InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Junio 2018, 11

11.06.18

Serie Venerable Marta Robin – Lo que debió pasar Cristo

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Lo que debió pasar Cristo

 

“Cada jueves todo mi ser está abrazado por sufrimientos especiales, angustias, tristezas, dolores del alma, del corazón y del cuerpo, que van en aumento en actividad y a medida que me acerco al estado de agonía.” 

 

La Venerable Marta Robin, pasando por el estado físico y espiritual por el que pasó el Hijo de Dios nos pone sobre la pista de qué es lo que sucedió en el corazón del Maestro de Nazaret y de nuestro hermano Cristo.

Resulta importante conocer que el sufrimiento del Hijo de Dios no empieza con el dolor físico del Viernes Santo, lo que, por ejemplo, refiere Marta Robin al decir eso del “estado de agonía”. No. En realidad, empieza más de un día antes en aquel día que, según decimos, reluce más que el sol pero que, como vemos, fue el inicio de un final terrible y doloroso. Y nos referimos al Jueves Santo, aquí, simplemente, jueves.

“Todo mi ser”. Lo que quiere decirnos nuestra hermana Marta es que cuando empieza a sufrir lo hace de forma total. Por tanto, tanto el cuerpo como el alma entrará en un estado francamente mejorable y será lo que hemos dado en llamar Pasión de Nuestro Señor Jesucristo que, como decimos, empieza el mismo jueves de aquella Cena que tantas cosas cambió.

Leer más... »