Un amigo de Lolo – "Lolo, libro a libro"- Lo que nosotros debemos a Dios

Presentación

Resultado de imagen de manuel lozano garrido

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Resultado de imagen de El sillón de ruedas

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “El sillón de ruedas”.

Durante unas semanas, si Dios quiere, vamos a dedicar el comentario de los textos de Lolo a un apartado particular del libro citado arriba de título “Recuento de beneficios” donde hace indicación de los beneficios de la relación del Beato con el Todopoderoso.

Lo que nosotros debemos a Dios

 

“Encarnar para redimir es una frase que también tiene su vigencia en el siglo XX, salvo que ahora ha de cumplirse con trayectoria inversa, con sentido de devolución.”

 

Lo que hizo Dios a favor de su criatura humana nunca podrá ser suficientemente agradecido. Como mucho, si alcanzamos el Cielo podremos, convenientemente, poner en el corazón de nuestro Creador la idea según la cual aquello que, entonces, hizo, fue algo grande y más que grande.

Cuando el Hijo de Dios se encarna y viene al mundo, el mundo aún no sabía el bien que se había hecho. Y podemos decir que tardó bastantes años en darse cuenta de que un niño, un recién nacido, había venido al mundo para que el mundo se salvase.

El caso es que, como bien nos dice el Beato Manuel Lozano Garrido, la Encarnación tenía un bien más que bien pensado y meditado por Dios. Es decir, no nació el Hijo del Todopoderoso porque no tuviera otra cosa mejor que hacer Quien todo lo había creado. No. En la historia de la salvación, establecida así por Adonai, había llegado el momento prometido para enviar al Mesías. Y así lo hizo Dios.

Hay quien, a tal respecto, cree que aquel momento en el que una joven judía de Nazaret dijo sí a Dios es algo que sí, que está muy bien, pero que hay que circunscribir a un momento determinado de la historia y, si es posible, dejarlo allí, para que brille como luz escondida debajo de un celemín. Y nada más lejos de la verdad que eso se así.

En realidad, cuando María manifiesta que es la esclava del Señor y da su sí, su fiat, al Ángel Gabriel, está haciendo algo tan importante, que trascendió de aquellas cuatro paredes en las que entonces estaba la que iba a ser Madre de Dios y, luego, Madre de la humanidad entera y toda.

La trascendencia, aquí, es algo más que importante, porque supone que cada uno de los hijos de Dios que la acepten  (queremos decir la Encarnación y a Quien vino después de la misma al mundo) no es que manifiesten que creen sino que, tan creencia, los salvará cuando sea el momento oportuno de que eso se cumpla.

Pues bien, dicho esto y sabido que no quedó la cosa allí, en una aldea de Israel a lo mejor poco conocida en su tiempo sino que llega hasta hoy mismo y, es más, llegará hasta el justo momento en el que regrese, en su Parusía,la causa de todos nuestros bienes, está bien que demos un paso más. Ahora, sin embargo, se trata de darlo a la inversa. Por obligación, por devoción y, sobre todo, por amor.

El Beato Lolo sabe muy bien de lo que habla. Y es que quien reconoce a Dios en su vida, tiene en cuenta a Jesucristo y ama más que mucho a la Virgen María no pude, ¡qué menos!, que decir las cosas como son. Y lo hace, decimos esto para que se sepa, en bien no sólo de él mismo sino de todos sus hermanos en la fe y, si me apuran, en bien de todos aquellos que, con coherencia de vida, se den cuenta de lo que esto supone. 

Dice Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica por gracia de Dios, que debemos devolver.

¿Devolver?

Sí. El perdón de Dios habido a través de la Encarnación, debe ser agradecido porque supone nuestra salvación. Por eso ha de ser devuelto, por así decirlo, el bien hecho. Y tal cosa sólo se puede llevar a cabo sosteniendo nuestra fe con verdad y con perseverancia.

Ciertamente, nunca vamos a devolver lo mismo que se nos dio con la Encarnación y a partir de la misma. Sin embargo, no podemos negar que resulta de vital importancia reconocer el bien recibido y, luego, agradecerlo. Por eso habla Lolo de devolver, de que, con trayectoria inversa, seamos fieles a Dios diciendo lo que debemos decir a Quien merece le sea dicho.

¿Cómo es posible que, siquiera, podamos plantearnos hacer algo así, a la inversa, sabiendo de Quién partió todo?

Sencillamente, porque Dios espera de sus hijos que sepan reconocer, antes que nada, a Quien deben los bienes espirituales de los que ahora disfrutan pero, sobre todo, de los que van a disfrutar gracias a la redención. Y eso, se diga lo que se diga y se piense lo que se piense, es algo que nunca deberíamos olvidar.

  

Eleuterio Fernández Guzmán

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: [email protected]

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

………………………

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.
……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Saber sufrir, espiritualmente hablando, es un verdadero tesoro.

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.