Muere un médico francés conspiracionista en una ceremonia chamánica con alucinógenos

En la noche del 28 al 29 de junio, el doctor Soulier, de 67 años, figura destacada del movimiento antivacunas y conspiranoico en Francia, falleció tras una ceremonia chamánica basada, en particular, en hongos alucinógenos. La sesión fue demasiado para el médico homeópata del Norte que siempre ha estado al margen. Así introducen Vincent Mongaillard y Jérémie Pham-Lê este reportaje publicado por Le Parisien.

El 28 de junio, alrededor de las 8 de la tarde, el doctor Olivier Soulier, una figura de la conspiración antivacunas, cruzó la puerta verde de un pequeño edificio ubicado en un callejón empedrado en el sur de París. El médico fue invitado a visitar a un amigo italiano, un ex peluquero apreciado por el mundo del espectáculo y los desfiles de moda. Un señor de 75 años arreglado con unas tijeras, “explorador del inconsciente” según Internet, que se dedica de lleno a su pasión por el “tarot implicado en los planteamientos psicoterapéuticos”.

Este pseudo-sanador que tira las cartas organiza seminarios de “tarot-baile-trance” o “respiración-tarot-cacao”“Muy simpático, pero frío”, lo retratan en su barrio. También supervisa ceremonias de chamanismo“conectado con la naturaleza y su naturaleza”, en busca del “estado modificado de conciencia”, como dicen los expertos de esta espiritualidad de moda. Profundizó su conocimiento de los rituales en América del Sur. En el menú de esa noche con el doctor Soulier, de 67 años, una sesión “basada en particular en hongos alucinógenos, según la fiscalía de París.

Un poderoso alucinógeno

Pero el diálogo con lo invisible sale mal. Alrededor de la medianoche, el invitado con el cráneo brillante se siente mal. El dueño del local llama a los servicios de emergencia, que no pueden salvar a la víctima en parada cardiorrespiratoria. Ante esta muerte sospechosa, se abre una investigación por homicidio y práctica ilegal de la medicina que se encomienda a la brigada de estupefacientes de la policía judicial parisina.

El chamán urbano, hasta entonces desconocido para la policía, fue detenido por los investigadores a primera hora de la mañana, antes de ser liberado a la noche siguiente. Según nuestra información, también se encontró en el sitio, en un vial, DMT, un poderoso alucinógeno capaz, entre otras cosas, de imitar los efectos de una experiencia cercana a la muerte.

Esta sustancia, prohibida en Francia, es el principal principio activo de la ayahuasca, una infusión apreciada por las tribus de la Amazonía. Todos estos productos que perturban la conciencia y las percepciones conducen a un riesgo mortal. Algunos los utilizan en la investigación sanitaria, pero pone en juego su vida”, advierte el profesor Michel Lejoyeux, psiquiatra experto en adicciones.

¿Cómo se convirtió este “viaje interior” en un billete de ida a la muerte? Según los primeros elementos de la investigación, Olivier Soulier se habría sentido mal inmediatamente después de inhalar DMT, además de haber consumido “hongos”. Pero las investigaciones siguen en curso, como recuerda la fiscalía de París. La única certeza: la experiencia del chamanismo entre cuatro paredes en la capital fue fatal para él. “¡Nos da mala publicidad!”, afirma un “portador de sabiduría” de la provincia cuyo código ético proscribe los psicofármacos.

El corazón del médico no pudo resistir los paraísos artificiales. Hay que decir que su órgano vital era muy frágil. “Tenía problemas cardíacos y trabajó mucho durante décadas”, dice un psicoterapeuta que dirigió grupos de terapia junto a él. En un vídeo subido a internet en 2018, el interesado decía que en el pasado había sufrido “arritmias completas por fibrilación auricular”… Hasta que consultó a un homeópata.

“Me dio algunos remedios y los problemas pararon por completo”, agradeció. Pero, obviamente, las palpitaciones no habían desaparecido por completo. “Su propia fragilidad era su corazón, absorbía todas las emociones”, describió un amigo, un cirujano reciclado en la “complosfera”, durante un homenaje en Internet.

“Sus doctrinas son completamente dementes”

Olivier Soulier siempre ha querido creer en los beneficios de la medicina alternativa. Este médico general, graduado en la Universidad de Lille en 1985, fue también homeópata, acupunturista, maestro practicante de hipnosis, organizador de seminarios sobre “el significado de los deseos alimentarios”… Un médico multicarné que ejercía en Marcq-es -Barœul (Norte) y que estuvo en la mira durante tres décadas del Centro Nacional de Apoyo a la Familia frente a la Influencia sectaria (CAFFES).

“Es muy de la Nueva Era, muy ilusorio. Sus doctrinas son una locura total”, se alarma Charline Delporte, presidenta del CAFFES, una asociación de interés general con sede en Lille. Según ella, este “gran seductor” era seguidor del método Hamer, llamado así por un médico alemán que creía que toda enfermedad proviene de un trauma repentino y que los tratamientos tradicionales constituyen nuevas agresiones (la llamada Nueva Medicina Germánica).

El fallecido parece ser el padre de la “medicina del sentido”, convencido de que “las enfermedades tienen un significado oculto” y que “entregan un mensaje“Siempre estuvo al margen. Afirmaba poder curar la esclerosis múltiple a través de una especie de psicoterapia, cuando es una enfermedad incurable”, denuncia un colega del Norte.

Damián (su nombre de pila ha sido cambiado), aquejado de una grave patología crónica, lo consultó una vez, sólo una vez, “por curiosidad”“Para él, era un problema de psicología interna. Muy rápidamente, llegó a las consideraciones financieras ofreciéndome una introspección a 2.000 euros que obviamente no me reembolsa la Seguridad Social. Estaba muy seguro de sí mismo, muy demostrativo, pero no logró convencerme, fue un gran farol”, recuerda este ejecutivo retirado.

Por faltas contra la ética vinculadas a intereses económicos, Olivier Soulier fue sancionado tres veces, en 2001, 2006 y 2017, por el Colegio Oficial de Médicos, recibiendo un total de varios meses de suspensión. Fue acusado, entre otras cosas, de vender sus DVD a sus pacientes. “El dinero era súper importante para él”, observa Charline Delporte, activista que lucha contra las derivas sectarias. Prácticas, conferencias en Francia y en el extranjero, libros, vídeos a la carta, “viajes de iniciación” a Perú o Egipto… han potenciado su negocio.

A la vanguardia de los antivacunas

La crisis del COVID-19 había potenciado su audiencia y su influencia. Era uno de los pilares del Consejo Científico Independiente (CSI), un antro que servía de foro para los científicos antivacunas y de la que acababa de ser expulsado por disputas internas de ego. También fue una de las puntas de lanza de ReinfoCovid, un colectivo COVID-escéptico que propaga noticias médicas falsas, y del sindicato Liberté Santé, que defiende a los sanitarios suspendidos.

Predicó sus teorías excéntricas en las ondas de Radio Courtoisie, una antena clasificada en la extrema derecha, en FranceSoir, un sitio de conspiración, en películas de Pierre Barnérias, autor del documental de conspiración “Hold-up”, o en Twitter. No se contentó con afirmar que el COVID-19 era “una mascarada para privarnos de nuestras libertades” ni con alarmarse ante una “esterilización de mujeres a través de las vacunas”. Negó el calentamiento global, “una estafa”, atacó al “gobierno de perversos pedófilos” o al presidente ucraniano Zelensky, “un hermoso sinvergüenza”.

Tras sus recientes declaraciones sobre la vacunación anti-COVID, había sido citado por el Colegio de Médicos y debía pasar los próximos meses en una sala disciplinaria. El médico había dejado de ejercer en su consulta al mismo tiempo que se decretaba la obligación de vacunación para los profesionales sanitarios, en 2021. Una restricción que se había levantado la primavera pasada. “Quería volver a trabajar desde el final de la obligación de vacunación”, susurra una fuente cercana a este expediente considerado “muy sensible”.

“Estaba confuso”

“Me dijeron que estaba confuso, anti todo, que no sabía tratar con normalidad y que echaba las culpas a la cabeza del paciente. Un espécimen divertido”, comenta una señora que pasea a su perro. “Tenía muy buena reputación, ayudó a mucha gente aquí. Se habrá metido en alguna locura con esta historia del chamanismo, muchas veces es así con los iluminados”, analiza una jubilada que también se mantuvo alejada de su estetoscopio.

La placa de cobre del “Doctor Olivier Soulier”, fallecido hace casi un mes, todavía está sellada en un muro bajo a la entrada de una residencia de estilo Art Deco en Marcq-en-Barœul. Bienvenido al “triángulo dorado” de la metrópoli de Lille, bautizado como BMW (Bondues-Marcq-en-Baroeul-Wasquehal). En su bastión, no lejos del hipódromo que albergó el vacunatorio más grande de la región en el punto álgido de la pandemia, el médico es bien conocido por los habitantes, incluso por aquellos que nunca buscaron sus diagnósticos.

La galaxia antivacunas nacional lamenta la desaparición de un “compañero de resistencia”, y añade con humor, “a veces colegial”, citando “muchas veces a Coluche a quien admiraba profundamente” (Coluche era un humorista francés). La ex diputada y psiquiatra Martine Wonner, a la que se le prohibió ejercer como médico durante un año en 2022 debido a sus controvertidos comentarios realizados durante la pandemia de COVID-19, describe a un hombre “fraternal, divertido, humanista, solidario, cariñoso con sus pacientes, apasionado, libre”.

“No manches tu alma”

Grégory Pamart, un médico del Norte muy controvertido, reconoce su “audacia”, su “franqueza”, su “gran generosidad”. También destaca su “discurso truncado”, su “necesidad de existir”, su deseo de “dejar una huella”“En privado, tenía cierta fragilidad. Cuando se preparaba para una conferencia, le parecía difícil. Pero nada más empezar era una bestia del escenario”, recuerda.

En la web que glorifica las enseñanzas de Olivier Soulier no se menciona la desastrosa ceremonia chamánica que acabó con su vida. “Era su momento, lo que sea. No debes ensuciar tu alma. Hizo su parte por la humanidad”, respondió un familiar. Se afirma que este “gran médico” murió “tras un infarto”Una muerte súbita que alimenta, como era de esperar, las teorías de la conspiración.

En una televisión conspirativa de Internet, una de sus amigas, doctora en Química, juzga esta muerte como “sospechosa”Pagó con su vida esta búsqueda de la verdad (…) ¿Cuándo me tocará a mí?”, y se preocupa decuando su “automóvil explotó” y su “caldera se quemó”. Un doctor en Psicología apunta a estas “muertes que se camuflan” con el “famoso infarto”. La presentadora exige “una contraautopsia”. Pero para toda la banda en duelo, “Olivier no se ha ido, está en todas partes”.

14 comentarios

  
Jose
Las conspiraciones no existen, pero haberlas, haylas
01/08/23 10:28 AM
  
SS
Todos decían lo mismo, y el que se salía del guión, lo difamaban,
Hipócritas, menuda fe, escondiéndose detrás de una mascarilla, obedeciendo como ratas..
Raza de víboras, sepulcros blanqueados.
01/08/23 2:22 PM
  
África Marteache
Eso de conspiracionista, negacionista y otras palabras son inventos. Chiflados como éste los ha habido siempre pero solo ahora les llaman así de manera que parezca que todo aquel que tengo algún tipo de recelo ante las vacunas acabará del mismo modo.
Tendríamos que poner a todos aquellos que se vacunaron y murieron como ejemplo de que las vacunas no funcionan porque si la vacuna funciona sí o sí y es imposible demostrar que son fallidas desde luego que es como ser terraplanista, pero resulta que no sabemos si funcionan o no, ni sabemos por qué el Covid parece haber aflojado. También acabó la Gripe Española y no se vacunó a nadie.
Entre las personas que recelan de las vacunas las hay de todo tipo y entre las que las admitieron también. Yo podría achacarle a la vacuna el brote psoriásico desbocado que he padecido después de ponerme la de "recuerdo", brote que, siendo psoriásica, no había tenido jamás pero no es imputable a la vacuna porque no tengo pruebas. De que la vacuna no funcione no se pueden aportar pruebas de manera que siempre funciona porque no es falsable, en ciencia el que algo no se pueda demostrar es malísimo porque entonces aparece la fe en las vacunas y, en cuanto aparece la fe, la ciencia desaparece. Muchos no tienen fe en esta vacuna en concreto y otros muchos sí la tienen, el tener fe en algo es anticientífico totalmente, así que no entre crédulos anda el juego.
01/08/23 2:52 PM
  
África Marteache
Fe de erratas: "entre crédulos anda el juego". Tan crédulo es el que cree que la vacuna funciona como el que cree que no funciona porque ninguno de los dos puede demostrarlo. La Covid parece haber remitido tanto en los países donde se vacunó la mayor parte de la población como en aquellos donde se vacunó una mínima parte de ella. Una cosa es la vacuna antirrábica y otra la vacuna contra la Covid porque la primera no necesita fe, funciona de todas, todas.
01/08/23 2:57 PM
  
Bertomeu 2
El uso de términos como "conspiranoico" o "antivacunas" son derogatorios y manipuladores, amén de muy poco castizos, así que hay que evitarlos.
01/08/23 3:21 PM
  
Oriol
La galaxia vacunera nacional y mundial, en cambio, no lamenta la muerte de decenas de miles de personas por la "vacuna" trolid.
01/08/23 4:49 PM
  
Luis Fernando
En Infocatólica somos unos cuantos los que, por diversas razones, no nos pinchamos ni nos pincharemos jamás la terapia génica ARN (lo llaman vacuna) contra el Covid y no aceptamos las tesis apocalípticas sobre el calentamiento global, que ya se ha dado en otros momentos de la historia (investiguen por qué Groenlandia se llama así).
Y obviamente no experimentamos con ayahuasca.
01/08/23 5:05 PM
  
Masivo
El catedrático de genética y experto en bioética Nicolás Jouve escribió en el digital Actuall unos artículos muy buenos en la época del Covid, sobre el virus y la creación de las vacunas ARN.
01/08/23 6:38 PM
  
Carmen L
Creo que admitir los términos de los medios masivos de (des) información, colocando en la entradilla "figura destacada del movimiento antivacunas y conspiranoico" descalifica, la nota, espero de infocatolica distancia con respecto al mundo, algo de imparcialidad, puede ponerse, conocido por su posición respecto de las vacunas, sin poner letreros a la gente y peor habiendo partido de este mundo, y lo de diseminador de conspiraciones, ya se ya visto como se revelan verdaderas. No ser estación repetidora del mundo, sería bueno, esas solas palabras desaniman, y son poco caritativas.
02/08/23 2:13 AM
  
Alvar
Y siguen atacando a los que se niegan a entrar en el redil.
Ni conspiracionista ni leches, hay documentación sobrada para saber que se nos ha mentido, como las pruebas de las patentes relacionadas con el covid 19 que son ANTERIORES a la supuesta aparición del covid 19, investiguen. Y hay indicios DESCOMUNALES de que se nos ha mentido, como el hecho de que no dejan analizar las inyecciones, y tenemos el caso del militar Vara del Rey, que por solicitar al Gobierno un análisis de las inyecciones, fue cesado inmediatamente.
Respecto al daño causado por las inyecciones, con los hechos en la mano, no se puede negar su peligrosisdad, porque es como negar que haya accidentes de tráfico (como yo no los veo, no existen).
La realidad es un cúmulo de conspiraciones, como la que realizó el sanedrín para matar a Jesucristo.
Solo alguien muy adoctrinado, con el cerebro muy lavado por la tele (prensa, radio, cine, libretos... ) cree que hay honestidad en las instituciones que dominan el planeta.
02/08/23 8:24 AM
  
enri
En las vacunas de toda la vida siempre ha habido un gran consenso en que son beneficiosas.
Ha habido alguna excepción pero para los demás no nos ha importado en el sentido de que si una persona no opta por las vacunas (de toda la vida), pues allá, ella.

Pero lo que está ocurriendo actualmente es que clama al cielo porque se está involucrando a los niños y a los jóvenes desde la negación al pensamiento y al rigor científico.
En primer lugar se trata de terapias génicas en fase experimental.
En segundo lugar muchas personas, que no somos antivacunas pues nos hemos vacunado de todo durante toda la vida, preferimos ser prudentes en algo experimental.
Desgraciadamente desde la farmacovigilancia el experimento no ha salido bien y lo primero que se debe de hacer desde el rigor científico es comprobarlo y ver el porqué.
Sin embargo la medicina ha pasado a un segundo plano y la autoridad ya no reside en la ciencia y la medicina y en las personas que tienen una gran credibilidad porque su alma siempre busca la Verdad desde el rigor científico: ¡No!. Ahora es la política el NOM , la Agenda 2030.
Todos somos responsables de lo que le ocurre a los niños y a los jóvenes y se nos pedirá cuentas de lo que estamos haciendo y lo mínimo que podemos hacer es: defender que haya debates en TV y que a partir de ahí que haya libertad de elección como siempre ha habido.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.
Dulce Corazón de María, sed la salvación del alma mía.
🙏🙏🙏
02/08/23 10:51 AM
  
Néstor
Justo ahora que el creador de las "vacunas" de ARNM, Malone, dice que la plandemia fue un invento de la CIA para controlar la población, recibimos esta preciosa clave interpretativa que nos permite inferir que seguramente Malone se da la papa con alucinógenos de diversas clases.

El 22 % de exceso inexplicado de mortalidad en Uruguay en el año 2022 (pasa lo mismo en muchos otros países) es por lo tanto consecuencia del consumo de sustancias psicodélicas. O a lo mejor se murieron simplemente por ser negacionistas.

Por supuesto que en fin.

Saludos cordiales.
02/08/23 5:05 PM
  
jp
Curiosamente en los paises mas vacunados hubo mas fallecidos. La mortalidad en los paises mas vacunados se disparo en contra de los menos vacunados. Es un dato estadistico que no te cuentan. Porque será.....Habia menos fallecidos durante la pandemia que luego cuando se empezaron a poner las vacunas. Yo lo digo todo y no digo na.....a buen entendedor de estadisticas....
03/08/23 1:22 PM
  
AS
Una cosa es emitir dudas bastante razonables sobre la vacuna del Covid y otra muy distinta es estar en contra de la vacunas. Conozco bien Francia y está llena de gente antivacunas y adeptos de muchas pseudociencias como la homeopatia. Esta tendencia está relacionada con la Nueva Era y el ecologismo radical, muy fuerte en Francia. Todo esto no tiene nada que ver con la fe católica y como humilde párroco que soy os invito a no caer en estos errores que ponen en peligro el cuerpo y el alma. Conozco buenos católicos que han acabado muy mal por culpa de estas ideas.
03/08/23 1:35 PM

Esta publicación tiene 2 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.