(301) La homoherejía en Ushuaia -sobre la bendición perversa de la unión entre homosexuales-

I.García Cuerva

“El demonio lleva los pecadores al infierno, no con los ojos abiertos, sino cerrados: primeramente los ciega, y después los lleva a penar enteramente en su compañía. (…) «Haz este pecado que después te confesarás». Este es el engaño con que el demonio ha llevado al infierno a millares de cristianos. Porque es difícil hallar un cristiano que haga propósito de condenarse. Todos cuantos pecan, pecan con la esperanza de confesarse; y por eso se han condenado después tantos. «Pero Dios es misericordioso». Aquí tenéis otro engaño con que el demonio alienta a los hombres al pecado y a perseverar en él. Dice un autor, que más almas conduce al Infierno la falsa esperanza en la misericordia de Dios, que la justicia divina. Y así sucede, efectivamente, porque confiando ciegamente muchos en la misericordia de Dios, siguen en la senda del pecado, y se condenan miserablemente. «Dios, dicen, es misericordioso». Lo es en verdad: nadie lo niega. Sin embargo, ¿cuántos envía al Infierno cada día? Es misericordioso con los pecadores, pero solamente con aquellos que se arrepienten de haberle ofendido, y temen volverle a ofender. Más con aquellos que abusan de su misericordia para más ofenderle, es justo." (San Alfonso María de Ligorio, Doctor Moral. “Sermones abreviados para las Dominicas del Año").

En estos días, otro escándalo sacude y confunde la recta razón de muchos fieles en Argentina y posiblemente en otros países: es la noticia –archidifundida y celebrada por los medios - del supuesto “matrimonio” religioso de una pareja homosexual junto a sus tres hijos adoptivos, celebrado en la principal parroquia de la ciudad de Ushuaia, bajo la advocación de Ntra. Sra. De las Mercedes (ver aquí). Paradójicamente, parecen haber elegido la advocación de la Redentora de Cautivos para celebrar el beneplácito de los que se gozan en seguir luciendo sus cadenas ante el aplauso del mundo, el demonio y la carne. Quienes lo permiten no creen en ello; no son católicos, porque no basta haber sido bautizado, sino sostener la fe de la Iglesia. Cuando ésta se niega y se promueve otra cosa, tenemos a los herejes y apóstatas.

Significativamente, ambos “contrayentes” resultan ser funcionarios públicos fuertemente comprometidos con la pugna por imponer socialmente la agenda de la ideología de género, y el espectáculo montado es ampliamente utilizado para ello, desde la cinta del ramo que ostenta la persona que cumple el rol de “novia” hasta su vestido negro, como “homenaje a todas las compañeras que no pudieron cumplir con este sueño”.  

Ahora bien, como estas situaciones se prestan para que por todas partes se discutan opiniones sobre lo que no es opinable, nos parece importante considerar tres elementos en juego: el sacramento del matrimonio, el Orden Sagrado, el carácter de la bendición, y la naturaleza de la homosexualidad.

Para la fe católica, el matrimonio es uno de los siete sacramentos, y sin querer simplificar el tema -que sobre todo desde Amoris Laetitia viene ocupando “ríos de tinta"-, lo cierto y firme es que se trata de una institución divina para sostener el núcleo de la sociedad que es la familia, cuyo origen biológico es la unión fiel, indisoluble y perdurable entre un hombre y una mujer.

Yendo al Catecismo de la Iglesia Católica, cuya validez sigue vigente más allá de las ocurrencias personales de tal o cual sacerdote u obispo, citando a su vez el Derecho Canónico por el que se rige la Iglesia, vemos que al referirse a los dos sacramentos “al servicio de la comunidad”, enseña que

1601 "La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados” (CIC can. 1055, §1)

1602 La sagrada Escritura se abre con el relato de la creación del hombre y de la mujer a imagen y semejanza de Dios (Gn 1,26- 27) y se cierra con la visión de las “bodas del Cordero” (Ap 19,9; cf. Ap 19, 7). De un extremo a otro la Escritura habla del matrimonio y de su “misterio", de su institución y del sentido que Dios le dio, de su origen y de su fin, de sus realizaciones diversas a lo largo de la historia de la salvación, de sus dificultades nacidas del pecado y de su renovación “en el Señor” (1 Co 7,39) todo ello en la perspectiva de la Nueva Alianza de Cristo y de la Iglesia (cf Ef 5,31-32).

1604  (…)  Habiéndolos creado Dios hombre y mujer, el amor mutuo entre ellos se convierte en imagen del amor absoluto e indefectible con que Dios ama al hombre. Este amor es bueno, muy bueno, a los ojos del Creador (cf Gn 1,31). Y este amor que Dios bendice es destinado a ser fecundo y a realizarse en la obra común del cuidado de la creación. «Y los bendijo Dios y les dijo: “Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sometedla"» (Gn 1,28).

1622 ”En cuanto gesto sacramental de santificación, la celebración del matrimonio […] debe ser por sí misma válida, digna y fructuosa” (FC 67). Por tanto, conviene que los futuros esposos se dispongan a la celebración de su matrimonio recibiendo el sacramento de la Penitencia.

Más adelante, al referirse al consentimiento matrimonial explicita el Catecismo que

1625 Los protagonistas de la alianza matrimonial son un hombre y una mujer bautizados, libres para contraer el matrimonio y que expresan libremente su consentimiento. “Ser libre” quiere decir:

— no obrar por coacción; 
— no estar impedido por una ley natural o eclesiástica.bodatrans

Valgan sólo estas pequeñas citas para recordar mínimamente la grandeza de este sacramento, no sólo por lo que significa como elemento “nuclear” para la sociedad, sino por el lugar que ocupa en el Plan de Dios desde la misma Creación del hombre. Ahora bien, cuanto más precioso y elevado es algo, más grave es el agravio contra él, en pura lógica.

¿Y cuál es el agravio contra este sacramento? En “castellano católico” se llama pecado, y se peca contra el santo matrimonio (pues si es un sacramento es una realidad sagrada, oportuno es recordarlo) con el adulterio, por ejemplo, o cuando se hacen pasar como matrimonio a las uniones concubinarias con o sin “buenas intenciones” (sic).

El caso es que algo de importancia tendrá el asunto, para que Dios se ocupara de las uniones conyugales en DOS Mandamientos, dando al hombre sólo diez para sintetizar una “plataforma básica” de salvación y felicidad.

Hasta aquí lo que diremos sobre la unión matrimonial.

El otro sacramento que el Catecismo nos presenta “al servicio de la comunidad”, es el Orden Sagrado.

¿Para qué instituye Nuestro Señor a los diáconos, sacerdotes y obispos sino para prolongar Su presencia y obra salvífica en la Iglesia hasta el fin de los tiempos?  La misión principal del sacerdote y del Obispo -otro Cristo- se cifra en la salvación de sus hermanos, y para eso ha de administrar los sacramentos, predicar, amonestar y gobernar porciones delegadas de la Iglesia.

-¿De qué ha de salvarlos? – De la condenación eterna, provocada por el pecado.

Ahora bien, entre los muchos elementos con que cuentan los pastores para guiar al rebaño, se hallan los sacramentales,

1667… “signos sagrados con los que se expresan efectos, sobre todo espirituales, obtenidos por la intercesión de la Iglesia. Por ellos, los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida” (SC 60; CIC can 1166; CCEO can 867).

Y prosigue explicando claramente sus características:

1668 Han sido instituidos por la Iglesia en orden a la santificación de ciertos ministerios eclesiales, de ciertos estados de vida, de circunstancias muy variadas de la vida cristiana, así como del uso de cosas útiles al hombre. (…) Comprenden siempre una oración, con frecuencia acompañada de un signo determinado, como la imposición de la mano, la señal de la cruz, la aspersión con agua bendita (que recuerda el Bautismo).

1669 Los sacramentales proceden del sacerdocio bautismal: todo bautizado es llamado a ser una “bendición” (cf Gn 12,2) y a bendecir (cf Lc 6,28; Rm 12,14; 1 P 3,9). Por eso los laicos pueden presidir ciertas bendiciones (cf SC 79; CIC can 1168); la presidencia de una bendición se reserva al ministerio ordenado (obispos, presbíteros o diáconos, [cf. Bendicional, Prenotandos generales, 16 y 18]), en la medida en que dicha bendición afecte más a la vida eclesial y sacramental.

1670 Los sacramentales no confieren la gracia del Espíritu Santo a la manera de los sacramentos, pero por la oración de la Iglesia preparan a recibirla y disponen a cooperar con a ella. (…)

Y llegamos entonces al primer sacramental, y a su significado último:

1671Entre los sacramentales figuran en primer lugar las bendiciones (de personas, de la mesa, de objetos, de lugares). Toda bendición es alabanza de Dios y oración para obtener sus dones. En Cristo, los cristianos son bendecidos por Dios Padre “con toda clase de bendiciones espirituales” (Ef 1,3). Por eso la Iglesia da la bendición invocando el nombre de Jesús y haciendo habitualmente la señal santa de la cruz de Cristo.

1672 Ciertas bendiciones tienen un alcance permanente: su efecto es consagrar personas a Dios y reservar para el uso litúrgico objetos y lugares.

Habiendo repasado estas nociones, tenemos elementos para juzgar con pleno derecho el pisoteo y escarnio de la fe que bajo la venia del Obispo de Ushuaia perpetró el sacerdote Fabián Colman en el día de ayer con el sacrílego espectáculo que ofrecieron en una bendición ilegítima, formalmente demoníaca, disfrazada de misericordia, cuando en su homilía sostuvo que “la Iglesia es de todos, y cuando digo todos, son todos". 

Y el error público merece una corrección pública, porque resulta que este señor dice una gran mentira: la Iglesia NO es de todos los que la tienen ocupada. Es la Iglesia de Cristo, y no del demonio; es Arca de salvación para quienes quieren salvarse; no es una plaza pública para pasear al perro, ni un predio para campeonatos de ajedrez. Y sobre todo, no es escenario para fines políticos de los enemigos de la Cruz. Es familia de los hijos de Dios, y éstos no son todos, sino los bautizados.

Que todos están invitados a formar parte de ella, por supuesto, pero esto conlleva condiciones, y negar la realidad de que muchos, muchísimos la rechazan de plano, es una mentira. Y si alguien no quiere ir a mi casa cuando lo invito, no tengo por qué permitirle que vaya a hacer allí lo que quiera, como y cuando quiera.

Porque no hay sino dos banderas, y sólo puede bendecirse en nombre de Cristo, y Él no bendice el pecado ni la contranatura, que se burla de la Creación de Dios pervirtiendo la naturaleza del hombre.

Para abundar sobre la homosexualidad, remitimos a la gran cantidad de artículos y noticias sobre el tema en este portal, pero fundamentalmente es necesario tener en cuenta a la ideología de género como una auténtica embestida bélica, es decir, una causa con tácticas y estrategias bien precisas para convencer al hombre de que la ley natural es pura invención, y que en todo caso, el “seréis como dioses” es un mandato sin límites: el hombre debe auto-realizarse, auto-percibirse, auto-salvarse, auto-crearse, y toda limitación debe ser abolida como un ataque a lo que creen sus legítimos derechos. En cuanto a las personas que protagonizaron esa ceremonia no son sólo victimarios sino víctimas, en primer lugar de la Revolución, que hoy se ha hecho con el poder político, pero sobre todo, de unos pastores que en vez de ayudarlos, los han traicionado con la peor de las traiciones, justificándolos en su pecado y boicoteándoles la verdad; la verdad del Evangelio, la verdad sobre Cristo y la verdad sobre el hombre, su pecado y su posibilidad real de conversión. Completamente confundidos en su rumbo, declaran lastimosamente a la agencia Télam:  

“Es un momento muy significativo para el colectivo LGBTIQ+, porque es un lugar que se nos venía negando, como tantas otras cosas. Por eso lo pensamos como un acto de reconciliación y como un regreso a casa, en este caso la casa de Dios".

No es con Dios ni con su Iglesia con quien se han reconciliado, sino con la ideología intrínsecamente perversa a la que están siendo funcionales. ¿Y si no es verdadera bendición, qué es entonces lo que se ha hecho? Si no es blanco, es negro, porque claramente Nuestro Señor nos pidió que “sea vuestro lenguaje sí, sí; no, no, y todo lo que pasa de esto, proviene del Maligno” (Mt.5, 37) Y si viene del Maligno no ha de ser bendición, sino maldición.

Para más certeza, nos enteramos por un diario local  que no satisfechos con una burda parodia de sacramento del Matrimonio bajo la pretendida “bendición”, ha habido también una profanación de la Eucaristía al dar la Comunión a quienes públicamente están privados de ella por ley divina, porque “cualquiera que coma el pan o beba de la copa del Señor de manera indigna, será culpable de pecar contra el cuerpo y la sangre del Señor.(…y) porque el que come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propia condenación” (I Cor.11, 29).

Así lo describe el diario mencionado:

“La novia ingresó a la iglesia con la marcha nupcial, y, durante el acto religioso oficiado por el cura párroco Fabián Colman, con acuerdo del obispado regional, se leyó el Evangelio, se realizó la promesa de fidelidad de los cónyuges, se rezó el Padre Nuestro y el Ave María, y comulgaron los novios y varios de los 60 feligreses presentes.”

Quienes así proceden, despreciando la salvación de los pecadores que la Providencia puso en sus manos, dejándolos regodearse en su pecado –que clama al cielo- en vez de amonestarlos paternalmente para ayudarlos a convertirse, no pueden ser llamados pastores, sino ministros de Lucifer, que procede como ángel de luz, arrastrando hacia el abismo.

Y la “frutilla de la torta”, es la otra bofetada a la fe de los fieles, en que el obispo, Mons. Ignacio García Cuerva, no sólo no amonesta severamente ni suspende al sacerdote (como seguramente hubiera sucedido si alguno no se hubiera presentado sin el bozal reglamentario), sino que en un ridículo comunicado que envió a los demás obispos para ser distribuido al clero, se limita a lavarse las manos desligando responsabilidades y minimizando la cuestión, que por lo visto sólo amerita una “advertencia":

Río Gallegos, 7 de febrero de 2021

Desde la sede episcopal de la diócesis de Río Gallegos, y en referencia al acontecimiento sucedido en el día de ayer en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced de la ciudad de Ushuaia, al haber tomado conocimiento del mismo expresamos que no se autorizó desde este Obispado dicha celebración.

Al tiempo que acompañamos a todas las personas sin excepción alguna en su legítimo deseo de recibir la bendición de Dios, dejamos constancia que en este caso no se trata del sacramento de matrimonio tal como lo cree y sostiene la Iglesia.

El sacerdote en cuestión ya fue advertido convenientemente.

Como pastor propio de esta Iglesia diocesana quiero hacer llegar a todo el pueblo de Dios que peregrina en Santa Cruz y Tierra del Fuego mi cercanía, pidiendo que todos recemos para que siempre mantengamos la caridad cristiana hacia nuestro prójimo, acompañando sus dolores y sufrimientos, sus gozos y esperanzas, y a la vez conservando el depósito de la enseñanza de Jesús, el Señor.

+ Mons. Jorge I. García Cuerva

Obispo de Santa Cruz y Tierra del Fuego

Diócesis de Río Gallegos

Releemos:  “En este caso no se trata del sacramento de matrimonio tal como lo cree y sostiene la Iglesia.”

¿Sugiere acaso que hay “otro modo” de matrimonio, que no es como lo cree la Iglesia, sino como lo sostiene el mundo? ¿Y por qué se lo celebra dentro de la Iglesia, presidido por un ministro de la Iglesia? 

Si alguien hace algo que no se corresponde con lo que debe hacer, en el lugar y la forma en que debe hacerse, ¿no se trata de una parodia? ¿o es que quien lo hace, es un impostor, que no responde al fin para el cual se realiza lo que se hace y donde se hace? 

A ver, más claro: si se sostiene la fe de la Iglesia, debemos convenir que la homosexualidad práctica, consentida y defendida de forma militante es pecado grave, y el pecado no puede bendecirse. Ergo, ¿para qué se monta este espectáculo? ¿A quién están favoreciendo estos presuntos pastores, a las ovejas o al lobo?

Quien quiera entender, que entienda. Y quien no quiera…en fin; Nuestro Señor curó a los ciegos que pedían ver, y no a quienes se ufanaban de su ceguera.

Recordemos entonces que entre los sucesores de los apóstoles puede haberlos de San Andrés, de Sto. Tomás, o también de Judas, y según los frutos, podremos distinguirlos.

bautismFlordelaVLo cierto es que no se trató de ninguna “distracción” episcopal ni de meras actitudes pastorales, sino de otro credo que pasito a paso pretende ir tomando el sitio del credo católico.  García Cuerva es el mismo “cura villero” que hace ya varios años, exactamente en el 2012 utilizó la basílica céntrica del Santísimo Sacramento (ver al lado tapa de revista) para protagonizar el mediático bautismo de los hijos de quien -como hijo de la Iglesia- fuera bautizado como Carlos Trinidad, pero que hoy se hace llamar Flor de la Vega (fuertemente militante de la “causa” abortista), bajo el rotundo silencio del entonces Cardenal J. M. Bergoglio.

Suponemos que aquel alarde de “misericordia” habrá sido tenido en cuenta para la elevación de García Cuerva al episcopado , que le fue conferido a su vez por Mons. Lugones…

No; no es ocioso aprender a “armar rompecabezas”, y recordar de paso el exhaustivo y certero informe del p. Oko sobre la Homoherejía, que publicamos parcialmente aquí  y aquí. 

El lema de la carta pastoral del 2020 del obispo de Río Gallegos fue “una iglesia renovada, una caridad creativa”, lo cual deberíamos leer: “una iglesia que no es católica, una caridad perversa”, más bien su caricatura, porque no hay caridad sino en la Verdad, y ésta es Una, ayer, hoy y siempre.

————————————————————-

 Infocatólica necesita su colaboración para seguir adelante; le sugerimos cómo hacerlo

22 comentarios

  
Osvaldo
Lo que muchos sospechabamos, sufriamos, imaginabamos, aunque buscaramos mil maneras de justificarlo, va exponiendose claramente ante nuestros ojos...
La verdad es la verdad, los hechos son los hechos. El resto es teologia alemana....
08/02/21 4:52 PM
  
Marcelo
Ahora entiendo, con ese personaje de Obispo está todo dicho, el Sacerdote está apoyado por el obispo y este a su vez por ...
08/02/21 5:05 PM
  
millan
Esto era su objetivo los que quedan a las catacumbas si queda sacerdotes con la MISA DE SIEMPRE ....ellos tienen los templos ; nosotros la FE
08/02/21 5:19 PM
  
pacomio
Dios Nuestro Señor le recompense la ardua tarea de defender y propagar la recta Doctrina, y el ser voz esclarecida de los que no pueden gritar.
08/02/21 5:19 PM
  
ALBERTI
gracias Sra Virginia, como siempre clarisima.
08/02/21 6:13 PM
  
Agus
No entiendo cuál es el problema en que se bauticen a los hijos de Florencia de la V.
------------------
V.G.: Agus, los hijos de Fde la V. ya fueron bautizados en el 2012. La objeción no va contra los niños, sino en pro de seguir las normas que la Iglesia da como Maestra en la vida de fe, y no es cuestión de tomar su disciplina como puro adorno o tema opinable. Leemos así por ej.
Catecismo de la Iglesia Católica 1255
“Para que la gracia bautismal pueda desarrollarse es importante la ayuda de los padres. Ese es también el papel del padrino o de la madrina, que deben ser creyentes sólidos, capaces y prestos a ayudar al nuevo bautizado, niño o adulto, en su camino de la vida cristiana (cf CIC can. 872-874). Su tarea es una verdadera función eclesial (officium; cf SC 67). Toda la comunidad eclesial participa de la responsabilidad de desarrollar y guardar la gracia recibida en el Bautismo.”

Y en el Código de Derecho Canónico (que es la ley por la que nos regimos los católicos):
868 § 1. Para bautizar lícitamente a un niño, se requiere:
1/ que den su consentimiento los padres, o al menos uno de los dos, o quienes legítimamente hacen sus veces;
2/ que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza debe diferirse el bautismo, según las disposiciones del derecho particular, haciendo saber la razón a sus padres.

Dicha "esperanza fundada de que sea educado en la fe católica", con tutores que viven directamente al margen no sólo de la ley eclesiástica sino negando la ley natural, no existe, y existe el riesgo de jugar con la gracia de Dios.
De hecho, como comentamos, Flor de la V. ha sido una de las figuras mediáticas relevantes a favor del aborto. ¿Qué tipo de mensaje "católico" han recibido sus hijos?...
Si le parece oportuno, le recomiendo leer el extenso artículo de Arraiz sobre un tema semejante, sobradamente fundamentado, aquí.
08/02/21 7:08 PM
  
Markus
Parece deducierse del artículo que no se puede bendecir a un homosexual (persona ante todo). Ahora si es lícito bendecir armas como se hizo en un pasado o bueno vete a saber... Y luego llamar pecado al amor, pues bueno... Al fin y al cabo todos los argumentos que se dan son basados en el odio.´
-----------------
V.G.: Sólo publico su comentario a modo ilustrativo, para que se note el grado de ideologización que padecen algunos fieles sin adecuada formación, pero siempre listos a repetir los cantitos que sirven de leit motiv a los que atizan contra la Iglesia, pretendiendo una caricatura de ella.
Con esa excusa llegarán en unos años a argumentar que la pedofilia es sólo "una forma de amor". ^
Por supuesto que en general, todo pecado se basa en el amor...DESORDENADO. Tiene así la avaricia, por amor desmedido al dinero o los bienes materiales, y el homicidio o la mentira, por amor propio o conveniencia, que es lo mismo. El egoísmo y la soberbia son "un modo de amor" que coloca al propio yo en lugar de Dios. Sin orden tenemos el infierno; por eso al demonio le encanta la anarquía.
08/02/21 7:48 PM
  
Néstor
¿Y qué dicen los demás Obispos?
Saludos cordiales.
--------------
V.G.: Buena pregunta, Néstor. Busquemos un sicómoro para sentarnos a su sombra a esperar....
08/02/21 9:15 PM
  
Claudio
Es indignante que hablen con tanto descaro. carecen del temor de Dios.
Y en cuanto a ese obispo, no sabía que había bautizado a los "hijos" de aquel travesti, que a comienzos de los noventa, lo presentó en sociedad el pornógrafo Sofovich.
Y si este obispo bautizó a esas desventuradas criaturas, ya está todo dicho.
Me siento con muchísima impotencia por no poder ayudar a nuestra madre la Iglesia Católica.
Dios le bendiga y gracias por estar al servicio de la sana doctrina..
----------------
V.G.: Por supuesto que siempre podemos ayudar, Claudio, ante todo sufriendo, reparando, rezando, ofreciendo, y practicando siempre las obras de misericordia espirituales, que nadie puede alegar imposibilidad para practicarlas. Seguir enseñando, aconsejando y corrigiendo "a tiempo y destiempo", y cuando sea preciso, por el bien de las almas. Ni una lágrima ni un Ave María cae jamás en saco roto.
08/02/21 10:22 PM
  
teresita
Estamos en época de carnaval ......
08/02/21 11:41 PM
  
Perplejo
Algunos en la iglesia están en el intento firme de instalar la ideologia de género y el emotismo, absolutamente ya de moda en el mundo, poniéndolas al servicio de una hipotética (y falsa) autonomía del hombre. A poco tardar, este tipo de acciones se van a ir sucediendo cada vez con más frecuencia en la Iglesia, con el beneplácito más o menos explícito de esa parte de la jerarquía que se acomoda a los dictados mundanos. Será un asalto en toda regla a las verdades sustentadas por la Iglesia Católica que pondrá a prueba nuestra fe. No podemos callar : la verdad importa. Pidamos al Señor que perdone nuestra tibieza, nos sostenga en la fe y nos ayude a guardar su palabra desde el amor a los demás.
09/02/21 12:05 AM
  
Itonay
"O es que no saben que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No se engañen. Las personas que son sexualmente inmorales, los idólatras, los adúlteros, los hombres que se someten a actos homosexuales, los hombres que practican la homosexualidad, 10 los ladrones, los codiciosos, los borrachos, los injuriadores y los extorsionadores no heredarán el Reino de Dios" 1 Corintios 6: 9-10#Claro como el agua.
09/02/21 12:46 AM
  
Hector
El obispo de Diócesis tiene sede en Rio Gallegos, no en Ushuaia.
-----------
V.G.: Gracias por la corrección, lo enmiendo ahora.
09/02/21 1:28 AM
  
angeles wernicke
El año pasado, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernàndez, en visita al Santo Padre con su pareja -no casada- fue recibido en el Vaticano con todos los honores debidos a su caràcter institucional, y acto seguido participò de una Santa Misa celebrada por Monseñor Sànchez Sorondo, en la cual recibieron la Santa Comuniòn èl y su compañera. En dicha Santa Misa el obispo oficiante hizo una homilìa de caràcter polìtico ensalzando al fundador del credo peronista, Juan Domingo Peròn. Todo este acto NO FUE REPUDIADO por la autoridad eclesiàstica, como tampoco lo fue la comuniòn de dos personas pùblicamente en situaciòn de pecado por su convivencia sin estar casados... Ante èsto, recordè la Misa de Coronaciòn de San Juan Pablo II, en videos que se ofrecen habitualmente..
El director de la orquesta era el cèlebre Herbert von Karajan, , quien en el momento de la comuniòn se acercò al Santo Padre para recibirla, pero èsta le fue negada por el Papa, ante toda la concurrencia presente y mundial a travès de la televisiòn. Ese fue un ejemplo del debido respeto al Señor Eucaristìa, dado por un hombre santo... y acatado por un catòlico famoso que sabìa que no estaba en condiciòn espiritual de recibir la Santa Comuniòn. Al terminar la Santa Misa, el Papa se acercò a von Karajan y cambiò unas palabras con èl, probablemente alusivas al suceso...
----------------------------
V.G.: Gracias por el ejemplo, Ángeles. Un testimonio de que S.J.Pablo II era en católico.
Lo de Fernández sí fue, en cambio, repudiado por los católicos del mundo. El respeto a la Eucaristía, tal como en épocas de Enrique VIII, es divisoria de aguas, y fuente de discernimiento.
09/02/21 11:55 AM
  
Luis López
Markus, las armas en sí mismas no tienen conciencia y voluntad, moralmente son indiferentes, no así el uso que pueda hacerse de las mismas. Por ese motivo, es razonable que el sacerdote bendiga las armas de un policía (encargado de velar por el bien común) e igualmente ningún sacerdote bendecirá las armas de alguien que quiere violar con ella la ley de Dios, matando por ejemplo a un inocente.

Del mismo modo, si alguien (sea o no homosexual) le dice a un sacerdote que tiene voluntad de seguir viviendo de manera contraria a la ley de Dios, no se le puede bendecir. Sí, exhortarle a que cambie de vida y se reconcilie con Dios.
09/02/21 1:44 PM
  
Mark_Ar
Del grueso del clero y del episcopado argentino lamentablemente ya no me sorprende más nada. Solo cabe pedir a Dios una Intervención Divina para poner fin a todos estos males, ya que desde el punto de vista humano ya no hay punto de retorno, ya no se puede hacer más nada. Estamos ante gente que ha perdido por completo la fe.
----------
"Suponemos que aquel alarde de “misericordia” habrá sido tenido en cuenta para la elevación de García Cuerva al episcopado , que le fue conferido a su vez por Mons. Lugones…"
A propósito de Mons. Lugones. No es el mismo que estuvo relacionado a una carta de una logia masónica?.
Cuál es su opinión?.
--------------------------
V.G: Sí, es verdad. Para ser precisos: El Obispo de Lomas de Zamora, Mons. Jorge Rubén Lugones, envió a la Logia Masónica "Giuseppe Mazzini" No. 118 sus "felicitaciones" por el 126 aniversario de su fundación.
La carta tiene fecha del 11 de septiembre y fue dirigida por el Obispo al Sr. Martin Sarubbi de la "Venerable Logia Giuseppe Mazzini, diciéndoles "Que esta celebración los aliente a continuar trabajando por sus ideales de amor, servicio a la humanidad y hermandad universal", y por supuesto, la Logia lo publicó en su facebook.
Qué opino? Que la masonería, ya encaramada entre las más altas jerarquías de la Iglesia, ya no tiene vergüenza, y por eso se siente envalentonada creyendo que está a un paso de morder el talón a la Mujer vestida de Sol.
Pero Ella le aplastará la cabeza. Paciencia, que todo llega.
09/02/21 5:02 PM
  
Markus
No puedo creer lo que leo de algunas personas, tratando de comparar a los homosexuales con los animales. Tiene que saber Luis que Jesús vino para salvar a todos. Y por Dios, que tiene que ver la pedofilia con todo esto, es un ejemplo de falacia de hombre de paja. Por cierto yo no he sido contaminado por ninguna ideología, sólo estoy amando al prójimo. Es arbitrario y falaz considerar que una persona homosexual mantiene conducta desordenada sólo por ser homosexual, poniéndolo a la altura de un lunático, y seguro está más cuerdo que muchos de aquí. Los animales, que algunos practican la homosexualidad ¿cometen actos desordenados? Y es la naturaleza. Por cierto Luis le dio un consejo, aunque se poco caso va a hacer, no tratar de cambiar a la gente respeta y quierala tal y como es.
-----------------------------
V.G.: ¿Quién comparó a los homosexuales con los animales? Si vamos al caso, ya que lo menciona, hay que admitir que generalmente con el pecado el hombre pierde en cierto modo su semejanza divina y tiende así a asemejarse, por los pecados carnales, a los animales, y por los pecados espirituales, a los demonios. Esto es doctrina católica, no invención nuestra.
Dado que ud. demuestra no tener idea de lo que es el recto orden de la ley natural, ni de la ley divina, no está capacitado para entender entonces lo que es una conducta desordenada, porque no está razonando bien.
A quien está en pecado, Markus, si ud. lo quiere bien, ha de querer el mayor bien para él, que es su salvación, haciéndolo tomar conciencia de la maldad de su pecado, para que al convertirse viva feliz aquí y en la eternidad. Pero esto sólo lo entenderá si es realmente cristiano; muchos hermanos evangélicos tienen en esto las cosas más claras que los católicos liberales, que hace rato que han dejado de ser ni siquiera cristianos.
Y si ud. quiere a un adicto, no lo deje en su vicio, trate de ayudarlo a salir.
Pero si prefiere conformarse con sonreír, eso es sensiblería barata, no tiene nada que ver con el amor al prójimo.
09/02/21 5:52 PM
  
Maria
Una vez más va afianzándose la Nueva Misericordia que se va cargando poco a Poco La Palabra de Dios escrita en la Biblia, así de claro y así de sencillo. Aquí tenemos al Anticristo trabajando libremente con el crecimiento a todos los niveles de la Nueva Misericordia. Toda esta locura de Bodas, bautizos y Comuniones forman parte de la Nueva Misericordia, dentro de poco si seguimos en esta locura, surgirán las primeras correcciones de la propia Biblia para adecuarla mejor a los Nuevos tiempos/ Nueva Misericordia......perdonad que repita tanto la Palabra Nueva Misericordia....en el fondo es una estrategia absurda e infantil para atraer a los alejados.....alejándoles aún más....porque con esta actitud muchos representantes de la Iglesia hacen creer a toda esta pobre gente en un Dios que bendice los pecados que cometemos...en vez de llevarles el auténtico mensaje de Jesucristo....Tomad vuestra Cruz y seguidme, Convertios y Creed en el evangelio, y yo hago Nuevas todas las cosas....y no se refiere precisamente a que bendecirá nuestros errores e incoherencias...
----------------------------------
V.G.: Así es.
A continuación una cita muy oportuna del Doctor Moral, que ahora mismo agrego como acápite de este post:

LA TENTACIÓN DE LA MISERICORDIA
Por San Alfonso María de Ligorio
"El demonio lleva los pecadores al infierno, no con los ojos abiertos, sino cerrados: primeramente los ciega, y después los lleva a penar enteramente en su compañía. (...) «Haz este pecado que después te confesarás». Este es el engaño con que el demonio ha llevado al infierno millares de cristianos. Porque es difícil hallar un cristiano que haga propósito de condenarse. Todos cuantos pecan, pecan con la esperanza de confesarse; y por eso se han condenado después tantos. «Pero Dios es misericordioso». Aquí tenéis otro engaño con que el demonio alienta a los hombres al pecado y a perseverar en él. Dice un autor, que más almas conduce al Infierno la falsa esperanza en la misericordia de Dios, que la justicia divina. Y así sucede, efectivamente, porque confiando ciegamente muchos en la misericordia de Dios, siguen en la senda del pecado, y se condenan miserablemente. «Dios, dicen, es misericordioso». Lo es en verdad: nadie lo niega. Sin embargo, ¿cuántos envía al Infierno cada día? Es misericordioso con los pecadores, pero solamente con aquellos que se arrepienten de haberle ofendido, y temen volverle a ofender. Más con aquellos que abusan de su misericordia para más ofenderle, es justo."
(San Alfonso María de Ligorio, "Sermones abreviados para todas la Dominicas del Año").
12/02/21 9:51 AM
  
Rafaelus
Si se normaliza la homosexualidad, suponemos que propiciaría que después la pederastia también sea normalizada; entonces, al rehusar la comunión a los homosexuales, se puede presumir que después iríamos de regreso contra las madres solteras y los hijos ilegítimos, contra los laicos solteros sin hijos y hasta contra los hijos únicos que aunque fueran de familia tradicional, eran soberbios y egoístas ipso facto.
Tal vez sea mejor protestar por el pecado como hecho que se consuma y no por consecuencias potenciales extremas.
-----------------
V.G.: Aquí no se protesta contra "consecuencias potenciales" sino por la bendición del pecado en sí, propuesto como modelo de "familia" y ostentado con orgullo en marchas internacionales. ¿Le suena? Por otro lado, en nuestra sociedad ya está "normalizado" el concubinato y adulterio, el robo, la mentira, el aborto, y no por eso hemos de acostumbrarnos ni dejar de denunciarlo como gravemente inmorales, y mucho menos bendecirlos para que se los practique "en paz y con alegría".

14/02/21 9:41 PM
  
Rafaelus
Gracias por su respuesta, Virginia.
Y la mentira, el robo, el adulterio y el aborto, aunque se legalicen, no por ello deben normalizarse, y aún así, el pecado no deja de serlo porque muchos lo acepten como normal, hay cosas a las que no debe uno acostumbrarse aunque se diga que son normales. Sólo he querido advertir acerca de pensamientos extremistas del tipo de "quien miente, roba y mata", como ejemplo.
También, observando la tentación de la misericordia, recordemos que el mandamiento de amor al prójimo es complemento del primer mandamiento de amar a Dios por sobre todo, no es de los últimos. No deberíamos entonces restringir la misericordia en sendas tan estrechas que no se pueda transitar. La misericordia es la opción práctica para los humanos terrenales que por nuestra naturaleza material y egoísta, amamos a gente allegada, igual que aman los impíos a los suyos, mientras no podemos amar al prójimo y menos a Dios, a quien no vemos, como reconoció San Juan; con sólo esa limitación estamos caídos todos.
-------------------
V.G.: Perdón, Rafaelus, pero no termino de entender adónde apunta su comentario. Por supuesto que "caídos somos todos", ¿pero sugiere entonces que por eso hemos de dejar de condenar el pecado?
¿En serio cree que la misericordia es un "dejar pasar", y no instar a la conversión? Piense que, por el contrario, es una muestra de misericordia el que Dios nos dé todavía tiempo para convertirnos, y es FALTA de misericordia -y criminal- dejar al pecador en su pecado, sea el que fuere, sin advertirle el peligro al que se expone.

14/02/21 11:38 PM
  
Rafaelus
Misericordia no tiene que ser "dejar pasar" sino regular en opciones lo suficiente amplias para que las personas puedan vivir integradas en armonía en este mundo que, ante los peligros que después nos esperan, parece la opción más segura que nos queda, pues ya que no podemos cumplir el Primer Mandamiento para Dios ni por el prójimo, eso nos condena más que no cumplir el sexto y siguientes.
-----------------
V.G.: La amplitud termina donde comienza el pecado, y para misericordia, el sacramento de la Confesión es un océano de ella, ¿quiere ud. inventar algo mejor que lo que nos ha dejado Nuestro Señor?
El propósito de enmienda no es compatible con el orgullo por el pecado, porque el blanco no es negro, simplemente. Se trata de coherencia, no de "amplitud", o como dice el refrán, "no tan calvo que se le vean los sesos"!.
15/02/21 3:54 AM
  
M.Angels
Sobre la misericordia. Cuando leemos en el Evangelio " Bienaventurados los misericordiosos porque alcanzarán misericordia" , lo que se pone en paralelo es la misericordia que Dios tiene con nosotros y la que, en una escala mucho más ínfima, debemos tener nosotros con nuestros hermanos. Es decir, si queremos que Dios perdone nuestras ofensas, nosotros debemos perdonar a quien nos ofende A NOSOTROS. Es la única cosa que podemos perdonar, la ofensa que se dirige A MÍ. La que se dirige a otro, no la puedo perdonar yo. Y menos la que se dirige a Dios. Si, con la gracia de Dios perdono a quien me ha ofendido, el Señor perdonará MIS pecados CUANDO ME ARREPIENTA Y LE PIDA PERDÓN. Eso es la misericordia, perdonar al que se arrepiente. Pero sólo puede perdonar la persona ofendida. Dios es la persona ofendida cuando, usando la vida, el cuerpo, el pensamiento, las manos, los bienes que Él nos da, desobedecemos voluntariamente su ley. Eso es el pecado. Y perdonar no es declarar que lo malo es bueno, al estilo de ese infeliz sacerdote, sino ayudar y dar una segunda oportunidad a quien quiere salir del mal. Eso es lo que hace Dios: perdona si hay arrepentimiento. Esa es la condición. Y nosotros, imagen de Dios, podemos perdonar a un ofensor que se arrepiente del mal causado, pero no a uno que alardea de ello en nuestras narices, esto es una ofensa añadida. Pues con Dios, lo mismo.
Por eso tiene toda la razón Virginia al calificar el hecho de sacrílego y blasfemo. Es burlarse de Dios.
01/03/21 8:44 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.