(108) Cristo Rey, la voluntad popular y una oración por la Patria

xtorey

“Sin duda, existe actualmente una confederación del mal, que recluta sus tropas de todas partes del mundo, organizándose a sí misma, tomando sus medidas para encerrar a la Iglesia de Cristo como en una red, y preparando el camino para una Apostasía general. (…)  ¡Dios nos guarde de contarnos entre aquellos ingenuos que caen en la trampa que se está tendiendo a nuestro alrededor! ¡Dios nos libre de ser seducidos por las bellas promesas en las cuales Satán ha ocultado seguramente su ponzoña! (…)  ¿Consentiremos nosotros los cristianos en tener parte en este asunto? ¿Ayudaremos, aun con nuestro dedo meñique, al Misterio de Iniquidad que lucha por nacer, y que convulsiona al mundo con sus dolores? ‘¡Alma mía, no entres en su consejo; no te unas a su asamblea, honra mía’ (Génesis 49,6). ‘¿Qué relación hay entre la justicia y la iniquidad? ¿Qué unión entre la luz y las tinieblas? […] Por tanto, salid de entre ellos y apartaos’ (2 Corintios 6,14.17), de otro modo seréis cooperadores de los enemigos de Dios, y estaréis abriendo el camino para el Hombre de Pecado, el hijo de perdición.” (Beato Card. J. H. Newmann)

Se comenzó por negar el imperio de Cristo sobre todas las gentes; se negó a la Iglesia el derecho, fundado en el derecho del mismo Cristo, de enseñar al género humano, esto es, de dar leyes y de dirigir los pueblos para conducirlos a la eterna felicidad. Después, poco a poco, la religión cristiana fue igualada con las demás religiones falsas y rebajada indecorosamente al nivel de éstas. Se la sometió luego al poder civil y a la arbitraria permisión de los gobernantes y magistrados. Y se avanzó más: hubo algunos de éstos que imaginaron sustituir la religión de Cristo con cierta religión natural, con ciertos sentimientos puramente humanos. No faltaron Estados que creyeron poder pasarse sin Dios, y pusieron su religión en la impiedad y en el desprecio de Dios.   (Pío XI, Quas Primas, sobre el reinado de Cristo)

En esta nueva fiesta de Cristo Rey, uno se pregunta cuántos pueblos conquistados para El hoy siguen siendo fieles servidores de su reino, sin temor a confesarlo así, sin eufemismos, ante el mundo. Tal vez sólo permanezca la fe verdadera en aquellos que le obsequian a sus propios hijos como mártires, pues cada día más definidamente, los partidos del mundo sólo se concilian contra Cristo y su reinado.
Seguramente por ello, el Bto. Antonio Gaudí sentenciaba con visión sobrenatural, “La democracia es la norma de la ignorancia y la estupidez".

A 90 años de la Quas Primas, siguen completamente vigentes las palabras con que S.S. Pío XI se refería a las “causas de las calamidades que abruman y afligen al género humano”:

“la mayoría de los hombres se habían alejado de Jesucristo y de su ley santísima, así en su vida y costumbres como en la familia y en la gobernación del Estado”.

Y es lastimoso que hoy nuestros obispos -tan empeñados en la defensa del sistema político vigente-, no se moleste en recordarnos que nunca resplandecería una esperanza cierta de paz verdadera entre los pueblos mientras los individuos y las naciones negasen y rechazasen el imperio de nuestro Salvador.”

Será porque ellos mismos no están persuadidos, y esta fiesta es tan incómoda para muchos que no hacen sino insistir en un reinado de Cristo puramente espiritual, omitiendo que

“es evidente que también en sentido propio y estricto le pertenece a Jesucristo como hombre el título y la potestad de Rey; pues sólo en cuanto hombre se dice de El que recibió del Padre la potestad, el honor y el reino (2); porque como Verbo de Dios, cuya sustancia es idéntica a la del Padre, no puede menos de tener común con él lo que es propio de la divinidad y, por tanto, poseer también como el Padre el mismo imperio supremo y absolutísimo sobre todas las criaturas.

(…) Es dogma, además, de fe católica, que Jesucristo fue dado a los hombres como Redentor, en quien deben confiar, y como legislador a quien deben obedecer”.

A quienes pretendan, pues, que este reinado nada tiene que decir a los pueblos en el ámbito público o fuera de la propia conciencia, se recuerda que

El imperio de Cristo se extiende no sólo sobre los pueblos católicos y sobre aquellos que habiendo recibido el bautismo pertenecen de derecho a la Iglesia, aunque el error los tenga extraviados o el cisma los separe de la caridad, sino que comprende también a cuantos no participan de la fe cristiana, de suerte que bajo la potestad de Jesús se halla todo el género humano.

El es, en efecto, la fuente del bien público y privado. Fuera de El no hay que buscar la salvación en ningún otro; pues no se ha dado a los hombres otro nombre debajo del cielo por el cual debamos salvarnos.

El es sólo quien da la prosperidad y la felicidad verdadera, así a los individuos como a las naciones (…). No se nieguen, pues, los gobernantes de las naciones a dar por sí mismos y por el pueblo públicas muestras de veneración y de obediencia al imperio de Cristo si quieren conservar incólume su autoridad y hacer la felicidad y la fortuna de su patria.”

Por eso no creemos casual que en esta patria argentina -que lleva como pabellón el manto de la Inmaculada-, se celebre justo hoy, como burla a Cristo Rey, el ballotage definitorio del gobierno que seguirá sepultando la identidad católica nacional.

Gane quien gane este “sorteo”, lo más triste en este panorama es la abulia e inconciencia de tantísimos católicos que, una vez más, oscilarán entre el discurso de la izquierda, fomentado por la lucha de clases, y el de un cambio ficticio de titiriteros, conquistados por la desfachatez e inmoralidad de los liberales. Hoy se debate, pues, si este pobre pueblo que ha perdido la capacidad de juzgar rectamente, prefiere que lo abatan a garrotazos o lo envenenen con guante de seda.

Como todo circo democrático contemporáneo –al menos por estas latitudes-, el espectáculo sigue siendo semejante al que ofrecía Pilatos: la multitud siempre responde “¡Crucifíquenlo!; no tenemos más rey que el César!”. Y al César haremos genuflexiones aunque sea sobre cadáveres de niños, o sobre cruces pisoteadas.

Porque en el fondo, el mensaje es “nuestro dios es el César”, y el César soberano es la intocable voluntad popular. Digamos entonces, ante este estado de cosas, que la democracia es idolátrica y la idolatría es pecado grave.

Como se atrevió a decir hace unos meses el asesor de Macri (el candidato liberal, adalid del “cambio” para todos los que repudian a la dinastía Kirchner…), Durán Barba, lo importante es “entender a la gente”: “Nosotros tenemos que entender a la gente. Si la gente cree que (el precandidato del Frente para la Victoria) Daniel Scioli es un buen gobernador, el 65 por ciento lo piensa, pues Scioli es un buen gobernador. ¿Es maquiavélico? No, es acercarse a la gente. Si la gente cree que la Virgen de Guadalupe es una atorranta, pues lo será hasta que se demuestre lo contrario".

Pero a los católicos parece que ya no les importa la blasfemia, porque todo se comprende y justifica “según el contexto” y según el patrón de “la propia conciencia”.. 

Hace unos pocos días, el mismo sujeto advirtió la postura favorable al aborto del partido, y sin embargo, muchísimos católicos suicidas dejaron que Macri tranquilice sus conciencias al  desautorizar esas declaraciones diciendo que “en lo personal” estaba a favor de la vida, pero a nadie le movió un pelo que haya ido a Jujuy a rendir culto pidiendo la protección (sic) de la Pachamama, o que haya manifestado su deseo de que la Argentina, nación católica, sea “socia de Israel”,  en repetidos signos de pleitesía ante logias judeomasónicas como la B’Naith Brith.  Tampoco importa a los católicos que lo ven como una “alternativa sana” su vinculación con la prostitución ni mucho menos, por supuesto, su consideración de la pornografía como modo normal de “educación”  , ni su firme apoyo a la reingeniería pornocraciasociopolítica bajo la ideología de género. En su discurso en Jujuy, Macri pidió que los argentinos tengamos lo que nos merecemos…Dios no lo escuche, porque el castigo por tanta apostasía será insoportable.

Cuando nos vienen entonces con la doctrina del mal menor…¿será porque creen que el cinismo y la corrupción de las almas es menos grave que la inseguridad de estar gobernados por una pandilla de guerrilleros, como hasta ahora?  ¿Quién dijo que Gramsci es “preferible” a Lenin?

subditos de IsraelSe ha cambiado el sentido común, y con la victoria sobre las inteligencias -desnaturalizadas por el silenciamiento de la doctrina católica y la prédica ideológica a hora y deshora-, el terreno está abonado para la victoria completa sobre el alma de las naciones en otro tiempo cristianas. ¿Quién se atreverá, en la escena política, tan sólo mencionar públicamente a Cristo Rey, si ni siquiera en el lenguaje espiritual se lo nombra? ¡Qué consoladoras estas palabras de S.S.Pío XI, cuando nos exhorta, deplorando la peste del laicismo y la “apatía y timidez de los buenos, que se abstienen de luchar o resisten débilmente”: 

cuanto más se oprime con indigno silencio el nombre suavísimo de nuestro Redentor, en las reuniones internacionales y en los Parlamentos, tanto más alto hay que gritarlo y con mayor publicidad hay que afirmar los derechos de su real dignidad y potestad.

Obedeciendo a ello, hace algunas décadas en la Argentina se solía rezar esta oración (definida, sin acomodos, porque en la oración no se busca quedar bien con el mundo sino hablar al Dios verdadero desde la fe verdadera), hoy no sólo olvidada sino directamente despreciada, por muchos que prefieren pedir a los soldados de Cristo que canten, bailen y caminen, pero jamás que libren el buen combate de la fe: ni ofensivo -apostolado- ni reparador y defensivo.  Fuera ya de nuestro lenguaje la referencia a enemigos, pecado, sacrificio, penitencia, blasfemia o sacrilegio, y “Mejor hablar de las cosas lindas y positivas”.

El misericordioso médico debería contentarse con acariciar la cabeza del paciente con llagas purulentas, y cubrir éstas, dejándolo morir de gangrena.   -Pero es que hiede, Señor…

Y entonces, respondiendo Dios Padre, que en verdad es rico en misericordia, sigue enviándole a la Esposa del Cordero sacerdotes y consagrados fieles, valientes y justos, que la consuelan con un bálsamo: la voz potente de la Verdad, la voz de Cristo Rey.

A El sea el poder, el honor y la gloria.

 

ORACIÓN A CRISTO REY POR LA PATRIA

Señor nuestro Jesucristo
Rey de las Naciones y de los corazones
Dios que todo lo creaste, lo redimiste,
y has hecho a nuestro pueblo cristiano;
mira con ojos benévolos a ésta

Nuestra querida Patria
Consagrada a Tu Santísima Madre
y escucha a tus hijos que quieren volver a Ti.
***
¡Oh Rey! cristianos hemos nacido,
y cristianos queremos ser
Nuestra Patria es una historia católica,
y su destino de grandeza es llevar
Tu nombre como Bandera.
Atiéndenos, Señor, en esta jornada aciaga,
y, si está en Tu Santísima Voluntad,
aparta de nosotros este cáliz de amargura
dándonos la gracia de reconquistarte la Patria que nos diste

Para esperar la Celestial.
***
Que tu Madre, Reina nuestra,
Conductora y Vencedora en la Lucha Final,
aplaste la cabeza del enemigo que avanza
extendiendo su Poder Internacional
Que el Ángel que custodia nuestro suelo
aparte de nosotros la perfidia sionista,
el odio marxista, la indolencia liberal

 y la siniestra masonería.
Aniquilen Tus Arcángeles a las Sectas Invasoras,
y guarden a nuestras juventudes
de la corrupción mental y moral.
***
Pero no se haga nuestra voluntad, sino la Tuya;
y si prefieres para nosotros
la noche oscura de una pasión nacional,
Te pedimos, Rey de los Reyes,
no permitas que tu pueblo sea traidor:
Antes prepáranos y danos el triunfar en el martirio,
para la Gloria de Tu Divina Majestad,
en reparación por tanta historia laica,
y para que, bajo el Manto de la Virgen Soberana,
Te adoremos en la Patria Eterna,
con los que lucharon por Ti.  AMEN

 ————————————————————————

Infocatólica agradecerá vuestra generosa colaboración; le sugerimos cómo hacerlo.

21 comentarios

  
andrea
ME UNO PLENAMENTE A LA IDEA DE ESTE ARTÍCULO. GRACIAS.
22/11/15 1:37 PM
  
Ricardo de Argentina
La formidable presión que el Mundo, instigado por Satán, ejerce contra la Iglesia, hace que muchos pastores se plieguen al mandato del liberalismo:"¡Iglesia, a la sacristía!". Y de allí salgan a proponer el "reinado espiritual" de Cristo.
Que por supuesto es el más importante si de nuestra salvación se trata, pero que no debe agotarse allí sino que la Caridad operante -y el mandato del Evangelio, si alguien no entendiera qué significa - debe llevarnos a desear que Cristo reine además en nuestras naciones, en la sociedad, en la política, en la economía. En todo.
22/11/15 4:16 PM
  
Maria-Ar
Brillante Ma Virginia!
Sos la voz de los que no la tenemos!
+
22/11/15 6:47 PM
  
pacomio
Podría ofrecerse a la Conferencia Episcopal para escribir sus declaraciones, no sólo notablemente más doctrinarias; sino más interesantes y divertidas. ¡¡¡Gracias y adelante!!!
-------------------------
V.G.: Jajajaj! Muchas gracias Don Pacomio.
22/11/15 9:17 PM
  
marcos perez
Si los curas volvieran a leer QUAS PRIMAS.......
Es tan claro todo lo que has dicho ,que solo va mi saludo respetuoso a una mujer valiente y por sobre todas las cosas
VIVA CRISTO REY !!!!!
criollo y andaluz

-----------
V.G.: Muchas gracias, ¡Viva Cristo Rey y la Reina, Nuestra Señora!
22/11/15 10:15 PM
  
Antonio1
"Pero, ¿en qué consiste el "poder" de Jesucristo Rey? No es el poder de los reyes y de los grandes de este mundo; es el poder divino de dar la vida eterna, de librar del mal, de vencer el dominio de la muerte. Es el poder del Amor, que sabe sacar el bien del mal, ablandar un corazón endurecido, llevar la paz al conflicto más violento, encender la esperanza en la oscuridad más densa. Este Reino de la gracia nunca se impone y siempre respeta nuestra libertad. "
Benedicto XVI. 22 de noviembre de 2009.
“Te daré todo ese poder y su gloria, porque a mí me lo han dado y lo doy a quien quiero. "
Satanàs.
"Mi reino no es de este mundo"
Jesucristo.


-------------------------
V.G.: Muchas gracias por las citas, Antonio, ¿pero sugiere ud. que S.S.Pío XI habla en nombre de Satanás?...
22/11/15 10:25 PM
  
marcos perez
Antonio 1 : le sugiero ,con toda humildad ,lea algo mas sobre el Reinado Social de Nuestro Señor y se le aclararan un poco las ideas.Empiece por leer la Enciclica QUAS PRIMAS de SS Pio XI.sobre la realeza de Cristo.
Lo saludo respetuosamente en Cristo ,Nuestro Señor , REY Y SEÑOR de la historia y las naciones.
criollo y andaluz
23/11/15 2:01 AM
  
Carmen A..
Estuve siguiendo un buen rato los resultados de las elecciones y me encontré que no sabía qué pedir ¡Que situación están ustedes viviendo!
-----------------
V.G.: Es el espectáculo de un pueblo devastado por la prédica liberal. Y el liberalismo es pecado.
23/11/15 3:36 AM
  
Antonio1
No, solo expongo la palabra de Dios y cómo entiende el significado de Cristo Benedicto XVI, que creo es el papa más profundo teológicamente de la
Última centuria.

Marcos Pérez,
No se preocupe, he leído muchísimo sobre lo que significa que Cristo es rey, y cómo muchos poderes mundanos han malinterpretado esto y utilizado el nombre de Cristo para fines espúreis.
Luego le pongo más textos de papas .
23/11/15 7:43 AM
  
Antonio1
Marcos Pérez,
Aquí otra muestra de que entiendo el reinado de Cristo exactamente igual que Benedicto XVI:

"El procurador romano indaga y pregunta a Jesús: «¿Eres tú el rey de los judíos?» (Jn 18,33). Jesús, respondiendo a esta pregunta, aclara la naturaleza de su reino y de su mismo mesianismo, que no es poder mundano, sino amor que sirve; afirma que su reino no se ha de confundir en absoluto con ningún reino político: «Mi reino no es de este mundo … no es de aquí» (v. 36).
Está claro que Jesús no tiene ninguna ambición política. Tras la multiplicación de los panes, la gente, entusiasmada por el milagro, quería hacerlo rey, para derrocar el poder romano y establecer así un nuevo reino político, que sería considerado como el reino de Dios tan esperado. Pero Jesús sabe que el reino de Dios es de otro tipo, no se basa en las armas y la violencia.
No quiere que se le defienda con las armas, sino que quiere cumplir la voluntad del Padre hasta el final y establecer su reino, no con las armas y la violencia, sino con la aparente debilidad del amor que da la vida. El reino de Dios es un reino completamente distinto a los de la tierra."

¡Tú eres Rey! Pero tu reino no es de este mundo (cf. Jn 18, 36); no es fruto de conquistas bélicas, de dominaciones políticas, de imperios económicos, de hegemonías culturales. Tu reino es un "reino de verdad y de vida, reino de santidad y de gracia, reino de justicia, de amor y de paz" (Juan Pablo II)

"Para mostrar ahora en qué consiste el fundamento de esta dignidad y de este poder de Jesucristo, he aquí lo que escribe muy bien San Cirilo de Alejandría: Posee Cristo soberanía sobre todas las criaturas, no arrancada por fuerza ni quitada a nadie, sino en virtud de su misma esencia y naturaleza(20 "
Quas primas.

"Oh Hijo del Padre Eterno, Jesucristo, Señor nuestro, Rey verdadero de todo! ¿Qué dejasteis en el mundo? ¿Qué pudimos heredar de Vos vuestros descendientes? ¿Qué poseísteis, Señor mío, sino trabajos y dolores y deshonras, y aun no tuvisteis sino un madero en que pasar el trabajoso trago de la muerte? En fin, Dios mío, que los que quisiéremos ser vuestros hijos verdaderos y no renunciar la herencia, no nos conviene huir del padecer. Vuestras armas son cinco llagas” (Santa Teresa de Jesús, Fundaciones 10, 11).
------------------------
V.G.: Antonio, he reunido en tres sus últimos OCHO comentarios. Creo que para un mismo post, es suficiente, no?...
23/11/15 8:06 AM
  
Sonia S
Hola,
con permiso, el liberalismo es pecado, por lo que su trasposición política, la democracia liberal es pecado.
(entendemos todos, imagino, al liberalismo en acepción 'clásica')
La pregunta que siempre me hago, es: cual es el sistema político que no sea pecado, y que garantice que la gente no se mate por las calles o que no sea "vaporizada" en el comité de salud publica o en los sótanos del ministerio del interior?
Hace años que no puedo encontrar responder a esta pregunta, y no sólo en sitios confesionales.
saludo,

----------------------
V.G.: Sonia, es que una cosa es la bondad o no de un sistema político y otra cosa es la naturaleza humana, debilitada por el pecado original.
Éste no lo "resuelve" un sistema político ni económico (el pretender que así sea es la esencia del milenarismo...), sino sólo la gracia, que es de orden sobrenatural, como lo es el pecado.
Aunque el régimen imperante sea óptimo, y el gobernante un santo, siempre habrá discordias entre los ciudadanos, PERO si se parte de la base del reconocimiento de estas realidades, al menos se tomarán recaudos suficientes como para responder a ellos convenientemente. El problema de las democracias liberales es que prácticamente no admiten la existencia del pecado original, y por tanto dejan al hombre librado al "libre juego" de sus pasiones e intereses.
El sistema político apto para que el hombre desarrolle sus capacidades, puede ser tanto una monarquía, una república o un régimen corporativo (que no es sinónimo de tiranía, pues también hay tiranías democráticas), siempre y cuando responda al bien común natural y a los demás principios de la Doctrina Social de la Iglesia: subsidiariedad, propiedad privada con función social, respeto de los cuerpos intermedios. Los principios que sustentan al liberalismo y marxismo son inadmisibles por ser ante todo de base materialista, y no responder a una recta concepción de la persona humana (pecado, libertad y gracia).
La serie del p.Iraburu sobre católicos y política es muy clara al respecto.
23/11/15 4:00 PM
  
Antonio1
Está estupendo, Virginia, gracias.
Ya te digo que lo nuestro tiene futuro. :)
----------------
V.G.: Si es ironía, lo lamento. Si es cierto, me alegro.
24/11/15 5:48 PM
  
Maricel
Daría la impresión de que no confiás plenamente en Cristo Rey! Muchos católicos hemos estado ofreciendo nuestro Rosario cotidiano por la Patria. Y sé que el Señor nunca nos suelta la mano. En cuanto al liberalismo que tanto temés y decís que es pecado, en este caso concreto se refiere a libertad económica, libertad para producir y volver a ubicar a nuestra querida Patria en lugar digno en el concierto de las Naciones. No se trata de liberalismo ateo o contrario a la Religión. No confundamos los tantos. Llevamos 12 años de opresión estatal, descalificación al adversario, venganza y odio. Recemos juntos por la Patria, que soplan vientos de cambio!
-----------------
V.G.: Maravilloso análisis, Maricel: en aras de la economía, los católicos debemos festejar el gobierno de un pornócrata para escapar de las lacras anteriores, y encima con la pantalla de la confianza en Cristo Rey? Los rusos zaristas también confiaban en Cristo Rey, y lamentaron con lágrimas el Soviet. Aquí se trata de que "ojos que no ven, corazón que no siente": la corrupción de las almas, en realidad le importa un pepino a una enorme cantidad de católicos (el católico liberal es primero liberal, y después católico, en realidad...), olvidando que hay que temer más a quienes matan el alma que a los que matan el cuerpo.
Y te informo: yo no digo que el liberalismo sea pecado, lo dice la Iglesia. San Ezequiel Moreno era muy claro al respecto.
¿Lugar digno en el concierto de las Naciones? El Nuevo Orden Mundial es de por sí indigno del Reino de Cristo, con una cultura anti-verdad, anti-vida y anti-orden natural. ¿Allí te parece honroso que se sitúe nuestra Patria? Yo no lo celebro en absoluto, me da náuseas.
Dios quiera que María Santísima ilumine el entendimiento de todos los que rezamos el Rosario, para buscar ante todo la voluntad de Dios, y no la propia, con miras puramente humanas.
25/11/15 7:03 AM
  
Carlos María Lopez
Desde Europa quisiera decir que lo que llamamos democracia es una institución puramente política y lo menos malo que ha inventado la humanidad para coexistir pacíficamente en una sociedad plural, respetando la dignidad de la persona y los derechos humanos, basándose en una Constitución. Esta organización puede llamarse Estado de derecho. Ahora bien, no existe la democracia perfecta, sino que los demócratas estamos llamados a una lucha continua por mejorarla. La Iglesia Católica no se opone a ella en modo alguno.
La Unión Europea fue fundada bajo la influencia de buenos católicos como Schumann, De Gasperi,Monnet y Adenauer. Su bandera está inspirada en una vidriera de la catedral de Estrasburgo.
En España sabemos demasiado bien la tragedia que ocurrió cuando se quiso suprimir una democracia desastrosa. Ahora también la nuestra está muy corrompida, pero no tiene repuesto.
Nos queda rezar para que Dios ilumine a nuestros gobernantes y que acierten a buscar el verdadero bien común de la nación.
---------------------
V.G.: Carlos María, creo que a menudo confundimos democracia con república. EL problema de las democracias liberales es que en realidad (no en la letra) se trata de una pura burla a la dignidad de la persona y los derechos humanos, empezando por el crimen del aborto, sencillamente porque se sustenta sobre la base de la Mentira. Cualquier sociedad que lo admita, a mí como cristiana me merece el mismo repudio que Nerón, con o sin constitución que la ampare, porque que yo sepa, las Constituciones no son palabra de Dios ni mucho menos, y también se pueden dar el lujo -como de hecho lo hacen- de pisotear el orden y derecho natural. ¿O no era en un "estado de derecho" donde se imponía ofrecer incienso a los ídolos?
Las declaraciones son muy bonitas, pero hay demasiada sangre inocente de por medio para que nos hagamos eco de tanta sandez, si pretendemos vivir en la Verdad.
25/11/15 7:23 PM
  
gabriel
Soluciones:
1)Inmolarse
2)tratar de aportar el grano de arena en lo que tenemos al lado y, de a poco transformar la
Realidad
3)impugnar un voto con aires de pilatos
4)que el que tenga informacion certera denuncia a la justicia?
Me cansé de los relatos fatalistas y no esperanzadores.
Abrazo en cristo. Rezo y fidelidad al Papa.
Verdad y Tradición.
-----------------
V.G.: Le recuerdo que el libro del Apocalipsis es ante todo un libro de ESPERANZA, pero no mundana. ¡No confundamos oro con oropel, por favor, que estamos hechos para algo mucho más alto!
25/11/15 11:49 PM
  
gabriel
“el liberalismo, sin dejar de ser liberalismo, más bien, para ser fiel a sí mismo, puede referirse a una doctrina del bien, en particular a la cristiana, que le es familiar“ benedicto xvi

Me parece que vale esclarecer a que se refiere el liberalismo al que se refiere.
Los terminos vagos se asocian con conveniencia y son poco neutros.
25/11/15 11:54 PM
  
Silvia Inés
Gracias M,Virginia por sacudir nuestras conciencias anestesiadas por la elección del mal menor.
27/11/15 12:58 AM
  
luis (distinto del habitual)
Como siempre; espantoso lo suyo.
----------------
V.G.: El masoquismo es insano, hombre, ¿para qué lo lee?.
28/11/15 4:01 AM
  
Antonio1
"EL problema de las democracias liberales es que en realidad (no en la letra) se trata de una pura burla a la dignidad de la persona y los derechos humanos, empezando por el crimen del aborto, sencillamente porque se sustenta sobre la base de la Mentira."
No mire usted, con cosas tan importantes no se juega. Las democracias son muy perfectibles, y contra el crimen del aborto se puede luchar democráticamente. Pero la dignidad de las personas cuando está por los suelos es en los regímenes en los que no puedes cambiar al gobernante te guste o no. Donde se exilia a los que no piensan como el dictador, donde se tortura o se arroja por un avión a los disidentes, donde las mujeres no pueden contratar y donde a veces hasta se toma el nombre de Dios en vano para justificar tanta ignominia.
No mire usted, las democracias se pueden mejorar mucho, pero nos ha costado muchos años de lucha por la dignidad tener un mínimo de garantías jurídicas, poder cambiar pacíficamente a los gobernantes y poder tener esta discusión sin censura para que ahora vengan a decirnos que qué mal se vive ahora y que qué nostalgia de los tiempos del ordeno y mando.
-------------------
V.G.: Objetivamente hablando, con toda la legalidad del mundo, se ha asesinado a más personas a través del aborto que en las dictaduras. Pero ya sabemos que son más "valiosas" las vidas que se ven y que tienen nombre y apellido. ¿De verdad cree que no hay censura en nuestras democracias más "avanzadas"? Pienso que aquí hay un error de datos, Antonio; no miremos las cosas tan superficialmente, cayendo en los slogans más habituales. En democracia se sigue torturando y asesinando gente que no dice lo que el gobierno quiere, si representa para éste una mínima amenaza a su poder, pero de un modo más disimulado e hipócrita, simplemente.
29/11/15 10:34 PM
  
gabriel
No dije mensaje apocaliptico sino faltos de esperanza. Lo de oro en oropel, lo dejo en su sobervia.
----------------
V.G.: No se entiende, Gabriel. Si se explica algo mejor, sería ideal.
06/12/15 8:29 PM
  
Josè Marìa
¡Felicidades!Solo Vòs y el Padre Javier evitais que me dè de baja en info catòlica.Vos como Mujer soys digna Heredera de Santa Juana De Arco.Para no cansaros mas me despido con un "Diòs que buen Vasallo si hubiera Buen Señor" dedicado a Vos.
08/01/16 7:02 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.