Un paisaje con dragones

¿Qué leen nuestros hijos? ¿Qué ven en el cine o en la televisión? Generalmente, los padres católicos no necesitamos que nos recuerden cosas obvias, como la importancia de evitar que lean libros o vean películas en que haya ataques explícitos contra la fe, pornografía etc. Hay otros temas más sutiles, sin embargo, que también son fundamentales, pero que no siempre tenemos tan claros.

Pocos géneros hay más populares entre jóvenes y niños que el de la fantasía. Dragones, elfos, guerreros, magos y todo tipo de criaturas fantásticas. Estos libros capturan su imaginación y en muchos casos son estupendos. Por desgracia, no es oro todo lo que reluce y quizá conviene que nos preguntemos qué tipo de visión del mundo se transmite en algunos de ellos. ¿Una existencia absurda o sin sentido donde el mal y la muerte tienen la última palabra? ¿Una visión maniquea en que el bien y el mal, la verdad y el error son caras opuestas de la misma moneda y lo importante es encontrar algún tipo de “equilibrio” entre ellos? ¿La acción transcurre en un mundo inmoral, amoral o, peor aún, antimoral?

Conscientes de la enorme fuerza que tiene la imaginación como vehículo para catequizar a nuestros hijos, ya sea para bien o para mal, la Editorial Vita Brevis acaba de publicar un libro titulado Un paisaje con dragones, de Michael O’Brien, cuya simpática portada de estilo retro pueden ver en la fotografía. El libro ha sido ha sido traducido por primera vez al español por Juan Gómez Carmena y creo que sería una excelente lectura para padres, abuelos, profesores, futuros padres, catequistas, sacerdotes o simples interesados en el género de la fantasía y la ciencia ficción.

Para los que no lo conozcan, Michael O’Brien es un famoso novelista católico norteamericano. Su novela más conocida es El Padre Elías: un apocalipsis, en el que se relata la llegada del anticristo y de los últimos días antes del juicio, con dos protagonistas: un pobre monje de un monasterio perdido de Tierra Santa y el político, estadista y filántropo que, aclamado por todos como salvador, es en realidad el Anticristo. Muy buena novela, entretenida, con mucha profundidad y más que recomendable.

En Un paisaje con dragones, O’Brien aprovecha su doble punto de vista como autor de novelas y padre católico, para hablar sobre el peligro de que algunos libros y películas de fantasía se conviertan en una especie de catequesis mundana para nuestros hijos. Esta catequesis no tiene por qué ser expresa. Es más, resulta mucho más peligrosa cuando no lo es, sino que, por ejemplo, da por hecho que la religión es una forma de opresión, que cualquier persona inteligente “sabe” que Dios no existe, que lo ideal es no ser buenos ni malos sino una cosa intermedia y otras muchas ideas modernas y agnósticas similares. Sin pasar por la razón y mezclados con emocionantes aventuras, “con un poco de azúcar” como decía Mary Poppins, esos dogmas posmodernos se tragan fácilmente y se asimilan a un nivel muy profundo, quizá para toda la vida.

Cuando antes hablaba de un mundo antimoral me refería a un tema que es quizá el principal de Un paisaje con dragones: la inversión de los símbolos. El cristianismo, a menudo utilizando materiales precristianos, desarrolló a lo largo de los siglos un lenguaje y una serie de símbolos con los que explicar su visión del mundo y de la vida. Desde hace tiempo, sin embargo, está de moda dar la vuelta completamente a esos símbolos, de manera que lo bueno sea en realidad malo y lo malo en realidad bueno: los sacerdotes y los clérigos son siempre malos o hipócritas; los dragones, las brujas y otros monstruos son buenos e incomprendidos; los caballeros son tontos y torpes; los padres siempre están equivocados y un larguísimo etcétera. Esta inversión de los símbolos hace daño a los niños en un nivel primario, porque desactiva las defensas erigidas pacientemente durante siglos en el imaginario colectivo.

A modo de ejemplos concretos, en el libro se pasa revista a numerosas obras conocidas de fantasía y ciencia ficción, señalando las que son completamente buenas, las que resultan aceptables aunque con defectos y las que, a juicio del autor, son completamente desaconsejables. En el caso de libros que tienen algunos defectos o ideologías extrañas pero no son rechazables por completo, cada padre tendrá que decidir prudentemente si sus hijos deben o no leerlos. Y, si decide que es bueno que lean esos libros, es muy probable que deba hablar con los niños antes o después de la lectura para explicarles esos defectos o ideologías de modo que sean conscientes de que están ahí y no se los traguen sin darse cuenta. Esto supone trabajo para los padres y no siempre resulta fácil, pero merece la pena y Un paisaje con dragones puede ser una valiosa ayuda en esa tarea.

Obviamente, las opiniones de O’Brien no son ni pretenden ser Palabra de Dios. Muy probablemente, como me ha sucedido a mí, el lector estará de acuerdo con algunas y en desacuerdo con otras. No importa. Lo que necesitamos es pensar sobre el tema, descubrir cuestiones que no habíamos tenido en cuenta y conocer posibles peligros para saber reconocerlos cuando los encontremos. En la literatura fantástica se está librando una batalla por la mente de nuestros hijos y no podemos permanecer neutrales.

………………..

El libro se puede comprar en la Editorial, Amazon.es, Amazon.com, Amazon.mx, Scribd, Apple ibooks, Kobo, etc.

27 comentarios

  
esron ben fares
Estimado Bruno,
este es un comentario sobre el blog en general. Sería bueno agregar un feed para seguir todos los blogs al mismo tiempo.

Saludos
27/10/20 4:35 AM
  
Bruno
Esron ben fares:

"Sería bueno agregar un feed para seguir todos los blogs al mismo tiempo"

Supongo que quiere decir todos los blogs de InfoCatólica. Ya existe, puede encontrar el enlace en esta página.

Saludos.
27/10/20 4:39 AM
  
Tikhon
Llevamos con esa practica ya muchos años. Quizas empezó con "E.T.", y ha continuado alcanzando su culmen popular con "Avatar".

Seres repulsivos; dragones, reptiles, dinosaurios, serpientes, etc. que siempre se habían relacionado con lo infernal, lo diabólico, lo infraumano, ahora se presentan como atractivos, cariñosos, entrañables...

Una peligrosa inversión de los símbolos que no considero casual.
27/10/20 8:26 AM
  
Bruno
Tikhon:

"Una peligrosa inversión de los símbolos que no considero casual"

En el libro se habla mucho de ese tema. Algunos ejemplos son muy claros, otros más discutibles, pero está claro que se ha realizado esa inversión y que se sigue realizando. El poder de la televisión, el cine y los medios es tan grande que no sé si es un proceso reversible, al menos a medio plazo, pero me parece que es esencial que seamos conscientes de ello.

No solo tenemos que evitar los libros y películas malos, porque es casi imposible conseguirlo del todo. También conviene que hablemos expresamente con los niños y les expliquemos los errores o ideas nocivas que hay en este libro o en aquel programa, para que ellos puedan detectar esos errores e ideologías. O'Brien cuenta cómo lo hace con sus hijos.
27/10/20 1:24 PM
  
WALDEMIR GARCIA
Excelente tema. Muy importante con nuestros hijos.
27/10/20 4:29 PM
  
Pablo
Ciertamente y como están las cosas debemos andarnos con mil pares de ojos sobre qué ven nuestros niños. Ya que algo sea declarado "infantil" no salva de nada, y no digamos las firmas tipo "es de Disney", que ya llega a ser casi un sello de valores retorcidos Y entre col y col, les meten a nuestros hijos unas lechugas de kilo y medio. Y como siempre también en ésto es aplicable el dicho popular "del agua mansa me salve Dios, que de la brava me salvo yo"
Interesante lectura.
27/10/20 6:59 PM
  
Bruno
Pablo:

Sobre Disney se habla mucho en el libro y se hace un análisis de varias películas (Aladdín, La Bella y la Bestia, La Sirenita, Pocahontas, El Jorobado de Notre Dame y otras), mostrando cómo han ido empeorando poco a poco e introduciendo cada vez más ideología posmoderna.
27/10/20 7:02 PM
  
Makabusa
Supongo que es una tarea para los padres leer antes las lecturas y ver previamente las películas que van a consumir sus hijos. También tarea de los profesores cristianos antes de decidir los libros que mandan leer...
Supuesta la formación al respecto.
La New Age entra en casi todos los dibujos de Netflix.
Diego Blanco Alvaroba también ha reflexionado al respecto.
Sería interesante una lista de lecturas y películas sin peligro.
A parte de la Trilogía de O'Brien que es fantástica, recomiendo las crónicas de Narnia y El Señor de los Anillos.
27/10/20 9:14 PM
  
Haddock.
El maestro Chesterton decía que los cuentos de Grimm era la mejor obra que había producido Alemania, opinión que yo suscribo ( y que les den morcilla a Schopenhauer, Hegel, Kant, Nietzsche y demás ralea)
Comentaba con acierto que era el libro de la sensatez. Por ejemplo, en el cuento "La madre del dragón" hablaba de la lógica que enuncia, porque si hay un dragón, necesariamente tiene que haber tenido una madre.

Qué grande, el tío Gilbert.

27/10/20 9:21 PM
  
Percival
Creo que, en cuanto a valores cristianos (con una ligera pátina "católica"), Andersen es también excelente.
Pero el auténtico, no las películas y las versiones "retocadas".
Sí hay que tener cuidado con los libros, las series, las películas... y casi todo.
27/10/20 10:10 PM
  
Haddock.
Percival:

Hubo que esperar hasta los años 80 para tener una versión fidedigna de los cuentos completos de Andersen. Lo hizo la editorial Anaya en su colección "Laurín". Los conservo como oro en paño.

27/10/20 10:34 PM
  
Bruno
Makabusa:

Diego Blanco ha escrito el prólogo de este libro.

En cuanto a los libros recomendables para niños y jóvenes, tenemos aquí en InfoCatólica el excelente blog De libros, padres e hijos, que habla constantemente de ese tema.
27/10/20 10:42 PM
  
Makabusa
No conozco ese blog, no suelo leer todo...
Miraré con más detenimiento porque me parece un tema muy importante, también para catequistas, sacerdotes, monitores de tiempo libre, niñeras y demás personas implicadas en la educación cristiana.
Gracias.
28/10/20 9:27 AM
  
Pilar
Cuando vas diciendo que no les dejas a tus hijos ver tal o cual peli o serie te miran como si fueras un bicho raro... Los chicos tb en el colegio han tenido alguna discusión con los compañeros, pero saben que es por su bien... Y además están aprendiendo que como cristianos tendrán que nadar a contracorriente... Que no tienen que subirse al tren del mundo sino decir que "no" en miles de ocasiones y esto les va entrenando. Ahora, los más mayores de mis hijos me dan las gracias... Yo también doy gracias a Dios por ayudarme a discernir.
Como padres tenemos que pedir a Dios ese discernimiento.
Gracias Bruno por el artículo y por el libro.
28/10/20 6:50 PM
  
Lucía Victoria
Muchas gracias por reseña, Bruno, que me ha parecido de enorme utilidad.
29/10/20 1:28 AM
  
Bruno
Pilar:

"Los chicos tb en el colegio han tenido alguna discusión con los compañeros, pero saben que es por su bien... Y además están aprendiendo que como cristianos tendrán que nadar a contracorriente..."

Sí. Dios saca cosas buenas de todo. Esos niños aprenderán desde el principio que la vida cristiana es una lucha y no se rendirán a la primera, como hace tanta gente hoy.

"Como padres tenemos que pedir a Dios ese discernimiento"

Amén.
29/10/20 2:43 AM
  
Jorge Cantu
¿La Matrix soltó un software demente para fastidiar o qué? ¿"Payaso divino"?
29/10/20 5:28 PM
  
El payaso de Dios🥳
Os estáis quedando atrás. No podéis con el vivir eh?
31/10/20 9:30 PM
  
El payaso de Dios🥳😂
Si hay un infierno, tenemos que ir allí y evangelizar. Ánimo!
01/11/20 9:08 PM
  
El payaso de Dios🥳
El nuevo cura de ARS quiere al cielo. Por eso se ha hecho cura. Para ir al cielo. La cosa tiene guasa, verdad?
02/11/20 12:20 AM
  
África Marteache
Bruno: Te escojo a ti entre todos los blogueros para anunciar que voy a cambiar mi nick por mi nombre de bautismo. No tiene ninguna importancia firmar con un nick porque siempre se ha hecho, hasta D. Dolindo Ruotolo escribía bajo el seudónimo de Dain Cohenel, pero son tiempos rudos y los cristianos debemos de dar la cara, o eso me parece a mi teniendo en cuenta que hay gente que trata de despistar cambiando de nick, o trolls sin fronteras.
Desde luego entre millones de castellanoparlantes no hay otro como el mío así que si alguien me conoce no tendrá duda de quién soy, pero no me importa.
02/11/20 10:52 AM
  
África Marteache
Se me olvidó decir que yo antes en Infocatólica he sido Palas Atenea durante mucho tiempo, así que la diosa griega va a desaparecer y si apareciera ya no sería yo.
02/11/20 10:54 AM
  
Bruno
África:

"Te escojo a ti entre todos los blogueros para anunciar que voy a cambiar mi nick por mi nombre de bautismo"

Muy honrado.

"entre millones de castellanoparlantes no hay otro como el mío"

Son las ventajas de tener un nombre poco común. Aunque mi apellido es común, mi nombre de pila no lo es tanto y, gracias a eso, me basta firmar como "Bruno" para que todo el mundo sepa quién soy.

Un abrazo.
02/11/20 6:42 PM
  
veritas liberabit
Me parece un tema de gran interés el que al parecer trata el libro. Preguntas: ¿se puede adquirir a través de cualquier librería, con los datos de libro autor y editorial? , ¿hay un domicilio social y es visitable y en dónde?. Gracias.
04/11/20 1:39 PM
  
veritas liberabit
"Africa Marteache", para gustos los colores, y me parece muy bien que haya quien quiere usar un sobrenombre por gusto, seguridad, discrección u otros motivos. Y me parece igual de bien que alguien use directamente su nombre. Y, repitiendome, y como para gusto los colores, me parecía más bonito tu sobrenombre de "Palas Atenea", pero -obviamente- es opinable y, sobre todo , es tu decisión.
04/11/20 1:42 PM
  
Alicia
Me a parecido interesante pero a partir de qué edad se aconseja este libro?? Gracias
08/11/20 10:06 AM
  
WALDEMIR GARCIA
África Marteache!
Muy buena iniciativa el cambio y la motivación, enhorabuena!
09/11/20 10:55 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.