InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Abril 2020, 20

20.04.20

Venerable Marta Robin – Frutos del sufrimiento

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             Resultado de imagen de Journal. Décembre 1929, Novembre 1932

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

   

Frutos del sufrimiento

 

“¿Qué saldrá de mi pequeña miseria, de mis pruebas cristiana, amorosamente soportadas? Puede salir seguramente, para mí gracias excepcionales de virtud y de santidad, para los otros que me son queridos, gracias asombrosas de conversión, y puede ser, para muchas, muchas otras almas, gracias maravillosas de salvación.” (Diario íntimo, 12 de enero de 1930)

 

El que esto escribe supone que los lectores que se llevarán a los ojos lo que aquí se propone son creyentes cristianos y, a mas señas, católicos. Y esto lo decimos porque el texto que traemos hoy se ha sostener sobre la fe firme de parte de quien lo lea.

Por otra parte, recomendamos la lectura de lo aquí dicho para aquellos que no sean creyentes tanto ateos como agnósticos. Y es que, seguramente, van a darse cuenta de sus muchas carencias en cuanto a este tipo de realidades espirituales que reúsan, seguramente, por ignorancia sobre las mismas.

Bueno. El caso es que la Venerable Marta Robin que, como sabemos, sufrió mucho (físicamente, seguro; espiritualmente, seguramente también) a lo largo de su vida, no creía que sufrir no sirviera para nada que es el común creer y tener por verdad de muchas personas. ¿Sufrir y algún fruto son realidades que puedan ir juntas?, pensará más de uno.

Y sí, son realidades personales y en común que tienen una relación más que directa.

Digamos así, en primer lugar, que este taburete de la fe sobre el que se apoya, cual escabel, nuestra hermana en la fe, tiene tres realidades que tienen que ver con el sufrimiento y, luego, con los frutos de este.

Ella llama “pequeña miseria” a lo que es un grande sufrimiento. Y suponemos que esto trata más que nada de humildad y de querer soportar, como ella dice, “amorosamente” las pruebas que debe pasar. Y lo hace tan bien Marta Robin que, por eso mismo, nos sirve de ejemplo para encarar el sufrimiento con conciencia de que del mismo se pueden obtener fruto. ¡Sí, fruto, por mucho que muchos incrédulos tengan esto como cosa absurda o fuera de lugar!

Leer más... »