Ex testigos de Jehová mexicanos denuncian lo sufrido en la secta

Con el titular “Pecados sin castigo. Cientos de extestigos de Jehová levantan la voz para denunciar abusos”, el medio mexicano Emeequis ha publicado un reportaje firmado por Gloria Piña.

En él se cuenta cómo por primera vez en este país, cientos de ex testigos de Jehová delatan en público y de forma conjunta los abusos, violaciones de derechos humanos, injusticias y encubrimientos. Ayer, 26 de julio, presentaron un exhorto ante varias administraciones públicas para que se analicen las acciones de la secta y se imparta justicia.

Encubrimiento de los abusos sexuales

Cuando apenas tenía 3 años, Mitqa fue agredida sexualmente dentro de los testigos de Jehová. La pequeña fue abusada por un anciano de la congregación en La Cruz de Huanacaxtle (Nayarit). Los ancianos son los dirigentes locales.

Su madre, Magda Lazo, que presenció la agresión, presentó denuncias que fueron encubiertas por la institución religiosa. Tras 21 años del hecho, la justicia jamás llegó. “Al hablar con la congregación me dijeron que ya lo sabían y le habían dicho (al agresor) que dejara de hacerlo. Me dijeron que tenía que perdonar y, preferentemente, que no hablara de esto con las autoridades para no manchar el nombre de Jehová, cuenta la ahora ex creyente.

Afirma que en ese tiempo, el Cuerpo Gobernante de la secta le impidió delatar los abusos. Ella renunció y levantó una denuncia penal; pero eso le costó el ostracismo de toda la comunidad e incluso de su propia familia.

La memoria de las víctimas

Por primera vez en México, cientos de ex testigos de Jehová de país levantan la voz para delatar los abusos, violaciones de derechos humanos, injusticias y encubrimientos que se viven sobre el supuesto fundamento de los principios bíblicos, lo que ha impedido que pecados sean juzgados como delitos y sean sancionados por la ley.

En vistas a un “Memorial de Víctimas Testigos de Jehová” en México, ayer, 26 de julio, han presentado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación un exhorto para que se analicen las acciones de esta congregación que afectan a la infancia, violan derechos humanos y violentan a las mujeres. 

Captación en momentos vulnerables

Areli Jiménez perteneció a los testigos de Jehová durante 17 años, hasta 2007. Cuando se dio cuenta de las limitaciones que había significado la secta en su vida y los abusos que se solapaban dentro, decidió renunciar.

Le impidieron continuar sus estudios universitarios porque eso significaba “hacer proselitismo al diablo”, además de que fue acosada sexualmente por dos compañeros de congregación.

Ella y sus dos hermanas quedaron huérfanas a los 13 años. Su padre, un ex integrante de las fuerzas armadas, falleció en 1996, y fueron abandonadas por su madre, que nunca se encargó del cuidado. Por su estado vulnerable, fueron fácilmente captadas por los testigos de Jehová.

“Mi padre muere y llegaron a predicarnos. Nos dijeron que si hacíamos todo lo que la Biblia decía supuestamente Jehová en el futuro iba a resucitar a nuestro papá y con eso nos engancharon”, cuenta en entrevista. 

Afirma que durante más de 10 años se encargaron de captar a otras personas hacia la secta con la venta de libros y predicando de casa en casa. Eso las dejó sin posibilidades de ingresos, ya que no tenían actividades productivas y estaban económicamente abandonadas. 

El abandono de los estudios, impedirles continuar un proyecto de vida alejado de la religión, o la prohibición de socializar con personas fuera de la congregación son algunas de las exigencias más comunes y coercitivas para los adeptos de este grupo.

Esto ha llevado a suicidios o afectaciones emocionales muy difíciles de sanar con los años. Pese a dejar el culto religioso, las afectaciones continúan porque los desertores son violentados después de renunciar.

Acoso tras abandonar la secta

Tras dejar a los testigos de Jehová, que llaman “una organización extremista y destructiva”, los ex adeptos se enfrentan al exilio social. Les cierran las puertas en trabajos, familias, grupos sociales e incluso, en la mayoría de los casos, tienen que desplazarse de manera forzada de sus estados de origen.

“Hemos encontrado que empiezan a sufrir acoso, hostigamiento por la propia congregación. Tienes que desplazarte, casi ninguno de nosotros vive en sus lugares de origen por el grado de violencia y acoso que empezamos a vivir en la vida cotidiana”, explica Gicelle Barajas, miembro del movimiento de ex testigos de Jehová.

En México se desconoce una cifra oficial de denuncias por abusos cometidos en instituciones religiosas. A diferencia de otras creencias como la católica o evangélica, donde son conocidos o denunciados los casos de agresiones sexuales, principalmente cometidos por sacerdotes y pastores, en el caso de los testigos de Jehová se han callado durante años.

Dificultades para los tratamientos médicos

Como otro de ejemplo de agravios está el acceso a la salud, ya que a los testigos se les impide recibir transfusiones sanguíneas, lo que, de acuerdo con los ex adeptos, ha terminado con la vida de cientos de ellos.

De 1990 a 2021, la Comisión Nacional de Derechos Humanos tiene el registro de 24 expedientes por presunta violación de los derechos humanos en el sector salud de personas provenientes de los testigos de Jehová.

De acuerdo con información obtenida vía ley de transparencia, los hechos violatorios más frecuentes son discriminación por motivos religiosos, negativa de prestación de servicios y realización deficiente de trámites médicos. Siendo el Instituto Mexicano del Seguro Social la dependencia más denunciada.

Cifras en descenso

Mientras que los abusos y violación de derechos humanos de las instituciones religiosas no se sancionan, el Instituto Nacional de Geografía e Historia (INEGI) ha detectado una disminución de adeptos al pasar los años.

De acuerdo con el censo 2020 del INEGI, en México cerca de 1.530.909 personas son testigos de Jehová, mientras que hace 10 años se registraron 1.561.086 miembros. Lo que representa una disminución de más de 60.000 adeptos en una década.

Los ex adeptos afirman que si las autoridades no ponen freno a la coacción religiosa de los testigos de Jehová, cientos de personas seguirán siendo víctimas sin denunciar los abusos por miedo a represalias.

Para saber más

Luis Santamaría, “Ex testigos de Jehová cuentan la realidad que hay bajo la buena fachada de la secta”Aleteia, 23/03/19.

8 comentarios

  
jandro
En los Testigos de Jehová no hay más Atalaya que la revista. El resto es un estado socavado y profundo de cosas con absoluta opacidad
27/07/22 10:40 AM
  
Rompehuelos
Solo quiero decir una cosa sobre el particular referida a esta secta: en Rusia van a la cárcel por extremismo, ya lo dijo Filoteo : cuando caiga Moscú, no habrá más..
Y en eso estamos la ONU mundialista, el Davos globalista, el Vaticano bergoliante, la Curia pachamámica, la CEE cobarde y acomplejada la Agenda 2030 totalitaria, la UE masona....
Que el Señor ponga su mano, sin El no vamos a poder resistir toda esta embestida de tantos morlacos pregonaos y tenebrosos.
27/07/22 11:21 AM
  
Luis
El libro Diccionario Enciclopédico de las Sectas de Manuel Guerra, es ideal para comprender el "teje-maneje" de estas religiones, que lavan el cerebro a sus seguidores y les convierten en lacayos.
Su fundador es del siglo XIX y se rodeó de seguidores gracias al dinero que tenía y la emisora que fundó en Estados Unidos.
27/07/22 1:18 PM
  
Penc
Le pido encarecidamente a Infocatolica que por favor; en las noticias donde no permite comentarios incluyan los contactos de psicólogos y psiquiatras católicos que puedan tratar la locura y el espasmo que nos deja la lectura de dichas noticias. Yo ya perdí el sano juicio, habrá quien diga que nunca lo tuve pero lo perdí en cierto lago de peregrinación.

Gracias.
27/07/22 2:38 PM
  
Juan Antonio Ruiz Martin
Visto que el arma que usan para sujetar a sus adeptos es el aislamiento social, familiar, ostracismo , etc. Seria bueno que estos exadeptos crearan organizaciones de apoyo mutuo para combatir a la secta y ayudar a las victimas
27/07/22 5:40 PM
  
Pub
Al menos uno de cada cien mexicanos es "testigo" de ese señor. La sociedad mexicana está más enferma de lo que ya suponía.
27/07/22 8:54 PM
  
Estanislao Muñoyerro
¿Existen narraciones recientes publicadas donde el nudo y el desarrollo giren sobre problemática religiosa actual como ésta?
28/07/22 12:22 AM
  
Miguel
Los testixxxos de Jeova es uno de los
Caminos para introducir al populacho en la masonería. Así esta demostrado desde su fundación. @Cesar Vidal tiene libro, obviamente, sobre el asunto, y pese a lo anticatólico que es, no se puede negar que se sabe documentar.

El mal usa los métodos de la Iglesia para captar adeptos, ocultando en la mentira sus objetivos.

Como Sanchez con la educación de los niños, “dame un chaval de 5 años y haré de él un buen cristiano” que decían los Jesuitas.
28/07/22 3:45 PM

Esta publicación tiene 2 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.