Semana Santa – Triduo Pascual: Jueves Santo de fraternidad y de servicio

Resultado de imagen de lavatorio de los pies

 

 (Señal de la cruz)

-Dios mío, ven en mi auxilio.

-Señor, date prisa en socorrerme.

 

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

Texto Bíblico

Jn 13, 1-15

“1 Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este  mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.
2 Durante la cena, cuando ya el diablo había puesto en el corazón a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarle, 3 sabiendo que el Padre le había puesto todo en sus manos y que había
salido de Dios y a Dios volvía, 4 se levanta de la mesa, se quita sus vestidos y, tomando una toalla, se la ciñó. 5 Luego echa agua en un lebrillo y se puso a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla con que estaba ceñido. 6 Llega a Simón Pedro; éste le dice: ‘Señor, ¿tú lavarme a mí los pies?’
7 Jesús le respondió: ‘Lo que yo hago, tú no lo entiendes ahora: lo comprenderás más tarde.’
8 Le dice Pedro: ‘No me lavarás los pies jamás.» Jesús le respondió: ‘Si no te lavo, no tienes parte conmigo.’ 9 Le dice Simón Pedro: «Señor, no sólo los pies, sino hasta las manos y la cabeza.»
10 Jesús le dice: ‘El que se ha bañado, no necesita lavarse; está del todo limpio. Y vosotros estáis limpios, aunque no todos.’ 11 Sabía quién le iba a entregar, y por eso dijo: ‘No estáis limpios
todos.’ 12 Después que les lavó los pies, tomó sus vestidos, volvió a la mesa, y les dijo: ‘¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? 13 Vosotros me llamáis “el Maestro” y “el Señor”, y decís bien, porque lo soy. 14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, os he lavado los pies, vosotros
también debéis lavaros los pies unos a otros. 15 Porque os he dado ejemplo, para que también vosotros hagáis como yo he hecho con vosotros.’”

 

Meditación para el Jueves Santo

Sobre el servicio y saber servir

 

Ejemplo. Jesucristo se pone como ejemplo cuando es la noche en la que muchas cosas van a cambiar y mucho va a dejar de ser como , hasta entonces, era.

Eso lo había hecho otras muchas veces. Es decir, el Hijo de Dios quiere que se comprenda que lo que enseña no es una bonita teoría ni una serie de palabras santas (con serlo) está dicho para ponerlo en práctica.

Ahora se trata del servicio. En fin, de servir, de saber servir.

En el texto del Evangelio de San Juan que hemos traído aquí nos muestra que aquel Maestro sabía mucho y conocía más que bien a sus Apóstoles. Uno lo iba a traicionar, lo iba a vender y a entregar en manos de aquellos que tanto tiempo llevaban persiguiéndolo. Y Judas también conocía a la perfección que era él mismo cuando dice Cristo eso de que no todos están limpios…

Había, sin embargo, algo que era tan importante que pasa, incluso, por encima de la propia traición. Y es que Jesucristo, sabiendo lo que iba a pasar se centra en que comprendan lo que supone caminar por el mundo no buscando ser servicio sino, al contrario sirviendo.

Servir.

Jesucristo sabe que sus Apóstoles lo consideran un Maestro muy especial. Al menos eso sí lo saben aunque su comprensión no llegue, aún, más allá. Por eso, el Hijo de Dios se centra en tal consideración. Y es que ellos, que lo consideran Maestro deben, pues, aprender de quien les enseña.

ahora deben tener muy en cuenta que cuando Él, el Maestro y el Señor, como lo llaman ellos mismos, ha lavado los pies como haría un esclavo no lo ha hecho como para quedar bien sino que tiene todo que ver con la actitud que debían, los Apóstoles y, en general, sus discípulos, tener en la vida.

Servir.

Hacer eso unos con otros. Es lo que quiere Jesucristo en aquella noche en la que cena, por última vez, con ellos (al menos, antes de su muerte): que aprendan a servir, a ser servidores de aquellos que los puedan necesitar; que aprendan a darse al prójimo; que aprendan a no ser egoístas y a dejar de lado las consideraciones humanas para tener en cuenta las que Dios quiere que tengan en cuenta; que aprendan que si Él sirve no pueden hacer menos sus discípulos (no puede ser el discípulo más que el Maestro pero, al menos, puede tratar de hacer lo mismo).

Servir.

Todo, en la vida de Cristo, había tenido su centro en el servicio: sirviendo se fue al desierto tras su bautismo… para servir a la voluntad de su Padre y encontrarse con Él;  sirviendo estuvo años enseñando; sirviendo curó, sanó, resucitó; sirviendo al prójimo (para su salvación eterna) iba a dar la vida pronto..

Jesucristo, que había cumplido, palabra por palabra, lo que estaba escrito por inspiración divina de Dios, no iba a cambiar, a última hora, lo que era su obligación como hijo del Todopoderoso. Y sirvió, hasta el último momento, a sus amigos.

Servicio y saber servir. Y lavó los pies a los que no comprendían. Incluso así sirvió el Hijo del hombre. 

 

Oración final

 

Padre, Creador nuestro,

nos hemos alimentado

con la Cena de tu Hijo,

quiere que seamos consolados

con el alimento eterno

en tu definitivo Reino.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

 

Padre nuestro, Gloria, Ave María

 

Eleuterio Fernández Guzmán

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: [email protected]

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

………………………

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.
……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Semana de dolor y gozo

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.