(298) Gaucho Gil: idolatría, ocultismo y confusión con sello episcopal

gauchorojo

- “Sacerdotes, oíd esto, y estad atentos,(…) escuchad; porque para vosotros es el juicio, (…) Y haciendo víctimas han bajado hasta lo profundo; por tanto, yo castigaré a todos ellos. (…) oh Efraín, te has prostituido, y se ha contaminado Israel. No piensan en convertirse a su Dios, porque espíritu de fornicación está en medio de ellos, y no conocen a Yahavè.” (Os.5, 2-4)

-  “Todos los dioses de los gentiles son demonios ….(Sal.95, 5)

Os ruego, hermanos, que os guardéis de los que suscitan divisiones y escándalos contra la doctrina que habéis aprendido; apartaos de ellos, pues esos tales no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a su propio vientre, y, por medio de suaves palabras y lisonjas, seducen los corazones de los sencillos.” (Rom.16, 17-18)

 - “…Lo que sacrifican los gentiles, a los demonios y no a Dios lo sacrifican.Y no quiero yo que vosotros tengáis parte con los demonios”.(1 Cor.10,20)

: “…toda compulsión y locura, todo ultraje y lujuria, son introducidas en la vida del hombre por los demonios a través de la adoración de dioses falsos”. (S.S. Pío XI, Ad salutem, 27, 20 de abril de 1930)

********************

Hace ya tres años publicamos un post que aunque extenso, fue insuficiente, porque lamentablemente perdimos algunos archivos que constituían su segunda parte.

Sin embargo, seguimos creyendo un deber retomarlo, para llamar la atención “oportuna e inoportunamente” sobre el fenómeno que sigue cobrando víctimas en nuestra pobre nación argentina, y que criminalmente, sigue contando con el aval de la CEA,

siglas que uno se pregunta si corresponden a la Conferencia Espiscopal Argentina o a la Congregación Ecuménica y Apóstata, porque …las cosas por su nombre, y lo cierto es que de tan “maduros” que se creen algunos, “algo huele a podrido” en Dinamarca y en el mundo.

En aquella oportunidad nos ocupamos detenidamente de analizar por una parte, las consideraciones de la Iglesia acerca de lo que se considera “piedad popular”, en la que se pueden hallar elementos para evangelizar, y la constatación, por el contrario, de la aceptación por parte de la Jerarquía, de un fenómeno sincretista con íntimas y probadas vinculaciones con el ocultismo y las prácticas del satanismo, hasta con numerosos crímenes rituales documentados judicialmente (Ver sólo como ejemplos, aquíaquí ,  aquí  , aquí  y aquí  donde un asesino porta en su gorra la imagen del “gauchito Gil”…)

Nos referimos a la “devoción” a Antonio Plutarco Cruz Mamerto Gil Núñez (piadoso retrato supra), “de quien se sabe poco con certeza pero una de cuyas versiones dice que nació en un pueblo de la provincia de Corrientes, cerca de 1840, que amaba los bailes y devoto de San La Muerte, con una mirada hipnótica, temible para los enemigos y fulminante para las mujeres”.

El caso es que aunque parezca increíble para muchos lectores, su figura ha llegado a ser entronizada en templos de nuestro país, como en la mismísima Catedral de Corrientes, de donde era oriundo el personaje, o en alguna parroquia de la Ciudad de Buenos Aires, como la de Resurrección del Señor (Corrientes y Concepción Arenal, en Parque Los Andes, CABA), donde tradicionalmente se celebra misa en su “fiesta”, todos los 8 de enero. Su “culto” fue especialmente promovido por el p. Julián Zini, sacerdote tercermundista recientemente fallecido quien compuso incluso una NOVENA (en colaboración con Mons. Rodríguez Melgarejo, Mons. A. Stanovnik  y Luis M. Adís) en su honor, que se vende “como pan caliente” en esos centros de confusión popular que algunos llaman “santuarios".

Nos preguntamos entonces, clamando e insistiendo, qué sucede cuando el obispo ya no posee un recto sentido católico para erigir espacios de culto, pues según informa Clarín en el suplemento “Valores religiosos” (y bajo el sugestivo título de “El gauchito gil y la Difunta Correa desafían a la Iglesia”) hace rato que se proyecta un espacio sagrado para honrar al nefasto personaje. Ya en los ’90 el sacerdote y teólogo liberacionista Lucio Gera había sugerido erigir un templo para “encauzar la tarea evangelizadora”.  Dicho sea de paso, Gera fue uno de los teólogos más influyentes de la segunda mitad del siglo XX en la Argentina, con decisiva influencia sobre el actual pontífice, y  uno de los fundadores del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo-antecedente de la Teología de la Liberación- y artífice principal de la “teología del Pueblo", cuyo ,principio madre fue la trillada “opción preferencial por los pobres".  En efecto, uno de los apelativos con que se propaga este personaje es el de “santo de los pobres”, como si en San Cayetano, S. Martín de Porres, S. Vicente de Paul, Teresa de Calcuta, S. Gabriel Brochero o tantísimos otros, no contara la Iglesia con ejemplos heroicos de servicio a sus hermanos. ¿O lo que se pretende fomentar es un santoral “exclusivamente popular", y lo que molesta es la comunión plena y evidente con la Iglesia de Cristo?

Quisiéramos saber, pues, para dónde miran los demás obispos -por pocos que sean- que sí advierten la gravedad del tema, y sin embargo, permiten por negligencia este culto en parroquias y templos de su diócesis, o simplemente callan ominosamente, para evitar roces “con sus hermanos en el Episcopado”.

Nos preguntamos entonces qué fe profesan unos y otros, y cuánto les importa la salvación de sus ovejas…ZiniCruz

¿Tan irresistiblemente poderoso es el atractivo que ejerce sobre ellos el virus del populismo demagógico, y tan débil el celo por la salud de las almas? ¿Saben lo que significa “pequeña grey"?… Sí, sí que es poderosa la seducción del número, como lo fue para Pilatos. Por algo defienden tan celosamente el dogma democrático, más que cualquier otro Dogma.

Una vez más, pues, denunciamos esta abominable “devoción” que no sólo ha sido tolerada, sino promovida y “aconsejada” hace años por el propio pontífice reinante, como da cuenta el p. Pepe di Paola o alguno de sus otros promotores. Retomamos algunos datos del post de hace unos años:

-          En el 2009, el padre Pánfilo Ortega, rector emérito del Santuario de la Vírgen de Itatí, aseguraba que el gaucho 

es en definitiva solo transmisor de nuestras oraciones a Dios. Pasa con los santos o con la Virgen. Ellos llevan nuestro ruego al señor. Por eso la Iglesia no avala la santificación del gaucho, pero acompaña de alguna manera“.

Para el sacerdote,

“Antonio Gil era un hombre que ayudó a la gente, robándole plata a los ricos. Eso la Iglesia no lo puede avalar. No se puede aprobar una actitud maquiavélica de lograr un bien por medio de una mala actitud”.

Para el p. Pánfilo, la Iglesia “no puede avalar” hechos delictivos. Pero puede acompañarlos, y no vacila en señalar a este dudoso personaje como “transmisor de nuestras oraciones a Dios”, equiparándolo a la Sma. Virgen (¡¡¡!!!) o a los Santos.  Con este tipo de criterios, que nadie se extrañe entonces que el día menos pensado se proponga incorporar a Gil al panteón de la nueva iglesia populista -que no católica-, junto a Angelelli, Eva Perón y el Che Guevara. 

-          Encontramos una entrevista del 2015, realizada por Radio María a Mons. Adolfo Canecín, obispo de Goya (pcia. de Corrientes) en la que declara respecto a la devoción a la Cruz Gil (¡¡!!) relatando su visita a Roma junto al otro obispo liberacionista Mons. J.Torres Carbonell:

“este tema es uno de los grandes desafíos que tengo como obispo. Lo primero que hice fue reunirme con los sacerdotes con más experiencia de la diócesis para que me cuenten la historia de la Cruz Gil (…). Le consulté durante una visita a Roma al papa Francisco sobre qué hacer para interpretar y acompañar como pastor esta expresión religiosa. Entonces el Santo Padre me dio tres consejos. Francisco me recomendó rezar por los difuntos. El Papa me recordó que cuando él era cardenal ya existía una novena para rezar por los difuntos y en honor a este gaucho correntino, que habían escrito los sacerdotes Luis Adis y Julián Zini. Puntualmente me pidió que la reeditáramos y la pusiéramos a disposición de los fieles para que la pudieran rezar”.

 “(…) El papa Francisco rememoró que nuestra diócesis había adquirido, a unos 700 metros del lugar donde se manifiesta esta expresión religiosa, un terreno para erigir allí un santuario a la Santísima Cruz. me pidió que levantemos ese templo y así ofrezcamos a los peregrinos todo lo que la Iglesia tiene dispuesto para sus hijos. Sin embargo, por ahora hemos dado pocos pasos en este sentido. Hemos diseñado el proyecto con un arquitecto y la idea es colocar en el acceso a este templo una cruz bien alta e iluminada, que sea visible desde lejos en la ruta provincial 123”.

La publicación que cita esta entrevista concluye:gaucho y muerte

“De esta manera, han pensado en dar una respuesta creativa y necesaria para atender a esos cientos de miles de peregrinos que desde toda la Argentina viajan a la ciudad de Mercedes para rendir culto al Gauchito Gil. Si bien no hay estadísticas, muchísimas de esas personas seguramente en lo único que crean sea en el Gauchito Gil.”

¿Y en vez de predicar a Cristo Rey, cohonestan la idolatría, con tal de que esa gente “crea en algo"???  Vale decir, se “soluciona” una cuestión tan grave con la yuxtaposición de un culto oscuro y el de la Santa Cruz, permitiendo que a ésta se le agregue el nombre del delincuente, que reemplaza atrevidamente con su figura la de Nuestro Señor Crucificado.  

-          Este tipo de insolente superposición que induce a una gran confusión, se advierte también en la carta de mons.Ricardo Faifer, obispo de Goya, donde está el lugar de la Cruz del gaucho Gil, quien escribió en enero de 2012

 “También no se olviden de que cada vez que un cristiano se santigua haciendo la cruz sobre su cuerpo, o cuando toca la cruz tomando gracia, está profesando su fe en Jesucristo crucificado y resucitado. Él es nuestro Mediador supremo entre Dios y los hombres. Él murió ajusticiado en una cruz y está vivo porque resucitó de entre los muertos, como rezamos en el Credo. Por eso, cuando prendemos una vela, ya sea en el altarcito familiar, en el cementerio o en la Cruz Gil, estamos recordando a Jesús resucitado.”

Confusión entre el culto de dulía y la intercesión por los difuntos:

Pero una de las cosas que más debería alarmar, es la gran confusión que denota el tomar como “trampolín” o excusa la -lícita y obligada- oración de intercesión por los difuntos (quienes no sabemos dónde estarán, y cuya salvación no podemos aseverar, por lo cual no se permite la apelación personal pidiendo favores, etc.), para mirar con buenos ojos lo que a todas luces es un culto de veneración dada a los santos (cuya salvación sí garantiza la Iglesia con la canonización). ¿Cómo no advertir el peligro de promover el “trato” de los fieles con un alma tal vez condenada, en razón de su práctica ocultista?

Decíamos hace unos años, y subrayamos hoy, que si se admite la validez del culto a una figura que no es reconocida como beato ni siervo de Dios por los canales ordinarios que establece la Iglesia, se está admitiendo, tácitamente, que la función de ésta como  Madre y Maestra está “de más". 

Por otra parte, si la propia Jerarquía hace alarde de tan poco respeto por la fe que profesamos, y en cuyo nombre detentan autoridad ante la grey, ¿a cuento de qué se nos pedirá luego obediencia o espíritu filial frente a otras cuestiones? 

Se ha reducido el papel de la Esposa de Cristo al de una mera gestora de iniciativas sociales que “hagan sentir bien” a la gente, sin la menor referencia a la Verdad o a la Salvación, ni a ningún Bien objetivo. Y que alguien nos explique, si ellos se burlan de la fe de los mártires, ¿por qué no hemos de burlarnos de ellos? Pues no puede sino merecer el más enérgico repudio de todo bautizado el que se propague un culto maldisimuladamente demoníaco disfrazado de “piedad”, por quienes tienen el sagrado oficio de combatirlo y alertar a la grey sobre sus peligros.

¿Cómo se atreven a hablarnos de “opción por los pobres”, si a éstos se les oculta la Verdad y Belleza completa de la fe y el culto católico, estafándolos al pactar con sus cadenas de paganismo e idolatría, ensombreciendo así el Misterio luminoso que se nos ha confiado en el Bautismo?

flia y muerte

Siguen pasando los años, y no sólo no escuchamos amonestaciones, sino que se sigue incentivando todo ese pandemónium, hasta llegar a normalizarlo entre muchos fieles de buena voluntad, quienes cuando algún sacerdote que pretende ser coherente, alza la voz, lo acusan de poco “misericordioso” o poco pastoral…

El último 8 de enero, nos enteramos por aica  de la carta pastoral de Mons. Canecín, dirigida a los “Devotos de la Cruz Gil”, en la cual se insta a la esperanza en medio de la crisis sanitaria. 

Pero seguimos sin comprender la “necesidad” de adjetivar la Cruz, a secas y con mayúscula, nada menos que con el nombre de un delincuente, aunque su nombre de pila sea también Cruz. 

¿Puede justificarse semejante juego de palabras con el instrumento de nuestra Salvación? 

¿A cuento de qué, mientras se suspende una cantidad inmensa de conmemoraciones litúrgicas legítimas, se celebra una Misa Virtual  –altar decorado con extrañas banderas multicolores- en reemplazo de las “tradicionales procesiones” en honor al que sin sombra de vergüenza los medios de comunicación califican alegremente como “santo pagano” ?

Las “acrobacias mentales” que los obispos realizan para reconciliar lo irreconciliable, podrían ser evitadas si con humildad y realismo se empeñaran en catequizar convenientemente a los fieles sobre la inevitable incompatibilidad para un cristiano entre la fidelidad a Cristo y a un oscuro personaje cuya máxima devoción era un sucedáneo del demonio  que se conoce como “san La muerte”.  Y este no es dato anecdótico, sino fundamental.

Pero cuando no se es capaz de admitir lo obvio, se recurre a subterfugios para que podamos reconocer alegremente la cuadratura del círculo con el rótulo mágico de la pastoral o la misericordia, aconsejando “No veamos la división, lo importante es creer en algo…”

En la entrevista al diario Clarín ya citada, Mons. Faifer ensaya una justificación para todo este despropósito, refiriéndose a los “valores” que supuestamente deberíamos apreciar en la devoción espuria del gaucho rojo: “La cruz en sí misma es un signo cristiano; el anhelo de libertad, de fraternidad, tan arraigado en el interior del país; el respeto de la vida humana. Pensemos que Antonio Gil no aceptó matar a los hermanos y por eso se hace desertor de esa guerra fratricida de la Triple Alianza”.

Y como “quien busca, encuentra", con ese razonamiento podría permitirse el culto a un sinnúmero de personas que practican “valores” meramente humanos, carísimos a la masonería, por ejemplo, pero que al no dar suficiente testimonio de docilidad a la gracia sobrenatural,  no son arquetipos de vida cristiana. 

Y si de sólo se trata de “tener fe", los satanistas también tienen su “dios”, pero ay de los bautizados que admitan la hermandad con los demonios, ya sea por obsecuencia con el mundo, o con su superior jerárquico “desorientado” o claramente apóstata.

Los comentarios en la página de Facebook de la CEA en que se publica la conmemoración del último 8/1 dan cuenta del escándalo que se sigue produciendo entre los fieles. Y aunque ciertamente, los malos pastores son castigo justo por la infidelidad de un pueblo, es doloroso el espectáculo:

“La mayor señal de la ira de Dios sobre un pueblo y el más terrible castigo que sobre él pueda descargar en este mundo, es permitir que, en castigo de sus crímenes, venga a caer en manos de pastores que más lo son de nombre que de hecho, que más ejercitan contra él la crueldad de lobos hambrientos que la caridad de solícitos pastores, y que, en lugar de alimentarlos cuidadosamente, le desgarren y devoren con crueldad; que en lugar de llevarle a Dios, le vendan a Satanás, en lugar de encaminarle el cielo, le arrastren con ellos al infierno; y en lugar de ser la sal de la tierra y la luz del mundo, sean su veneno y sus tinieblas.”  (San Juan Eudes. “El sacerdote y sus ministerios en su aspecto ascético-pastoral” Capítulo II).

También se ocupa de ellos San Antonio M. Claret:

“Si ves colocado al frente de un pueblo a un mal sacerdote, has de afligirte, temer y pensar que quizás nuestros pecados han merecido tan horrendo castigo; pues que la sagrada Escritura nos enseña, que el mayor y más terrible de los azotes que Dios envía a un pueblo, es darle malos sacerdotes.

(…) Cuando su justa indignación llega al exceso, envía el último y más atroz de sus castigos, permitiendo que ministros infieles, sacerdotes manchados, pastores escandalosos se coloquen entre los hombres. Entonces se verifica que las abominaciones del pueblo son causa de los malos sacerdotes, y los malos sacerdotes son el mayor castigo con que Dios aflige al pueblo. (Catecismo de la Doctrina Cristiana, explicado y adaptado a la capacidad de los niños, por el Excmo. é Illmo. Sr. D. Antonio (María) Claret, Barcelona, Librería Religiosa, 1865, Págs. 388-390)

Sí, ellos son nuestro castigo.

anillosPero hay que decir también que por la apostasía de los pastores, muchos se precipitan al abismo y a aquellos se pedirá cuenta de la condenación de éstos si aceptan quemar incienso ante Baal.

¿Quién puede asegurar que la reciente ley de filicidio prenatal no es un castigo por tanta tibieza y fornicación de nuestra Jerarquía con los poderes de turno?

Por eso urge, además de reparar incesantemente, insistir, reclamar, protestar, exigir, y aunque es grande la tentación de bajar los brazos esperando que Dios mismo ponga orden, no puede sernos indiferente la vida de tantos hermanos nuestros que sucumben a merced de una manada de lobos asalariados.

¿Tiene sentido hablarles, o el camino es a esta altura, tan sólo la penitencia expiatoria y la oración reparadora por sus crímenes?señales

Lo que sí tiene sentido advertir al prójimo, y mostrar que los carteles de señalización del camino han sido desviados, y hoy conducen al abismo los que ayer señalaban hacia la cumbre. Pero la cumbre no ha cambiado su posición, porque la Verdad es inmutable, como la Palabra de Dios.

No: los frutos escandalosos  de Fratelli Tutti –cuyo espíritu recoge el último “video del Papa”- no han de hacerse esperar, porque ya los hay, anticipados a su letra, en las prácticas sincréticas de la apostasía reinante, desde la entronización de Ganesha y divinidades paganas en templos católicos, hasta el circo montado en Roma con la Pachamama (es de esperar que el joven que hizo justicia con la imagen de ésta en el Tíber tenga algún buen amigo en esta tierra que por algo cuenta con tan rica hidrografía…)

Pero la repugnante amalgama de la Cruz con el trapo rojo en Argentina es emblema de la fornicación de una que pretende ocupar el lugar de la Esposa….pero Ésta debe huir al Desierto.

Más allá, pues, del repudio a la promoción de este “culto”, surgen algunas preguntas que urge responder:

-¿En qué creen estos sacerdotes y obispos? ¿A qué Iglesia pertenecen realmente?…

- ¿Cuál es el fin último de la tolerancia al error a tamaña escala?

Es evidente que hablamos otro idioma porque profesamos otra fe.

Pero, ¿es razonable que frente a un culto idolátrico pagano, incluso satánico, haya voces discordantes en la misma Iglesia? 

¿Se trata realmente de la misma Iglesia de Cristo…? ¿Nos dirán en poco tiempo nuestros propios pastores, que por querer conservar la integridad de la fe católica somos “fundamentalistas cerrados” y poco “solidarios"?….¿Cuánto falta para esto?

Pidamos al Espíritu Santo luz abundante para discernir las respuestas.

Por de pronto, celebramos que aún haya sacerdotes que sigan clarificando y consolando, como es el caso por ejemplo, del p. Raúl Sánchez, y otros muchos conocidos o no, que sostienen al pueblo fiel en la verdad, conscientes de que NO PODEMOS CALLAR: 

Benditos sean estos sacerdotes y obispos valientes mil veces, y supliquemos por su perseverancia!

Porque, ¡Ay, de los perros mudos! 

Pues si no hay fieles lebreles para lamer las heridas del Corazón de Cristo y ladrar con energía a los saqueadores del Rebaño, los que promueven hoy el sincretismo, y hasta con el mismo infierno pregonan la cultura del “encuentro”, conducirán tarde o temprano, insensiblemente, a la grey anestesiada hasta los mismísimos pies del Anticristo.

—————————————————————-

PARA RECORDAR:

Sábado 23/1, 10.30 hs (Argentina): Conferencia de Mons. Schneider: “Libertad Religiosa e identidad católica" 

—————————————————————

 Infocatólica necesita su colaboración para seguir adelante; le sugerimos cómo hacerlo

 

28 comentarios

  
Susana Labeque
Valiosismo tu articulo que comparto en mi face...abre los ojos a tanta idolatría y paganismo ,lo mas grave,dentro de la Iglesia...MISERERE NOBIS,DOMINE!!!!! desde Concordia E Rios Rep Argentina

------------------
V.G: Muchas gracias, Susana. Dios nos ampare..
20/01/21 11:50 PM
  
Susana Labeque
Excelente la conferencia de Mons Schneider !!!!lo que muchos catolicos vivimos,sentimos y padecemos,hoy. SENSUS FIDEI FIDELIUM
21/01/21 12:04 AM
  
pacomio
Maravilloso.
Excelente.
Muchísimas gracias.
Dios Nuestro Señor la recompense extensamente.
--------------
V.G.: Muchas gracias Pacomio, cuento con sus oraciones!
21/01/21 1:16 AM
  
Vivi
Excelente artículo.
Lo mismo pasa con esa "virgen blanca" de Salta, que ya tiene su lugar en cada parroquia del país, cuando del mismo arzobispado salteño adviertieron sobre su culto. Esa mujer no es María, la Madre de Dios, sino un sincretismo pachamamezco o cocaínezco, o vaya a saber qué diablo andino.
-------------
V.G: ¿virgen blanca?...Si es una advocación de la Sma. Virgen, creo que aunque no esté debidamente aprobada (como otras dudosas sobre las cuales no nos interesa extendernos aquí), dista igualmente una infinidad de los "cultos" a los que hacemos referencia aquí.
21/01/21 1:33 AM
  
Juan Argento
Virginia, sin haber leido el texto de S. Juan Eudes en su fuente, estimo altamente probable que, donde tu cita contiene "en lugar de encaminarle el credo, le arrastren con ellos al infierno;" el texto original dice "en lugar de encaminarle AL CIELO, le arrastren con ellos al infierno;"


--------------------
V.G: Sí, era una errata, muchísimas gracias!
21/01/21 2:18 AM
  
Oscar de Caracas
Le dejo este enlace donde nos dice la Virgen la futura persecución y hundimiento de la Iglesia justo antes de su renacimiento.

https://www.countdowntothekingdom.com/gisella-now-you-will-see-calamities/
21/01/21 10:25 AM
  
maru
Más que lamentable, es cómo está la Iglesia, principalmente, claro, en sus Pastores, que son los que tienen que dirigir el rebaño.
21/01/21 10:42 AM
  
Percival
Hay que recordar estas cosas más de una vez. Si los pastores van desorientados, el efecto sobre el conjunto de la Iglesia es catastrófico.
Corruptio optimi pessima. Y por ahí parece que anda el demonio: corrompiendo todo en la Iglesia de arriba hacia abajo.
Pero no prevalecerá.
21/01/21 11:27 AM
  
ptv
Pensaba que estaba “casi” curado de espanto, pero veo que aún hay actuaciones episcopales capaces de asustarme... Claramente no tienen la misma fe que nosotros, ni que Cipriano, Agustín, Tomás... ni Pedro y Pablo.
Soy sacerdote: esos textos de san Antonio María y san Juan Eudes deberían hacernos estar siempre en guardia.
Cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?
21/01/21 4:01 PM
  
Farias
Virginia, yo no lo tengo al gauchito Gil como santo intercesor, que quede bien claro. Me atengo a los santos de la Iglesia, aunque también rezo por todos los hombres que ya partieron y les pido, si están con Dios, que recen por mí. En ese sentido, también rezo por este Gauchito y si está ante Dios le pido que rece por mí. Eso es legítimo y piadoso.
Le recuerdo que el Beato Angelelli ha sido elevado a los altares por el Papa, no por San La Muerte o un grupo político. Es la Iglesia quien lo propone . Si entramos en subjetivismos vamos a terminar en la Cofradía del Monje Mantín. Es absolutamente legítimo entonces que uno le rece a ese Beato. O Ud. dice que quien les reza a Angelelli, Muria y Cia comete sacrilegio?
Veo que sigue como un retintín interminable cayendo sobre los Obispos y hasta sobre el Papa, incurriendo en el continuado ataque que la sección tradicionalista le propina a cada segundo, minuto, hora, día, mes y año al Papa Francisco. Parece que el único cometido de los tradicionalistas se reduce a murmurar y andar vigilando cada paso y respiración de la Jerarquía.
Me gustaría tener toda la opinión del Obispo Correntino. A Ud. que trata a la encíclica del Papa como una calamidad, no le puedo dar mucha credibilidad. Veo que su parcialización es ahincada. Repite y repite lo que la secta tradicionalista dice sobre el Papa y cada uno de sus pasos.
Cada tanto leo a Castellani, sin ser un encandilado por las obras de este sacerdote. Nunca me gustó el tono de Castellani sobre la jerarquía y la Obediencia; pareciera respirar un serio prejuicio y amargura que lo deja a ciegas en ese punto. . Ese cariz del padre no me brinda su autoridad como recomendable. Sin embargo lo leo, porque tiene ciertos pensamientos agudos y los tomo. San Pablo dice Omnia scrutate et quae bona sunt tenete. Escrutad todas las cosas y tomad las que son buenas. Pues hago eso con Castellani. Personalmente lo ví una vez.
En su libro Cristo y los Fariseos, he encontrado esta frase que sería bueno que el cerrado grupo tradicionalista lo medite seriamente. En lo religioso, cuando una asociación se cierra sobre sí misma se vuelve una secta: puede mantenerse enteramente ortodoxa y protestar de una perfecta fidelidad a la cabeza de la Iglesia; pero ha dejado de ser "católica". Sus lazos con la cabeza se vuelven puramente externos.
Cuando un organismo empieza a crecer "para adentro",eso se llama cáncer..
Ud. me cita como si fuera Magisterio del Papa una supuesta charla del Papa con un Obispo. No me parece serio, porque además, de la ocasión, es el dicho de un tercero. Yo me guío por las expresiones oficiales. Si no caemos en cualquier cosa. Parecen comentarios de comadres
Veo como peligroso su pensamiento sobre la encíclica del papa.
Ya veo como una constante de nuestra vida que en la Iglesia tendremos que pelear a veces con protestantes , tradicionalistas y progresistas y a veces ir juntos con ellos.
Como el caso del aborto. En eso iremos juntos. Con respecto a la Jerarquía chocaremos. Creo que el Espíritu Santo gobierna la Iglesia y la proteje, no los tradicionalistas y sus pretendidas alegaciones de pilares de la Iglesia. Esto último puede llevar al Jansenismo o al pelagianismo, y, como dice Castellani al Fariseismo, creyendose los fundamentos de la Iglesia,
Recuerde el salmo 127 " Nisi Dominus aedificaverit domum, in vanum laborant, qui aedificant eam. Nisi Dominus custodierit civitatem, frustra vigilat, qui custodit eam"
Dios nos bendiga y nos guíe.


-----------------------------------
V.G.: Mire Farías, aprecio su voluntad para seguir tirando agua bendita al azufre, pero no. Con Angelelli, le recuerdo que las beatificaciones no son infalibles, y el subjetivismo vino por otro lado, no por el mío. La realidad demostró con creces el sesgo ideológico de esa payasada que fue una beatificación que inaugura OTRA iglesia en este suelo, a la que en cualquier momento, le seguirá la señora Duarte, idolatrada de los Montoneros.
En cuanto al culto al gaucho, como a su abuela, o al vecino de la esquina, le recuerdo la no sutil diferencia entre rezar "por" y rezar "a". Una preposición cambia todo.
Y aquí no se trata de tradicionalismo sino de sentido común, y no hay que andar mirando "la respiración de la Jerarquía" para ver la CRIMINAL confusión que provocan en tantos sencillos bautizados que veneran al gaucho rojo junto a una imagen diabólica (porque se los han dado unidos en la misma estampa) y a la pachamama, creyendo que esto es compatible con el santo Rosario al cuello, encontrando "todo junto" en la Catedral de Corrientes como en una feria persa.

Lo de Castellani está de más, rezamos por su alma (no le rezo "a") y todos amigos.
En cuanto a la encíclica, es simple: lo que la Masonería festeja, yo lo llamo calamidad, sí, porque la señal de los discípulos es el odio del mundo (Mt.10,22 ss.) y no su aplauso. A ver cuándo nos enteramos de la excomunión de Biden, cuando terminen de enviarle las felicitaciones...
No hay peor ciego que quien no quiera ver. En este post no le publicaré más comentarios.
Sigamos pidiendo unos por otros.
21/01/21 4:39 PM
  
Strauch
Virginia, enhorabuena por su magnífico artículo.

Dios la bendiga.
21/01/21 10:43 PM
  
África Marteache
Debido a haber sido educada en una familia que jamás confundía estos temas me parecen una aberración. El bisabuelo de mi madre, hombre muy piadoso, murió accidentalmente al caer sobre una sierra y, según dicen, a los años su cuerpo estaba incorrupto. La anécdota se la oí contar a mi abuela sin más, pero un día oí decir a un primo de madre que le rezaba porque pensaba que era santo y la reacción de ella fue tajante: "Puedes rezar por el abuelo Ramón pero no al abuelo Ramón. Si es santo ya velará por nosotros, pero supersticiones las mínimas".
Si mi abuela (q.e.p.d) me oye decir que yo rezo a un santo porque lo dice la gente, ni siquiera aunque fuera piadoso como mi tatarabuelo, me pone de supersticiosa y de idólatra que me tengo que tapar los oídos.
Ahora han declarado Venerable a Lejaune por sus "virtudes heroicas", es decir que al menos la Iglesia ha considerado sus virtudes. ¿Cuáles son las virtudes del gaucho ese o de Evita Perón o de la Difunta Correa? Me parece que en La Argentina tienen un problema por exceso de "santos" canonizados por votación popular.
-----------------
V.G.: Así es, África. Y si ése fuera nuestro único problema... Dios nos encuentre confesados, y bendiga a su buena abuela!
21/01/21 11:39 PM
  
África Marteache
Por cierto, mi abuela tenía algún problema, que no sé cuál pudiera ser, por el que de muchos hijos solo le vivieron dos, ya que todos nacían prematuros. Uno de ellos nació vivo y el sacerdote lo bautizó con el nombre de Felicísimo y a las horas murió. La probabilidad de que mi tío Felicísimo esté en el Cielo es mayor que la de que esté en el Cielo mi tatarabuelo Ramón, pero tampoco se me ocurre rezarle. Si empezamos a elucubrar por nuestra cuenta nos construimos una religión a la carta plagada de supersticiones ya que Dios no nos dio la facultad de especular sobre eso. Dejemos a Dios lo que es de Dios y a la Iglesia la proclamación de los Santos y recemos, como hemos hecho siempre por las Almas del Purgatorio.
------------------
V.G.: Disculpe, África, pero por lo que cuenta de su tío, me permito decirle que hace bastante mal con no rezarle, pues no hay elucubración que permita dudar que está en la Gloria. Un caso semejante tuvo Sta. Teresita con un hermanito suyo, y por supuesto, lo tenía como santo protector especialísimo. Por miles de "Felicísimos" la Iglesia ha dispuesto la fecha litúrgica de Todos los Santos, y la de los Fieles Difuntos, para rogar por las benditas almas del Purgatorio (sobre quienes no sabemos si se han salvado, pero en cuyo caso rogamos se abrevie su tiempo de purificación).
21/01/21 11:55 PM
  
Farìas
Gracias por haber publicado mi comentario.

Dios nos ilumine.
22/01/21 1:20 AM
  
Clara
Muy necesario este post, como lo fue el de hace tres años. Al error, la mentira, se los combate diciendo la verdad. Gracias Virginia
22/01/21 1:23 AM
  
Claudio
¡Cuán gratificantes son sus palabras!Ojalá los sacerdotes hablaran como lo ha hecho usted. Y no es como dijo aquella persona que habló de secta tradicionalista. Quien tiene sentido común sabe que el verdadero católico jamás se va a desviar de lo que aprendió.
Porque no es coherente aquel sacerdote que contradice lo que nos enseñan las Sacras Escrituras. No podemos poner a la izquierda o a la derecha de Dios a esos santos que en realidad son mitos, como el gauchito Gil o gilda, que nadie sabe de dónde salieron, porque recuerdo muy bien que en mi infancia, ni siquiera se hablaba de eso.
Que Dios colme de bendiciones a usted y a toda su familia.
-------------------
V.G.: Muchas gracias de corazón, Claudio, lo mismo para ud!
22/01/21 3:14 AM
  
Oscar Alejandro Campillay Paz
Le felicito por abordar la temática de las llamadas "canonizaciones populares". En mi San Juan ocurre algo similar con la llamada "difunta correa".
El problema es siempre, el de una evangelización autentica que purifique la fe del pueblo y esto solo se hace con el testimonio creible de santidad.
Queremos que desaparezcan estos elementos? Primero: no promoverlos. Segundo promover el culto a los santos de la Iglesia más cercanos al corazón del pueblo (primero la Santisima Virgen!)
En cuanto al comentario de Farias que le señala su resistencia a considerar beato a Mons. Angelelli, y en el que usted declara que las beatificaciones no son infalibles, vislumbro una contradicción con lo publicado por usted más arriba.
"Decíamos hace unos años, y subrayamos hoy, que si se admite la validez del culto a una figura que no es reconocida como beato ni siervo de Dios por los canales ordinarios que establece la Iglesia, se está admitiendo, tácitamente, que la función de ésta como Madre y Maestra está “de más". Podría aclararlo?
Bendiciones.
---------------------------
V.G.: Gracias por su pedido, Oscar. En primer lugar, las beatificaciones no comprometen la infalibilidad, es decir que no "obligan en conciencia" a creer en ellas bajo pecado, aunque normalmente ha de tenerse en cuenta la voz de la Iglesia. Pero el caso es que no atravesamos una situación "normal"; el problema que se presenta con Angelelli es que ha sido una beatificación groseramente manipulada políticamente, y harto probada. No sólo no ha habido milagros, sino que se presentaron sobradísimas y bien fundadas objeciones contra ella, que fueron expresamente desoídas. Según la ley canónica, cuando en una Causa se presentan objeciones justificadas, es suficiente para que se la archive o postergue, y con este pretexto se "cajonearon" las causas de la Sierva de Dios Isabel la Católica o Pío XII, en base a las quejas de grupos hebreos. Algo semejante sucedió con Mons. Fulton Sheen, cuya beatificación se detuvo (¡y sin atender ni la constancia del milagro!) por acusaciones presumiblemente "infladas", que se sacaron de la galera a último momento por sectores progresistas.
En el caso del obispo montonero, "curiosamente", las voces y testimonios de hijos de la Iglesia (incluidos obispos como Mons. Baseotto o Mons. Aguer) contra su beatificación (ver detalle aquí), fueron ignoradas en pro de la voluntad política de seguir adelante. Simplemente es el caballo de Troya rojo, Oscar: lo de "otra iglesia" no es un eufemismo; es lo que se pretende. Y mediante la "fe popular" se logra mucho más que con comunicados pastorales. Sobre el caso Angelelli, le recomiendo repasar algunos artículos como este, o este.
22/01/21 6:05 AM
  
África Marteache
Desde luego cuando rezo a las Almas del Purgatorio no se me ocurre incluir a mi tío porque sé que, borrado el Pecado Original y sin poder cometer más pecados, estará junto a Dios. Mi abuela le puso ese nombre precisamente por eso, dijo que al menos la salvación del alma de ese hijo no le preocuparía, cosa que no podía decir de los otros dos. Pero lo veo como una criatura santa y no se me ocurre rezar pidiendo su intersección. Lo voy a pensar porque, ciertamente, rezo por mi madre y mi otro tío que pudieran estar en el Purgatorio, pero no he tenido en cuenta que él no estará allí pero puede interceder por su familia según Doctrina y Tradición.
Tienes razón, Mª Virginia. En este caso no hace falta canonización por parte de la Iglesia.
22/01/21 9:27 AM
  
Agustín
Deje vivir a la gente, Virginia.
----------------
V.G.: Sí, justamente lo que me preocupa es que viva...eternamente. No me llamo Caín, ni podemos ser vacas mirando pasar el tren.
22/01/21 1:47 PM
  
Jordi
Excelente está distinción:

1. "[Hay que distinguir la] oración de INTERCESIÓN POR los DIFUNTOS (quienes NO sabemos dónde estarán, y cuya salvación NO podemos aseverar, por lo cual NO se permite la apelación personal pidiendo favores, etc.), para mirar con buenos ojos lo que a todas luces es un culto de VENERACIÓN dada a los SANTOS (cuya salvación SÍ garantiza la Iglesia con la CANONIZACIÓN)"
2. "Con ANGELELLI, le recuerdo que las BEATIFICACIONES NO SON INFALIBLES, y el subjetivismo vino por otro lado, no por el mío. La realidad demostró con creces el sesgo ideológico de esa payasada que fue una beatificación que inaugura OTRA IGLESIA en este suelo"
3. "recuerdo la no sutil diferencia entre rezar "por" y rezar "a".
---------------------
V.G: Es que parecen temas muy obvios, pero está a la vista que no es así...!
22/01/21 2:30 PM
  
Maria a
+
Si esto es así... creo que algún/os fieles del lugar deberían escribir, pidiendo una aclaración, al nuncio y/o a la Congregación para el culto Divino.
-----------------
V.G.: Se especula con el cansancio de los fieles; esta situación lleva años cansando a muchos, pero el silencio es siempre más cómodo, María...
22/01/21 4:08 PM
  
Gus. F.
Me preocupa como se ataca al Santo Padre a raíz de su documento "Fratelli Tutti" y a la CEA. A las vocaciones religiosas, a las almas consagradas, hay que criticarlas con mucho cuidado y caridad. De esto han hablado Matilde Oliva y Margarita del Llano.

Matilde Oliva dice que Jesús le dijo:
"Vi detrás de estos, hombres y mujeres que sufrían iguales tormentos, y le dije ¿quiénes son? Y me dijo “Son todos los religiosos y religiosas. Ore, ore por ellos, para que me amen y logren salvarse. No hablen nunca mal de los míos. Es como si untara el dedo con chile y me lo metiera en el ojo. Solo ore, ore por ellos, y no me causes tormentos"."

Jesús es claro en que la oración debe ser central, no la crítica.
A Margarita del Llano le dijo:
"Corregíos y sobrellevaos mutuamente. Las críticas sobre almas consagradas son especialmente graves. Di estrictamente lo necesario para ayudar a otra alma. Muérdete la lengua sobre apreciaciones y juicios. Y sé igual de benévola con el otro como te gustaría que lo fuesen contigo.
No me gustan nada las críticas, os afean el alma."

Si los malos sacerdotes son un castigo de Dios sobre su pueblo a raíz de sus pecados, entonces la solución es la penitencia: ayuno y cubrirse de ceniza. Como dijo un exorcista, el Padre Ripperger: "de nada sirve maldecir a los sacerdotes si ya estan malditos; es mejor que recen por ellos para que cambien".
Hay que agarrar mas el Rosario en vez de darles latigazos a las almas consagradas. Si se condenan, van a recibir un castigo brutal eterno. Ayudemos a que se salven ellos y su grey.
Oración, oración, oración.


------------------------
V.G.: Gus, en primer lugar, no conozco ni a Margarita del Llano ni a Matilde Oliva, como para obligarme en conciencia a creer en sus revelaciones privadas, pero sí tengo obligación se seguir la doctrina de la Iglesia sobre la corrección fraterna, cuando se trata de peligro para la fe de modo público. Así lo vemos en Col.4, 17.
Sto. Tomás señala en efecto, citando la regla de San Agustín:
"No os compadezcáis sólo de vosotros mismos, sino también de él, que corre mayor peligro cuanto más alto puesto ocupa. Pero la corrección fraterna es obra de misericordia. Luego también los superiores deben ser corregidos."

Y añade más adelante:
"Hay que tener en cuenta, no obstante, que en el caso de que amenazare un peligro para la fe, los superiores deberían ser reprendidos incluso públicamente por sus súbditos. Por eso San Pablo, siendo súbdito de San Pedro, le reprendió en público a causa del peligro inminente de escándalo en la fe. Y como dice la Glosa de San Agustín: Pedro mismo dio a los mayores ejemplo de que, en el caso de apartarse del camino recto, no desdeñen verse corregidos hasta por los inferiores." (S.Th, II-IIae, q33, a.4, sobre la corrección fraterna.)

23/01/21 3:19 PM
  
Argia
Creo que se ha creado cierta confusión sobre lo de que no se puede pedir favores a difuntos, cuando por lo menos un montón de difuntos han llegado a la categoria de santos, por haberles pedido milagros, que al haberse concedido es por lo que se inicia su proceso de canonización.
He estado investigando algunas referencias al Papa y al obispo Canecin, sobre la participación del culto al gaucho, y bueno yo le que he encontrado, es que ninguno de los dos ha fomentado la devoción al personaje, sino que lo que han intentado es encauzarla hacia la Fe de la Iglesia.
En la novena se le nombra, y se habla de él como un héroe, pero la novena no está enfocada a pedirle favores. Empieza asi:
Novena a la Cruz, recordando a Antonio Gil
y a nuestros queridos difuntos.
Luego el obispo Faifer hace una presentación en la que dice " Que la devoción a la Cruz Gil se centre en la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo y no en el difunto". y también: "Por lo que se refiere al difunto Antonio Gil: mientras no se tengan datos suficientes de su existencia, les recomiendo: No inventen ni exageren sobre lo que se sabe".
El contenido de la novena es un recordatario de la pasión de Nuestro Señor Jesucristo.
Es decir que todo el rato le veo a este obispo intentando enderezar ha cia Jesucristo el culto y frenar la devoción a un personaje de leyenda.
Lo demás, como que se le venere en la catedral, o que algunos prelados les dejen darle un culto que no le corresponde me parece terrible.
Y lo del culto de la muerte, ya bueno creo que es mezclar a Dios con el diablo.

------------------
V.G: Concediendo lo primero, ¿cómo y en qué momento se separa de lo segundo, que ud. admite como "terrible"? Porque aquí no estamos diciendo que se promueva un culto explícitamente diabólico, pero lo que señalamos es que al "tolerar", aunque sea buscando encauzarlo, un culto que entre los fieles está inseparablemente unido a lo diabólico, es grave y temeraria dicha tolerancia, máxime cuando en las "pastorales" NUNCA se ha hecho mención de los peligros y abusos, y quien calla, otorga, siendo un tema de omisión culpablemente grave a nuestro juicio.
No se puede pasar por alto la REALIDAD de que quienes oyen piadosamente esa novena o esas pastorales, siguen en buena conciencia venerando al demonio en la figura de san lamuerte, y no se puede ofrecer en el mismo altar una ofrenda al Dios verdadero y a los demonios. Espero se me comprenda.
23/01/21 4:13 PM
  
Gus. F.
"privadas, pero sí tengo obligación se seguir la doctrina de la Iglesia sobre la corrección fraterna, cuando se trata de peligro para la fe de modo público."

Me imagino que habrá seguido a pie juntillas Mateo 18:15 antes de salir a calificar con tanta vehemencia a la CEA como "Conferencia Ecuménica Apóstata".
Va a lograr mas rezando que golpeando.
------------------------
V.G: Por supuesto que sin la oración no vale de NADA la crítica, pero no es justo llamar golpes a lo que es defensa. Me preocupa que tan serna y alegremente miremos algo tan grave, sin levantar la voz, y obro en conciencia -y también en oración, créame o no-.
23/01/21 7:44 PM
  
Argia
¿ Quiere decir que los mismos que rezan la novena a Jesucristo, también veneran a san la muerte, y que los sacerdotes y obispos no les informan que eso es poner una vela a Dios y otra al diablo ?
Si es asi, entonces estoy de acuerdo, que eso hay que denunciarlo.
Pero por otra parte, la labor del obispo y sacerdotes en el caso del gaucho, de ponerlo en su sitio, y decirles que por lo que se conoce de él, es más un personaje legendario, que un santo, me parece positiva, como que les digan que hay que rezar por el y por los demás difuntos.
En cuanto a la forma de ver a los pobres, si pienso que a algunos les parece que ademas de pobres, mejor que se queden también incultos.
O también que por el hecho de ser pobres se les consientan hechos que no se consienten a los que no lo son. De esta forma se perjudica a ellos mismos y a toda la sociedad. Las personas que les tratan así, ellas se sienten buenas porque están con los pobres y son condescendientes....
Cuando en el fondo, lo único que hacen es minusvalorarlos.


----------------
V.G.: En un todo de acuerdo, Argia. Si quiere ver imágenes en que se los "venera" juntamente al demonio y al gaucho, puede ver esta o esta; aquí una publicación "popular" que lo fomenta y explica. Esta imagen de uno de los "santuarios", dice que no invento nada.
23/01/21 8:36 PM
  
Oscar Alejandro Campillay Paz
"Hay que agarrar mas el Rosario en vez de darles latigazos a las almas consagradas. Si se condenan, van a recibir un castigo brutal eterno. Ayudemos a que se salven ellos y su grey.
Oración, oración, oración."

En un total acuerdo con su pedido Gus. F.!!

Es comprensible el dolor y la justa indignación cuando uno ve a los consagrados olvidando su dignidad, y también se comprende el justo celo, pero no debemos jamás olvidar:
1) El altísimo respeto que debemos tener por un alma consagrada. Nos sorprenderemos en la eternidad de la gravedad de esto.
2) Que toda corrección fraterna nos obliga a juzgar la falta pero no el grado de malicia que solo lo conoce Dios. Por ello siempre serán pecados la murmuración, el juicio infundado o temerario, la calumnia y la revelación de faltas ajenas. Y por ello la corrección sera siempre teñida de respeto y mansedumbre.
3) Que al hacer la caritativa corrección, pensemos en nuestros pecados, en las veces que hemos sido salvados del infierno y en las Misericordias con que Dios nos ha tratado. Y luego si, corregir la falta.
Gracias M. Virginia por su aclaración!
Aunque no comparto la totalidad de sus juicios siempre sigo teniendo una gran admiración hacia su persona.
Bendiciones!
------------------
V.G.: Una vez más, aclaro que no juzgo intenciones de NADIE, pero me parece justo exponer y denunciar hechos que son públicos, y afectan a miles.
23/01/21 10:16 PM
  
Sole
Virginia, muchas gracias por su artículo, no estaba al pendiente de este tema.
Gracias por su valentía de no callar por amor a la Verdad que es Cristo y a el prójimo.
Que el Señor siempre la bendiga.
Saludos!!
----------------
V.G.: Muchas gracias Sole, pidamos por favor unos por otros.
24/01/21 5:12 AM
  
Itonay
Las Santas Escrituras instan a sus lectores a que no crean todo lo que oyen, sino a que “prueben las expresiones inspiradas para ver si se originan de Dios” (1 Juan 4:1). Por ejemplo, cualquier enseñanza que se origine de Dios tiene que estar en armonía con su personalidad, particularmente con su cualidad predominante, el amor (1 Juan 4:8). Por eso, es muy bueno analizar con ojo crítico todas las cosas y no callarse, cuando corresponde. Muy bien,Virginia!
26/01/21 6:34 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.