InfoCatólica / InfoRIES / Categoría: Nueva Era

15.02.12

A cualquier cosa llaman religión (1): los Jedis

El fenómeno religioso es un elemento inevitable en la actualidad tal como ésta se muestra en los medios de comunicación. Y entre muchas otras informaciones, a veces tienen una trascendencia exagerada fenómenos como mínimo marginales, cuando no extraños, al ámbito de lo espiritual. Recientemente hemos asistido a la difusión de dos supuestas “nuevas religiones” que llaman la atención por lo estrafalario y lo actual de sus contenidos. Seguro que los lectores han podido conocer algún dato sobre la existencia del “jediísmo” y del “kopimismo”, colocados así por orden de aparición.

Antes de entrar en detalles acerca de estos dos movimientos tan peculiares, conviene dejar clara una cosa, ya que los medios generalistas pueden inducir a confusión cuando afirman que tal o cual grupo –en este caso, los que vamos a analizar ahora– se convierten en “religiones oficiales” de un país determinado. El lector debe darse cuenta de que no es la consideración de la agrupación concreta como religión oficial de la nación lo que intenta explicar en un mal titular el medio de comunicación, sino que la noticia cierta es la inclusión del movimiento en el registro oficial estatal de confesiones religiosas. Si hablamos con propiedad, el concepto de “religión oficial” alude a la situación de confesionalidad de algunos Estados, en los que un culto es asumido de forma pública como religión establecida que suele incluir su reflejo en la legislación.

Dicho esto, la primera corriente, llamada jediísmo o jedismo, ha cristalizado en varios grupos entre los que destaca el Templo de la Orden Jedi. La cuestión parece una broma, y parece que nació así, como una burla a gran escala, en torno al año 2001. Algunas muy extendidas cadenas de correos electrónicos promovieron el responder a los censos de los países respectivos, en el apartado del culto profesado, con una nueva confesión: religión jedi o “Caballero Jedi”. Para los no iniciados, baste recordar aquí que se trata de una terminología cuyo origen es la célebre saga cinematográfica La guerra de las galaxias (Star Wars), del director George Lucas.

Leer más... »

13.02.12

Una mujer canadiense muere en un seminario New Age

Según informaron diversos medios norteamericanos, una mujer llamada Chantale Lavigne murió en el hospital tras su participación en ceremonia del seminario new age. En la información difundida por el diario mexicano Puente Libre, la víctima, de 35 años, falleció por hipertermia justo cuando realizaban una práctica consistente en cubrirse de lodo, envolverse en plástico e inmovilizarse en cajas de cartón con instrucciones de hiperventilarse por cerca de 9 horas.

El seminario Dying in Consciousness (Muriendo en conciencia) lo dirigía la gurú Gabrielle Fréchette, “terapeuta” que realiza estos seminarios desde hace más de dos décadas. La joven que murió participó en otras 85 sesiones de esta “terapia purificadora”, donde gastó prácticamente 19.000 dólares. Estas prácticas de simular la propia muerte están bastante extendidas entre algunos grupos de crecimiento personal, como meterse en ataúd para representar la propia muerte u otras similares.

Según explica el diario El Universal, Lavigne era una cantante canadiense, cuya muerte se ha convertido en una de las más inusuales de las que hasta ahora se tenga registro alguno. Además, explica que la gurú, Fréchette, además de impartir cursos de superación personal, ayuda a canalizar en cada persona a Melquisedec.

Leer más... »

23.01.12

El auge de sectas y charlatanes en las Islas Baleares

Policías y asociaciones contra sectas se muestran sorprendidos y preocupados por la intensa actividad en Ibiza de grupos de similar parafernalia que las sectas, en ocasiones relacionadas con algunas de las más conocidas, y que ofrecen desde terapias con meditación hasta la recuperación de «la actividad de los filamentos de ADN a través de la corrección emocional», según relata hoy el Diario de Ibiza en un artículo titulado “La era de los charlatanes".

­Según explica Cristina Amanda Tur, los expertos aseguran que las islas, tanto Canarias como Balears, son lugares «muy apetecibles» para encuentros y retiros de grupos que ofrecen terapias alternativas, algunos vinculados a sectas y que normalmente no son más que estafas. Tanto el esoterismo como la magia y cualquier forma de terapia alternativa representan un negocio lucrativo en tiempos de crisis. Hay más personas confiando en la ayuda que les puede prestar un brujo, un astrólogo, un mago o un simple sanador que les arregla el aura que confiando en un psicólogo o en un médico. En tiempos de crisis, hay quien, más que saber qué le pasa y lo que debe luchar para salir adelante, prefiere que un adivino le diga cuándo saldrá del agujero. Así resumen el problema los expertos.

«La crisis agrava el fenómeno, sin duda», asegura un inspector de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía que lleva quince años investigando sectas en España y que se ha mostrado asombrado al constatar la proliferación de anuncios que hay hoy en Ibiza relacionados con las terapias alternativas. Este inspector recuerda que estos grupos son negocios que funcionan sin dar recibos y sin pagar impuestos y considera que «atacar por ahí» podría ser la forma de evitar que el problema siga aumentando. Él ha encontrado, entre las fotografías de anuncios que se le han enviado desde la isla, grupos que podrían estar relacionados con sectas como la Asociación Holosófica de España, Nueva Acrópolis y Osho, aunque también hay que añadir que la influencia de alguna de ellas está tan extendida y es hoy tan normal que sus libros pueden encontrarse hasta en bibliotecas municipales como la de Vila (es el caso de Osho).

Leer más... »

1.01.12

Magia para el año nuevo

Fragmentos de apocalipsis (7)

En mi búsqueda de referencias apocalípticas y milenaristas, sean mayas o no, sobre el año 2012 que hoy comenzamos, me he topado estos días con una serie de grupos y personas de la órbita de la nueva religiosidad y del esoterismo que hacen afirmaciones muy peculiares en torno al cambio anual de calendario, o al menos al que acaba de suceder. Y con unas consecuencias rituales de lo más extraño, a pesar de que a estas alturas, en medio de tanta liturgia popular, se complica cada vez más la celebración de la Nochevieja entre uvas, cava, prenda usada y nueva, ropa de tal color, algo de oro en la copa y la mezcla de cotillones y pirotecnia.

La agencia France Press proporcionaba la siguiente información en vísperas del cambio de año: “en Brasil se espera que dos millones de personas vestidas de blanco lleguen a la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, para recibir el 2012 con un gigantesco espectáculo de 24 toneladas de fuegos artificiales lanzados desde el mar, que este año buscan promover la preservación del medio ambiente”. Hasta aquí, parece que todo es normal: al tratarse de otra cultura, pensamos que ésas serán sus costumbres. Pero seguimos leyendo y encontramos la clave de esta celebración: “tradicionalmente, los cariocas vestidos de blanco hacen sus ofrendas a Yemanjá, diosa del mar del culto afro-brasileño candomblé, y lanzan al mar gladiolos blancos en pedido de paz, rojos para tener amor y pasión, o amarillos para atraer el dinero”.

Si la cifra aportada se aproxima a la realidad, estamos ante una práctica bastante difundida. Seguramente no todos los que han participado anoche en este rito sean practicantes asiduos del candomblé, pero esto nos da una idea de la popularización de una costumbre ligada a un culto sincretista afroamericano bien concreto. Muchos de los que han celebrado esta fiesta serán católicos, por ejemplo, y no verán problema ninguno en honrar a una diosa pagana con sus ofrendas. Triste espectáculo que contrasta con las impresionantes actas de mártires que conservamos en la Iglesia como testimonio de antepasados nuestros que se dejaron matar antes que quemar un puñado de incienso delante de un ídolo. En la Biblia, antes de Cristo, encontramos ya el testimonio dramático de los siete hermanos que, junto con su madre, afrontaron el martirio firmes en su fidelidad a Dios y sin abandonar las tradiciones de sus padres (2 Mac 7). Pero ésta es otra historia, y parece que poco tiene que ver con lo que vivimos hoy.

Leer más... »

24.11.11

Thetahealing, o el curanderismo vestido de secta (y 2)

Después de publicar la primera parte, continuamos con el artículo sobre Thetahealing escrito por Julio de la Vega-Hazas, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES).

No faltan tampoco algunos toques en la más pura sintonía con esa especie de movimiento ideológico que se ha denominado New Age. Stibal narra un encuentro personal con Jesucristo, en el cual le muestra una visión completa de su paso por la Tierra. “Entonces –continúa su narración– le pregunté sobre el final del mundo, y cuándo llegaría. Lo que vi no es lo que hubiera esperado. Vi nacer al mundo a unos niños especiales. Era el nacimiento de esos niños especiales lo que iba a ser el fin del mundo tal como lo conocemos, y esos niños eran el nuevo comienzo”. Ella misma los llama los hijos de la Nueva Era.

En el desarrollo de montajes como el de Thetahealing, la vida –o más bien las leyes– les empuja poco a poco a subrayar el elemento religioso frente al que podríamos denominar científico. A la vez, la curación prometida se va desplazando también poco a poco al área de problemas psicológicos o espirituales frente a los físicos. Aquí es más fácil prometer bienestar y obviar los posibles fracasos: siempre se puede alegar que el cliente no colabora suficientemente –le falta fe en el saneamiento, por ejemplo–.

Thetahealing lleva pocos años en funcionamiento, y puede apreciarse, si se sigue su pista, esa evolución. Con el tiempo, son más las cautelas legales que se adoptan, sin llamar la atención sobre ello, como el que Stibal ya no firme como titulada o que se solicite consentimiento escrito para el tratamiento, o bien que los resultados anunciados sean más altisonantes pero menos concretos.

Leer más... »