InfoCatólica / Espada de doble filo / Categoría: General

30.11.20

Decir las Misas cosas

Hay errores que le alegran a uno el día. Verbigracia, algo que escribió hace poco D. Jorge González en su blog: “es que me escucho año tras año decir las misas cosas”. Obviamente, quería decir las “mismas cosas”, pero escribió misas en vez de mismas y me alegró el día. Este tipo de errores son lo que los sofisticados llaman un desliz freudiano y los sencillos saben reconocer, más bien, como un feliz eco de las profundidades de la fe.

D. Jorge se lamentaba en su artículo de hacer siempre las mismas cosas en su parroquia cada adviento, pero el lamento se le estropeó un poco al escribir sin darse cuenta “misas”. Fue, sin embargo, un error feliz y muy profundo, porque no hay nada que se repita más que la Misa. De hecho, viene repitiéndose todos los días desde hace casi dos mil años, que se dice pronto. Incluso las variaciones que caben en ella se repiten también. Es lo menos novedoso y cambiante que existe en nuestro mundo, y en eso precisamente reside su valor: el sacrificio de Cristo, realizado de una vez para siempre. La eternidad hecha gracia.

Leer más... »

17.11.20

El magisterio no magisterial

Muchos católicos bienintencionados que no han estudiado Teología creen que todo lo que sale de la boca del Papa o de un obispo o todo lo que dice un documento magisterial es magisterio. Nada más lejos de la realidad.

Los Papas y obispos hablan de mil temas, desde el fútbol hasta las consecuencias del tabaco, sobre los que no tienen competencia magisterial y, por lo tanto, aunque estén hablando oficialmente, lo que dicen en esos casos no es magisterio. Incluso cuando hablan sobre temas que pueden ser propiamente objeto de magisterio, a menudo lo que dicen no es magisterial, sino simplemente opiniones particulares suyas, sugerencias, hipótesis o buenos deseos. Esto es lo que, tradicionalmente, se llamaba hablar “como doctor privado".

Algo similar se puede decir de los documentos papales, vaticanos o episcopales. Aunque una encíclica, por ejemplo, sea un documento magisterial, casi siempre hay en ella partes cuyo contenido y nivel magisterial es muy reducido o nulo. En esta categoría entran los párrafos de saludos, las florituras retóricas, las afirmaciones hipotéticas, las aplicaciones prudenciales, las sugerencias, los casos de captatio benevolentiae, las afirmaciones confusas y, como decíamos antes, el tratamiento de temas que, por su propia naturaleza, no pertenecen al ámbito del magisterio.

Leer más... »

12.10.20

Fratelli Tutti: una misión imposible

Algún que otro lector me ha pedido que comente la última encíclica del Papa Francisco, Fratelli tutti y he emprendido resueltamente la tarea de ir analizando las diversas partes del documento, pero he terminado por llegar a la conclusión de que no merece la pena. No tiene sentido analizar el documento con detalle porque, con todo el respeto, esta encíclica es como una flecha disparada en la dirección equivocada. De nada sirve discutir la velocidad, el viento o el impulso que ha recibido, porque la flecha no puede llegar nunca a la diana: es una misión imposible.

No solo se ha escogido para ella un tema principal ajeno al cristianismo y cuya importancia es insignificante en comparación con cualquier aspecto de nuestra fe, sino que, además, la fe católica enseña expresamente que el fin que promueve la encíclica no puede realizarse, es imposible. Resulta paradójico que precisamente los cristianos, que somos los que sabemos con certeza que ese fin es imposible, nos empeñemos contra viento y marea en promoverlo y proponérselo al mundo.

Leer más... »

5.10.20

Los pecados de cintura para abajo

Cuando digo que los comentarios de agnósticos y ateos suelen estar entre los más interesantes, no estoy hablando por hablar. A menudo sugieren cuestiones cuya discusión puede beneficiarnos a todos. Por ejemplo, veamos este comentario hecho hace poco en el blog por Gringo:

“[…] siendo alguien que lleva años leyendo a diario InfoCatólica, veo que hay cosas que os importan muchísimo más que otras.

No hace falta ser un lince para darse cuenta de la enorme cantidad desproporcionada de artículos dedicados por ejemplo a la homosexualidad, o los anticonceptivos, comparados con artículos sobre otros temas que teóricamente también son de incumbencia cristiana, como la usura practicada por los bancos en España que desahucian familias por retrasarse en unos pocos meses del pago de la hipoteca.

Y no os voy a decir de qué tenéis que hablar, simplemente señalo que grosso modo parece que no hay más pecados que los cometidos de cintura para abajo”.

Esta acusación o crítica es muy interesante, sobre todo porque no afecta simplemente a InfoCatólica, sino que es algo que se oye muchas veces de la Iglesia en general y lleva oyéndose desde hace un par de siglos. Eso hace que el tema sea digno de discusión y no una mera queja sobre supuestos defectos humanos de InfoCatólica, que, para ser sinceros, tendría mucho menos interés.

Leer más... »

22.08.20

Los peligros de la publicidad

Vivimos en una época en la que no solo el éxito es fuente de dinero, sino ante todo el dinero es fuente de éxito. Las películas que se ven, los (pocos) libros que se leen, los productos que se usan y los lugares que se visitan son aquellos que tienen detrás una costosa campaña publicitaria. Lo que no se anuncia y publicita, aparentemente no existe o no le importa a nadie. Esto es en parte inevitable, teniendo en cuenta la gran población mundial y la inmensa oferta de todo tipo de productos y servicios, que hacen que el consumidor solo preste atención a lo que se distingue de alguna manera. La cultura de la publicidad, sin embargo, tiene grandes riesgos.

Uno de estos riesgos es la amoralidad de las agencias publicitarias y de los medios en que aparecen los anuncios, que estarían dispuestos a hacer propaganda del diablo si pagara bien. El ejemplo más evidente, entre muchos otros, es la repugnante publicidad de la prostitución que se hace en muchos periódicos. Desgraciadamente, nada hay de extraño en ello. A fin de cuentas, el Mundo y la Carne son buenos amigos (pun intended). El riesgo, sin embargo, también afecta a los medios católicos si no tienen un cuidado exquisito con la publicidad que aparece en sus páginas.

Leer más... »