Antiguos testigos de Jehová relatan las experiencias traumáticas al salir de la secta

Para los testigos de Jehová, dejar su fe no significa solamente abandonar su religión, sino que también puede significar perder a sus seres queridos. Lo ha contado recientemente Monica Soriano en BBC Mundo. Según explica la redactora, en muchos casos, se aconseja a sus amigos y familiares que corten todos los lazos con los ex adeptos, con lo cual éstos quedan aislados.

Víctima de la “desasociación”

“No hablo con ningún miembro de mi familia”, le dice Sarah (no es su verdadero nombre) al programa de Victoria Derbyshire de la BBC. “Debido a que salí de la comunidad, no tengo ningún contacto”. El año pasado Sarah, de 20 años, fue excluida de los testigos de Jehová en un proceso conocido como “desasociación”. Esto, dice, sucedió cuando se negó a seguir viviendo en una relación abusiva. Alega que su novio en esa época había sido violento y que en una ocasión la dejó con costillas rotas.

Ir a la policía e involucrar a quienes no pertenecen a la secta es extensamente desalentado por los testigos de Jehová, afirma. Y asegura que los ancianos de la organización rehusaron castigar la conducta de su ex pareja.

Cuando sus colegas de trabajo notaron los moretones y la convencieron de que no soportara más abuso, decidió huir de la relación. Sarah afirma que fue “desasociada” de la secta y que sus amigos y familiares cortaron todos los vínculos con ella. Esto se debe a que los testigos de Jehová creen que quienes no pertenecen a su movimiento pueden perjudicar su fe.

“Retirar a los malvados”

En una declaración, el grupo religioso le dijo a la BBC: “Si un testigo bautizado tiene la práctica de violar el código moral de la Biblia y no muestra evidencia de dejar esa práctica, él o ella serán apartados o desasociados. “En lo que se refiere a apartarlos, los testigos se instruyen en la Biblia y sobre este tema la Biblia establece claramente: ‘Retiren al hombre malvado de entre nosotros’.

La noche que Sarah fue desasociada dice que su madre se negó a hablarle. Su padre despertó a las 7 de la mañana para expulsarla de la casa. Al responder a los alegatos de Sarah, los testigos de Jehová indican que, aunque no pueden comentar sobre casos individuales, “la violencia, ya sea física o emocional, es fuertemente condenada en la Biblia y no tiene lugar en una familia cristiana”.

Experiencia de aislamiento

John (no es su verdadero nombre), se convirtió en testigo de Jehová en su niñez, cuando sus padres decidieron unirse al grupo. Pero hace dos años fue desasociado después de no asistir a un homenaje conmemorativo de los testigos de Jehová, considerado dentro del grupo como un evento importante.

También había comenzado a tener dudas, en privado, sobre algunas de las enseñanzas de la secta. Cuestionaba la afirmación del grupo de que el fin del mundo es inminente y que sólo 144.000 seres humanos irán al cielo.

Su opinión sobre la secta también quedó manchada después de que uno de sus amigos murió porque no se le dio una transfusión de sangre, que están prohibidas por la doctrina jehovista, que lo habría salvado. “Fue la pérdida de una vida”, afirma.

John asegura que después descubrió que su esposa había testificado en su contra durante el proceso que llevó a su desasociación, el cual, cree, colocó una enorme presión en su relación. Dejó la casa familiar y comenzó a vivir temporalmente en tiendas de campaña y caravanas.

“Fue una época de aislamiento. No tenía a nadie. Me sentía suicida”, dice. Ahora ha perdido el contacto con sus dos hijos adultos y con sus hermanos. “A veces les envío un mensaje diciendo: ‘los quiero, sigo pensando en ustedes’. Pero a menudo no tengo respuesta”, afirma.

Según los testigos de Jehová, el grupo tiene más de 138.000 miembros en Reino Unido y más de 8 millones en todo el mundo.

Llegan hasta las tendencias suicidas

Terri O’Sullivan dejó la secta hace 17 años, cuando tenía 21 años y su madre la expulsó de su casa. Ahora dirige una red de apoyo para quienes han dejado o han sido excluidos de la organización. Dice que no ha encontrado a ningún antiguo testigo de Jehová que no haya experimentado depresión, alcoholismo o sentimientos suicidas.

Y aunque no todos atraviesan un proceso formal de desasociación cuando dejan la secta, sus relaciones casi siempre se ven afectadas. “Con algunos ex testigos”, dice, “algunas de sus familias siguen hablándoles, pero la relación siempre se ve afectada”.

Sarah afirma que la pérdida de sus lazos familiares más cercanos ha sido “muy, muy difícil”. Está comprometida y sabe que “tiene que planear una boda a la que sus padres no asistirán. “Me clasifico como huérfana y eso es bastante triste”, afirma.

Su red de apoyo está con sus amigos del trabajo. Cuando dejó la secta, dice, ellos “se reunieron para ayudarla”, lo cual es algo que no esperaba. “(La religión) me había dicho que estas personas eran horribles, que eran vínculos malos, y que Dios los iba a destruir en el Armagedón. Y sin embargo, estas personas me abrieron sus hogares”.

“No me invitarán al funeral de mis padres”

Sarah, sin embargo, todavía se muestra halagadora sobre la mayoría de las personas dentro de su antigua fe. “Hay buenas personas en la religión que creen que están salvando la vida de la gente (predicando el mensaje de la fe)”, afirma.

“Tengo algunos recuerdos felices, porque son los últimos recuerdos que tengo de mi familia y hermanos. Pero también miro al pasado y siento mucha tristeza porque nunca volveré a sentarme con ellos en una comida dominical. Cuando se mueran, probablemente tampoco me invitarán al funeral.

Qué son los testigos de Jehová

Es un grupo fundado en Estados Unidos a fines del siglo XIX, bajo el liderazgo de Charles Taze Russell. La sede del movimiento está en Nueva York. Aunque está basado en el cristianismo, el grupo cree que las iglesias cristianas tradicionales se han desviado de las verdaderas enseñanzas de la Biblia y no trabajan en total armonía con Dios.

No es considerada una denominación cristiana porque rechaza la doctrina cristiana básica de la Trinidad. Los testigos de Jehová creen que la humanidad está ahora en “sus últimos días” y que la batalla final entre el bien y el mal ocurrirá pronto.

Para saber más: ¿Son cristianos los testigos de Jehová?

7 comentarios

  
MARIA
PAZ Y BIEN. Es un tema que llevamos viviendo muchos años en la familia.
Desde decirme que mi hijo recién nacido no lo iba ver crecer vendría el Armagedon. en el siglo pasado. Luego cambiaron la fecha. NO SON CRISTIANOS, he mantenido conversaciones muy largas con altos representantes y me cuesta creer que personas considero inteligentes,con carreras crean y analicen ciertos temas como lo hacen. Es puro fanatismo. Hace 35 años casi toda la familia eran Testigos, hubo un tema muy grave de un familiar, siendo hijos no lucharon por intentar arreglarlo, huyeron, y Dios me ayudó a salvar esta persona, con muchos disgustos, pero se salvó.
Si un Cardenal Católico no tuviese amor por el prójimo en sus obras, ¿como podría predicar la doctrina del Evangelio que Jesús nos enseñó a sus hijos espirituales?. El demonio enreda mucho, no admiten nada que se aparte de su doctrina, por pura soberbia, cuando les haces razonar, te recitan su Biblia modificada de carrerilla. Hoy algunos familiares han muerto, creo de verdad en el momento del examen final, habrán comprendido el mal de sus actos, habrán pedido perdón a la Santísima Trinidad y sentirán un profundo dolor en su alma inmortal en la que no creían, y les pido recen en el purgatorio por la conversión del mundo y para que los Católicos seamos ejemplo de vida en Cristo y Nuestra Madre., Fe, Esperanza y Caridad camino en tiempos tan difíciles. Gracias por todo.
05/08/17 12:48 PM
  
Fernando Benedicto
En la actualidad, nadie de la secta me saluda, y mucho menos hablar conmigo, además me consideran un anticristo, he salido en varios programas de televisión y radio explicando mi testimonio y razones por las que esta organización es un fraude.
05/08/17 1:44 PM
  
Sancho
Si el Espíritu de Dios habitara en esos falsos testigos de Jesucristo, no habrían anunciado varias veces el fin del mundo desde su fundación; ahora ya no se atreven a dar una fecha concreta, sino que solo hablan de la inminencia del fin. Es miserable como se ha ocultado eso, entre otras cosas, a los adeptos de secta. Recomiendo leer un artículo en "Gloria.tv", titulado "El fin del mundo y los falsos profetas Los Testigos de Jehová".
05/08/17 1:49 PM
  
Kendra
Por seguir a la Iglesia de Jesucristo, -que El mismo fundó hace dos mil años y que es vivir (humanamente) según los Santos Evangelios- vale la pena todo el sacrificio del mundo. Tener a Dios en el corazón basta para ser feliz. De todas maneras hay que orar por las victimas de estas sectas y también por la conversión de sus integrantes, muchos de ellos ignoran la verdad y otros se aprovechan de ello o de la influencia que ejercen sobre esa gente.
05/08/17 5:27 PM
  
Luis García
Siendo fieles al magisterio de la Iglesia, (aunque el P. Federico, preguntaba "quien dice ese disparate" por alguna manifestación de un movimiento), los comportamientos son sectarios, creo que en más de uno...
Cuando alguien se va dando cuenta... y decide marcharse, desde luego ya no tienes amigos; ya no te hablan, ni te llaman... las amistades profundas... desaparecen; todo lo vivido, como si nada.
Un ejemplo real: Una persona que lo está pasando ya tan mal, que pone los puntos claros... y dice que se va... una frase real de la persona responsable... "de todos modos, conociéndote... no creo que puedas....".
Afortunadamente pudo. ¿Qué quiere decir, y se imaginan que fuera cierto?
05/08/17 10:24 PM
  
Philosophia Naturalis
Luis García:

Lo que quieres decir, de forma enrevesada, es que hay "realidades eclesiales" con claras derivas sectarias. Estas organizaciones, a las que se les supone plena ortodoxia, podrán no ser sectas en sentido estricto (el Card. Schoenborn asegura que no las hay en la Iglesia), pero sociológicamente se comportan de modo sectario.

He dicho "realidades eclesiales" de modo intencionado. Existen organizaciones dentro de la Iglesia Católica que no se reconocen como movientos o asociaciones y reclaman un status especial. "Realidades eclesiales" es el relamido término que nos obligan a emplear para poder englobarlas a todas.

La labor que hace la RIES es insustituible y muy digna de agradecer. Hoy los católicos estamos expuestos a la manipulación de multitud de sectas (Testigos de Jehová, entre ellas), que no suelen mostrar abiertamente sus métodos y objetivos hasta que el incauto ha caído en sus redes.

Por ese mismo motivo, sería de agradecer algo más de valor (que ya lo tiene RIES y se agradece) para informar también de los peligros de algunas "realidades eclesiales" con derivas sectarias.

Un aviso: Si se va a cualquier grupo a pedir información, todo es maravilloso. La oficina de prensa, observatorio de la opinión pública, apostolado de la buena información, o como se llame el órgano en cada caso (los ejemplos no son literales), lo pinta todo de color de rosa.
05/08/17 11:48 PM
  
Vincetore
Claro que NO son cristianos, son arrianos. Dicha herejía se basa en
la creencia de que nuestro Señor es más que hombre pero menos que Dios, creado y no engendrado. Por ello lo identifican con el arcángel Miguel.
06/08/17 3:04 AM

Esta publicación tiene 1 comentario esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.