España: operación policial contra la secta de una sacerdotisa chamánica

Agentes de la Policía Nacional española detuvieron en la noche del pasado sábado 5 de noviembre a dos personas en la comarca de Berguedá (Barcelona) por su presunta participación en delitos contra la salud pública, según informa el propio cuerpo policial en una nota de prensa.

Los agentes intervinieron cuando iba a dar comienzo un ritual en el que, bajo distintos pretextos, se ofertaban sustancias psicoactivas con grave riesgo para la salud. Gracias a la colaboración ciudadana hace varias semanas se puso en conocimiento de los investigadores las sospechas sobre las actividades de estas personas.

Esta colaboración se produjo a través del correo electrónico habilitado para la comunicación relacionada con este tipo de hechos ([email protected]), que también sirvió recientemente para otra operación policial semejante en España (el pasado mes de octubre en Asturias).

“Mujer medicina”

Entre los arrestados se encuentra una mujer que se denominaba como sacerdotisa chamánica, psicoterapeuta y coach, que ofrecía distintas técnicas como reiki, PNL o registros akáshicos. Era presentada como “mujer medicina” en alusión a las sustancias que suministraba y era asistida en las celebraciones por el denominado “músico medicina”.

Durante las ceremonias se realizaban rituales cuyo objetivo principal era el consumo de ayahuasca, a la cual denominaban “medicina”. También se suministraban ilegalmente de forma lucrativa sustancias psicoactivas prohibidas, cuyo consumo entraña un alto riesgo para la salud física y mental.

Financiación y control a través de sustancias psicoactivas

El empleo de sustancias psicoactivas funcionaba como herramienta de captación y control de los asistentes, así como fuente de financiación de las actividades de los organizadores. En algunos casos estas sustancias eran utilizadas como terapia sustitutiva de la medicina convencional, lo que facilitaba la manipulación mental y colocaba a los consumidores en una situación de mayor vulnerabilidad ante sus dolencias.

Durante el operativo en el que se llevaron a cabo las detenciones, los miembros del grupo se disponían a celebrar un ritual en la comarca barcelonesa de Berguedá. En el registro practicado, se ha intervenido dinero en metálico y distintas sustancias presuntamente psicoactivas, como ayahuasca, rapé, setas alucinógenas y san pedro. Además, se ha incautado más de 700 gramos de marihuana, así como otros efectos de interés para la investigación.

Las detenciones han sido efectuadas por agentes de la Comisaría General de Información en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Barcelona y bajo la dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Berga.

“Medicina ancestral” contra el sistema

El programa televisivo ‘Cuatro al día’ ha podido hablar en exclusiva con Micaela, la chamana detenida, que ha explicado los rituales que lleva a cabo y cómo funcionan. “La gente viene a tomarse la medicina ancestral que eligen para encontrarse con ellas mismas”, explica.

Por el momento, Micaela ha decidido frenar su actividad. Una actividad por la que admite que cobra dinero. La chamana cuenta, además, por qué cree que fueron a por ella.

“Me utilizaron de cabeza de turco, aquí hay detrás intereses económicos. Al sistema no le interesa que la gente esté despierta y saludable, prefiere tenerlos anestesiados con antidepresivos y un montón de cosas, afirma.

Comentario a la espera de moderación

Esta publicación tiene 1 comentario esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.