien: esto puede cumplir una legítima función, y muchas veces lo hace; pero es una función introductoria. La fabula moral no es la moral, la alegoría dogmática no es el dogma. Aquello de San Pablo: ‘Os di a beber leche, no os di comida, porque aún no la admitíais. Y ni aún ahora la admitis’ (1 Cor 3,2). Volver a la alimentación infantil es un retroceso. El gusto excesivo por la ‘teología fabulística’ es signo no de madurez sino de ‘senilidad’ intelectual.

7. ¿Cultura?

El recurso al mito o a la imagen pagana para ‘interpretar’ el misterio cristiano puede llegar a ser una ‘desinculturación’. Los Santos Padres lucharon para cristianizar los valores rescatables del paganismo; no tenemos que ceder a la tentación de ‘paganizar’ los valores y las verdades cristianas. Lo que más entusiasma en este tipo de literatura es la plasmación de altos valores como la amistad, la lealtad, la nobleza, la simpatía, el heroísmo, la fortaleza, el sacrificio. Nadie puede negarlo. Pero hay que tener conciencia que esos valores no tienen la misma dimensión en el cristianismo y en el paganismo, ya sea porque en el cristianismo existe un organismo infuso de tales virtudes o al menos (para quienes no admiten la teoría de las virtudes morales infusas) porque están elevadas por la caridad. Presentarlas en un contexto ‘natural’ es rebajarlas, quitarles el espíritu de fe y caridad que le abren metas más altas y a veces distintas de las humanas. Además, ‘naturalizar’ lo sobrenatural es precisamente lo que hace el ‘espíritu del mundo’, por tanto, esto por el sólo hecho de ser ‘menos bueno’ que lo bueno a que nos hace aspirar la fe, es algo mundano; y, en gran parte, tal ha sido uno de los mayores empeños del progresismo.

8. Conclusión.

Prescindiendo de Tolkien, el uso exagerado que se hace de él en muchos ambientes católicos, ¿no es acaso uno de los síntomas de la necedad proverbial del mundo moderno? Quiero recordar algunos textos que sí tienen a Dios por Autor principal:

–Ba 3,23: ‘Los autores de fábulas y los buscadores de inteligencia, no conocieron el camino de la sabiduría ni tuvieron memoria de sus senderos’.

–1 Tm 4,7: ‘Rechaza, en cambio, las fábulas profanas y los cuentos de viejas. Ejercítate en la piedad’.

–2 Tm 4,3-5: ‘Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por su propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír novedades; apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas. Tú, en cambio, pórtate en todo con prudencia, soporta los sufrimientos, realiza la función de evangelizador, desempeña a la perfección tu ministerio’.

–Tt 1,13-14: ‘Por tanto repréndeles severamente, a fin de que conserven sana la fe, y no den oídos a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad’.

–2 P 1,16: ‘Os hemos dado a conocer el poder y la Venida de nuestro Señor Jesucristo, no siguiendo fábulas ingeniosas, sino después de haber visto con nuestros propios ojos su majestad’.

Espero que de ninguno de los lectores de Tolkien deba decirse como de aquel hidalgo que ‘se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer se le secó el celebro de manera que vino a perder el juicio. Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamientos como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, requiebros, amores, tormentos y disparates imposibles; y asentósele de tal modo la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas soñadas invenciones que leía, que para él no había otra historia más cierta en el mundo'[7].

P. Miguel A. Fuentes, IVE

[1] Esta respuesta fue publicada en la revista Diálogo 17, con el título “Leer a Tolkien en una sociedad gnóstica”.

[1] Escribo esto con interés puramente sacerdotal: para dar respuesta a quienes en conciencia han puesto en mis manos su preocupación al respecto. No me mueve ningún prurito literario de discutir la validez de un gran autor como fue Tolkien, ni de un género literario cualquiera (ésa es tarea para especialistas).

[2] En escala mucho menor pero casi los mismos ambientes, el mismo fenómeno se repite con el uso de ‘Crónicas de Narnia’, de C.S.Lewis.

[3] Esta sensación de ‘explicación global’ se refuerza ante el sorprendente hecho de lo reiterativo del argumento de Tolkien. La mayor parte de sus obras guardan una gran unidad; el argumento de base se reitera en El Silmarillion, El Hobbit, El Señor de los Anillos, Cuentos Inconclusos, parte de su correspondencia (en muchas de sus cartas escribe, discute, reinterpreta personajes y hechos de sus obras incluso como si se tratasen de personajes o hechos históricos). Creo que debe ser un caso único en la historia de la literatura en que un Autor dependa tanto del mundo ficticio al que ha dado a luz en su creación literaria.

[4] Muy bien lo explica el P. ALBERTO GARCIA VIEYRA en: El Paraíso o el problema de lo sobrenatural, Ed. San Jerónimo, Santa Fe 1980.

[5] El mismo Tolkien caracterizaba a su obra de ‘mito’. Lewis, después de calificar la obra de su amigo como mito, explica este género contraponiéndolo con la ‘alegoría’: ‘…un buen mito (es decir una historia de la cual brotarán siempre significados diversos para diferentes lectores y diferentes edades) es algo más elevado que una alegoría (en la cual se ha puesto un solo significado). En una alegoría un hombre puede poner solamente aquello que ya conoce; en un mito pone lo que todavía no conoce y que no podría surgir por ningún otro camino’ (‘Letters of C.S.Lewis’, New York and London, Harcourt Brace Jovanivich, 1975 p. 271). Es precisamente esta capacidad de suscitar diversos significados en el lector lo que ha llevado a algunos a sostener los mayores disparates.

[6] Cf. especialmente lo que dice SAN JUAN DE LA CRUZ en: Subida del Monte Carmelo, L.2 c.6,1.

[7] Miguel de Cervantes, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, c.1.


-------

1. Introducción
Algunas observaciones y sugerencias que he recibido a raíz de mi artículo “Leer a Tolkien en una sociedad gnóstica”[1] me exigen retomar el
argumento en algunos puntos. Vuelvo a insistir sobre el interés puramente pastoral de dicho escrito. Si para dar una respuesta a las consultas recibidas he tenido que meterme en terreno teórico, se ha debido a la necesidad de intentar una explicación de casos precisos. Pero los casos son históricos, reales y concretos. Las explicaciones de los mismos, caen bajo mi responsabilidad y se fundamentan en mis conocimientos que, al ser limitados, son materia totalmente opinable. Evidentemente puedo equivocarme; creo estar en lo cierto, pero si se me demuestra lo contrario retractaré mis afirmaciones, pues, como dijo Lugones: “solamente los necios jáctanse de no enmendar sus errores, sean ellos literarios o ideológicos. Quien aprende, rectifica”[2]. Dicho esto quiero aclarar algunas cosas.

1. Un escape de la realidad
Afirmé que la obra de Tolkien presenta una situación ficticia tan vívida y ensamblada, tan global y exhaustiva que, a mi juicio, produce en el lector
una especie de realidad virtual. Se me ha objetado que toda obra literaria crea una cierta realidad virtual. Ciertamente; pero habría que hacer una
precisión conceptual. Intenté expresar con tal término algo más fuerte que la simple construcción imaginaria que es propia de toda literatura. Heusado con anterioridad este concepto de realidad virtual, tomándolo del uso que se le da en algunos medios de difusión para hablar de una
variante moderna de la pornografía informática: “La realidad virtual, que se va extendiendo asombrosamente en el mundo de los juegos
computarizados, consiste en recrear tridimensionalmente la fantasía elaborada por computación. Gracias a algunos elementos, como son el casco tridimensional, auriculares y algunos accesorios más, el usuario ‘entra’ en otro mundo, el mundo de la fantasía, donde los personajes y paisajes tienen cierta ‘realidad’ para él. Por obra del casco, y eventualmente de sensores, sólo un acto de reflexión puede hacerle tomar conciencia de que todo cuanto lo rodea (ese mundo en el que está ‘sumergido’ y los personajes que giran a su alrededor) no existe en la realidad. Ya no es una escena que aparece en la pantalla de su computadora, sino que es un escenario donde él esta dentro, y su fantasía lo rodea. Pueden colegirse algunos de los efectos que esto puede ocasionar, y ocasiona de hecho, sobre la psicología humana: pérdida del sentido de la realidad, ausencia del sentido de relación, principios de estados paranoicos, disociaciones de la personalidad, ocasionales brotes esquizofrénicos”[3].

Al hablar de Tolkien quise referirme a algo semejante elaborado literariamente. Si el término se presta a equívocos lo llamaré “alucinación
literaria”. Sigo insistiendo en el problema psicológico de fondo: creo que este tipo de literatura (no sé si por sí misma o por el ambiente cultural en
que se inserta) crea para el lector un “espejismo” que lo aleja de la realidad. Así como hay cultores de “La guerra de las galaxias” o “Viaje a las estrellas” que son capaces de suicidarse para viajar eternamente en la cola de un cometa paradisíaco[4], así los hay que ven la realidad que nos
rodea con los ojos de la fantasía desorbitada por este tipo de literatura.
El profesor Vítor Manuel de Aguiar e Silva escribe: “entre el mundo imaginario creado por el lenguaje literario y el mundo real, hay siempre
vínculos... El mundo real es la matriz primordial y mediata de la obra literaria; pero el lenguaje literario no se refiere directamente a ese mundo, no lo denota: instituye, efectivamente un heterocosmo, de estructura y dimensiones específicas. No se trata de una deformación del mundo real, pero sí de la creación de una realidad nueva, que mantiene siempre una relación de significado con la realidad objetiva”[5]. Pero, ¿no puede esto
agudizarse en algún tipo de literatura, al menos por influencia de factores externos a ella? Esto es precisamente lo que creo sucede con la
literatura que tomamos en consideración al ser combinada con el contexto cultural hoy reinante. De hecho el mismo catedrático menciona más adelante como una de las finalidades asignadas con frecuencia a la literatura, la evasión: “En términos generales la evasión significa siempre la fuga del yo ante determinadas condiciones y circunstancias de la vida y del mundo, y, correlativamente, implica la búsqueda y la construcción de
un mundo nuevo, imaginario, diverso de aquel del cual se huye, y que funciona como sedante, como compensación ideal, como objetivación de
sueños y aspiraciones. La evasión, como fenómeno literario, puede comprobarse tanto en el escritor como en el lector”[6]. Después de analizar la evasión en el creador literario, continúa con la evasión en el lector, que es la que me interesa reseñar: “Éste llega a la evasión a través del tedio, de la frustración y del proceso psicológico conocido como bovarismo (del nombre de Emma Bovary, personaje central de la novela de Gustave Flaubert, Madame Bovary), es decir, la tendencia a soñar ilusorias felicidades y aventuras, y a creer en el ensueño así tejido. La lectura resulta entonces excitante de un sentimentalismo ávido de quimeras, realización ficticia de deseos inconfesados, forma ilusoria de compensar frustraciones existenciales”[7].

Según mi opinión, aquí está el punto. Las condiciones socioculturales de nuestra época de fin de siglo y milenio son propias de un momento
histórico de desencanto; el fenómeno social está signado por una neurosis de decepción y depresión causada por la falta de respuesta adecuada que ofrece al hombre de hoy la cultura de masas, una religión disecada, el materialismo y el hedonismo, la tiranía de la tecnología sobre la actividad del espíritu y, sobre todo, la herencia de la filosofía de la inmanencia. Por eso la mayoría de los fenómenos que caracterizan a las masas son fenómenos de evasión: la droga, el suicidio y la falsa mística. La reacción es la búsqueda de una trascendencia pseudo-espiritualista que ofrece devolver el mundo de la ilusión exacerbado sentimental y sensualmente por su concubinato con la ética hedonista y permisiva. En la literatura el fenómeno se presenta en la moda New Age. El estilo de Tolkien y el argumento elegido no son ningún antídoto al problema sino, por el contrario, confunden como una “variante catolizante” Por eso insisto: he hablado del peligro de leer y transmitir a Tolkien en una sociedad gnóstica, es decir, nuestra cultura; tal vez cuando lo escribió y como alegato contra el racionalismo materialista de la primera mitad de siglo, haya tenido otro efecto. Hoy la realidad es otra.

2. Cuentos de hadas sí, cuentos de hadas no
No estoy en contra de la fantasía, sino de algún tipo de fantasía: de la fantasía de evasión.
A principios de siglo Chesterton escribió un trabajo imperecedero en defensa de los cuentos de hadas[8]. Sostengo, sin embargo, que lo que
Chesterton defendía allí era algo totalmente diverso de lo que caracteriza a Tolkien.
La relación con el mundo real que guarda el mundo literario puede ser doble: de negación o de simbolismo. De negación o de equívoco es el
vínculo que crea la literatura que critico, al menos en el modo en que hoy es leída e interpretada. Ya lo he dicho: como evasión. En este orden de
cosas me parece se debe colocar a Tolkien porque crea un mundo alternativo (donde uno puede refugiarse y huir de éste que no es tan romántico como aquél).
La segunda es una relación de simbolismo. Los cuentos de Chesterton (como, por ejemplo, “El hombre que fue Jueves”) hacen referencia a la
realidad, la interpretan, nos llevan a mirarla incluso con ojos descubridores. Por eso Chesterton dice: “el reino de las hadas no es más que el luminoso reino del sentido común”[9]. Pienso que el mensaje que Chesterton ve encerrado en esta literatura es el hacernos percibir aquello que no nos revelan los sentidos y que la filosofía sólo puede exponer en fórmulas abstractas: la posibilidad del milagro, la causalidad de las cosas, el mundo del espíritu, el gobierno de la Providencia, la irrupción constante de lo sobrenatural en lo natural, el mundo tenebroso de la tentación y del
diablo, y el brillante reino de la virtud y del ideal.
También Tolkien tiene mucho de eso; y en tal sentido puede dejar esas mismas enseñanzas. Pero se me antoja un sistema cerrado y, por tanto,
en conjunto contraproducente. Los cuentos de Chesterton nos hacen tropezar a cada momento con el cockney[10], con el borracho filósofo y el
marinero irlandés tomador de ron y devorador de queso, sus héroes nacieron en Irlanda, Escocia o un barrio londinense; sus enemigos encarnan a los filósofos kantianos, hegelianos y nietzcheanos, tienen los rasgos verdeolivos del Islam o los ojos achinados de Buda, son abstemios como los puritanos y fanáticos como predicadores de la sola Scriptura; Chesterton nos obliga a conquistar islas que resultan ser la misma Inglaterra y pelear batallas épicas por los barrios bajos de Londres o a dar la vuelta al mundo para terminar en la torre del Big Ben. Y sus cuentos obligan a bajar a la realidad por la incoherencia que deliberadamente les hace padecer con su espíritu de paradoja; no vaya a suceder lo que aquellos contadores de historias de uno de sus propios cuentos, que se deprimían porque el rey les creía todas las ficciones que inventaban por más absurdas que fuesen[11]. En cambio, Tolkien nos saca da la realidad, nos crea una fantasía y nos da todos los elementos para que en ella no nos falte nada. Son tan diferentes como Santo Tomás y Kant contando cuentos.
3. Y otras cosas más
Al margen de todo esto sigo sosteniendo que es un descalabro usar a Tolkien como ilustración teológica o como parábola de la lucha entre el bien y el mal en el mundo. Porque es incompatible, al menos en algunas cosas fundamentales, con la realidad histórica y la fe católica. Es incompatible con el pecado original tal como es concebido por la teología católica, pues para nosotros entra por un solo hombre, Adán, y afecta a todos por la solidaridad con él, y es destruido por un solo hombre, Cristo, y somos redimidos por la solidaridad con Él; no puede decirse otro tanto del mundo tolkieniano habitado por una enorme diversidad de especies racionales (elfos, medianos, hombres, enanos, trolls, orcos y ents). Como
consecuencia se hace incompatible con el sentido católico de la redención. En cambio, uno y otro fenómeno, tal como los presenta Tolkien, sí son compatibles con el concepto pelagiano (que es una variante del gnosticismo): la transmisión del pecado por influencia extrínseca o ejemplaridad;
la redención por la nobleza natural de la criatura que se levanta de sus cenizas y sus miserias hasta el heroísmo individual, y por igual vía lo
transmite: la ejemplaridad heroica.
Tal vez estas aclaraciones sirvan más para entender mi posición.
NOTAS
[1] Cf. Diálogo 17, pp. 143-151.
[2] Leopoldo Lugones, Historia de Sarmiento, Publicaciones de la Comisión Argentina de Fomento Interamericano, Buenos Aires 1945, p.7.
[3] “Pornografía y sexualidad”, Diálogo 12, p. 141.

P. Miguel A. Fuentes, IVE





Que Dios les guarde
26/03/22 12:56 PM
  
Sígueme
Providence, si leyera el ensayo escrito por el profesor Tolkien titulado “sobre los cuentos de hadas” creo que despejaría algunos prejuicios.
No estoy de acuerdo que el uso de los mitos o las leyendas para trasmitir las grandes verdades de la vida provoquen una especie de secularización de las mismas.
La palabra mito en griego significa “narración”. Es decir, el mito lo que hace es contar una historia, una narración para trasmitir la verdad.
Y esto no es exclusivo de Tolkien o C.S Lewis…
Qué es Andan y Eva si no un mito?
Qué es la figura de Noé?
El mismo pueblo de Israel utiliza las narraciones, el mito, para transmitir la Fe. Me viene a la cabeza ahora aquello que aparece en el libro de los Reyes
“Saúl mato a mil, David mato a 10000” Es que había un cronista apuntando el número de bajas?
El mismo Jesucristo utiliza de vez en cuanto las Parábolas para explicar su mensaje.
La parábola del hijo pródigo es real? No
La parábola del hijo pródigo es verdadera? Sí

Dice que hay sectas que utilizan la obra de Tolkien para explicar su mensaje. Bueno, pues el problema lo tendrán las sectas y no Tolkien.
Estas sectas u otras también utilizan la Sagrada Escritura para provecho propio. Qué hacemos? Guardamos la Escritura en un cajón?
Creo sinceramente que nos tenemos que relajar un poco y disfrutar más con la lectura de los grandes relatos de la tierra media.
Yo, sinceramente, prefiero leer con mis hijos las crónicas de Narnia, El hobbit, El Señor de los anillos e intentar trasmitir las verdades veladas que aparecen en estos mitos que ponerlos a leer el derecho canónico.
Bueno, muchas gracias Eleuterio por sus interesante entradas en este magnífico blog.

EFG

Pues gracias por lo que me toca.
26/03/22 5:51 PM
  
Cos
Muy buenos y hermosos estos textos que has puesto, Providence. Sin embargo yo matizaría, así a bote pronto:

Si ves las charlas que daba Diego Blanco cuando escribió su libro sobre el Señor de los Anillos, comprobarás como él mismo cuenta la anécdota de encontrarse en algún hotel una de esos encuentros tolkienianos en los que los frikis de turno vestían de elfos, enanos y orcos, hablaban en élfico y desentrañaban el significado de complicados mapas. Seguro que también recuerdas cuando en los años 90 se pusieron de moda los juegos de rol. De hecho la revitalización de Tolkien, ciertamente, se produjo en un ambiente creado previo de cultura juvenil hedonista y escapista.

También muy apropiado el sacar a colación la discusión entre Tolkien y Lewis acerca de la naturaleza de los mitos. En este sentido Tolkien reprochaba a Lewis el carácter excesivamente alegórico de su literatura. La cuestión es que hay que entender que el Señor de los Anillos y todo su universo es una experiencia literaria, no es ciertamente un nuevo evangelio, y él entendía que ese exceso en el uso del simbolismo resultaba anti literario.

Es decir, que las advertencias de este sabio sacerdote son muy pertinentes. Sin embargo, lo que hace don Eleuterio, lo mismo que Diego Blanco es desvestir precisamente de paganismo la obra tolkieniana y mostrar las claves correctas de interpretación. No alimentar el paganismo, sino todo lo contrario. Dice el padre Miguel A. Fuentes que en el Señor de los anillos no se explica bien el pecado original o la acción de la gracia. Cierto, se hace indirectamente, a través de la figura del anillo y su poder tentador del que nadie puede escaparse, y de la espada del Jinete Negro que alcanza en el hombro al protagonista, infligiendo a éste una herida que arrastrará toda su vida. O a través del abandono ciego al que se ofrece Frodo cuando le es encomendada la tares imposible de destruir el anillo. Como digo, Tolkien huye de una alegoría mayor porque no pretende escribir otro evangelio, pretensión inútil, sino crear una experiencia literaria pero, esta vez, con una base cristiana, no pagana.

En cualquier caso muy pertinente la observación de que un exceso del Señor de los anillos o de cualquier otra afición escapista no es un buen síntoma.
26/03/22 6:25 PM
  
providence
Apreciados Cos y Sigueme:

Me alegro por la conversión de Sr Blanco; pero Dios habrá concedido conversiones hasta en lupanares y peleas de gallos, y no por ello se deberían abrir secciones semanales sobre dichos sitios en una web que usa la palabra CATÓLICA en su nombre. Ya le confirmo yo que en infocatólica se repite semanalmente más el nombre de Frodo que Santa Teresita o Santo Cura de Ars, y eso empieza a oler mal.

Una de las respuesta de "SIGUEME" es [Dice que hay sectas que utilizan la obra de Tolkien para explicar su mensaje. Bueno, pues el problema lo tendrán las sectas y no Tolkien] = me parece que saber que hay un problema grave de sectas que atraen con la excusa de ESDLA es razón suficiente como para al menos no vincular ESDLA con una web de la Iglesia Católica Universal, ya que existe serio riesgo de que algún hermano nuestro se contamine. Pero "SÍGUEME" opta por seguir con su afición en vez de primar la seguridad eterna del prójimo. Es más fuerte el apego a ESDLA que preservar un posible daño a algún hermano. Y eso ya huele mal.

Si la proporción es de 1 Diego Blanco por cada 10 fanáticos que acaba con tendencias new age, o posible confusión doctrinal, se debería optar por una solución prudencial y cortar por lo sano. Esa debe ser aproximada la proporción a la vista de la gran proliferación de webs ateas o agnósticas sobre ESDLA por cada web católica que le dedica parte de su temática a la obra ( yo desde luego sólo conozco a Infocatolica).

Sígueme: La forma que tiene de usar la Sagrada Escritura para justificar a ESDLA es al modo protestante o al modo hitleriano; me explico; la sagrada escritura tiene pasajes con los que podríamos justificar desde genocidio o hasta incluso la pélicula 50 sombras de gray; no convence.

COS dice:

"Es decir, que las advertencias de este sabio sacerdote son muy pertinentes. Sin embargo, lo que hace don Eleuterio, lo mismo que Diego Blanco es desvestir precisamente de paganismo"
+(RESPUESTA) Si alguno se autosugestiona pensando que con una historia de este tipo se iluminan más los rasgos evangélicos de Cristo, de su doctrina o de su moral, está invirtiendo los papeles: pasamos de la luz a la tiniebla, de la véritas a la figura, de la realidad a la sombra. Lo que más entusiasma en este tipo de literatura es la plasmación de altos valores como la amistad, la lealtad, la nobleza, la simpatía, el heroísmo, la fortaleza, el sacrificio. Nadie puede negarlo. Pero hay que tener conciencia que esos valores no tienen la misma dimensión en el cristianismo y en el paganismo, ya sea porque en el cristianismo existe un organismo infuso de tales virtudes o al menos (para quienes no admiten la teoría de las virtudes morales infusas) porque están elevadas por la caridad. Presentarlas en un contexto ‘natural’ es rebajarlas, quitarles el espíritu de fe y caridad que le abren metas más altas y a veces distintas de las humanas. Además, ‘naturalizar’ lo sobrenatural es precisamente lo que hace el ‘espíritu del mundo’, por tanto, esto por el sólo hecho de ser ‘menos bueno’ que lo bueno a que nos hace aspirar la fe, es algo mundano; y, en gran parte, tal ha sido uno de los mayores empeños del progresismo. La tipología verdadera, es decir, el que personas y acontencimientos del pasado hayan prefigurado a Cristo, a realidades futuras, sacras o celestiales, es sólo posible si Dios que es el autor de la historia así lo ha determinado. Y la única forma de saberlo es por Revelación del mismo Dios. Es blasfemo comparar a aragorn con Cristo !! es un abuso grave!!

La doctrina nos asegura con certeza en diversos docs magisteriales que los abusos generan efectos catastróficos para el bien común de la Iglesia; efectos que no percibimos con los sentidos pero que son muy reales. por ejemplo en Eclessia de Eucharistia nº10 "A esto se añaden, en diversos contextos eclesiales, ciertos abusos que contribuyen a oscurecer la recta fe y la doctrina católica sobre este admirable Sacramento". ¿ Qué abusos se cometen vinculando ESDLA constantemente con la Iglesia ? Ciertamente muchos: Contra el primer y más importante mandamiento que condena el tema de ‘magos buenos’, ‘sortilegios buenos’, ‘poderes mentales bien usados’, ‘anillos de poder buenos y malos’, la temática de un viaje típicamente iniciatico, etc. Cuando se hacen anti-tipologías con Cristo y María y personajes de la obra etc. Parece que esto de los abusos y sus efectos negativos en la Iglesia a ustedes se la trae al pairo y los consideran peccata minuta. Y esto ya huele muy mal.

Cos y sigueme; son ustedes el caso paradigmático del ejemplo que puse más arriba. Por el apego desordenado que ya tienen de ESDLA ya no les va a afectar en su situación personal. Y por eso Dios permite que ustedes anden por aqui.



Que Dios les guarde





26/03/22 9:13 PM
  
Lector
"...igual que San Clemente de Alejandría veía mucho Evangelio en la Odisea... aunque el autor de ESdlA era católico devoto y el de la Odisea no" (José Ángel Antonio)

Pero por favor: que el simpático cátedro oxoniense que entretiene sus ocios académicos y familiares, no puede compararse con la experiencia de varios pueblos antiguos y un sinnúmero de generaciones, que son el verdadero 'autor' de la Odisea.
27/03/22 12:13 AM
  
providence
Realmente hay un tema que me llama mucho la atención:

Algunos se jactan de ser tradicionales y ser fieles al magisterio, tradición, PERO, cuando el magisterio o la tradición tocan sus gustos y aficiones ya se empieza a minimizar el valor del magisterio y a difuminar la cosa.

Me explico:

1.Pudor si! castidad si! recato si! como Dios manda!! pero el tema de la masturbación y felación dentro del matrimonio mejor me guio por la doctrina teológica de royo marin que me va más. Y se cargan sin miramientos el catecismo, a S Pablo VI a Pio XII, a santo Tomas, a San Alfonso, a todos los penitenciales desde el S II hasta el S XIII etc.

2. Los mandamientos hay que cumplirlos!! el más importante el el primer mandamiento! PERO si en ESDLA sale magia, superstición, sortilegios etc se minimiza todo.

3. El Catecismo es Sagrado! El catecismo es magisterio elaborado por el Colegio Apostólico mundial en comunión con el Papa y por tanto es sagrado !! si vale. PERO cuando el catecismo condena la caza deportiva, los toros etc 2418 Es contrario a la dignidad humana hacer sufrir inútilmente a los animales y sacrificar sin necesidad sus vidas. Ya se empieza a minimizar el catecismo.

Es curioso


Da pie a pensar que no se tiene muy en serio a Dios.
27/03/22 1:22 AM
  
providence
Sigueme

Qué es Andan y Eva si no un mito?

***


¿ Qué le contestamos a esto Eleuterio ? ¿ Usted que le diría a sígueme ?

EFG

Como usted comprenderá para mí Adán y Eva no son un mito.
27/03/22 1:36 AM
  
providence
Sigueme

Qué es Andan y Eva si no un mito?

****

Usted dice que Adan y Eva son



mito
nombre masculino
1.
Historia fabulosa de tradición oral que explica, por medio de la narración, las acciones de seres que encarnan de forma simbólica fuerzas de la naturaleza, aspectos de la condición humana, etc.
2.
Historia imaginaria que altera las verdaderas cualidades de una persona o de una cosa y les da más valor del que tienen en realidad.
"aquella promesa de éxito era solo un mito"


LOS CATÓLICOS CREEMOS ESTO:


359 "Realmente, el el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado" (GS 22,1):

«San Pablo nos dice que dos hombres dieron origen al género humano, a saber, Adán y Cristo [...] El primer hombre, Adán, fue un ser animado; el último Adán, un espíritu que da vida. Aquel primer Adán fue creado por el segundo, de quien recibió el alma con la cual empezó a vivir [...] El segundo Adán es aquel que, cuando creó al primero, colocó en él su divina imagen. De aquí que recibiera su naturaleza y adoptara su mismo nombre, para que aquel a quien había formado a su misma imagen no pereciera. El primer Adán es, en realidad, el nuevo Adán; aquel primer Adán tuvo principio, pero este último Adán no tiene fin. Por lo cual, este último es, realmente, el primero, como él mismo afirma: "Yo soy el primero y yo soy el último"». (San Pedro Crisólogo, Sermones, 117: PL 52, 520B).
27/03/22 1:44 AM
  
Cos
Providence, me repite la parte de la crítica del padre Miguel A. Fuentes con la que menos estoy de acuerdo. Ya he explicado los motivos. Y también he explicado los motivos de por qué no se puede comparar la afición en lugares no católicos por la saga con la explicación de las claves católicas que mueven la acción en estas novelas. Con el aliciente, además, de que desvelar estas claves pueden resultar en un bien para estos aficionados despistados. Despistados por el mundo. También he dicho que el Señor de los anillos es una obra literaria y que una atención excesiva hacia ella puede ser un mal síntoma. Aunque tampoco hay que obsesionarse en sentido contrario. Personalmente el blog de don Eleuterio Sánchez me parece estupendo, aunque las que mas me gustan son las entradas dedicadas al beato Lolo.

En ese mismo sentido diría que si una persona tiene una conversión en un lupanar, según se me ocurre, podría ser causada por dos motivos:
- Por una toma de conciencia sobre el acto pecaminoso
- Por algo, un evento, que apunte a la presencia del Espíritu Santo y la acción de la gracia. Incluso de parte de alguna persona inesperada Mateo (21,28-32)
Se dice que donde abunda el pecado abunda la gracia, puede resultar que incluso en situaciones atroces como puede ser una guerra se den grandes casos de heroísmo o piedad. También un lugar sagrado puede ser el escenario de abusos y corrupción. De cualquier forma, y en este caso, nada que tenga que ver con el sentido propio de lo que significa un lupanar.

------------------------
¿ Qué abusos se cometen vinculando ESDLA constantemente con la Iglesia ? Ciertamente muchos: Contra el primer y más importante mandamiento que condena el tema de ‘magos buenos’, ‘sortilegios buenos’, ‘poderes mentales bien usados’, ‘anillos de poder buenos y malos’, la temática de un viaje típicamente iniciatico, etc.
-----------------------

No hay abuso porque es una ficción y no pretende ser mas que una ficción. No hay ninguna apología de la hechicería, ni añoranza por lo dragones. Tolkien plasma de forma sublimada su experiencia en las trincheras durante la guerra, y cuando retrata a los Hobbits de la Comarca está tomando como ejemplo la vida campesina de la Inglaterra profunda pero no es que confunda la una con la otra. Por tanto, no se quien puede haber comparado a Aragorn con nuestro Señor Jesucristo, porque como he explicado, es precisamente de ese tipo de alegorías de las que huye Tolkien. Quizá es que estamos criticando la novela y no la hemos leído.
27/03/22 3:43 AM
  
Cos
Lector
Pero por favor: que el simpático cátedro oxoniense que entretiene sus ocios académicos y familiares, no puede compararse con la experiencia de varios pueblos antiguos y un sinnúmero de generaciones, que son el verdadero 'autor' de la Odisea.
---------------------------

Efectivamente, son cosas distintas. La una, la Odisea, es el puro mito -algunos apuntan a la época en la que los griegos cruzan el mar Mediterráneo y se expanden hacia tierras extrañas-. En el caso de Tolkien tenemos al estudioso de los mitos. Al aficionado que juega con su significado, que juega literariamente como buen filólogo que era. Incluso llega a desarrollar su propia teoría en torno a ellos. Una teoría que incluye esos signos recurrentes en los que según él se prefigura la fe.
27/03/22 4:03 AM
  
Cos
Cuando pensemos en la fabricación de un mito, que es siempre un fenómeno colectivo, una emanación del ethos, pensemos por ejemplo en el Cid, que es un mito aunque con base en un personaje histórico.
En la conferencia que he puesto anteriormente que da Diego Blanco se hace una pregunta ¿El mito es una mentira? El conferenciante mismo da la respuesta por boca de Tolkien: No, el mito no es una mentira.
27/03/22 4:14 AM
  
providence
COS

No hay abuso porque es una ficción y no pretende ser mas que una ficción.

***

Te equivocas Cos.

En toda ficción puede haber abuso y escándalo. Saber que muchos acaban mal (esoterismo, new age etc) obliga a ser prudente con el tema y no vincularlo con la Iglesia. ¿ Os creéis que podéis tunear la palabra Católica con los accesorios que a vosotros os parezca ?

PD Lo dicho, tratáis constantemente de justificar vuestro apego desmedido y desordenado.


El aviso está dado.
27/03/22 10:58 AM
  
providence
cos

No hay abuso porque es una ficción y no pretende ser mas que una ficción.

***


Mire, hay un extenso magisterio que trata sobre cine TV etc. Sobre las ficciones creativas en lo que el Magisterio denomina la imagen en movimiento.

La Iglesia, en contra de su opinión, si considera que pueden existir abusos en las creaciones cinematográficas o televisivas.

Le pongo varios ejemplos

CARTA ENCÍCLICA DEL PAPA PIO XI
SOBRE LA IMAGEN MOVIMIENTO
VIGILANTI CURA
INTRODUCCIÓN
Al seguir con ojo vigilante, como exige Nuestra Pastoral, la obra benéfica de Nuestros Hermanos en el Episcopado y de
los fieles, nos ha sido muy grato conocer los frutos ya recogidos y el progreso que continúa haciendo. aquella prudente
iniciativa lanzada hace más de dos años como santa cruzada contra los abusos del cine y encomendada de manera
especial a la " Legión de la Decencia ".


CARTA ENCÍCLICA
MIRANDA PRORSUS
DEL SUMO PONTÍFICE
PÍO XII
SOBRE EL CINE, LA RADIO Y LA TELEVISIÓN
La difusión del mal

Considerando la finalidad tan elevada y noble de los medios técnicos de difusión, Nos preguntamos frecuentemente:
¿cómo es que también sirven para el mal? " Unde ergo habet zizania?"[18]
Ciertamente el mal moral no puede provenir de Dios, perfección absoluta, ni de las mismas técnicas que son dones suyos preciosos, sino solamente del abuso que de ellas hace el hombre, dotado de libertad, el cual perpetrándolo y difundiéndolo a sabiendas, se pone de parte del príncipe de las tinieblas y se hace enemigo de Dios: "Inimicus homo hoc
fecit"[19].

LA TELEVISIÓN
Queremos detenernos, por último, brevemente, en la televisión, que ha obtenido, precisamente bajo Nuestro Pontificado, un desarrollo prodigioso en algunos países, y se ha introducido gradualmente también en todas las demás naciones. Este desarrollo, que es sin duda alguna una etapa importante en la historia de la humanidad, lo hemos seguido con vivo interés, al mismo tiempo que con vivas esperanzas y serias preocupaciones, elogiando, desde un principio, ya sus ventajas y nuevas posibilidades, ya previniendo sus peligros y posibles ABUSOS.


JUAN PABLO II
AUDIENCIA GENERAL
Miércoles 29 de abril de 1981
El cuerpo humano como objeto de la obra de arte
o de la reproducción audiovisual

En efecto, ese “elemento del don” queda suspendido, por decirlo así, en la dimensión de una recepción incógnita y de una respuesta imprevista, y con ello queda de algún modo intencionalmente “amenazado”,
en el sentido de que puede convertirse en objeto anónimo de “apropiación”, objeto de abuso.
27/03/22 11:38 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.