(291) Gracias, Monseñor Taussig (Carta del Dr. Jordán Abud ante el cierre del Sem.S.Rafael)

taussig

En la fiesta de la Medalla Milagrosa, el pasado 27 de noviembre fue finalmente cerrado el Seminario Diocesano Santa María Madre de Dios, del obispado de San Rafael a cargo de Mons. Eduardo Taussig, quien dijo a la prensa local “no conocer los motivos” de la medida, atribuyéndola a una decisión de Roma, a pesar de que otras fuentes señalan que su viaje fue para evitar que se adjudique un administrador apostólico, como solicitaban los seminaristas y sacerdotes formadores.

El día del cierre los fieles se congregaron para rezar un Via Crucis, que terminó frente a la entrada del Seminario, precisando: «Se pidió por el seminario diocesano; por los seminaristas; por sus familiares, por el dolor de sus madres; por los niños de la diócesis, por las vocaciones sacerdotales, por las escuelas católicas, por la feligresía de la diócesis; por los sacerdotes fieles, por los sacerdotes que atienden la misión en Cuba», indicaron.Los feligreses pidieron en el final del Vía Crucis «tal como enseñaban Mons. Kruk y el Padre Alberto Ezcurra, fundadores e inspiradores del espíritu y estilo del Seminario hoy disuelto, que Cristo vuelva a ser Rey de la patria Argentina». «Acá quedan enterradas muchas vocaciones. Espero no pase lo mismo con la fe. Ruego y espero por la reapertura para que haya sacerdotes según el corazón de Cristo y no según el espíritu del mundo».

Los seminaristas no ofrecieron declaraciones, y sólo pidieron que no se deje de pedir por ellos.

Unos pocos días antes, el Dr. Jordán Abud (*) dirigió a Mons. Taussig una carta que luego se hizo pública y que reproducimos a continuación.

VCrucis cierre

Gracias, Monseñor Taussig

             En pocos días ya estará cumplido buena parte de lo proyectado. Las fases se fueron ejecutando sin que ninguna manifestación ni evidencia ni declaración puedan detener la sentencia. En breve los seminaristas volverán a sus hogares y el lugar quedará posiblemente custodiado con guardias mínimas esperando un eventual destino.

             No hay nada que agregar si de testimonios se trata. Se dijo e hizo lo que se pudo. Y para quien quiera ver, sólo basta abrir los ojos.

             Pero no dejemos pasar la oportunidad, ya están tiradas casi todas las cartas y es hora de ser agradecidos. Simplemente porque urge dimensionar el bien que nos hacen, y no hacerlo es exponernos a la estupidez. Después de todo, lo importante sigue siendo dar gloria a Dios y salvar nuestras almas, lo demás es secundario. Y en esto, el bien puede llegar de cualquier lado,  aún -y particularmente- de nuestros enemigos. Judas, Barrabás, Pilatos, Herodes también formaron parte -sin saberlo- del misterio redentor de Nuestro Señor.

             Entonces, creemos que a esta altura resta dar las gracias al verdugo y ejecutor de semejante tragedia. Gracias, Monseñor Taussig.

Gracias, porque nos ayuda a calibrar la hondura de esta crisis que padecemos en la Iglesia, y hasta dónde puede llegar el odio a todo lo que recuerde que no se puede ser a la vez de Cristo y del mundo. La dimensión abismal de esta agonía sólo queda en evidencia en casos como éste, en otros suele pasar inadvertido. Para los ingenuos y los pacifistas, esta debe ser una lección preferencial.  Que el mismo a quien se encomienda el cuidado paternal sea quien ultraja y agrede, es indudable signo de que el maligno se ha metido en las venas de la Iglesia.

Gracias, porque ha quedado en claro que, una vez más, el padre Castellani tenía razón: nada peor que un necio con poder. Claro, en rigor, el problema es mayor aún si se trata además de una crisis política (tanto en materia civil como religiosa) donde el populismo más prosaico y vil se ha devorado la verdad, cautiva de caprichosos maquiavélicos.  Sí, no hay dudas, el poder ha quedado en el costado sucio de la batalla. Y entre lágrimas todo esto nos ayuda a corroborarlo.

Gracias, porque nos ha explicado con las obras el alcance de esta guerra. Era preciso ir a los hechos, y así fue. En una guerra no puede quedar todo en conceptuosos diseños y proyectos, en algún momento hay que buscar dar en el blanco, apuntar al corazón. Muéstrame tus obras…podríamos decir. Muy bien, Monseñor. Hemos visto sus obras, estos son sus logros, estas sus condecoraciones que quedarán en un lugar de relevancia de su currículo.postal semin.

Gracias también, porque ahora entendemos mejor aquello de que el amor es  aprobación de que algo exista y el odio es ímpetu porque algo desaparezca y vuelva a la nada. Por eso ambos, que son neutros como tal, se especifican por su objeto. Si se desquicia, el odio al bien hace que no se quiera corregir, educar ni exigir. Al contrario, lleva a decir: si de mí depende, deseo que te disuelvas en la nada. Y así lo ha hecho. No hemos visto ni por asomo semejante intransigencia y  determinación en atacar el mal en sus variadas formas. Está claro cuál es el peor mal para usted.

Pero eso no es todo, nos ha enseñado más. Gracias, porque ha ratificado en sus estertores de tinte paranoide y en el frenetismo ascendente de sus sanciones y amenazas que nuestros muertos viven. El nerviosismo evidente que lo asalta cuando resuenan una y otra vez quienes se alistan en la Iglesia triunfante ratifica que esta no es una guerra carnal. Acá hay espadas invisibles y nombres que resuenan, y ha sido elocuente constatar hasta qué punto esto lo incomoda y desvela.

Gracias, además, porque una vez más los sicarios de la revolución anticristiana han  enseñado el orden y la jerarquía priorizando el flanco de sus ataques. Tenemos muchos ejemplos, a Dios gracias. Y usted ha visto cabalmente lo que significa el Seminario de San Rafael. Es ejemplificador el tino en sus esfuerzos; en horas tan confusas y en horizontes de una espesura inquietante, su gesto ha sido claro y contundente. No ha sido la masonería ni el sionismo, no el aborto ni la contranatura, no el progresismo y ni la izquierda lo que le ha quitado el sueño. Ha sido el Seminario del que usted es responsable. ¡Y tiene razón! Era hora de que actúe en consonancia contra los verdaderos riesgos de su ideario.

             Si me permite, un recordatorio que posiblemente no haga falta: tenga en cuenta que si la tarea es bien entendida, como usted lo ha hecho, es preciso ocuparse ahora del clero -e incluso, de los laicos-. Usted conoce de historia, y no cometerá el error estratégico de dejar a su merced a tantos hijos espirituales que combatimos por una misma Causa.

             Pero tome todos los recaudos que pueda, no olvide que la fe viva -justamente por eso, por estar viva- es dinámica, eficaz y una vez que se enciende crece y quema todo a su paso. Por eso es que mientras más se persigue a los cristianos, mejores frutos brotan de su martirio. La persecución fortalece y los golpes curten el alma, templan el ánimo y reavivan la impaciencia de eternidad. Entonces, ante cada decapitación -como ya lo viene haciendo-  tome el recaudo de tirar lejos las cabezas e incluso coser sus bocas, porque es posible que con la última gota de sangre y el aliento final, sus enemigos sigan gritando la verdad a los cuatro vientos.

             Ahora entendemos cabalmente que no fue una crisis nerviosa la que sufrió hace algunos años cuando con nuestra banda de música (como sabe, pertenezco a la Unidad de Paraná) celebrando un diaconado amigo recordamos la figura del P. Ezcurra, entonamos el Cara al Sol -ese himno que evoca el martirio de 10.000 españoles en el siglo XX- y vivamos a Cristo Rey y María Santísima.

          postal semin.   Gracias, finalmente, porque nos hace cuadrarnos mejor para la próxima batalla,  renovando la certeza de que este es un combate espiritual. Y como tal, hasta las últimas consecuencias. Su cuchillada certera ha generado la experiencia tan honda y revitalizadora de consolidar los lazos espirituales que nos unen. Ha logrado por estos meses que nuestros corazones estén en aquel rincón cuyano, más allá de la ubicación geográfica de cada uno de nosotros. Su agresión nos fortalece y nos une, la amistad en torno a nuestro seminario de San Rafael se ha reavivado, y no dude que toda amistad revitalizada da sus frutos.

             Por todo lo sucedido,  resuena más profundo en nuestra alma aquello de que “milicia es la vida del hombre sobre la tierra”. Ya lo recordaba Benedicto XVI en el año 2012, en un almuerzo con cardenales: “hoy la palabra ecclesia militans está un poco fuera de moda, pero en realidad podemos comprender cada vez mejor que es verdadera, que porta en sí misma la verdad”.

Monseñor, por su bien, le pedimos a Dios que alguna vez dimensione -más con ojos de eternidad y menos en sintonía con ese mundo del que nos advierte San Juan- lo que ha perpetrado. No tenga dudas, esto seguirá, porque tenemos tiempo, exactamente el mismo que dure nuestra vida. Con la gracia de Dios, no habrá herida ni persecución ni amenaza que nos haga perder la alegría del destino que nos aguarda. A condición de ser fiel.

Y tenga esta certeza: mientras quede uno solo de aquellos que encarnan lo que tanto teme, siempre se escuchará un canto varonil a la Patria y un tronar de vivas a Cristo Rey de la Historia, siempre habrá un poncho colorado y una sotana -generalmente zurcida- renovando a diario el corajudo desplante al mundo, nunca faltará el sacramento y la plegaria en vertical ascenso, místicamente entreverados con el buen vino y la fogata.

No se confunda: no se trata de una lucha de poder, se trata de una promesa de amor.

                                                                                                                                            Jordán Abud

(*) El Dr. Jordán Alejandro Abud es argentino, viudo y padre de seis hijos,  Licenciado y Doctor en Psicología con la especialidad de Metacognición. Se ha dedicado a la investigación y docencia secundaria y universitaria, y  autor de una decena de libros de su especialidad. Presidente de la Asociación Argentina de Psicología Realista “Ecce Homo”, entre otras numerosas tareas al servicio de la vida y la verdad.

——————————–

Infocatólica NECESITA su generosa colaboración para continuar.

13 comentarios

  
mercedes
Me gustó mucho,un video del Padre Fortea"ni vencedores ni vencidos",que analiza muy ninuciosamente,lo que pasa en San Rafael,vale la pena escucharlo.
-------------------------
V.G.: Con todo respeto, Mercedes, creo que el p. Fortea no tiene elementos suficientes para opinar aquí, y aunque trataré de verlo (gracias por el dato), creo que para juzgar una situación hay que mirar los testimonios implicados, como primera pauta prudente.
02/12/20 12:37 AM
  
Jorge Cantu
Comparto la tristeza y enojo de Ma. Virginia y del Dr. Abud. En tiempos de sequía de vocaciones derriban y tapan el venero de agua limpia. Injusticias y prepotencia ha habido y seguirá habiendo en la Iglesia y duele que vengan de los mismo pastores que tienen a su cargo el rebaño, casi no hay santo que no las haya sufrido.

Al final Dios juzgará a cada uno y al que mucho confió, mucho pedirá. No quiero estar en los botines o la sotana de los que obraron de manera sectaria o por intereses ideológicos y segaron las amadas almas sacerdotales que el Señor había dispuesto a servirle para la salvación de muchos.

Por mi parte, el pretexto de la presunta 'desobediencia' me parece del todo ridículo considerando la muy elástica tolerancia y benevolencia hacia tantos auténticos enemigos del Bien y la Verdad que campean y son agasajados como amigos entrañables por las máximas autoridades eclesiales.
03/12/20 12:28 AM
  
Vivi
Da tristeza , impotencia y miedo. Los "enemigos" esta vez , "son de los nuestros".
Me quedo con una frase que creo es el eje de la cuestión:
"hasta dónde puede llegar el odio a todo lo que recuerde que no se puede ser a la vez de Cristo y del mundo".
03/12/20 1:05 AM
  
Postema
"Cara al Sol" no es el himno que recuerda a 100 000 mártires. Es un himno secular, que no menciona nunca a Cristo ni su reinado social, y que fue utilizado por un partido moderno, inspirado en Ortega y Gasset, con cierta tendencia totalitaria. Que sea muy bonito y que Primo de Rivera sea una figura que humanamente despierta simpatía es otra cosa.

----------------------
V.G.: Posterna, le sugiero que antes de corregir, se informe al menos convenientemente. Hasta en Wikipedia puede hallar datos más fehacientes de lo que ud. señala, pues adjudicarle la "inspiración" del Cara al Sol a Ortega es un despropósito no menor.
En cuanto a la canción, debo decirle que representa mucho más que "un partido", sino sobre todo un espíritu, y no puede negarse que muchos que lo cantaron dieron su sangre vivando a Cristo Rey. Su origen es inequívocamente católico, y al menos en nuestro país, le aseguro que es muy raro que no lo sean quienes lo entonan, defendiendo el sentir de la Iglesia, mucho más allá de "simpatías humanas". Por si le cupiesen dudas, puede ver aquí una oración compuesta por uno de los principales autores del Cara al Sol, que puede gustar o no, pero que da fe de un espíritu que si algo no tiene, es espíritu mundano:


ORACIÓN POR LOS CAÍDOS DE LA FALANGE
Señor, acoge con piedad en tu seno a los que mueren por España y consérvanos siempre el santo orgullo de que solamente en nuestras filas se muera por España y de que solamente a nosotros honre el enemigo con sus mayores armas. Víctimas del odio, los nuestros no cayeron por odio, sino por amor, y el último secreto de sus corazones era la alegría con que fueron a dar sus vidas por la Patria. Ni ellos ni nosotros hemos conseguido jamás entristecernos de rencor ni odiar al enemigo, y tú sabes, Señor, que todos estos caídos mueren para libertar con su sacrificio generoso a los mismos que les asesinaron, para cimentar con su sangre joven las primeras piedras en la reedificación de una Patria libre, fuerte y entera. Ante los cadáveres de nuestros hermanos, a quienes la muerte ha cerrado sus ojos antes de ver la luz de la victoria, aparta, Señor, de nuestros oídos las voces sempiternas de los fariseos, a quienes el misterio de toda redención ciega y entenebrece, y hoy vienen a pedir con vergonzosa ingencia delitos contra los delitos y asesinatos por la espalda a los que nos pusimos a combatir de frente. Tú no nos elegiste, Señor, para que fuéramos delincuentes contra los delincuentes sino soldados ejemplares, custodios de valores augustos, números ordenados de una guardia puesta a servir con amor y con valentía la suprema defensa de una Patria. Esta ley moral es nuestra fuerza. Con ella venceremos dos veces al enemigo, porque acabaremos por destruir no sólo su potencia sino su odio. A la victoria que no sea clara, caballeresca y generosa preferimos la derrota, porque es necesario que, mientras cada golpe del enemigo sea horrendo y cobarde, cada acción nuestra sea la afirmación de un valor y una moral superiores.
Aparta así, Señor, de nosotros, todo lo que otros quisieran que hiciésemos y lo que se ha solido hacer en hombre de vencedor impotente de clase, de partido o de secta, y danos heroísmo para cumplir lo que se ha hecho siempre en nombre de una Patria, en nombre de un Estado futuro, en nombre de una cristiandad civilizada y civilizadora. Tú sólo sabes con palabra de profecía para qué deben estar" aguzadas las flechas y tendidos los arcos" (Isa. V, 28). Danos ante los hermanos muertos por la Patria perseverancia en este menosprecio hacia las voces farisaicas y oscuras, peores que voces de mujeres necias. Haz que la sangre de los nuestros, Señor, sea el brote primero de la redención de esta España, en la unidad nacional de sus tierras, en la unidad social de sus clases, en la unidad espiritual en el hombre y entre los hombres, y haz también que la victoria final sea en nosotros una entera estrofa española del canto universal de tu gloria.
(F.E., 22 de febrero de 1934) RAFAEL SÁNCHEZ MAZAS
03/12/20 1:43 AM
  
Graliro
Yo espero que ninguna de estas vocaciones se pierda por obediencia a...AL MALIGNO! Las Hermanitas de Maria, 23 monjas francesas indefensas resistieron y lograron de la justicia civil la restitucion del Castelneau, su monasterio y siguen fieles a Cristo. Por que estos varones llamados por Dios se rinden ?
--------------
V.G.: Graliro: aquí no se trata de la justicia civil sino de la eclesiástica. Y lo suyo no es una rendición.
05/12/20 9:22 PM
  
Akáthistos
Sacarle el Seminario a esta gente es como sacarle el pan a un pobre. Es su actividad, a lo que se dedican, su misión. Como si le hubiesen querido sacar los moribundos a Madre Teresa. Es el misterio de la iniquidad en el que tenemos que pensar, porque constituye un acto inicuo, unidireccional y arbitrario sin atenuantes. Respaldado por sectores ya comprometidos por esos derroteros, para que los ecos no sean aún mayores.
07/12/20 2:42 PM
  
Richard
Roguemos a Dios Nuestro Señor que permita que sus seminaristas, otros Cristos, reciban su ordenación, sean sucesores de los Apostoles, formandose en otros seminarios, sin ser perseguidos. Christus vincit, Christus regnat, Christus imperat.
07/12/20 4:01 PM
  
Enriqueta Calzada
Los padres de Seminaristas han tenido reuniones con abogados de Mendoza (Barrio Bombal) y Buenos Aires (un afamado estudio jurídico de Av. Santa Fe CABA) porque van a iniciar una demanda por delitos contra el honor y daño moral (al no exponer claramente las razones del cierre, lo que daña el honor y buen nombre de los Seminaristas y sus familias) y pidiendo el resarcimiento económico por el dinero que las familias han invertido en la educación de sus hijos que el Obispado ha dejado en incumplimiento debido al cierre intempestivo del seminario. (Leyes 27063 y 27482 y art. 8 bis, 19, 40 y ccs. Ley 24.240).
----------
V.G.: Interesante. Si hay una bienaventuranza para quienes busquen la justicia, no hay que olvidarla. Muchas gracias por darnos esta noticia, Enriqueta.
07/12/20 7:10 PM
  
Claudio
Ojalá que estos seminaristas puedan ser sacerdotes algún día. Satanás, en este momento, sabiendo que le queda poco tiempo, se ensaña con todo su fruror contra los verdaderos católicos. Y gracias a ustedes por informar sobre esta injusticia, porque los grandes medios ignoran todo esto. Dios bendiga a esos saminaristas y a la patria. Pero no olvidemos pedirle a Dios que ablande el corazón a todos estos prelados, que creyendo tener todo el poder del mundo, de él, hacen uso y abuso.
08/12/20 1:12 AM
  
Farias
Virginia, si puede, cuando tenga tiempo, dígame cual era la enseñanza que allí se impartía sobre el Concilio Vaticano II y el Magisterio Papal del Concilio Vat II a esta parte. No me responda a mí, ni publique este comentario.
Me gustaría que se explaye en un artículo sobre qué enseñaban allí. Como Ud. dice, hay que poner las cosas a la luz, no debajo del celemín.
La verdad no debe temer ser expuesta. Pero mi percepción, por lo que ha dicho nuestra Conferencia Episcopal, es que en ese Seminario de cuestionaba seriamente el Concilio Vaticano II y el Magisterio de los Papas. Hasta que no me digan lo contrario eso permanece inamovible.
No he visto a nadie que haya expuesto este tema y que haya dicho con valentía y sinceridad "cuál es la base doctrinaria del seminario". Con afirmar que enseñan la ortodoxia y la verdadera doctrina NO DICEN NADA, sin oque dejan todo entre las brumas.
Hay que ser explícitos, y sobre todo cuando se dice claramente que allí se enseña contra el Vaticano II y el Magisterio de la Iglesia. Si no fuera así, jamás la Conferencia Episcopal habría deslizado esa frase. Si no es verdad lo que se sugiere, deben hacer profesión de estar de acuerdo con el Concilio y Magisterio de los Papa.
Es el primer seminario que se cierra en Argentina en mucho tiempo, que yo recuerde.
Vamos Virginia si la causa del Seminario es Justa, le agradecería que la expongan con toda claridad.
Aquí lo que falta es claridad. Porque tanta oscuridad hasta me podría llevar a conjeturar que están alineados con Lefevre o con sedevacantistas o con quienes dicen que Francisco no es Papa o que es hereje o apóstata.. Ud. conoce mucho de ese universo y me puede dar una noticia.
Saludos y Dios nos ilumine


----------------------------------
V.G.: Farías, este comentario lo publico porque veo buena fe en la pregunta, y que puede servir a otros. Créame que la enseñanza del Seminario sobre los temas que ud. consulta, es la misma que puede dar el p. Iraburu, o cualquier sacerdote y obispo recto. No es ese el problema, y si lo hubiera sido, ¿no cree que se habría dicho al declarar el motivo del cierre? El problema no es explícito en lo doctrinal, sino en el "tufo" a Tradición en plena comunión con Roma, lo que por lo visto molesta, y no se atreven a decir. A quienes están detrás de esta medida les gustaría poder aislar a toda la Tradición en la Fraternidad S.S.PX, por ejemplo, y así poder decir a sus anchas "Ahí están los rebeldes". Pero en el Seminario de S.Rafael no había espíritu "rebelde", a menos que se tome por tal la devoción genuina por todo lo que la Iglesia siempre consideró santo y bueno. En ese caso, me pregunto quiénes son los "rebeldes". ¿O me dirá que ud. realmente ve "comunión" real entre un Mons. Sarah y Kasper, por poner un ejemplo al azar? Hay mucha hipocresía, y este Seminario ha sido la luz roja que lo demuestra.
Claro que quisiéramos ver más claridad, pero hace décadas que muchos personajes han hecho de las sombras su ropaje habitual, como tan bien lo definió S.Pío X en la Pascendi. Prefieren sembrar sospechas y recelos, en vez de exponer claramente los errores y fallas; ¿eso es misericordia? ¿Eso es corrección fraterna? El crimen abominable es la comunión en la boca. ¿Por qué será? ¿De verdad se cree ud. lo del contagio a través de Quien es el autor de la Vida?
La obediencia es virtud, por supuesto, pero también contra ella se peca por defecto y por exceso. Y se ABUSA de ella cuando se esgrime para violentar las conciencias.
Yo no sé nada de "ese universo" pero tengo dos ojos y veo. Le ruego que haga un esfuerzo pidiendo la gracia para ver, simplemente, lo evidente.
08/12/20 1:17 PM
  
Farias
Le agradezco su respuesta; pero no me aclaró para nada lo que le pregunté.
Yo quería saber en forma clara y concreta qué se enseña en ese Seminario al respecto de cada uno de los documentos del Concilio Vaticano Segundo: Lumen Gentium, Gaudiun et Spes, Unitatis Reditegradio, Nostra Aetate, Dignitatis Humanae, etc.
Son respuestas concretas las que le pido . Me interesa que se me diga si afirman positivamente la bondad y magisterio de esos documentos. La interpretación es otra cosa. Pero lo que pido es que se me manifieste que en ese Seminario se dice : Es magisterio y lo aceptamos sin reservas; o por en contrario hay reservas con respecto al Vaticano II.
La interpretación es algo posterior. Con los Protestantes convenimos en casi todos los Textos Sagrados, no en todos; pero la interpretación en muchos casos no es la misma y hasta es diametralmente opuesta. Por eso nació la herejía.
Por ese motivo lo que yo pido es que se me diga si aceptan el Concilio Vaticano Segundo en cada uno de sus documentos; no en las interpretaciones que hacen Kung , parte de los progresistas u otros.
Es muy simple mi pregunta: ¿ Se acepta el Magisterio del Concilio Vaticano II y de los Papas desde esa época?. Y mire que hablo de Magisterio y no de las entrevistas o manifestaciones papales y de los pastores que no tienen esa calidad magisterial y que a veces son meras respuestas a periodistas .
Que Dios nos bendiga.
Farías
-------------------
V.G:: Farías, ¿ud cree por ventura que yo fui seminarista? Recuerde que soy mujer. ¿Cree que soy mosquito con grabador invisible? Le he dicho lo que sé por sus frutos, y mirando los muchísimos testimonios que hay en You Tube que cualquiera puede ver, y que no dan imagen de ningún "cuco" de los que ud. teme tanto. Por favor tómese el tiempo de escucharlos; hay sacerdotes y laicos allí. Yo he publicado sólo algunos pocos hace unos posts. Si logro conseguir algún otro testimonio que satisfaga su inquietud, le aseguro que lo publicaré aquí mismo, pero por favor, ya que abomina bastante de las "mentes cerradas", le pido que conceda la posibilidad de que esté errando el tiro, y que haya algún gato encerrado de la otra parte, por favor. Porque reconózcame que siempre ve la paja en el ojo de los que defienden la Tradición, pero nunca suele ver la viga en el de los que se autoproclaman "abiertos y misericordiosos".
09/12/20 12:46 AM
  
Mª Virginia
PARA FARIAS Y QUIEN DESEE SABERLO, comparto a continuación una oportuna declaración sobre la enseñanza impartida en el Seminario, que me hace llegar un ex miembro del mismo, y de lo cual rogamos tomar nota, o desmentirlo con pruebas, si las hubiera:

1) La currícula de materias impartidas (desde el curso Introductorio hasta el año diaconal) es un documento público que cada año se publicaba con el nombre de ordo académico para toda la diócesis, el cual contenía las materias, horarios y profesores e incluso el calendario anual de actividades del Seminario.

2) Al inicio del ciclo lectivo de cada año, todos los profesores y los formadores del Seminario realizaban y firmaban frente al obispo la Profesión de Fe católica según la fórmula y las normas del derecho canónico vigente.

3) La currícula de materias está de acuerdo a los documentos: de la Congregación para el Clero, Ratio Fundamentalis Institutionis sacerdotalis (8.XII.2016) y la Constitución Apostólica del Papa Francisco Veritatis Gaudium (8.XII.2017).

4) En el 2020, el Seminario contó con 24 profesores, de los cuales 10 son licenciados o doctores formados recientemente en universidades pontificias y 4 licenciados universidades católicas. Alguno de ellos, fue premiado en el 2015 por una Universidad Pontifica por su trabajo realizado en teología (primer premio).

5) Los programas de cada materia son también documentos públicos y han estado vigilados en su ortodoxia doctrinal por un director de estudios nombrado por el mismo obispo.

6) Nunca se manifestaron dificultades con respecto a la enseñanza católica impartida, o al Concilio Vaticano II o a los documentos magisteriales.

7) La dificultad sobre la orden de comulgar exclusivamente en la mano y negar la comunión en la boca a los seminaristas surgió precisamente por fidelidad a las enseñanzas de la Iglesia: documento Memoriali Domini; a las normas litúrgicas universales y a las directivas emanadas de la Congregación para el Culto que indicaban que nunca podía prohibirse al fiel la comunión en la boca.
09/12/20 5:57 PM
  
L.C.
//////////////////////
---------------
V.G.: Aunque lo ponga entre comillas, lo que ud. dice es una infamia, y por supuesto, no creerá que lo voy a publicar.
09/12/20 11:14 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.