México: así son los amarres de brujería que dejan en los cementerios

Mientras una familia se encontraba en un panteón de Aguascalientes (México) hace unos días para arreglar la tumba de la madre de uno de ellos, encontraron un bulto rojo enterrado al lado de ésta, que resultó ser un “amarre” hecho con dos muñecos vudú que tenían la fotografía con alfileres de la mujer que realizó la brujería y el hombre para quien iba dirigido, junto con el corazón de algún animal.

De acuerdo con el portal La Neta Noticias, todos los objetos estaban amarrados con listones rojos: además de los muñecos, había un colibrí muerto con una carta que contenía los deseos de la mujer para que su “amado” permaneciera bajo cualquier circunstancia a su lado. La carta rezaba:

“Soy tu dueña”

“Yo Mireya López, te ato a ti, Alejandro Berra para que no te puedas dormir, te falte el aire, que no encuentres tranquilidad con nada y con nadie. Aunque pienses en otra sólo quieras estar conmigo y sólo pienses en venir a mí, a mi cama y a mi cuerpo; el único lugar donde tendrás paz”.

“Conjuro aquí a todos los poderes de la tierra y los muertos, a la Santa Muerte, a la cual te tengo consagrado y entregado, para que te amarren a mí para siempre; cuerpo y espíritu para que no vivas sin mí y te sientas atraído a mí… sientas morirte por mí”.

Además, en la carta Mireya se pronuncia como la dueña de Alejandro y dice que éste obedecerá sólo sus órdenes y le dará todo lo que quiera. Y decreta que éste peleará con su madre, hermanos e hijos, para estar sólo con ella. Al parecer el hombre es adinerado, ya que menciona que su dinero y pertenencias serán sólo de ella. “Yo soy tu dueña y tú eres y serás, en obediencia, todo lo que yo pida me lo darás, rápidamente… Antes morirás que irte de mi lado.

Pide la muerte de niños

En un tercer bulto se encontraba la figura de la Santa Muerte y, dentro de ella, las fotografías de dos niños, aparentemente hijos del hombre para quien iba dirigido el amarre, junto con otra carta, en la que pide que éstos mueran.

“Por los dioses te invoco amo de la muerte… Satanás, escucha mi llamado… que el ángel de la muerte tome sus vidas, ya sea por enfermedad o accidente. Que odien a su padre, Alejandro Berra y se odien entre ellos. Que mueran como perros abandonados, que su padre nunca quiera estar con ustedes y se sienta desesperado al estar con ustedes. Él es mío y todo lo que tiene me pertenece”, dice.

Prácticas contrarias a la religión

La fe cristiana considera condenable el ejercicio de la brujería y hechicería, así como toda forma de ocultismo, siguiendo la tradición bíblica que contempla todas estas prácticas como muestras de idolatría. De esta forma, constituyen un pecado grave contra el primer mandamiento, al hacer caer al ser humano en la superstición.

Tal como recuerda el Catecismo de la Iglesia Católica en el n. 2117, “todas las prácticas de magia o de hechicería mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre el prójimo —aunque sea para procurar la salud—, son gravemente contrarias a la virtud de la religión”.

De esta forma, el Magisterio de la Iglesia reprueba toda práctica mágica. Sin embargo, añade una valoración todavía más negativa si las intenciones son dañinas: “estas prácticas son más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar a otro, recurran o no a la intervención de los demonios”.

2 comentarios

  
Siriosha Logo
Es muy lamentable la avaricia de algunas personas y más,cuando se desea el mal a los niños que tanto ama Jesucristo,pues,de ellos es el cielo ! Bendigo a esta persona para que Dios cambie y convierta el la Ley del Creador !
23/01/18 7:43 PM
  
Dulce
Y a donde fue llevado esto o que fue lo que hicieron con el, ojala lo hubieran entregado a un sacerdote para que el rezara por ese hombre y sus hijos
24/01/18 6:03 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.