Meditaciones de Cuaresma- Teatro: la Última Cena- Acto II- Cuadro 2º: Institución de la Eucaristía

 

Resultado de imagen de Última Cena

 

Estamos reproduciendo, como última fase de estas Meditaciones de Cuaresma, la obra de teatro escrita por el que suscribe de título “La Última Cena”, cuyo título nos excusa dar explicación de su tema.

 

Acto II - Cuadro 2º -  Institución de la Eucaristía

 

Jesucristo y los Apóstoles están comiendo la Pascua. Pero, en un momento determinado, el Maestro quiere decirles algo que sabe que es muy importante.

 

Jesucristo: Amigos míos. Sabéis que en este momento de especial recuerdo para el pueblo elegido por Dios tenemos muy en cuenta aquello con lo que salimos de Egipto y aquello que encontramos en la tierra prometida.

Pedro: Sí, Maestro, te refieres al pan y al vino.

Jesucristo: Ciertamente, Pedro. Veo que sabes a qué me refiero.

Juan: Claro, Maestro, hemos celebrado muchas veces la Pascua y eso no es nuevo para ninguno de nosotros.

Jesucristo: Juan… y vosotros, también, escuchad esto que os voy a decir porque luego tendréis que recordarlo.

Tomás: ¿Recordarlo, Maestro? ¿Qué quieres decir con esto?

Jesucristo: Quiero decir que, desde ahora, desde este momento, cada uno de vosotros sois sacerdotes de mi Iglesia.

Pedro: ¿Tu Iglesia? ¿Qué Iglesia, Maestro?

Jesucristo: La que voy a construir sobre ti, Pedro, porque la edificaré sobre mi piedra que eres tú.

Juan: En eso todos estamos de acuerdo. Y, entonces… ¿Qué quieres decirnos de nuevo?

 

Jesucristo toma pan y lo levanta hacia el cielo. Hace una petición interior a su Padre a modo de bendición.

 

Jesucristo (partiendo y repartiendo el pan que tenía sobre la mesa tapado con un paño blanco): Tomad, este pan, a partir de ahora, es mi cuerpo.

Pedro: ¿Tu cuerpo, Maestro?

Jesucristo: Sí, mi cuerpo. Por eso cada vez que lo partáis y lo bendigáis en mi nombre, se convertirá en mi verdadero cuerpo y será comido como alimento de salvación.

Juan: Maestro, eso es muy duro de escuchar.

Jesucristo: Juan, nada hay más sencillo y fácil de aceptar por parte de un hijo que lo que viene de un padre y esto viene de mi Padre, vuestro Padre del Cielo.

Pedro: Entonces, Maestro, aceptamos el pan como Cuerpo tuyo.

Jesucristo (tomando el vino que está sobre la mesa): Y este vino es mi sangre. Es sangre de la Alianza, de la Nueva Alianza que mi Padre hace con los hombres a través de mí.

Pedro: El vino es tu Sangre… como el pan es tu Cuerpo…

Jesucristo: Eso es, Pedro. Además, esta sangre, mi Sangre, será derramada por muchos.

Juan: Maestro, querrás decir por todos, que será derramada por todos porque todos somos hijos de Dios.

Jesucristo: Juan y los demás, escuchad esto: mi sangre va a ser derramada por todos porque soy hermano de todos pero no será para que todos se salven sino para que se salven los que me acepten como Enviado de Dios, como Mesías, como el Ungido del Padre Eterno.

Pedro: ¿Nos quieres decir que muchos no se salvarán si no aceptan lo que dices?

Jesucristo: Sí, Pedro. Muchos se condenarán a pesar de saber lo que sobre esto os estoy diciendo. Y Dios, mi Padre y el vuestro, acepta tal decisión porque os ha dado libertad. Sois libres, también, para esto: para no quererlo.

Bartolomé: Pero eso no es posible, Maestro. ¿Quién no va a querer a Dios que lo ha creado?

Jesucristo: Bartolomé. Muchos, ahora mismo, no creen en Dios de verdad sino como les conviene. Y tal forma no es la buena para que el Creador los acepte en su Reino.

 

Jesucristo, cerrando los ojos para recogerse interiormente, habla a los Apóstoles.

 

Jesucristo: Os tengo que decir que este vino es el último que bebo.

Pedro: ¿Nunca más vas a beber vino, Maestro?

Jesucristo: No, Pedro. No lo volveré a beber hasta que lo beba en el definitivo Reino de Dios.

Juan: Maestro, ¿Cómo dices definitivo Reino de Dios? ¿Es que hay otro que no lo sea?

Jesucristo: Juan, y vosotros, escuchad: cuando nací conmigo vino el Reino de Dios. Yo soy el Reino de Dios. Por eso, quien ha creído en mí y me ha seguido como discípulo ha vivido, ya, en el Reino de Dios. Pero es en el Cielo donde el Reino de Dios es definitivo porque allí la vida es eterna y no deja de serlo nunca.

Os tengo que decir, para que lo sepáis, que cuando hieran al pastor se van a dispersar las ovejas.

 

SE CIERRA EL TELÓN

Eleuterio Fernández Guzmán

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: [email protected]

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

………………………

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.
……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Tiempo de espera y de esperanza es la Cuaresma.

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.