Monseñor Munilla: "hoy se llevan el sincretismo y el esoterismo como espiritualidad"

El obispo de San Sebastián, D. José Ignacio Munilla, reflexiona en su último artículo, del pasado Domingo de Resurrección, 31 de marzo, sobre las teorías de la Nueva Era que ponen en entredicho el valor de las religiones, y más concretamente de la religión católica, para explicar el Misterio de Dios. El prelado donostiarra sale al paso de lo que dicen estas teorías para las que lo importante es la “espiritualidad” y no la religión. Lo reproducimos de la web del Obispado de San Sebastián.

El vaso, el agua y el elefante

La Iglesia Católica se encuentra en plena celebración del Año de la Fe. Los obispos hemos recibido el ministerio de guardar la integridad de la fe. Se trata de una encomienda que abarca tres niveles: Tener una fe coherente, predicar con pedagogía y rebatir los errores contrarios. Pues bien, tengo que confesar que me preocupa cómo se difunden en nuestros días algunas imágenes sobre la religiosidad y la espiritualidad, que son claramente incompatibles con nuestra fe católica. Me refiero en concreto a las dos siguientes:

“El vaso y el agua”: Se pretende diferenciar entre la religión y la espiritualidad sirviéndose del referido símil. Las religiones serían como el vaso (hay muchos vasos); mientras que la espiritualidad sería como el agua. Se puede beber agua en diversos tipos de vasos o sin necesidad de ellos. Así ocurriría también con las religiones; todas ellas serían igualmente válidas para beber el agua de la espiritualidad.

“El elefante”: Se representa a un elefante rodeado de una serie de personajes vestidos con los atuendos típicos de diferentes religiones; todos ellos con los ojos totalmente vendados: Un obispo católico toca con sus manos la trompa; un monje budista palpa un colmillo del elefante; un imán acaricia una de las patas traseras; un rabino manosea una de las orejas del elefante… Y en la parte baja inferior de esta viñeta se puede leer: “Dios es mayor que lo que las religiones dicen sobre Él”. Es obvio que la conclusión a la que pretende hacernos llegar esta imagen del elefante es que todas las religiones se reducen a un intento infructuoso del hombre de alcanzar a Dios.

Alguien dijo que el relativismo es el ’santo y seña’ más característico de la cultura occidental secularizada. Y sin lugar a dudas, la reflexión teológica no está al margen de este riesgo. La teoría del “pluralismo religioso” -es decir, la presentación de todas las religiones como igualmente verdaderas- no es sino la lectura del hecho religioso a la luz del relativismo. La Nueva Era ha resultado ser una aliada inestimable para la penetración del relativismo en el campo religioso. Lo que hoy en día se lleva es el sincretismo y el esoterismo, como distintivo de una espiritualidad que está abierta a “todo", sin necesidad de creer en “nada” en concreto.

Sin embargo, quienes piensan que por este camino están descubriendo una espiritualidad moderna, están muy equivocados. En el fondo, nos encontramos ante una reedición del paganismo del Imperio Romano con el que se tuvo que enfrentar el cristianismo. Pongo un ejemplo ilustrativo muy concreto; el debate entre Simanco y San Ambrosio en el siglo IV:

Un presidente del Senado romano, de nombre Simanco, colocó un “ara de la Victoria” en el aula del Senado. Cada uno de los senadores debía quemar incienso en ese altar, independientemente de sus creencias, porque a juicio de Simanco tanto el cristianismo como el paganismo eran igualmente válidos. En su opinión todas las religiones son igualmente válidas al tratarse de caminos de búsqueda de una realidad que nos supera y que nunca podremos alcanzar. Su disertación se resume en la siguiente frase: “A tan gran Misterio es imposible que se pueda llegar por un solo camino”.

Los cristianos se negaron en redondo a quemar incienso en ese altar pagano. San Ambrosio, obispo de Milán, fue el encargado de responder a Simanco: Ciertamente el misterio de Dios es inaccesible al ser humano por sus solas fuerzas, pero este misterio se nos ha hecho accesible por la Revelación de Dios. La religión cristiana no es el camino del hombre a Dios, sino el camino de Dios al hombre. Por lo tanto, en palabras de San Ambrosio, los caminos de acceso a Dios no son múltiples, sino uno solo: el camino por el que Dios se ha acercado al hombre.

El senador pagano Simanco -y con él, los defensores del pluralismo religioso en nuestros días- piensan que “a tan gran Misterio es imposible que se pueda llegar por un solo camino”. Sin embargo, San Ambrosio mantiene que el politeísmo es irracional, y que Dios nos ha librado de él gracias a la Revelación. A diferencia de otras religiones, la religión cristiana no es una gnosis, una salvación por el conocimiento, sino que nace del hecho histórico de la Encarnación, Muerte y Resurrección de Cristo, gracias a las cuales Dios nos ha abierto el camino de acceso a su Misterio de vida. Aquí reside la originalidad del cristianismo: El acontecimiento central de la historia humana ha sido la venida de Dios, quien en Cristo, ha salido al encuentro del hombre.

La teoría del pluralismo religioso es totalmente incompatible con nuestra fe en la Encarnación. Las tendencias relativistas y sincretistas ligadas en mayor o menor medida a la Nueva Era, tienen muy poco de “nuevas", ya que en el fondo son una reedición del paganismo romano, que no podía soportar que Jesucristo fuese presentado como el “único mediador entre Dios y los hombres” (1 Tm 2, 5). Y es que, después de dos mil años de historia, ¡es muy difícil inventar una herejía original!

Pasados cincuenta años, estamos ante una buena oportunidad de redescubrir el Concilio Vaticano II, en el que de una forma muy equilibrada, se afirma por una parte, que en las diversas religiones podemos encontrar semillas de verdad, e incluso una cierta preparación para el Evangelio (cfr. LG 16). Pero al mismo tiempo se recuerda que solamente en Cristo y en su Iglesia se pueden encontrar la Revelación de Dios y la plenitud de los medios de la salvación (cfr. UR 3).
En definitiva, Jesucristo no solo es el agua, sino que también es el vaso. Y es que, en el cristianismo no se puede distinguir entre religiosidad y espiritualidad; de la misma forma que en el ser humano no se pueden separar las venas de la carne, sin acabar con su vida.

7 comentarios

  
julian
De nuevo, y gracias a un fiel prelado, nos encontramos ante la realidad de que es Dios quien viene a nosotros y se nos entrega.
Pienso que cualquier esfuerzo nuestro de ir hacia Dios y tomar de él lo que necesitamos, tanto personal como de forma colectiva y aún hecho con la mejor intención es una nueva victoria de Satanás. De ahí la gran diferencia que hay entre comulgar cogiéndolo con la mano
o recibirlo directamente de manos de sus consagrados.
03/04/13 9:44 AM
  
Alejandros
Querido hermano en Cristo, estoy totalmente de acuerdo con su explicación, pero habria que añadir que muchos consagrados son en parte responsables de este gran rechazo hacia nuestra Santa Madre Iglesia. Al margen los casos de malos ejemplos, nos encontramos con sacerdotes que no predican el evangelio completo, como nos ha indicado en varias ocasiones Benedicto XVI y ahora el Papa Francisco. De esta forma escuchamos historias para no dormir en personas que se las dan de Católicos de comunión diaria.
Algunos dicen que Adán y Eva no existieron, para luego llegar a la meta que persiguen; Jesucristo no necesitó redimirnos porque no hubo pecado original.
Otros dicen que Jesucristo, si era el amor personificado, por narices tuvo que mantener relaciones con Magdalena.
Los hay que piensan que todos estamos salvados hagamos lo que hagamos.
¿Porque le cuento todo esto? Porque quiero que entienda que desde hace años se viene predicando desde dentro de la Iglesia un falso evangelio. Un evangelio descafeinado, que no procede de Cristo, sino mas bien del anticristo.
Y mucho me temo que esto ya no tiene remedio, la cizaña echó raices entre el trigo. Por lo tanto habrá que esperar que los ángeles la separen y la quemen el dia de la Parusía.
¿Porque no predican Vds el reinado del anticristo y la Parusía? ¿Es que no están incluidos en la Biblia?
03/04/13 10:06 AM
  
Horacio Castro
Es muy importante saber sobre la relación a mantener con “las diversas religiones” (ya dieron el ejemplo beato Juan Pablo II y S. S. Benedicto XVI) y hasta cuanto valorar “las semillas de verdad que (son) una cierta preparación para el Evangelio” (también la filosofía de griegos paganos). Además sobre el “diálogo inter religioso” (que no es pluralismo) y que la Iglesia asume como ecumenismo para la “unión de todos los cristianos”.
03/04/13 3:23 PM
  
Emilio
Fuera de la Iglesia también hay salvación (Lumen Gentium nº 16).

Estoy de acuerdo con el artículo de Munilla, si bien discrepo en relación al pluralismo religioso, dado que, no queda muy claro si "introduce" en el mismo saco a otras religiones (hinduísmo, islam, judaísmo, etc.) con el asunto del gnosticismo de la New Age.
03/04/13 8:42 PM
  
ARNULFO GOMEZ
Exelente articulo,nos ayuda a no dejarnos confundir con palabrerias,ni con argumentos seudointelectuales o mejor dicho seudoespirituales que no nos conducen a la verdad,lo del mal ejemplo del comentario de arriba no recae solamente en los consagrados sino en todoss los que somos bautizados que formamos el cuerpo de CRISTO y que por nuestra culpa el nombre de nuestra iglesia se pretende deslegitimizar, LA PAZ A TODOS
04/04/13 2:56 AM
  
Joaquín Muñoz
Aunque en otras ocasiones he estado en perfecta comunión con lo escrito en este blog -y con lo expuesto por Monseñor Munilla- esta vez (y debido a la importancia de la cuestión para la conciencia de muchos)debo disentir... Y así lo he hecho -por escrito- en el siguiente artículo dedicado a quienes, dentro de la ortodoxia, quieren enriquecerse con lo que el Espíritu -que sopla donde quiere- ha depositado en otras tradiciones espirituales o religiosas:

http://meditacionesdeldia.wordpress.com/2013/04/04/sobre-monsenor-munilla-y-su-vision-de-la-nueva-era-o-sobre-otras-ortodoxias/

Confío en que resulte útil a algunos, como en su momento me resultó útil a mí el ejercicio de discernimiento que supone el escrito que hoy comparto en el blog.
04/04/13 12:28 PM
  
Rosario
Gracias Monseñor. A traves de su lenguaje, siempre acompañado de imagenes, similes y comparaciones, nos hace más sencillo comprender las grandes verdades de la fe y así poder dar más razones de nuestra esperanza al mundo. Dios le siga bendiciendo. Feliz cincuentena pascual
06/04/13 10:37 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.