InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Agosto 2018, 27

27.08.18

Serie Venerable Marta Robin – Lo que nos conviene

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Sobre la pasión en sí misma vivida – Lo que nos conviene

 

Marta Robin vivió la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo desde 1930. Y es que entre desde el jueves por la noche (21 horas) hasta el mediodía del domingo, pasó por los estados físicos que sufrió el Mesías.

Pues bien, nuestra Venerable francesa describe la íntima comunión con Jesucristo que le permite, como dice el autor del libro aquí traído, “sobrepasar el sufrimiento para encontrar el Corazón de Cristo”:

  

Lo que nos conviene

 

“Unámonos a Jesús en toda su Pasión y gozaremos de todos los sentimientos más puros y alcanzaremos la inmensa alegría del perdón que conviene a los verdaderos hijos del Buen Dios”. (Cuaderno 13, p. 65)

 

Realmente, cuando meditamos en la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, humanamente, no podemos entenderla. Y queremos decir con esto que pudiera parecernos que una crueldad tan grande estaba fuera de lugar.

Sin embargo, conociendo cómo eran aquellos tiempos, en realidad nada extraño se le estaba haciendo al Hijo de Dios sino que, por desgracia, recibía un tratamiento “común” para la pena que se le había impuesto. Eso debemos saberlo y tenerlo muy en cuenta: en eso no fue un “privilegiado” Jesucristo.

Pues bien, a pesar de todo aquello o mejor, por todo aquello, los discípulos de Cristo sabemos que aquel tratamiento cruel, aquel no entender a Quién se lo estaba infiriendo y, en fin, aquel cumplir con lo que estaba escrito (casi seguro que con ignorancia de eso por parte de muchos), tenía un fin: la salvación del creyente en Dios Todopoderoso y en enviado Jesucristo.

La Venerable Marta Robin, tan unida a su hermano Cristo, no puede sino recomendarnos algo que, si espiritualmente es muy acertado no siempre estamos dispuesto a hacerlo. Ella sí lo hizo y, de aquella unión, salen cosas como las que hoy traemos aquí.

Leer más... »