La Justicia de Chile ordena realizar transfusión de sangre a un bebé, hijo de testigos de Jehová

La Corte de Apelaciones de Rancagua (Chile) acogió un recurso de protección deducido por el Hospital Regional de O’Higgins y le ordenó proceder a la transfusión de sangre y todos los tratamientos que se requieran para proteger y salvaguardar la vida e integridad física de un recién nacido hijo de una pareja de integrantes de los testigos de Jehová, tal como informa José Navarrete en La Tercera.

El bebé, en peligro de muerte

En fallo unánime dado a conocer ayer, 8 de febrero, la Segunda Sala del tribunal de alzada, integrada por el ministro Michel González Carvajal, el fiscal judicial Álvaro Martínez Alarcón y el abogado integrante Marco Arellano Quiroz, estableció que la negativa de los padres del menor no puede ser obstáculo para proceder a la transfusión de sangre y hemoderivados que requiere su hijo, ante un riesgo inminente de perder la vida.

El acto que motiva el recurso es la negativa de los padres del niño al procedimiento de transfusión de sangre y hemoderivados para su hijo. El niño se encuentra en la Unidad de Pacientes Críticos Neonatal del Hospital Regional de Rancagua “por presentar sangrado activo a través de tubo endotraqueal y en sitios de venopunción, que lo mantiene con riesgo inminente de requerir una transfusión, se detalla en el fallo.

“En efecto, el principio de la intangibilidad del consentimiento relacionado con la libertad de conciencia, traducido en este caso negarse al acto transfusional, cede cuando estamos frente a una situación urgente, donde la vida y su pronóstico está en riesgo, siendo la transfusión un acto indispensable para obtener la sobrevida, esto quiere decir, la carencia de otra alternativa médica o terapéutica para lograr dicho objetivo”, argumentan los jueces en su resolución.

Primacía del derecho a la vida

Según el tribunal de alzada “la decisión de los recurridos afecta la vida de su hijo, un ser único y autónomo, a cuyo respecto sus progenitores tienen el deber fundamental de velar por su bienestar”.

“En otras palabras, el derecho a la libertad de conciencia previsto en el artículo 19 N° 6 de la Constitución Política de la República, en cuanto a las creencias religiosas, se encuentra limitada, en este caso, por los derechos fundamentales de los demás y por el derecho a la vida del niño, razona el fallo.

En base a tales argumentos se decidió acoger, sin costas, el recurso de protección y se ordenó “la transfusión sanguínea y todos los demás tratamientos que el estado de salud del niño (…) requiera para proteger y salvaguardar su vida y su integridad física”.

7 comentarios

  
PEDRO
Es una interpretacion de un posible delito de omisión del deber de socorro en ese país. El niño no puede perder la vida en peligro de muerte por omisión del tratamiento médico oportunos, y la omisión por cuestiones religiosas no es superior al intereses de procurar el respeto a la vida de quien no puede decidir, y por tanto debe ser asistido o tratado medicamente porque la urgencia lo obliga, y a ser utilizados cualesquiera soportes vitales o tratamiento para ello.

Yo estuve en peligro de muerte y siendo muy niño, entrando en coma, por unas quemaduras gravisimas en los pies al saltar una hoguera y quedar mis pies en medio de las brasas. Fui atendido en cirugia de forma urgente con todo lo que ello supuso, y me recupere casi sin señales de las quemaduras. Sino hubiera sido asistido o por las transfusiones y sueros administrados hubiera fallecido.

El derecho a la vida es el primer derecho Humano. Hay personas muy graves por una hemorragia interna, u otra muchas patologías o enfermedades, que se recuperan con transfusiones que no pueden esperar, pues caso contrario moririan seguramente.
09/02/22 12:47 PM
  
pedro de Madrids
Estos "testigos", a la gente que perdió la verdadera fe les imponen unas condiciones inhumanas que jamás la religión del amor, la de Jesús, impuso semejantes barbaridades y aun así se perdieron
09/02/22 1:23 PM
  
PEDRO
Evitar o negar la atención médica a un paciente, por omisión, jamás es un acto médico. He tenido el inmenso privilegio de tener como maestro al Prof. Catedrático Dr. Gonzalo Herranz, referente internacional de la ética médica, y el - como santo que fue por sus obras - no hubiera estado conforme " jamás" con la ausencia de la atención médica para sanar o aliviar a un paciente. Alto y claro.
09/02/22 4:07 PM
  
Aelredus
La decisión no es tan obvia como parece. Son las creencias de unos que se imponen a las de otros. En este caso las creencias triunfadoras son las nuestras. Alguien podría argumentar que hay riesgo de muerte por no vacunarse contra el COVID, y hacer la vacuna obligatoria. Lo mismo podría decirse de conductas nocivas como fumar o beber. Y por este camino llegamos a una dictadura sanitaria del Estado.
09/02/22 4:46 PM
  
Jorge Cantu
Ya se tardó demasiado el gobierno estadounidense en obligar a los líderes de la secta a cancelar esta doctrina y práctica antibíblica, anticristiana y antihumana como lo hizo con la doctrina y práctica de la poligamia de los mormones en el siglo XIX, cuando condicionó al estado de Utah la pertenencia a la Unión si seguían sosteniendo dicha doctrina y práctica.

Las dos sectas, por cierto, de origen e inspiración masónica, siendo sus fundadores activos masones (sería raro tanto anticatolicismo de otro modo).
09/02/22 8:11 PM
  
Jorge Cantu
Tantas vidas perdidas por una interpretación engañosa, boba y sectaria de ciertos pasajes bíblicos del Antiguo Testamento (al que son muy afectos este tipo de sectas fundamentalistas) y uno del Nuevo, y todo para vanagloriarse de ser la secta más cumplidora (ellos creen) de los preceptos de la Biblia, dicen en sus sitio:

"Génesis 9:4. "Después del Diluvio, Dios les permitió a Noé y a su familia consumir carne animal, pero con una salvedad: Sólo carne con su alma —su sangre— no deben comer. Y como todos descendemos de Noé, nosotros también tenemos el deber de cumplir ese mandato".

Levítico 17:14. “No deben comer la sangre de ninguna clase de carne, porque el alma de toda clase de carne es su sangre. Cualquiera que la coma será cortado.” Para Dios, la sangre representa el alma —o la vida—, algo que le pertenece a él. Aunque esta ley fue dada exclusivamente a la nación de Israel, nos muestra lo importante que es para Dios este asunto.

Hechos 15:20. "Dios ha ordenado a los cristianos 'que se abstengan [...] de la sangre', el mismo mandato que le dio a Noé. Y la historia revela que los primeros cristianos rechazaban el consumo de sangre y que ni siquiera la usaban con fines curativos." (tuercen sin pudor la traducción del pasaje para que diga lo que ellos quieren, ya que el pasaje se refiere a costumbres de la época y dice lo siguiente: "Pues ha parecido bien al Espíritu Santo y a nosotros no imponer sobre ustedes ninguna carga aparte de estas cosas necesarias: que no coman carne de animales ofrecidos en sacrificio a los ídolos, que no coman sangre ni carne de animales estrangulados y que eviten los matrimonios prohibidos. Si se guardan de estas cosas, actuarán correctamente."

En todo caso, la prohibición divina en el Antiguo Testamento se refiere a comer la sangre de los animales, no a la transfusión de la sangre entre humanos para salvar vidas, lo cual en aquellos tiempos, obviamente, no existía ni en sueños.
09/02/22 8:45 PM
  
Claudio
Les lavan de tal modo el cerebro, que sólo responden a sus líderes.
¿NO se les parte el corazón viendo cómo su hijo puede morir?
10/02/22 12:06 AM

Esta publicación tiene 1 comentario esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.