(283) Mons, Schneider: Uniones civiles del mismo sexo y la fe católica

mons.SchCon el poder del Espíritu Santo que vive en nosotros,

cuida la preciosa enseñanza que se te ha confiado.

(II Tim. 1, 14)

***

Mientras aquí y allá van surgiendo una vez más, voces que intentan justificar con subterfugios expresiones del todo inadmisibles, agradecemos una vez más a todos los obispos y sacerdotes que sin respetos humanos, esclarecen la doctrina católica, que nadie puede alterar. Agradecemos especialmente aquí la solícita y auténtica caridad de Mons. Schneider tanto para con el Sumo Pontífice, como para con los fieles.   Las negritas son nuestras.

———————————————————————-

Uniones civiles del mismo sexo y la fe católica

por Mons.A.Schneider

La fe católica en la voz del magisterio perenne, el sentido de la fe de los fieles (sensus fidelium) así como el sentido común, rechazan claramente cualquier unión civil de dos personas del mismo sexo, unión que tiene como objetivo que estas personas busquen el placer sexual entre síIncluso si las personas que viven en tales uniones no participaran en el placer sexual mutuo, algo que en realidad se ha demostrado que es poco realista, tales uniones representan un gran escándalo, un reconocimiento público de los pecados de fornicación contra la naturaleza y una ocasión próxima y continua de pecadoQuienes abogan por las uniones civiles entre personas del mismo sexo son, por tanto, también culpables de crear una especie de estructura de pecado, en este caso de la estructura jurídica de la fornicación habitual contra la naturaleza, ya que los actos homosexuales pertenecen a los pecados que claman al cielo, como dice el Catecismo de la Iglesia Católica (ver n. 1867).

Todo verdadero católico, todo verdadero sacerdote católico, todo verdadero obispo católico debe, con profundo dolor y un corazón lloroso, lamentarse y protestar contra el hecho inaudito de que el Papa Francisco, el Romano Pontífice, el sucesor del apóstol Pedro, el Vicario de Cristo en la tierra , manifestara en la película documental “Francesco”, que se estrenó el 21 de octubre del 2020 como parte del Festival de Cine de Roma, su apoyo a las uniones civiles del mismo sexo. Tal apoyo del Papa significa apoyo para una estructura de pecado, para un estilo de vida contra el sexto mandamiento del Decálogo, que fue escrito con los dedos de Dios en tablas de piedra en el Sinaí (ver Ex. 31:18) y entregado por manos de los ángeles a los hombres (ver Gálatas 3:19). 

Lo que Dios ha escrito con su mano, ni siquiera un Papa puede borrarlo ni reescribirlo con su mano o con su lengua. El Papa no puede comportarse como si fuera Dios o una encarnación de Jesucristo, modificando estas palabras del Señor: “Habéis oído que se dijo: ‘No cometerás adulterio’. Pero yo les digo que todo el que mira a una mujer con lujuria, ya cometió adulterio con ella en su corazón ”. (Mt 5, 27-28) y en lugar de esto decir, más o menos, lo siguiente: “Habéis oído que se dijo: ‘No cometerás adulterio’, ’si un hombre se acuesta con un varón como con una mujer, ambos han cometido una abominación’ (Lev. 20:13), ‘hombres que practican la homosexualidad no heredarán el reino de Dios ”(1 Cor. 6: 9); ‘la práctica de la homosexualidad es contraria a la sana doctrina’ (1 Tim. 1:10). Pero les digo que para las personas que sienten atracción por el mismo sexo “tenemos que crear una ley de unión civil. De esa forma están cubiertos legalmente”.

Todo Pastor de la Iglesia y, sobre todo el Papa, debería recordar siempre a los demás estas serias palabras de Nuestro Señor: “Así, el que quebrante uno solo de estos mandamientos, incluso de los más pequeños, y enseñe a los hombres a hacer lo mismo, será el más pequeño en el Reino de los Cielos” (Mt 5:19). 

Todo Papa debe tomarse muy en serio lo que proclamó el Concilio Vaticano I: “Así el Espíritu Santo fue prometido a los sucesores de Pedro, no de manera que ellos pudieran, por revelación suya, dar a conocer alguna nueva doctrina, sino que, por asistencia suya, ellos pudieran guardar santamente y exponer fielmente la revelación transmitida por los Apóstoles,“. (Constitución Dogmática Pastor aeternus , cap.4)

Abogar por una ley para que se dé cobertura legal a un estilo de vida contrario al Mandamiento explícito de Dios, contra la naturaleza humana y contra la razón humana, es una nueva doctrina, que “quienes cosen lazos para todas las articulaciones de las manos y hacen velos de todos los tamaños para la cabeza” (Ez. 13:18), una nueva doctrina que “pervierte la gracia de nuestro Dios en lascivia” (Judas 4), una doctrina que evidentemente está en contra de la Revelación Divina y la enseñanza perenne de la Iglesia de todos los tiempos. Tal doctrina conspira con el pecado y, por lo tanto, es una medida sumamente anti-pastoral. 

Promover jurídicamente un estilo de vida pecaminoso va en contra del núcleo del Evangelio mismo, ya que las personas en uniones del mismo sexo a través de sus actos sexuales ofenden gravemente a Dios. Nuestra Señora de Fátima hizo el llamado maternal a toda la humanidad para que deje de ofender a Dios, que ya está demasiado ofendido.

La siguiente voz del Magisterio, se hace eco fielmente de la voz de Jesucristo, Nuestro Divino Maestro, la Verdad Eterna y la voz de la Iglesia y de los Papas de todos los tiempos:

  • “si las leyes o preceptos de los gobernantes estuvieran en contradicción con aquel orden y, consiguientemente, en contradicción con la voluntad de Dios, no tendrían fuerza para obligar en conciencia.“. (cf. Juan Pablo II, Encíclica Evangelium vitae , 72)
  • Las legislaciones favorables a las uniones homosexuales son contrarias a la recta razón porque confieren garantías jurídicas análogas a las de la institución matrimonial a la unión entre personas del mismo sexo. Considerando los valores en juego, el Estado no puede legalizar estas uniones sin faltar al deber de promover y tutelar una institución esencial para el bien común como es el matrimonio.(Congregación para la Doctrina de la Fe, «Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales» , n. 6)
  • “Se podría preguntar cómo puede contrariar al bien común una ley que no impone ningún comportamiento en particular, sino que se limita a hacer legal una realidad de hecho que no implica, aparentemente, una injusticia hacia nadie. En este sentido es necesario reflexionar ante todo sobre la diferencia entre comportamiento homosexual como fenómeno privado y el mismo como comportamiento público, legalmente previsto, aprobado y convertido en una de las instituciones del ordenamiento jurídico. El segundo fenómeno no sólo es más grave sino también de alcance más vasto y profundo, pues podría comportar modificaciones contrarias al bien común de toda la organización social. Las leyes civiles son principios estructurantes de la vida del hombre en sociedad, para bien o para mal. Ellas « desempeñan un papel muy importante y a veces determinante en la promoción de una mentalidad y de unas costumbres  ».(14) Las formas de vida y los modelos en ellas expresados no solamente configuran externamente la vida social, sino que tienden a modificar en las nuevas generaciones la comprensión y la valoración de los comportamientos. La legalización de las uniones homosexuales estaría destinada por lo tanto a causar el obscurecimiento de la percepción de algunos valores morales fundamentales y la desvalorización de la institución matrimonial.“. (ibídem.)
  • “Las relaciones sexuales son humanas cuando y en cuanto expresan y promueven la ayuda mutua de los sexos en el matrimonio y quedan abiertas a la transmisión de la vida.”. (ibíd., n. 7)
  • Poniendo la unión homosexual en un plano jurídico análogo al del matrimonio o la familia, el Estado actúa arbitrariamente y entra en contradicción con sus propios deberes.”. (ibíd., n. 8)
  • No atribuir el estatus social y jurídico de matrimonio a formas de vida que no son ni pueden ser matrimoniales no se opone a la justicia, sino que, por el contrario, es requerido por ésta..hay suficientes razones para afirmar que tales uniones son nocivas para el recto desarrollo de la sociedad humana, sobre todo si aumentase su incidencia efectiva en el tejido social”. (ibídem.)
  • constituye una grave injusticia sacrificar el bien común y el derecho de la familia con el fin de obtener bienes que pueden y deben ser garantizados por vías que no dañen a la generalidad del cuerpo social.” (ibid., N. 9)
  • “Además, existe el peligro de que una legislación, al fundamentar determinados derechos en la homosexualidad, aliente concretamente a una persona con tendencia homosexual a declarar su homosexualidad o, incluso, a buscar un compañero con el que poder beneficiarse de las disposiciones de la ley.” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Algunas consideraciones acerca de la respuesta a las propuestas legislativas sobre la no discriminación de las personas homosexuales , 24 de julio de 1992, n. 14)

Todos los católicos, sean fieles laicos o niños pequeños, hombres y mujeres jóvenes, padres y madres de familia, personas consagradas, monjas de clausura, sacerdotes y obispos, que se mantienen inviolablemente firmes y “luchan por la fe que fue entregada una vez y para siempre a los santos ”(Judas 3), y que por eso son despreciados y marginados en la periferia de la vida de la Iglesia de nuestros días, lloren y clamen a Dios para que, por la poderosa intercesión del Inmaculado Corazón de María, quien en Fátima dijo que la gente debe dejar de ofender a Dios, que ya está demasiado ofendido, el Papa Francisco pueda convertirse y retractarse formalmente de su aprobación a las uniones civiles del mismo sexo, a fin de confirmar a sus hermanos, como el El Señor le ha mandado (Cf. Lucas 22:32).

Todos estos pequeños de la Iglesia (niños, jóvenes, jóvenes, padres y madres de familia, monjas de clausura, sacerdotes, obispos) seguramente dirían al Papa Francisco: “Santísimo Padre, por la salvación de vuestra propia alma inmortal, por el bien de las almas de todas aquellas personas que a través de su aprobación de las uniones del mismo sexo están con sus actos sexuales ofendiendo gravemente a Dios y exponiendo sus almas al peligro de perderse eternamente, conviértase, retráctese de su aprobación y proclame con todos sus predecesores la siguiente enseñanza inmutable de la Iglesia":

La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales.“. (Congregación para la Doctrina de la Fe, «Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales», n. 11)

Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad. La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad.(ibíd., n. 11)

Con la increíble aprobación por parte del Papa de las uniones entre personas del mismo sexo, todos los verdaderos hijos de la Iglesia se sienten huérfanos, y ya no escuchan más la voz clara e inequívoca del Papa, que debe guardar inviolablemente y exponer fielmente la Revelación, el Depósito de la Fe, entregado a través de los apóstoles.

Los verdaderos hijos de la Iglesia de nuestros días podrían usar estas palabras del Salmo 137, diciendo: Nos sentimos como en el exilio, junto a los ríos de Babilonia, llorando al recordar a Sión, al recordar la enseñanza luminosa y clara de los papas, de nuestra Santa Madre Iglesia. 

Sin embargo, creemos inquebrantablemente en las palabras de Nuestro Señor, que las puertas del infierno no prevalecerán contra Su Iglesia. 

El Señor vendrá, aunque llegue tarde, sólo en la cuarta vigilia de la noche, para calmar la tormenta dentro de la Iglesia, para calmar la tormenta dentro del papado de nuestros días, y dirá: “Ánimo; soy yo. No tengáis miedo. Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste? Y en cuando subieron a la barca, el viento cesó”. (Mt. 14: 27; 32-33)

Nuestro Señor le dirá también al Papa Francisco: “Porque de qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, y sufre la pérdida de su propia alma? ¿O qué podrá dar para recobrarla? Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno según sus obras ”. (Mateo 16: 26-27); y Nuestro Señor dirá además al Papa Francisco:

“Pero yo he rogado por ti para que tu fe no desfallezca; y tú, cuando te conviertas, confirma a tus hermanos.”(Lucas 22:32)

22 de octubre de 2020

+ Athanasius Schneider, obispo auxiliar de la archidiócesis de Santa María en Astana

—————-

Infocatólica necesita su ayuda para poder continuar.

49 comentarios

  
Luis López
Aquí tenemos a un obispo que piensa y siente con la Iglesia (con el depósito de fe y moral recibido) frente a nuestro Papa que vuelve a dar muestras que no piensa y siente con la Iglesia (con el Depósito de fe y moral que le ha sido confiado, exclusivamente para preservarlo y entregárselo inmaculado a su sucesor).

Es verdad que es una frase dicha en una entrevista, que no está fijando de manera definitiva una materia de moral, pero es desolador y deprimente ver que el Santo Padre en tantos aspectos ni piensa ni siente con la Iglesia Católica y con su doctrina. Y eso tiene tremendas consecuencias para la fe de los sencillos. Es asombroso que el Santo Padre, que es un hombre inteligente, no perciba las tremendas consecuencias de sus graves errores.

Nuestra obligación como católicos laicos en muy clara: rezar por los buenos pastores y rezar -mucho más aún- por los malos pastores.

Por los primeros, para el Señor les siga fortaleciendo a fin de ser los guías de un mundo que va sin remisión al abismo; por los segundos, para que se arrepientan y eviten el castigo que Dios dará a todos los que, en los altísimos puestos en los que fueron colocados, pervirtieron la sana doctrina y desviaron la fe de los sencillos.
23/10/20 9:24 AM
  
En Tí confío
Qué la Santísima Trinidad bendiga a este santo Obispo por su rectitud y por ser siempre fiel a Nuestro Amado Señor Jesucristo. Qué la Virgen Santísima lo proteja siempre y le propicie infinitas gracias. Amén
23/10/20 10:52 AM
  
Daniel Iglesias
Muy bueno. Muchas gracias, Virginia.
-----------------
V.G.:¡Demos gracias a Dios, Daniel, que nos consuela y fortalece siempre con pastores fieles en medio de la confusión!
23/10/20 11:20 AM
  
Cristián Yáñez Durán
También debemos rezar por el alma de este Papa. Hay de él si no se convierte.
Respecto de él todos los fieles son "los pequeños".
Y ya sabemos lo que dijo Nuestro Señor de los escandalizadores.
23/10/20 1:07 PM
  
Centurión Cornelio
¡Bravo por Schneider, eso es hablar claro!
23/10/20 1:29 PM
  
Pedro
Lo que no tiene sentido es que se pida una legislación para una situación definida exclusivamente por la sexualidad (lo cual no es el caso en el matrimonio: se asume mucho más que la práctica sexual).
Si se pide una legislación civil ha de ser para cualquier tipo de unión estable voluntaria de personas INDEPENDIENTEMENTE del motivo. ¿Dos amigos que quieren compartir su vida SIN SEXO (son impotentes)? ¿dos ancianos que quieren vivir juntos?...
Cualquier otra cosa es hablar sin propiedad y trasladar el problema al sexo... Del que la sociedad civil no debería saber nada. Ni la religiosa.
-------------------------
V.G.: A la Iglesia le compete hablar de ello desde que es una sociedad que tiene por fin la salvación eterna de los hombres, y a ésta se la obstaculiza desde las estructuras de pecado. Una legislación que facilita y promueve el pecado dando las espaldas a la Ley Divina, que establece no uno sino dos Mandamientos referidos a la sexualidad, no puede ni debe pasar desapercibida para la Iglesia.
23/10/20 1:33 PM
  
pedro de Madrid
Creo que el Papa tiene un asesor jesuíta, un tal Mártin, que es progay. Seguiremos rezando por el Papa para que Dios lo ilumine
23/10/20 1:48 PM
  
Pedro Luis Llera
Da gusto leer a un obispo católico.
23/10/20 2:20 PM
  
Palas Atenea
A mi me parece un contradicción en los términos, según lo que he leído, que el Papa dijera primero que matrimonio es la unión de un hombre con una mujer para recomendar, acto seguido, que los homosexuales regularicen su situación civilmente. Es claro que la Iglesia no considera, porque no es su tarea, que todas aquellas uniones de hombres y mujeres que no sean católicas no sean matrimonios, según el sensus fidei mis padres sí consideraban matrimonio a la pareja de hebreos que eran nuestros vecinos o los musulmanes que se casaban según su religión y formaban una familia.
No he visto nunca que un Papa no considere una familia a aquellas que no son católicas, siempre y cuando sean hombre y mujer.
Para nosotros el matrimonio es un sacramento, para los demás no lo será pero la unión es válida según sus principios por lo que era habitual hablar del marido de Yasmina o de la mujer de Abraham.
Ahora bien, considerar que una pareja de homosexuales debe regularizar su situación en la misma forma que montones de parejas la regularizan es motivo de escándalo porque implica que también a ellos los considera matrimonio.
Por otra parte vuelve a mezclar los asuntos diciendo que ser homosexual no es motivo para no ser miembro de una familia porque no dice a qué familia se refiere. Un homosexual tiene exactamente la misma familia que yo, que soy soltera: padres, hermanos, abuelos, tíos y primos y nadie niega eso ni dice que hayan nacido en una col.
Lo que no pueden es formar ELLOS una familia de ninguna de las maneras posibles porque no se puede formar una familia siendo ambos del mismo sexo, sencillamente por eso, y nada más ni nada menos que por eso.
Así que las afirmaciones del Papa son un totum revolutum de familias, parejas y otras zarandajas que solo pueden ser aprovechadas por aquellos enemigos de la Iglesia que ven en eso un cambio radical en la Doctrina. Y no hay forma de matizarlas, ni diciendo que han sido "desafortunadas" ni de ninguna otra manera.

23/10/20 2:54 PM
  
carmelo
excelente.
pienso que debería hablar de los "perros mudos" también, esto es escandaloso. El clero apoyando legalizar "uniones civiles" o como le quieran llamar son fornicarias y homosexuales.
seria mejor que corrieran para una curul con un partido político, ahí tendrán muchos adeptos.
Todo esto clama al CIELO y de seguro es escuchado.
23/10/20 2:58 PM
  
Rubén
2 Iglesias, la de Cristo, mártires, santos y misioneros y la de ahora.
23/10/20 3:30 PM
  
Palas Atenea
Me acabo de enterar por otro medio que a las palabras de satisfacción de James Martin sobre lo dicho por el Papa Francisco añadía que ya sabía que eso iba a ser "fuerte" en algunas naciones como Polonia o Uganda y el Cardenal Napier, ugandés, le ha contestado que ellos ya saben lo que son los homosexuales porque el mayor santuario de Uganda está dedicado a San Carlos Lwanga y Compañeros Mártires, cuya causa de martirio fue, precisamente, negarse a las proposiciones sexuales del rey de Uganda. Y que en África han tenido que combatir la brujería, la poligamia y otras prácticas con la Doctrina Católica en la mano para ahora decirles a sus fieles que ya no sirve nada de lo que les han dicho. Un rifirrafe.
Si Jesús vivió en Nazareth, pequeña aldea de Galilea, no hay por qué no pensar que los profetas de hoy estén en Astaná o en Kampala.
23/10/20 3:35 PM
  
Argia
Pedir que se legalicen las uniones homosexuales, es como decir, que dichas relaciones son buenas y queridas por Dios, en el caso de que lo haga un Papa.
Es también, como dichas relaciones No las quiere Dios, ( esta todo muy documentado) pedir que los homosexuales que vivan como uniones de hecho, se vayan al infierno, con la aprobación de un Papa.
Esto es muy fuerte. El Papa, por supuesto no querra que vayan al infierno, pero al contradecir la ley de Dios, y pedir que se les den los derechos legales para que vivan esa vida, en vez de llamarlos a la continencia, es lo que está haciendo.
"Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros como lo esperamos de Ti"

23/10/20 3:57 PM
  
Fernando Martin López Avalos
¡Pedimos por este santo Obispo! Como decía mi abuela, que los garbanzos de una libra son muy pocos. Pero valen su peso en oro. ¡Rogamos a Jesucristo para que lo conserve, lo haga feliz en la Tierra, le dé larga vida y lo libre de la mano de sus enemigos!
23/10/20 4:05 PM
  
maru
Este sí que es un.obispo católico y qye deja las cosas claras, porque muchas veces, ya no sabes qué religión profesas.
23/10/20 4:20 PM
  
Oscar
Recomendó las explicaciones dadas sobre este asunto del padre Santiago Martín en su Magnificat.tv que en este caso me parecen ponderadas y ajustadas a la verdad. Estas declaraciones del papa fueron hechas a una periodista mejicana en 2019 y recortadas, y ahora se publican sacadas de contexto. La unión civil mencionada significa una cobertura legal en la convivencia homosexual para casos como la pensión u otros similares, pero nada equiparables al matrimonio. Yo esto mismo se lo he leído a Benedicto XVI años antes, y no levantó el mínimo revuelo.
Repito, recomiendo las explicaciones del padre Santiago Martín, me parecen ajustadas a la verdad, el papa no abogo nunca por el matrimonio homosexual civil. Yo no defiendo a Francisco, soy lo que el editor de aquí llamaría un filolefevriano o lefevriano, como más le guste, pero aqui Francisco no defiende el matrinonio civil homo.
------------------
V.G.: Oscar, Mons. Schneider no interpreta que el Santo Padre haya hablado del "matrimonio" civil sino precisamente de lo que ud. dice, que es lo que han dicho sus palabras, pero precisamente, recuerda la doctrina católica al respecto. La "cobertura legal en la convivencia homosexual" es sencillamente un amparo legal para una unión que contradice expresamente la ley divina, por tanto significa un apoyo público, legal y civil del pecado. Esto, promovido por la máxima jerarquía eclesial, aunque sea en una conversación de café, es muy grave, aún no constituyendo por supuesto ningún tipo de Magisterio.
Finalmente, no se trata de "defender" a Francisco porque aquí no hay ataque a su persona, sino de defender y clarificar la fe de la Iglesia, y a los fieles que son escandalizados por estas expresiones.
23/10/20 5:22 PM
  
Oli
Sí Pedro Llera, sí.
Da gusto leer a un Obispo Católico como el Obispo de Roma, que además es Sumo Pontífice y Vicario de Cristo.
A Francisco, para que se me entienda bien claro.
23/10/20 5:32 PM
  
antonio
Pero es asi,no se puede desviar del Catecismo Universal de la Iglesia de 1993, de los Santos Padres, de la Sagrada Escritura, biblia de Monseñor Straumbiger, Nacar Colunga, de la Sagrada Tradición, de la Fe como la vivieron los Santos.Las almas sencillas!!!Es Un escandalo!!
Que la Resantisima Virgen Maria Ruegue por la Iglesia, San José, San Ignacio de Antioquia.
23/10/20 5:37 PM
  
Chico
Pero¿ por que muchas veces las palabras de este Papá producen tanto escozor malestar etc. en las almas?. Esto se tiene que acabar. Papel lápiz y escribir con exactitud las ideas a enseñar. Y luego a leerlas
.
23/10/20 6:09 PM
  
Luis F.
Hay muchas cosas que en general me llaman la atención sobre este post y en general sobre la polémica:
1. Teología completamente desactualizada y lenguaje que toca volver a leer para enterarse uno de lo que dice. La reacción católica tiene su perspectiva perdida porque no se entiende lo que transmiten. Que a estas alturas sigan hablando de cosas "escritas por la mano de Dios" o "mensajes entregados por angeles" es no comprender el mundo que se pisa.
2. El argumento de autoridad ya no vale ni para los católicos. "Esto es así porque está escrito aquí o allá" ya no es creíble.
3. Otra cosa que hace inverosímil la postura es su reacción anticaridad: ojalá los crimenes y hostilidades contra las personas LGBTI+, muchos profundamente creyentes, les merecieran la misma indignación que la defensa de su dignidad.
4. Lo más importante de lo expresado por Francisco no es la cuestión de las uniones civiles porque eso es política y nos ocupamos de ello votando. Lo verdaderamente trascendental acá es la clara reivindicación que hace Francisco de los gays: SON hijos de Dios. Sepan ustedes que contra eso se están revelando.
Paz y bien
----------------------
V.G: Repondo a sus objeciones:
1.- Si para ud. es desactualizada la Palabra de Dios, no veo por qué visita este portal. Viva ud. para el día de hoy y para el mundo que pasa, que otros que profesamos la fe católica preferimos caminar mirando a la eternidad.
2.- Me remito a 1. Distinga ud. por favor para qué "católicos" ya no es creíble la Sda. Escritura...¿no será que han dejado de ser católicos, lisa y llanamente?
3.- ¿Anticaridad? Definamos por favor los términos, Luis. Caridad es "amor a Dios por Sí mismo, y al prójimo POR AMOR A DIOS", que no tiene nada que ver con la sensiblería simpática de los shows, ni con la filantropía masónica. Por caridad quiero yo el bien de mis amigos y enemigos, y por eso no debo ocultarle a ninguno la Verdad.
4.- En ningún lado se ha negado que sean hijos de Dios, y por eso mismo es gravemente impedirles el camino al Cielo, la Casa de su Padre, sin advertirles que andan muchos por el camino errado. Incitarlos al vicio no es sino un desprecio de ellos y un desinterés por su salvación, por la que Cristo dio Su sangre.
23/10/20 6:53 PM
  
Oscar
V.G.: recuerdo perfectamente haberle leído en su día a Benedicto XVI en una entrevista exactamente la misma argumentación de Francisco, y no oí ni un murmullo en contra. Haber clamado contra las mismas palabras de BXVI en su día.
Es un escándalo permitir a James Martín campar a sus anchas incluso invitarle al evento de las familias, en vez de retirarlo; pero más escandaloso es cuando Ratzinger le dice en 1989 a un abusado por Maciel que no pediria a JP2 reabrir los archivos de Maciel porque necesitaban a los Legionarios en su lucha contra la teología de la liberación (y sus dineros claro). Esta bien alzar la voz ahora, pero ocasiones como estas hubo con los papas anteriores y todos callados, que cosa tan rara.
(No me refiero a atacar a la persona de Francisco sino a sus palabras.)
23/10/20 6:58 PM
  
valerie
El Papa le hace un guiño a la curia alemana que se quedó con la sangre en el ojo porque en el último sínodo de la Amazonia, el pontífice no les aprobó uno de los puntos claves que pretendía la curia germana como lo es la ordenación del sacerdocio femenino, entonces como el vaticano recibe dineros de la curia alemana, para que no se corte el chorro de dinero y como para tirarle un hueso conciliador es que ha dicho lo que dijo respecto de dar cobertura legal a los desviados que se unen en pareja, como para calmar los ánimos, como diciendo, no te aprobé lo del sacerdocio de mujeres, pero te hago un guiño de ojo respecto de los amanerados, pidiendo que el Estado les de alguna cobertura legal, pensiones, herencias,, etc. a toda ésta clase de parejas invertidas,... no sé, me parece que es así, el Papa no da puntada sin hilo y sabe lo que hace y dice, no es como dicen sus defensores que "malinterpretaron al Papa", o que "la prensa tergiversa todos sus dichos", mentira, él dijo lo que dijo, y los que lo defienden son iguales que él,. no sirven a Dios, sirven al ángel caído y sus secuaces en la tierra.
23/10/20 7:16 PM
  
Anacoreta
Gracias Mons, Schneider. Una luz en medio de la oscuridad hasta que el Señor vuelva.
23/10/20 7:22 PM
  
Manolo
No entiendo que se rice tanto el rizo: defender la doctrina católica no es incompatible con aceptar que un Gobierno regule las uniones homosexuales de quienes se supone que no son católicos...Y supongo que esa será la teoría del Papa...
-------------
V.G.: Manolo, le ruego que repase los textos del Magisterio citados por Mons. en este artículo, y si puede los lea completos. Los gobiernos son ya suficientemente anticristianos (esto es, con leyes que permiten y alientan el pecado) como para alentarlos desde la propia Jerarquía católica. Además que yo sepa, las leyes no se regulan sólo para "los que se supone que no son católicos", sino que nos afectan a todos, porque van moldeando en la sociedad una "forma mentis" determinada, en la cual a los católicos cada vez se les hace más difícil vivir su fe. Y finalmente, ¿no cree ud. que la Iglesia es "sacramento universal de salvación" para todos los hombres, como señala el CVII? Por lo tanto debe ser faro y luz para todos, sin discriminar a los que no son católicos, y permitirles ver a ellos también el orden natural, plataforma mínima para luego aceptar el Evangelio.
23/10/20 8:00 PM
  
AM
Cada vez que leo a Monseñor Schneider se tranquiliza mi alma y recobra el ánimo. Él sí que es un verdadero hombre de Dios guiado por el Espíritu Santo.
23/10/20 8:03 PM
  
Ecclesiam
Gracias estimada Virginia por traernos las palabras de Mons. Schneider ///.
Lo que sí, creo sinceramente que los que están tratando de salvar lo que dice el Papa lo hacen con las mejores de las intenciones y creyendo con toda sinceridad que están haciendo lo que deben hacer. Digo esto porque ya he visto a muy buenos católicos tratar de salvar la proposición del Papa, católicos de los que no podemos dudar su buena intención.
Sin embargo, no quita que lo que dice el Papa es insalvable. Lo siento pero, en este caso, aún en el supuesto de que "se haya expresado terriblemente mal" no quita el hecho de que es insalvable su expresión, y por lo mismo, el Papa debe ser corregido.
Dios nos bendiga y la Virgen María nos ampare.
-----------------
V.G.: Convengamos que gracias a Dios, su primera frase no es exacta, y por eso la he editado. Por todos nuestros obispos, más que nunca, hemos de suplicar para que tengan más parresía, y sostenerlos y animarlos con nuestra palabra, oración y ofrecimientos. No dejemos que nos ahogue la desesperanza.

Coincido con su juicio sobre muchísimos buenos católicos, pero no olvidemos que "de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno", y en el reinado del subjetivismo que vivimos, es urgente la claridad y objetividad de este tipo de declaraciones episcopales.
23/10/20 9:01 PM
  
Gerardo S. I.
Sin importar que el Papa Francisco es el Vicario de Cristo. Por cierto, yo siempre he pensado que el Papa, estrictamente hablando NO es Argentino, sino que mas bien es Italiano, aunque por circunstancias de la vida, nació en Argentina. Por lo tanto, realmente, los Católicos tenemos un Papa Italiano y, accidentalmente, Argentino. Y, esta reflexión la hago por aquello que dijo Jesús: "Nadie es profeta en su tierra".
----------
V.G.: No termino de comprender del todo para dónde van "los tiros" de su comentario, pero no creo que aporte mucho a este post, discúlpeme.
Que María Reina lo bendiga.
24/10/20 1:21 AM
  
Fuenteovejuna
Es curioso que aquí escriban homosexuales que quieren llevar agua para su molino contentos porque creen que el Papa Francisco puede cambiar la doctrina de la Iglesia igual que los chicos cambian figuritas. Si Francisco pudiera cambiar la Palabra de Dios, el Papa que venga atrás también podría cambiarla de nuevo, ¿por qué no? Con ello la Iglesia no estaría ya proclamando una verdad absoluta de una vez y para siempre sino una verdad relativa que puede cambiar según los gustos de la época. Los comentarios de estos homosexuales no son serios como tampoco lo es el que publicó Monseñor "Tucho" Fernández, cuando no sólo dijo que el Papa siempre pensó igual, sino que esa "unión civil" a la que se refiere es la de parejas de hombres que viven juntos toda la vida "pero no tienen relaciones sexuales" (¿?) ¿De qué habla el Arzobispo de La Plata? Esas parejas no existen y él sabe que no existen, ¿nos quiere tomar por estúpidos? Las parejas de hombres que viven juntos toda la vida (a veces...) son parejas homosexuales que tienen relaciones sexuales. No somos tontos. Ocurre que como Tucho no sabía de qué forma justificar la barbaridad que dijo el Papa, no encontró nada mejor a mano que inventar un cuento chino que ofende hasta a los homosexuales. Pero esto recién empieza, Francisco provocó un tsunami de consecuencias aún hoy desconocidas. La ola gigante que ahora se nos viene encima sin duda será aprovechada por los obispos alemanes para proclamar las herejías que tienen en carpeta, con lo cual el cisma tan temido será un hecho consumado. El castigo que se viene sobre la Iglesia y el mundo será sin ejemplo. Sodoma y Gomorra parecerá un juego de niños. Y bien merecido lo tenemos. De Dios no se burla nadie.
24/10/20 1:47 AM
  
Clara
Gracias Virginia por este escrito de Mons. Schneider. También por sus respuestas a comentaristas
24/10/20 3:24 AM
  
Sacapuntas
Alguien ha comentado "Pedir que se legalicen las uniones homosexuales, es como decir, que dichas relaciones son buenas y queridas por Dios, en el caso de que lo haga un Papa."
Sería en todo caso "pedir que se bendigan", que no es lo mismo, pero tampoco consta una condena por Jesucristo de la homosexualidad.
Se están desoyendo opiniones también ponderadas.
Primero, que se habla de una unión civil.
Segundo, algunos dicen que la unión homosexual solo está orientada al placer y no veo por qué, aún negando por mi parte que puedan tener hijos, por los derechos de un niño a tener padre y madre salvo por accidente, como tenemos dos piernas si no perdemos una. Creo que es este el aspecto que se debería discutir sobre las uniones civiles de homosexuales. Sobre el placer, ellos también se hacen viejos, tienen sus preocupaciones sobre el legado de su patrimonio, etc.
--------------------------------------------
V.G.: Sacapuntas, disculpe pero creo que anda ud. un poco desafilado...porque está mezclando papas con uvas, y por este tipo de ensaladas estamos como estamos.
Las "opiniones ponderadas" que se deben oír, ante todo no son opiniones, sino que se trata de la misma Revelación, contenida en la Sda. Escritura (Palabra de Dios para todo católico) y en la Tradición, e interpretada invariablemente en este tema por el Magisterio legítimo de la Iglesia, el cual no tiene potestad para cambiar la Revelación, sino para custodiarla y transmitirla de modo cada vez más comprensible.
Dice ud. que "no consta una condena por Jesucristo"...y entonces le recuerdo que Él dijo claramente que no había venido a abolir la Ley ni los Profetas sino a dar perfecto cumplimiento. ¿Qué hacemos entonces con Levítico 18:22 y I Corintios 6, 9-10? ¿Qué hacemos con el Decálogo, en especial con el 6to. mandamiento? Si ud. es católico, habrá de saber asimismo que no sólo es "Palabra de Dios" los parlamentos de Jesús sino toda la Sda. Escritura.
Las citas dadas en esta carta de Mons. Schneider son claras sobre las implicancias de la unión civil, pero sobre todo le encarezco la lectura del documento que se cita en forma completa y detenida, pues allí verá que casi no hay aspecto que no se tenga en cuenta, con suma caridad en la verdad.
Dice ud. que "ellos también se hacen viejos..etc.",y yo agrego: a ellos también los espera en el Cielo Dios, su Padre, y no hay derecho a impedirles llegar dando una doctrina falsa, que les haga torcer el "camino estrecho" que conduce Allí.
24/10/20 3:41 AM
  
Rafaelus
En relación con el escrito de Luis F., él tiene razón al afirmar que muchos católicos ya no creemos que alguna mano divina escribió la Biblia, en otro foro un comentarísta muy tradicionalista reconoció que somos mayoría y a esa mayoría no nos escandaliza que el Papa reconozca un derecho de unión civil para los homosexuales porque lo que él trató de impedir en Argentina fue que se les aprobara el matrimonio, lo que al final sucedió, sin que desde entonces llueva fuego del cielo sobre Argentina, cuyo declive como potencia menor viene, lo más reciente, desde la guerra de las Malvinas.
Millones de católicos buenistas de lo que recelamos es del matrimonio homosexual porque da derecho de adoptar niños quienes sufrirían rechazo social traumático, aunque muchas parejas de ese tipo están optando por fecundación asistida para obtener hijos biológicos, pero eso es otro asunto.
Si se juzga que no somos católicos por nuestro criterio, pues para los protestantes evangélicos, los católicos todos no somos cristianos y pese a ello católicos y "evangélicos" colaboran armoniosamente por causas políticas.
En cuanto al ahora denunciado sentimentalismo, recordemos que los sentimientos son parte natural del humano y que podría ser contra natura pretender una realidad diferente para las personas. Abusando de generalizaciones, somos buenistas porque no podemos ser buenos ni amar al prójimo y menos al enemigo, por eso elegimos la benevolencia.
------------------------
V.G.: Primero, yo no estaría tan segura de que "no llovió fuego del cielo", pues lo que estamos viviendo era impensable para millones de argentinos. En cuanto a la guerra de Malvinas, el declive fue en todo caso por el proceso de Des-malvinización por manos de la democracia ultragramsciana que vino luego, pero no entraré en este debate aquí.
Sobre el tema de los hijos, como bien dice, no entremos aquí, porque todo ese asunto (incluida la fecundación asistida por estas uniones) conlleva la concepción del niño como un derecho-objeto, y no como un sujeto de derecho (a una madre y un padre reales).
En cuanto a un punto importante: "si se juzga que no somos católicos por nuestro criterio": se es o no es católico por profesar la fe católica, y no por mera cuestión nominal, porque entonces puedo invitarlo a un asadito, y decir que somos vegetarianos "no practicantes", y eso es simplemente un absurdo. La fe católica tiene un Credo preciso y un cuerpo de moral que se deriva de él, que no depende de las opiniones personales; para eso existe el Catecismo de la Iglesia Católica, cuya lectura le recomiendo fraternalmente.
En cuanto al sentimentalismo, nadie propone la abolición de los sentimientos, sino que éstos tomen el "timón" de la razón, porque eso es edificar sobre arena movediza. Recordemos, de paso, que no todo sentimiento es por sí mismo bueno, ni debe ser secundado.
En suma, le sugiero que lea detenidamente la carta de este post con un poco de benevolencia hacia lo que realmente dice allí, y revise lo que significa ser y decirse católico; comprendo su "buena intención", pero su comentario no contiene argumentos razonables.
Le deseo sinceramente que María Reina lo bendiga e ilumine.


24/10/20 4:40 AM
  
Jorge Cantu
"Todos los católicos... y que por eso son despreciados y marginados en la periferia de la vida de la Iglesia de nuestros días, lloren y clamen."

Muy cierto, por desgracia, pues en vez de llorar y clamar, la tendencia entre la mayoría de los fieles es: "que bueno, ya era tiempo de que la Iglesia actualizara su actitud hacia los homosexuales, pobrecitos" y "nuestro Papa es un profeta iluminado siempre por el Espíritu Santo e infalible en todo lo que dice y hace (cuasi Cristo, diríamos), que bueno que cambió esta doctrina homofóbica y retrógrada". Mañana pudiera el Papa cambiar la doctrina acerca de la divinidad de Cristo o acerca de la Inmaculada Concepción y la actitud de estos "fieles" sería la misma.

Triste panorama para la fe en la Iglesia. ¡Señor ten piedad de tu pueblo!
24/10/20 7:28 AM
  
José A
Todo esto es lo que tenemos que padecer por nuestros pecados. Ya no es sólo esto del matrimonio homosexual, es que es una tras otra: Amoris laetitia con su devaluación de la Eucaristía, el manifiesto masónico Fratelli tutti, Laudato sii y la adoración de la diosa pagana Pacha-mama... y así numerosas actuaciones y declaraciones heréticas proferidas tanto en público como en privado. Amen de su apoyo a regímenes totalitarios anti cristianos como Cuba, Venezuela y China. Me duele ....... No todos los Papas han sido ejemplares, muchos incluso han sido infames como el Papa Borgia, pero ninguno se atrevió tanto a socavar la Doctrina Milenaria de la Iglesia tanto como ahora. "Señor que pase pronto de nosotros tus fieles este Cáliz, pero que se haga tu Voluntad ".
24/10/20 8:41 AM
  
Nadia Márquez
"...la increíble aprobación por parte del Papa de las uniones entre personas del mismo sexo"
Esa frase (y muchas otras del mismo tenor) por parte del obispo Schneider demuestra su desconocimiento de lo que ha dicho el papa Francisco, y, por ende, su apresuramiento e imprudente decisión de una carta improcedente y carente de la debida devoción a la Sede Petrina (más allá de las carencias y pecados de quien la ocupa).
Semejante desconocimiento de lo expresado por el Papa, y la misma imprudencia y carencia de verdadera devoción al Papa, parece que debería atribuirse a la vocera de la carta de este obispo auxiliar kazajo.
---------------
V.G.: Tiene razón, somos todos unos ignorantes, imprudentes y malintencionados. Sugiero que se proponga para asesora de imagen de la Santa Sede. Dios la guarde.
24/10/20 11:08 AM
  
Ecclesiam
Estimada Virginia.

En la Escritura creer implica asentir a la verdad y obrar con caridad, conforme a lo dicho por san Pablo: «la fe que actúa por la caridad» (Gal 5, 6).

En este aspecto, la frase es exacta. Creer, en términos de las Sagradas Escrituras, no implica solamente el acto de asentir a la verdad, que es solamente la fe como virtud y hábito teologal. Si hubiera dicho "uno de los pocos que tienen fe" entonces sí sería inexacta.

24/10/20 1:38 PM
  
Juan Pablo B.
" Refugio de los pecadores ...Ruega por nosotros .."
24/10/20 5:15 PM
  
Luis Fernando
Nadia Márquez, supongo que usted irá ipso facto a decir lo mismo en el artículo del cardenal Müller, que empieza así:

"No conozco la redacción exacta de la ambigua declaración de la entrevista. Pero el efecto es fatal".

Seguro que para usted, el cardenal es otro que no tiene devoción a la sede petrina, claro. Porque para ustedes, los que están convirtiendo la Iglesia en una secta donde la sumisión al líder es el mayor de los dogmas, osar quejarse de cualquier cosa que diga este u otro Papa, es poco menos que pecado mortal.

De tal forma que esto que dijo en 1972 alguien que acabó siendo Papa, para ustedes es herejía espantosa:

"la crítica de los pronunciamientos papales será posible e incluso necesaria, en la medida que carezcan en la Escritura y el Credo, es decir, en la fe de toda la Iglesia"
24/10/20 9:29 PM
  
Luis Fernando
Luis F:
Que a estas alturas sigan hablando de cosas "escritas por la mano de Dios" o "mensajes entregados por ángeles" es no comprender el mundo que se pisa.

Luis Fernando:
Precisamente porque sabemos el mundo en que vivimos es por lo que sabemos que conviene decir alto y claro que Yavé escribió las tablas de la ley y los ángeles son mensajeros de Dios. Es más, también decimos que Lázaro salió de la tumba y Cristo anduvo sobre las aguas. También Pedro durante un tiempo.

Entendemos que el mundo se ría de eso. Pero lo verdaderamente ridículo es pretender ser cristiano y negarlo.
24/10/20 9:49 PM
  
Juan Pablo B.
Urgente

” Así fue el montaje de la frase del Papa sobre los homosexuales ”

es.aleteia.org/2020/10/23/asi-fue-el-montaje-de-la-frase-del-papa-sobre-los-homosexuales/

24/10/20 9:57 PM
  
Rafaelus
Virginia:
Muchos católicos de hoy siglo XXI fuimos educados por católicos formados antes del Concilio Vaticano II, que no solían leer la Biblia por la escasez de publicaciones católicas en lenguas vernáculas antes del concilio mencionado. Todos nosotros aprendimos a regirnos por nuestro Credo, oración que no nos impone creer en primera pareja ni en diluvios ni en pueblos elegidos ni en Sodoma y otros temas bíblicos pues, como recordamos, la Biblia era desconocida para nuestros mayores. Yo fui miembro de las primeras generaciones que sí leyeron la Biblia y la leí completa, pero como aún era niño, no entendí algunos textos como Lev 18:22 y Lev 20:13, especificando, y al preguntar a mis mayores no quisieron explicarme, sólo me dijo mi abuela que la Biblia no es novela de piratas para leerla con la curiosidad con que la abordé; sin embargo, mis mayores me permitieron concluirla y después me impusieron lecturas sobre astronomía y evolución que también disfruté, aunque no tanto como la Biblia, más emocionante que cualquier novela de piratas (Josué, Reyes, Crónicas, Judit, Macabeos, etc) . Ruego que disculpe si parezco apartarme del tema pero sólo quise describir un pequeño ejemplo del conocimiento bíblico entre los católicos: Los criados antes del CVII no leyeron la Biblia y los demás, que sí tuvimos la oportunidad de leerla, la minoría que la hemos leído, fuimos expuestos a fuentes alternativas de información, entonces, para gran parte de la grey católica, ese apego estricto a lo escrito en la Biblia se aprecia como costumbre de los protestantes denominados evangélicos de USA, no cultura católica.

Le recuerdo que aquellos tradicionalistas no fueron indulgentes con los homosexuales, sino que los trataron como vagos pervertidos maleantes, casi lo mismo que a los comunistas, sin necesidad de la luz de Lev 20:13. Los más jóvenes y no tan jóvenes no queremos que vuelva esa época, porque después ajustarán cuentas con las mujeres divorciadas, con las madres solteras, con los bastardos y hasta con los hijos únicos, que también eran señalados aunque tuviesen santa familia.
La vida entera puede ser oración, no sólo para unos. Gracias por su bendición y la pido igual para usted.
---------------------------
V.G.: Rafaelus, ante todo agradezco la deferencia de compartir sus recuerdos personales, pero honestamente creo que no debería creerse representativo de todos los católicos de su generación. No me voy a poner a rebatirle cada punto en que estoy en desacuerdo porque nos apartaríamos del tema de este post, y francamente habría mucho para conversar y refutar...
En pocas palabras, le respondo que ud. está simplificando mucho la cuestión, con pretextos subjetivos. No se trata aquí de actitudes, sino de una elemental exigencia de todo católico, que es la fidelidad a la doctrina de Cristo, según la cual somos salvados, transmitida por los Apóstoles y enseñada por la Iglesia desde su fundación, y de la cual Nuestro Señor dijo que "no se cambiará ni una tilde", aunque este mundo pase.
Hay un orden natural, una Ley Divina, y un fin último de nuestra vida. Todo lo demás debería conducirnos a ese fin. ¿Las uniones civiles son camino apto para apartarnos del pecado, o más bien ocasión próxima de éste?. Según la respuesta, se comprende que lo apruebe o condene la Iglesia, y de hecho el documento citado en la carta de Mons. Schneider es bastante claro al respecto.
Paz y bien; no dejemos de rogar unos por otros.
25/10/20 3:34 AM
  
JSP
1. La finalidad de la Ley Natural Moral, el fundamento de la Moral de la Ley Natural, es la dignidad sagrada de la persona. Finalidad que debe estar reflejada en la ley positiva mediante leyes justas "puesta" por el legislador humano, no contrarias a los principios universales de la Ley Natural, para reunir las condiciones orientadas al bien común que permitan la realización personal desde la actividad intelictiva y volitiva que se ajustan a la Ley eterna.
2. Las relaciones homosexuales es pecado y el homosexual si quiere ser hijo de Dios debe mantenerse castidad y estar dentro de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo.
3. Dios ha creado al hombre a su imagen y semejanza desde Su Bondad y Misericordia. El pecado en su origen es el que ha traído la sodomía. Dios no ha hecho al hombre homosexual.
4. Según los Evangelios, la misión de cada Papa es la confiada a Pedro: Jesucristo le dio las “llaves del Reino de los Cielos”, con el poder de “atar y desatar” (cfr. Mt 16,19), para “confirmar a los hermanos en la fe” (cfr. Lc 22, 32) y “apacentar su rebaño” (cfr. Jn 21, 15-17).
5. El Vicario de Cristo es la cabeza visible de la Iglesia, identificado con la Cabeza del Cuerpo, servidor no mayor que el Maestro, enseña el depósito de la fe revelada y apostólica, defiende los dogmas de fe ante la herejía y mantiene la unidad de la Iglesia en comunión con Nuestro Señor Jesucristo.
6. Donde está Pedro está la Iglesia de Cristo. Del apóstol Pedro toma el poder (Petri Apostoli Potestatem Accipiens). Pater y Pastor. Obispo de Roma. Sumo Pontífice. Dominus Papa. El deseo y elección del Papa no puede ser contrario a la Voluntad de Dios, la deliberación y el logos del Papa no puede ser contrario al Logos de Dios y la doctrina y magisterio del pontificado papal no puede ser contrario al Espíritu de Dios.
7. Algo raro contrario a Cristo hay en la silla de Pedro, pues en la Santidad de Dios no tiene cabida el pecado. No cuadra la excusa presentada por la Santa Sede porque el video es presentado en Roma con el título de Francesco, porque debe tener la aprobación del Vaticano y porque si el bien intrínseco está en la sana doctrina, la del Pontífice, no se llega a este escenario hablando claro como el agua acerca del pecado contra el Fin de la Ley Natural y contra el 1, 2, 4, 6, 8 y 9 mandamiento.
No nos dividamos por esta confusión que no viene del E.Santo, mantengámonos firmes en el Depósito de la Fe recibida, en la unidad de la Voluntad, Logos y Espíritu de Dios.
Cristo vence, Cristo reina, Cristo impera.
------------------
V.G: Perdón, JSP, pero ud. confunde algunas cosas: el ministerio petrino no hace al papa infalible per se, ni "impecable", ni lo confirma en gracia, por lo que puede seguir errando y pecando, y por eso siempre debemos rezar por él "para que no caiga en manos de sus enemigos" internos y externos. Igualmente es preciso saber que cuando habla como persona privada puede errar, aunque lamentemos mucho la confusión que provoca...
25/10/20 7:32 AM
  
Palas Atenea
A Rafaelus:
No es cierto. Cuando el Concilio empezó tenía 18 años y sí he leído la Biblia, no la leyeron mis padres pero yo sí. Mi hermano se compró la Biblia de la BAC en 17 tomos, y empezó a comprarlos con 16 años. Había biblias en España mucho antes del Concilio, la mía Nácar-Colunga, es de esa época- 23 de mayo de 1964 - es decir se publicó días antes de que cumpliera 20 años. El párroco de mi parroquia tenía una mesa a la entrada en la que había libros de la BAC que se podían comprar, entre ellos la Biblia. Es cierto que no era costumbre antes, pero mucho antes, porque yo ya tengo 76 años. Por otra parte los católicos no memorizamos la Biblia, pero el no memorizarla no significa no leerla.
Hay libros, sobre todo el final del Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio que, a no ser que uno sea muy maduro, no aprovechan cuando se es demasiado joven porque son muy machacones y te puedes pasar capítulos enteros oyendo hablar de la larguras de los varales y de las filacterías, de cómo deben ser los animales para los holocaustos y de cómo y dónde deben ser sacrificados, etc...por lo que en la juventud podrían no leerse. Los protestantes no tienen en cuenta esto pero para mi es importante.
En este momento estoy volviendo a releer la Biblia y la considero fundamental. El desconocimiento de ella, aparte de alejarnos del mensaje de Dios, nos aleja también de la literatura porque mucha de ella está basada en los conocimientos bíblicos de sus autores. Hay una novela de Tom Wolfe, "La hoguera de las Vanidades", cuyo título está basado en un versículo del Profeta Isaías y "Al Este del Edén" de John Steinbeck en el Génesis, por no decir la conexión entre Moby Dick y la Biblia, tanto con el Profeta Jonás como con el Leviatán.
----------------------
V.G: Muchas gracias por su respuesta, Palas!
25/10/20 10:43 AM
  
maru
Siempre me gusta leer las reflexiones pensamientos, enseñanzas, etc.de monseñor Schneider, porque son las que dijo.Cristo, las que continuaron diciendo los Apóstoles, los Santos Padres y la Tradición de la Iglesia Cstólica, durante dos mil años.
Gracias Mons. S chneider!!!!
25/10/20 3:46 PM
  
Nachost
"Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios, tienen derecho a una familia y no se puede echar de la familia a nadie ni hacerle la vida imposible por esto.
Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente."
------
V.G.: Esas son las palabras, así es. Nadie discute el primer párrafo, y sobre el segundo, ya está la tormenta desatada. ¿Para qué nos trae la cita, sin siquiera decir que lo es?
25/10/20 5:41 PM
  
Manolo
Sin ánimo de molestar, le sugeriría a la articulista unos ejercicios espirituales, por si hubiere forma de ponerle coto a la soberbia. De nada.
---------
V.G.: No molesta para nada, y le agradezco el consejo, pues trato de hacerlos anualmente, aunque en las presentes condiciones se torna complicado por estos lares.
Si en algo lo he ofendido, le pido perdón y agradezco la corrección, pero si considera soberbio que uno esté seguro de la fe y doctrina profesada, humildemente creo que habría que repasar el concepto que se tiene de humildad. No es obsecuencia, sino "andar en verdad".
25/10/20 8:35 PM
  
Gerardo S. I.
Yo respaldo la postura de Nadia Marquez.
--------------
V.G.: No sé si nuestra comentarista es la Consejal evangélica de Neuquén. En cualquier caso, vale para ud. mi respuesta a ella.
25/10/20 8:58 PM
  
DJ L
Nadia Márquez y L.F.:

¿Por qué no contrastáis la Palabra de Dios (Evangelios, Revelación) y la palabra de los hombres (Papa Francisco)?

Este es el único criterio para discernir, si después de esto, queréis seguir palabras de los hombres, ya sabéis lo que os esperará. Revelación o rebelación, no cabe otra.

Excelente post. Enhorabuena.
25/10/20 9:29 PM
  
Rafaelus
Palas:

Gracias por su ejemplo vivencial, muy distinto del mío, sin que se refuten, porque usted ha descrito su experiencia en su familia y su entorno, yo había relatado mi caso, uno tan real como el otro, ambos casos diferentes del testimonio que daría un forista que provenga de familia protestante y otro de familia incrédula. Los protestantes "evangélicos" de USA son tan distintos de los protestantes luteranos europeos como ambos grupos se diferencian de los católicos, que no somos homogéneos. Por tanto yo no podría decir que su testimonio, Palas, "no es cierto" porque no coincide con el mío, ni osaría proferir que usted no sea católica por visiones éticas diferentes, hasta puede usted estar segura de que nuestras conductas sí coinciden muchísimo, tal vez nosotros seamos más rigoristas por aquello de que los valores morales expresan el anhelo de lo que se debe porque no se es ni se practica, entonces tal vez nosotros pequemos por falta de caridad y por ello somos "buenistas".

Mi biblia también es Nacar Colunga y aunque sí hubo ediciones hispanas de la Biblia Católica desde muchos años antes, no eran tan accesibles antes del CVII, pues la mayoría estaban en latín, de las que muy pocas eran vistas en hogares católicos, según mi limitada realidad objetiva.

En mi ambiente pocos leímos la Biblia completa, sin embargo muchos amigos y familiares son conservadores y trumpistas (aunque no voten en USA) que creen en Soros, en el NOM, en los masones, en la mafia guey, en el comunismo capitalista, en vacunas espías y más, pero no leen la Biblia y aceptan cualquier cita sin comprobar su autenticidad con tal que convenga para sus criterios políticos.

Mucha literatura es anterior a la Biblia. En culturas occidentales, cristianas todas, la literatura tiene vínculo con Biblia porque desde San Agustín hasta Nietzche, proponiendo extremos, literatura y religión tratan la existencia humana con toda su incertudumbre, su tragedia, su esperanza y su belleza. Chinos y japoneses tienen teatro con orígenes propios, y sus temas también se relacionan con sus religiones.
26/10/20 1:39 AM
  
Manolo
Me temo que no voy a encontrar ningún diccionario en el que la humildad consista en creer que uno está en la verdad y el Papa no. Y corto y cierro con un último consejo: tiene usted mil y un temas de los que escribir, sin necesidad de criticar al Papa...Pruebe...
--------------
V.G.: Y pruebe ud. no calumniar, abonando la papolatría, que es un modo de idolatría, porque no es crítica la corrección cuando se pone en grave peligro para la fe a mi prójimo, y su propia alma.
Yo al Papa quisiera por sobre todas las cosas, encontrarlo en el Cielo y que sea muy santo para gloria de Dios, bien de su alma y edificación de la Iglesia, y por eso rezo por él. No es crítica ni murmuración lamentar acciones o dichos públicos que cualquier fiel lamenta si sabe el Catecismo. Este es mi parámetro, y no "mi opinión".
Y dejar al prójimo en su error o pecado es criminal, se trate de un mendigo, un amigo o el Papa, porque la verdad NO ES MIA ni suya, pero nos debe alumbrar a todos.
Dios lo guarde, y espero sí nos unamos en oración por la Iglesia, pidiendo fidelidad.
¿No le preocupa las cuentas que pueda pedirnos Nuestro Señor en el Juicio por haber callado una y otra vez, por obsecuencia?
26/10/20 10:53 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.