Eppur si muove - ¿Tienen alma los seres humanos procedentes de fecundación in vitro?

lazo

Hoy es 11 M y no podemos, por menos, que recordar a las personas que cayeron en manos del Mal hace, ahora, 7 años. Dios las acogió, seguro, con Amor y misericordia. Espero que haya perdonado a las personas, aún sin saber sus nombres, que perpetraron aquel dominíaco atentado.

Sea, pues, el recuerdo por aquellas 193 víctimas y, en especial, por la que siempre olvidan al citar 192 sin tener en cuenta el ser humano que una madre llevaba en su seno, hijo, también, de Dios, desde su concepción.

Alabado sea Dios que perdona lo que tanto nos cuesta perdonar.

—————–

A lo mejor el tema que traigo hoy a InfoCatólica puede parecer algo
difícil de entender que se pueda discutir sobre el mismo. Sin embargo, a raíz de unos comentarios al respecto del mismo hace unos días me ha parecido interesante plantear si los seres humanos no son engendrados, digamos, de forma natural y lo son, por ejemplo, in Vitro, tienen alma o no la tienen.

De todas formas, no parece poco importante que haya muchas personas de las que, a lo mejor, se predica que no tienen alma pues a fecha de 2009 se estima en 50.000 las fecundaciones in vitro llevadas a cabo, por ejemplo, en España. Imaginemos en el resto del mundo el número de personas que pueden haber nacido por tal método.

El planteamiento es claro: ¿Tienen alma o no la tienen tales personas?

Un comentarista, en un artículo de “Entre la luz y la tiniebla” sostuvo que “El aborto es un crimen porque todo ser humano que llega a la tierra por vía natural tiene un alma inmortal (no los fabricados en laboratorios, experimentos genéticos porque estos no tienen alma)” en expresión que es legítima mantener y expresar.

Es decir, entendía que las personas, digamos, “fabricadas” mediante la fecundación in vitro, no tienen alma.

Pero a mí esto me parece muy injusto, precisamente, para los seres humanos que, sin culpa por su parte, han venido al mundo, al parecer, sin alma. Es como si hubiesen sido dejados de la mano de Dios y que el Creador se desentendiera de tan “especial” descendencia.

Pues no puedo estar de acuerdo con esto.

Allí mismo dije que Al respecto, si bien la doctrina católica viene a decir que en la concepción Dios pone el alma inmortal en el ser humano concebido no puede ser alejado de la verdad que Dios, en su Amor y Misericordia infunda el alma en las personas que no han sido concebidas de forma natural sino, como se dice, con instrumentos científicos pues tales personas no podían hacer nada al respecto y no se puede predicar de ellas que no tengan la misma dignidad que una persona concebida, por ejemplo, en el seno del matrimonio o fuera de él (si nos referimos ya no a doctrina católica sino al mismo hecho de venir al mundo sin haber elegido el cómo)

Eso sería, a mi modesto entender, como no darse cuenta de que una persona no escoge dónde nacer y si lo hace, por ejemplo, en África y es negra o en China y es, como de dice, amarilla, eso no puede hacer recaer, con justicia, sobre tales personas, ningún tipo de actitud racista en su contra. Y esto, sencillamente, porque nadie escoge dónde hacer. Tampoco cómo.

Por eso le tengo que decir, sin desmerecer lo escrito por Ud. en el resto del comentario, que no estoy de acuerdo con que tal tipo de seres humanos no tengan alma pues Dios no puede querer que no la tengan”

En la Declaración sobre el aborto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (18 de noviembre de 1974) se dice que “Creada inmediatamente por Dios, su alma es espiritual y, por ende, inmortal” (8) y que, por eso mismo, el aborto es una forma de actuar no admisible para un cristiano.

Pero más abajo dice algo que es, del todo, interesante: “Esta declaración deja expresamente a un lado la cuestión del momento de la infusión del alma espiritual. No hay sobre este punto una tradición unánime, y los autores están todavía divididos. Para unos, esto sucedería en el primer instante; para otros, podría ser anterior a la anidación. No corresponde a la ciencia dilucidarlas, pues la existencia de un alma inmortal no entra dentro de su campo. Se trata de una discusión filosófica de la que nuestra razón moral es independiente por dos motivos: 1. Aún suponiendo una animación tardía, existe ya una vida humana, que prepara y reclama el alma en la que se completa la naturaleza recibida de los padres; 2. Por otra parte, es suficiente que esta presencia del alma sea probable (y jamás se demostrará lo contrario) para que arrebatarle la vida sea aceptar el riesgo de matar a un hombre, no solamente en expectativa, sino ya provisto de su alma” (13)

Por lo tanto, incluso en el supuesto de que la infusión del alma no sea inmediata a la fecundación, lo bien cierto es que la vida humana existente reclama para sí un alma que Dios no puede negar si tal es su voluntad.

Particularmente creo que una cosa es que se piense que la fecundación in vitro supone una manipulación del ser humano y que está alejada de la doctrina de la Iglesia católica y otra, muy distinta, es llevar tal conclusión a unas consecuencias que exceden, porque son de carácter sobrenatural, la dicha manipulación. Y eso porque el alma espiritual es, eso, espiritual y, por tanto, conformada para cada cual según la voluntad de Dios que no puede dejar de reconocer que su semejanza es semejanza pues así lo parece (física e intelectualmente) independientemente de qué forma, digamos, ha venido al mundo o, mejor, cómo comenzó su misma vida.

A este respecto, por ejemplo, no se nos puede olvidar lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica (364) cuando hace ver que “El cuerpo del hombre participa de la dignidad de la ‘imagen de Dios’: es cuerpo humano precisamente porque está animado por el alma espiritual, y es toda la persona humana la que está destinada a ser, en el Cuerpo de Cristo, el Templo del Espíritu (cf. 1 Co 6,19-20; 15,44-45” por lo que es difícil imaginar a Dios privando de alma espiritual a un ser humano que, por el hecho de serlo, es, precisamente, “imagen de Dios”.

Además, ¿No dice lo aquí citado que el cuerpo del hombre es cuerpo humano precisamente porque está animado por el alma espiritual”? luego, no se le puede negar el alma espiritual a quien es, precisamente, cuerpo humano.

Otras preguntas que, ahora mismo, quiero plantear: ¿Si hay personas que no tiene alma por haber nacido vía fecundación in vitro, cuando reciban el bautismo como Sacramento de iniciación cristiana, no produce ningún efecto en ellas? ¿No se les infiere el Espíritu Santo ni se les perdona el pecado original? ¿No son, ya, hijas de Dios tales personas ni forman parte de la Iglesia católica?

Otra cosa que puede ser traída a colación: ¿Si no tienen alma las personas concebidas vía fecundación in vitro pueden ser abortadas sin más? Al fin y al cabo, sólo son cuerpo, grupo de células o algo amorfo… que es, exactamente, lo que piensan los abortistas para justificar sus crímenes.

Por otra parte, es bien cierto que Dios es el único que transmite el don de la vida y el alma pero no puede estar alejado de la realidad que también transmita el alma a sus criaturas venidas al mundo porque, por ejemplo, por imposibilidades físicas o por enfermedades, sus progenitores se han visto abocados a la utilización de técnicas como la aquí traída porque, por lo general, no se trata de una situación provocada por una atracción irresistible hacia la ciencia sino porque, en efecto, no hay forma natural de concebir.

Además, difícilmente se puede defender que “en el hombre, el espíritu y la materia no son dos naturalezas unidas, sino que su unión constituye una única naturaleza” (Catecismo 365) así, dicho, en general, y, a la vez creer que determinados cuerpos humanos no tienen alma pues habría una evidente contradicción entre ambas propuestas. Sobre todo cuando inmediatamente antes se dice quees decir, gracias al alma espiritual, la materia que integra el cuerpo es un cuerpo humano y viviente” cuando es bien cierto que el ser humano, en cuando ha sido concebido o, en este caso, implantado en el seno materno, es uno que lo es vivo y distinto de la madre que lo lleva dentro. Luego, hay cuerpo…. y hay alma.

¿Qué nos puede hacer creer que Dios no infiere el alma a un ser humano nacido mediando fecundación in vitro?

Eleuterio Fernández Guzmán

…………………………….
Para el Evangelio de cada día.
…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:


Y da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

12 comentarios

  
JSC
De entrada, al mundo moderno le importa poco o nada el concepto de alma, entendido como la parte del ser humano que pertenece exclusivamente a Dios y que está destinada a la trascendencia. Y menos todavía los conceptos cristianos de redención, salvación o condenación, directamente relacionado con el alma.

El cuerpo humano ha sufrido verdaderas "mutaciones" a lo largo de los siglos o milenios pasados. El cómo surgieron las razas de hombres en los 5 continentes es un real misterio por resolver. Genes recesivos prevaleciendo sobre otros dominantes de forma anticiéntífica, etc... Verdaderamente que es un misterio pero que Dios viene a resolver. Ahora ya no importa cuando lo que sucedió en el pasado, es decir, cuando los Hijos de Dios degeneraron en simples hombres, o cuando los homínidos fueron perfeccionados también a hombres. El Árbol Prohibido existió, naturalmente, y el resto de la historia es de todos conocida. Sea como fuere, cuando se encarna el Verbo lo hace para asumir todos los pecados del mundo cometidos por Sus hijos, y por los hijos de éstos ... en el pasado y en el futuro.
¿Acaso no somos Hijos de Dios por adopción? Es como para meditar ...
Evidentemente que existe un Pecado Original y también un Pecado Final, que vienen a ser exacttamente el mismo uno y otro, es decir, el tratar de "crear" y jugar a ser dioses.
Pero si Dios de las piedras puede hacer profetas, ¡¡ cómo no van a tener alma estas pobres criaturas congeladas carentes de nombre, amor y calor !!. Dios sí los tiene anotados en su Libro de la Vida, pues sólo por Dios es por Quien se Vive y la Redención les abarca a ellos, ¡cómo no!
A los embriones humanos fecundados "in vitro" no se les puede llamar seres humanos "fabricados" pues eso es falso. Jamás han sido sintetizados por un ordenador y posteriormente ensamblados en un caldo primordial de laboratorio. Eso no es así.
No obstante es absolutamente cierto que tras la decodificación del libro genético de los vivientes, se esconde un proyecto siniestro, que es real y verdadero: crear seres no humanos para experimentos varios, pero liberados del "chip" divino y "hackeados" para servir como herramientas. Esto es real y ya se ha logrado. Evidentemente esas criaturas de laboratorio no tendrían alma trascendental, serían como animales. Pero ¿quién se atrevería a identificar o reconocer o juzgar al prójimo sea hombre o robot? Tarea complicada y poco recomendable ...
Cristo nos pide que obremos el bien no importa a quién ni su condición ni méritos. El resto irá de Su cuenta.
Ah! y absolutamente todos necesitamos del bautismo para ser hijos de Dios, no basta con ser hombres, hijos de padre y madre. Tampoco Melquisedec los tuvo.
11/03/11 2:46 AM
  
Jesús
Creo que se comete un error al imaginar el alma como un "adjunto metafísico" al cuerpo. Toda persona dotada de voluntad, y por ende de libertad, tiene alma. En el momento mismo en que se produce la fusión genética esa nueva célula se convierte en un Ser-posible, es decir, un ser humano.


---
EFG


Lo que pretendo plantear es si es posible que Dios se pueda desentender de las personas que han nacido mediando tal procedimiento científico.
11/03/11 5:21 AM
  
Antígono
«A lo mejor el tema que traigo hoy a InfoCatólica puede parecer algo difícil de entender que se pueda discutir sobre el mismo».
Sí, Eleuterio, resulta absolutamente desconcertante y suena bastante friqui, que plantees seriamente si un ser humano nacido de una fecundación in vitro tiene alma. Y no te lo digo con ánimo destructivo, sino porque me parece un grave error este post.


---
EFG


Lo he escrito no porque yo dude al respecto sino porque otras personas, en comentarios anteriores, plantearon la realidad según la cual no tienen alma espiritual las personas que vienen al mundo mediante tal procedimiento.
11/03/11 10:26 AM
  
Miserere mei Domine
Por la evidencia de conocer a varias personas nacidas de esta forma, aseguro que tienen alma. :)

Quizás confundamos la utilización de un procedimiento no natural de producir la fecundación con la fecundación en si misma. La fecundación siempre será natural, aunque las causas que la posibiliten no lo sean.

Dios le bendiga D. Eleuterio :)
11/03/11 11:29 AM
  
Bart
Sr. Fernández, creo que le sobra la mitad a la pregunta, con ¿Tienen alma los seres humanos? es suficiente.
11/03/11 12:19 PM
  
JOSÉ
claro, tienen un alma inmortal dada por Dios.
11/03/11 1:45 PM
  
JSC
Yo felicito a Don Eleuterio por plantear este tema, también los pobres de espíritu tenemos derecho a resolver nuestros tormentos, pues aquí estamos para expresar dudas y temores y sería de agradecer, por amor a Dios y a la Verdad, que pudiera intervenir algún forista o teólogo cualificado para aclarar este asunto del alma con el Magisterio en la mano, es decir, con la Autoridad Suprema. Trágica realidad y escándalo es que tantos católicos dubitan en el tema del aborto y navegan entre dos aguas con argumentos temblorosos y cobardes, sin seguridad absoluta. Para mi esto es un drama que no se evalúa suficientemente.
La Presunción de Misericordia -en exceso difundida-, que es Pecado contra el Espíritu Santo -y ya sabemos lo que eso significa-, ha hecho que se trivialice hasta lo grotesco el tema de la Salvación, del auténtico concepto y valor de la Caridad, de la infinita dignidad y valor de la vida humana, de la necesidad imprescindible del contínuo examen de conciencia y un largo etc ...
Se da irresponsablemente por hecho que Dios perdona todo sin arrepentimiento o con un simple y laxo: "lo siento" pues "estamos predestinados al pecado" -se piensa-. Si, eso lo tienen muy claro los protestantes y nosotros, en la práctica, también.
A lo único que estamos predestinados es para Salvarnos, pero luego vamos perdiendo los talentos por nuestros bolsillos agujereados de pura dejadez.
El tema de la existencia o no del alma en un embrión, ya sea fecundado in vitro o de forma natural es un cuestionamiento que se pasa por alto en demasiados acalorados argumentos pro-vida en exceso racionales y poco espirituales. Nosotros somos de Dios y el mundo no entiende de los argumentos de Dios. De ahí el mérito. No importa, pero esa es nuestra batalla, la batalla por la Fe y Gloria a Dios. ¿Acaso si se quemaran todas las enciclopedias y libros de teología, qué nos quedaría ...? ¿Acaso quedaría de nuevo cortada la vía de regreso al centro del Jardín? NO, es la vía y la vida de la Gracia y las virtudes la que nos guían hacia el único Camino de la Verdad y la Vida. La vida ascética si, naturalmente, pero sin la vida sobrenatural o mística, cuya iniciativa es de Dios, nada podríamos hacer. Hay que tenerlo muy claro. De las cenizas sólo Dios puede modelar Hombres. Mientras tengamos a un sacerdote cerca, que es otro Cristo, podremos recuperar mediante los sacramentos, la luz del Tesoro de la Gracia y la cordura intelectual para pensar y caminar hacia Dios. ¡Qué fatales consecuencias la Comunión en Pecado Mortal! ¡Cuántas personas se creen justificadas y en realidad son reo de Satanás! ¿Acaso no hemos ido apagando y sustituyendo nosotros mismos la luz de Dios por nuestro iluminismo y sabiduría barata de "boquilla"? Sepulcros blanqueados también somos, y cada vez más y más. Así lo creo yo.

Y por cierto, aunque siento un gran respeto y aprecio por el comentarista Alejandro -y lo digo de todo corazón- quisiera aportar unas matizaciones:
- Efectivamente Dios nunca coopera con la injusticia y la soberbia humanas, es cierto, pero por el misterio de la iniquidad, Satanás -también criatura de Dios- si coopera en nuestra santificación -muy a su pesar- pues es el tentador, y Dios en su Infinita Sabiduría consideró que era mejor permitir el Mal que no permitirlo, pues en el buen uso de la Libertad, somos de Dios o no. Gran responsabilidad, gran Don y gran Premio. Lo vemos especialmente ahora en Cuaresma, como Dios nos libra de caer en la tentación pero no nos escatima el ser tentados. Dios sabe lo que hace ...

- Y decir que Dios siempre fue Misericordioso y Compasivo, el ES AMOR. ¿Acaso Dios no perdonó al agricultor Caín de su fraticidio a su hermano el pastor, y bendijo posteriormente a toda su descendencia de la cual procedemos todos?

Concluyendo, dejemos que el Señor de la Viña separe le cizaña de trigo. No juzguemos y no seremos juzgados. Seamos misericordiosos.
Jamás unos tiempos como los presentes. JAMÁS.
Dios dictaminará
¡Quién cómo Dios!
11/03/11 2:24 PM
  
Antígono
Por cierto Eleuterio, en mi anterior comentario crítico se me olvidó felicitarte por mencionar a la «víctima 193» del 11-M, que ha quedado excluida del recuento oficial por casi todos y que tú has sabido recuperar hoy para nuestra memoria.
11/03/11 11:26 PM
  
JSC
Estimado Alejandro, yo tan sólo expreso mi humilde opinión la cual someto a la sana doctrina y también estoy muy interesado en conocer su opinión y la de los demás. Por supuesto que puedo estar equivocado y ruego a Dios y a cualquiera que me corrijan. Tan sólo trato de aportar lo que mi entendimiento me indica, sin autoridad de ningún tipo. Dejo a continuación otras reflexiones:
-Los católicos, por el bautismo, recibimos al Espíritu Santo -que nos faltaba desde el pecado original- y se une sobrenaturalmente a nuestra alma/espíritu y cuerpo naturales y caídos. Y por este Sacramento, somos adoptados por Dios como Sus Hijos, y por lo tanto herederos del Reino y coherederos del Reino junto a Cristo. No obstante, nuestro cuerpo sigue estando sometido a la tentación y el pecado pues llevamos todavía la semilla de la cizaña en él. Cuerpo que ahora podemos y debemos dominar y mortificar con nuestra Voluntad orientada por la Luz y la fuerza de la Gracia.
-No entiendo eso de la raza cainita. Dios perdonó y protegió a Caín y a sus hijos. ¿Acaso no llevamos todos todavía la semilla del pecado original y la traición en nuestro ser y de ahí la concupiscencia? Dios, por Sus méritos nos perdonó la culpa, pero respecto de la pena, pues todavía estamos sometidos a la corrupción de la carne. Las mujeres siguen pariendo con dolor, el hombre sigue sudando cuando trabaja y la esperanza de vida sigue siendo la misma que tras la Expulsión ... Sólo en la Resurrección los justificados obtendrán un cuerpo glorioso y podrán ver a Cristo pues serán/seremos -espero- como Él. Aunque ahora somos Libres de nuevo y hemos de celebrarlo. Y todo por los méritos de Jesús, nuestro Dios y Señor. ¡Uauh, qué suerte tenemos ...!
-Otra cosa, un ángel sí puede poseer totalmente a una persona, con la colaboración de ésta, claro. Pero un ángel, por más poderoso que sea no puede tener relaciones carnales con una mujer y por lo tanto no puede engendrar ni generar hijos, pero sí discípulos o hijastros -y demasiados que los hay-. O también puede suscitar un proyecto de ensamblaje de seres sin alma, pero que no tiene nada que ver con la fecundación in vitro. Es otra cosa más siniestra. Puede por lo tanto ser padre putativo. Pues trinos sólo fueron creados los Hijos de Dios, no los ángeles. Eso sí, Satanás -la serpiente-, que bebió de la Sabiduría de Dios ha suscitado y suscita esotéricamente muchos de sus conocimientos adquiridos antes de su caída, para orientar a la ciencia -aunque sea a golpes de palo de ciego- hacia sus objetivos perversos. Y así fue en un pasado y así es en la actualidad. Primero separó Fe y Razón, etc ... Y es ahora cuando el príncipe de este mundo -que sigue siéndolo-, aunque está ya vencido, está a punto de desatar su venganza más terrible contra los seres humanos y en particular contra los Hijos de Dios. Pero tenemos a la Virgen. Él lo sabe y no la puede soportar. Y lloriquea y gime cuando la nombras o le rezas. ¡Ay de aquellos que no se cubran bajo su manto!

Queda tanto que decir sobre este tema, pero mejor meditar todo en silencio y guardarlo en el corazón, esperando la Mañana.
Seguro que nadie leerá este post tan largo y pido perdón a todos por mi abuso. Yo quizás tampoco lo leería, no sé.
Un abrazo Alejandro y gracias Eleuterio por su paciencia en mis disquisiciones interminables. Espero no crearle ningún problema.
12/03/11 4:31 PM
  
Alfredo Juracan
Solo agregar algo, estos seres vivientes tienen alma. Desde antes Dios sabe que van a existir porque incluso sabe donde van a vivir. El origen es el espermatozoide y viene del ser humano Hombre, quien recibe es la mujer y es ser humano creación de Dios. Lo que hace la diferencia es el proceso o método de como se va a concebir. Saben amar , reír, son inteligentes , tienen el temor a Dios, si tienen Alma. Bendiciones.
04/01/19 3:12 AM
  
María Cristina
Mi comentario es una pregunta: entonces puede recibir el Bautismo un niño/a q ha nacido por fertilización in vitro? Sus padres eligieron por esta opción, dp de 10 años de casados y luego de atravesar problemas de salud en dos oportunidades. Causales de la infertilidad. Por un gran amor y deseos de ser padres lo decidieron. Pienso q su hija nació porq Dios lo quiso y no sólo por la intervencion cientifica.

EFG
Personalmente creo que el niño no tiene la culpa de haber nacido cómo ha nacido o según como ha nacido. No creo, por tanto, que nadie se pueda oponer al bautismo de ese niño.
26/09/19 1:43 AM
  
María Cristina
Muchas gracias!!!

EFG

De nada. Gracias a usted, faltaría más.
27/09/19 12:57 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.