InfoCatólica / Caritas in Veritate / Categoría: Confusión

15.02.19

(240) Ni cualquier paz, ni la paz a cualquier precio -Pastoral de un santo obispo sobre la Paz cristiana y el liberalismo-

S.Ezequiel Moreno “No piensen que he venido a traer la paz sobre la tierra. No vine a traer la paz, sino la espada. (Mt.10, 34-36)

***

“Él ha enviado su Palabra a los hijos de Israel, anunciándoles la Buena Nueva de la paz por medio de Jesucristo que es el Señor de todos” (Hechos 10, 36)

***

 “Todo cuanto habéis aprendido y recibido y oído y visto en mí, ponedlo por obra y el Dios de la paz estará con vosotros”. (Fil. 4, 9)

 ***

“Que la paz de Cristo presida vuestros corazones,  pues a ella habéis sido llamados formando un solo Cuerpo” (Col. 3, 15)

 ***

No; no habrá paz verdadera, si ésta no se funda en las enseñanzas de Jesucristo y en su santo servicio. Se gritará ¡paz, paz! y no habrá paz; y ya que la paz es el asunto del día, de la paz nos vamos á ocupar para haceros ver qué es la paz, dónde se puede encontrar y cuán inútilmente se espera de las modernas libertades é instituciones.”  San Ezequiel Moreno Díaz

Leer más... »

6.02.19

(238) Lobos en la playa –la misa panameña de Mons.Oscar Miñarro-

Miñarro4Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Mas nada hay tan oculto que no se haya de manifestar, ni tan secreto que al fin no se sepa. “. (Lc.12, 1)

Aunque ya se ha difundido en otros sitios, no nos parece ocioso ni tardío referirnos a la Misa celebrada por Mons. Oscar Miñarro (obispo de la diócesis argentina de Merlo-Moreno, responsable de la Pastoral de Juventud Nacional y de quien ya nos ocupamos en otro post) en el marco de la última JMJ, en la PLAYA (parece que a la hora de elegir las periferias, ésta goza de cierta preferencia, por sus mayores posibilidades de “vestir al desnudo”…).

Aunque nos gustaría mucho más abordar varios temas “positivos", lo hacemos pensando en la extrema confusión que hoy padecen  muchísimos hermanos nuestros sinceramente y de buena fe, que nos tachan de preconciliares, cismáticos, cerrados, y que andan como mareados, sin saber si sus brújulas se han vuelto locas o si le han dado la vuelta  las coordenadas. En atención a ellos, que los hay y nos consta, preferimos citar a la propia Iglesia, que no depende de nuestros gustos particulares, sean de laico o consagrado.  

La publicación de estas imágenes no responde a un afán de sensacionalismo, sino a la reflexión del centro mismo de nuestra fe, porque aunque parezca mentira, aún hay fieles que no saben que hay lobos con ropaje de pastores esquilmando a las ovejas y agraviando el tesoro más preciado de la Iglesia. Este tesoro no les pertenece para manipular a su antojo, sino que su custodia les ha sido confiada como a servidores.

Y la reparación es necesaria, sí, pero también saber quién es quién, para no torcer el rumbo. Y no se puede saber quién es quien, si además del anuncio callamos las denuncias, a tiempo y a destiempo.

Leer más... »

30.01.19

(237) Por el honor de Nuestra Señora –Las JMJ: ¿peligro para la fe?-

Macarena“Cuando estas cosas empiecen a suceder,

erguíos y levantad la cabeza,

porque se acerca vuestra redención". (Marcos 13;29)

 

Hay circunstancias ante las cuales nuestra fe es sacudida hasta las entrañas y nos preguntamos hasta dónde lo que se vive en las JMJ sigue siendo católico, lisa y llanamente, hasta dónde hay que advertir en ellas un peligro muy próximo para la fe y ocasión de pecado, y hasta dónde es lícito “dejar pasar” cuando hasta el mismísimo honor y reverencia debidas a María Santísima es rebajado o directamente puesto en entredicho de manera pública, en un evento presuntamente “evangelizador".

Es la Reina del Universo, la Purísima, la Madre de Dios, la Inmaculada, el Terror de los demonios, y si se toca a la Madre, es deber de hijos reaccionar.  Y si la ira como pasión es neutra moralmente, dependiendo de su orden a la razón y la voluntad (Cf. CIC. Nro.1767-68), ¿cómo no airarnos justamente cuando Nuestra Señora es representada como una mujer cualquiera, explícitamente “aterrada” y reticente a la voluntad de Dios, aunque finalmente la acepte? ¿Cómo no advertir el odio satánico a la Inmaculada, aunque quienes lleven a cabo la afrenta no sean más que unos ignorantes, funcionales al desorden reinante? ¿Y cómo no advertir la huella de la Bestia en la ridiculización -aunque sea involuntaria- del Arcángel San Gabriel, emisario de la Encarnación?

Leer más... »

28.01.19

(236) Hipocresía farisaica y modernismo actual -sobre avanzadas liberales y marxistas-

fariseos

Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Mas nada hay tan oculto que no se haya de manifestar, ni tan secreto que al fin no se sepa. Así es que lo que dijisteis a oscuras, se dirá en la luz del día, y lo que hablasteis al oído en las alcobas se pregonará sobre los tejados“. (Lc.12, 1-3)

Revisando algunas noticias eclesiales en su apóstata maridaje con el mundo, uno tiene varios sentimientos encontrados…   Entonces un poco entre lágrimas, espanto y esperanza (pues esta resurge siempre victoriosa precisamente entre cenizas, y si no, no sería ella), dos palabras vienen recurrentemente al corazón y a la cabeza resumiéndolo todo: fariseos hipócritas.

Lamentable espectáculo el de esos pastores que ya no saben qué piruetas dar para acomodarse con el mundo sin importarles el veneno que éste les ofrece a sus ovejas, haciéndose cómplices de la muerte lenta de su grey. Son meros asalariados, pero habrán de dar cuenta de tanta, tanta desidia y cobardía. 

Leer más... »

10.01.19

(234) Monjes del Cristo Orante: crónica de una "denuncia"...

Monasterio

“Felices más bien nosotros, que cada día aumentamos nuestra Fe acariciando el Misterio

en las rugosas entrañas mismas del Pecho del Amor muy lastimado.

Felices más bien nosotros, invitados y movidos a ser por Él mismo

escondidos en la Rosa hendida, mi Refugio y mi Baluarte,

la recámara del Rey herido, el anchuroso Paraíso recobrado,

donde racimos y nieves, tigres y bisontes son míos…

pues en esa vertiginosa vastedad, míos son sus cielos y mía su tierra,

 las gentes, los ángeles y la Madre de Dios y las cosas todas.

Pues allí, en ese divino Tajo, el mismo Dios es mío y para mí,

 porque Cristo es mío y todo para mí”

(Sermones Monásticos-Diego de Jesús)

Leer más... »