Bendigamos las casas

El otro día vino un sacerdote a bendecir mi casa y, aunque no tengo mucho tiempo, me gustaría dejar por escrito cinco reflexiones rápidas antes de que las olvide.

1) Quien encuentra un sacerdote con fe y con celo, encuentra un tesoro. Qué gran regalo nos ha hecho Dios con el sacerdocio. Si un cáliz sagrado es precioso por estar consagrado al Señor, mucho más lo será un hombre ungido para hacer presente al mismo Cristo entre nosotros. Recemos por los sacerdotes, seamos cariñosos con ellos, ayudémoslos en todo lo que podamos y demos continuamente gracias por ellos a Dios.

2) La bendición de las casas es un rito precioso, que no debemos perder de ninguna manera, especialmente en esta época en que las familias están tan amenazadas y en que fácilmente entran demonios en los hogares, especialmente a través de la televisión. ¿Qué puede haber mejor para nuestras familias que recibir en su seno la bendición de Dios? Benditas bendiciones que tanto bien nos hacen.

3) Cuánto hemos perdido ya. El sacerdote utilizó para bendecir tanto agua bendita como sal bendecida. Esto último no recuerdo haberlo visto más que una vez en mi vida, pero es estupendo, teniendo en cuenta que el mismo evangelio nos propone la sal como signo de la vida cristiana en medio del mundo. Que, en la práctica, la Iglesia haya dejado de usar la sal bendecida en el bautismo y las bendiciones no se puede considerar más que un empobrecimiento. Además, el sacerdote mezcló oraciones del nuevo bendicional y de uno antiguo y, sin excepción, los textos antiguos eran más profundos, piadosos, sustanciosos y a la vez concretos que los nuevos, que adolecían de un cierto buenismo insípido y etéreo. Qué sabio fue Benedicto XVI al decir que era necesario que la liturgia antigua coexistiera con la moderna para enriquecerla y hacerla verdaderamente tradicional.

4) Los sacramentales son magníficos. El agua y la sal benditas son tesoros de la Iglesia y manifestación de su naturaleza intrínsecamente sacramental. El desprecio de que tantos sacerdotes y laicos modernos sienten por esos tesoros es una muestra de la pobreza de su catolicismo, la superficialidad de su teología y el complejo de inferioridad ante el mundo moderno que arrastran. Dios no deje que se nos contagien esos virus mundanos y nos dé el gusto por las cosas católicas que han tenido todos los santos. Decía la gran santa de Ávila que “no hay nada como el agua bendita para hacer huir a los demonios y evitar que regresen” y se asombraba de “ver que tengan tanta fuerza aquellas palabras, que así se pongan en el agua, para que sea tan grande la diferencia con lo que no es bendito”.

5) Todo párroco debería empeñarse en visitar una por una todas las casas de su parroquia. Sí, todas y una por una. Son familias que se le han confiado a él personalmente y no debería presentarse ante Dios sin haber hecho al menos el intento de visitarlas en sus casas. También las familias que no sean católicas. Mejor dicho, especialmente las familias no católicas, que son esas ovejas perdidas que el Señor les pidió especialmente que fueran a buscar donde se encontrasen. Si al párroco en cuestión le cierran la puerta en las narices, les da la bendición a través de ella, da gracias a Dios por haber sufrido ese pequeño desprecio y continúa con la siguiente. En el caso de las familias católicas, practicantes o alejadas, la bendición de la casa es el motivo o la excusa perfecta: a todo el mundo le gusta que le bendigan su casa. A muchos fieles no se les ocurre, porque no se habla de ello en las parroquias, pero la mayoría estarán encantados si el párroco se lo propone.

Soy consciente de que no es fácil llegar a todas las casas de una parroquia, pero se puede hacer, con el celo por anunciar el evangelio que movió a los apóstoles a ir al fin del mundo. Como tanto se decía antes (y desgraciadamente se ha dejado de decir), Cristo quiere reinar en todos los hogares. Estoy convencido de que los frutos de llevarles la bendición de Dios serán inmensos, porque Dios recompensará con creces esa preocupación por todas sus ovejas. El sacerdote que bendijo mi casa venía de ochenta kilómetros de distancia y nosotros ni siquiera somos parroquianos suyos. Ya sé, ya sé que hay parroquias muy grandes en las que quizá visitar tantos miles de casas no sea del todo humanamente posible, pero, en esos casos, si el sacerdote en cuestión se muere en la tarea, sin haber conseguido visitarlas todas, se le convalidan las que le falten.

36 comentarios

  
Mariano
El nuevo Bendicional creo recordar que dice que la bendición de la casa puede hacerla otra persona, no necesariamente el sacerdote. Y da las fórmulas para hacerlo.
27/11/22 3:21 PM
  
Octavio
Magnífico artículo y muy buenas reflexiones.
27/11/22 5:07 PM
  
Bruno
Mariano:

"puede hacerla otra persona"

Sí, como por otra parte se ha hecho toda la vida. Si uno no puede hacer que el sacerdote vaya a su casa, consigue agua bendita y la bendice uno mismo, pero evidentemente no es lo ideal.
27/11/22 6:03 PM
  
Haddock.
En casa tenemos un Sagrado Corazón bellísimo de los que ya no se encuentran cuya ceremonia de entronización la realizó un amigo de mi padre, un cura llamado Ángel Suquía Goicoechea que después se hizo más conocido.
En la nueva casa recurrimos a otro sacerdote pata negra para que repitiera la ceremonia con la misma imagen. Está en la entrada y antes de salir de casa mi familia le saluda con el "Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío" con besito incluído.
Explicar el sentido profundo de estas cosas es inútil tanto a los circunspectos aburridos como a los de sonrisita delicuescente permanente, y esto es como hacer entender que el ajedrez no consiste en mover piezas de madera al azar, sino en algo mucho más rico que quien lo vea sin conocerlo no lo entenderá nunca.
27/11/22 6:08 PM
  
Bruno
Haddock:

"En casa tenemos un Sagrado Corazón bellísimo de los que ya no se encuentran"

En casa de mis abuelos también hay uno. Eran tiempos más felices (y cristianos), por mucho que ahora los miren por encima del hombro porque no eran ecológicos ni sinodálicos.

"Explicar el sentido profundo de estas cosas es inútil tanto a los circunspectos aburridos como a los de sonrisita delicuescente permanente, y esto es como hacer entender que el ajedrez no consiste en mover piezas de madera al azar, sino en algo mucho más rico que quien lo vea sin conocerlo no lo entenderá nunca"

Buen ejemplo. Hay cosas que solo se aprenden en familia, por connaturalidad (buen) contagio y explicárselas a los que no las han conocido y no las quieren conocer es como explicar los colores a un ciego de nacimiento.
27/11/22 8:20 PM
  
Diácono
Los sacramentales (y yo diría que los sacramentos también) están cada vez más desdeñados incluso desde dentro de la propia Iglesia. Es una aversión por lo sagrado, por cualquier petición de que Dios intervenga en nuestras vidas, en nuestra cotidianeidad. Lo que "mola" hoy es ser solidario, ecologista e inclusivo. Terrible.

Conozco a muchos sacerdotes que no lo usan nada, que se ríen incluso diciendo que son "supersticiones". Hay que orar por ellos.

Personalmente, como diácono, me encanta el uso del bendicional. Pedir que Dios proteja y bendiga a las personas, las familias, que esté presente en las casas, los negocios, etc, significa que reina en nuestras vidas, dentro y fuera del templo.
27/11/22 9:02 PM
  
AJ
Con el paso del tiempo me doy cuenta de que todo es una engañifa. Me explico:

Te venden que la misa es la misma pero traducida, que los sacramentales son los mismos, que las oraciones son las mismas... Luego te das cuenta de que no es así.

Lo siguiente que te dicen es que, bueno, pero la fe no ha cambiado. ¿Estamos tan seguros de esto? Si cambia la práctica de la fe, ¿no termina cambiando en cierto modo la creencia de esta?

Muchas cosas se han perdido y pocas se han ganado en mi opinion
27/11/22 9:06 PM
  
Fulgencio
El bendicional actual deja mucho que desear. ELgesto de hacer la señal de la cruz en el aire con la mano ha desaparecido.
27/11/22 9:19 PM
  
Bruno
Fulgencio:

"El bendicional actual deja mucho que desear. ELgesto de hacer la señal de la cruz en el aire con la mano ha desaparecido"

Completamente de acuerdo, por desgracia. Da la impresión de que lo hizo uno de esos clérigos que creían que las bendiciones mismas eran supersticiones y las cambió por simples oraciones. No sé si es cosa solamente de España o ha sucedido en todos los países, pero es muy triste.

También es verdad, como dice el Diácono, que quien lo usa con fe se beneficiará de ello y encontrará muchas cosas buenas que se han mantenido, pero produce tristeza pensar en tantas otras cosas buenas que se han eliminado por razones que no resultan comprensibles. ¡Especialmente, en este caso, el hecho mismo de bendecir, que es la esencia de un bendicional!
27/11/22 9:37 PM
  
Bruno
Diácono:

"Conozco a muchos sacerdotes que no lo usan nada, que se ríen incluso diciendo que son "supersticiones". Hay que orar por ellos"

Amén por lo que nos toca. Y tampoco estaría de más que sus superiores les llamaran la atención y, hablando en plata, los desasnaran un poco, francamente (y con todo el respeto, etc., etc.), porque cada uno de esos sacerdotes escépticos siembra mil seglares escépticos.
27/11/22 10:01 PM
  
África Marteache
Tengo que reconocer que mi casa no está bendita, a no ser que se tenga en cuenta el Sagrado Corazón de Jesús en actitud de bendecir que tengo en la puerta de entrada. Nunca salgo ni entro sin decir una jaculatoria.
27/11/22 10:48 PM
  
Grace del Tabor
A nosotros nos sucedió algo que jamás hubiera imaginado.
Invitamos a comer a un sacerdote de la parroquia.
Al terminar le pedimos que bendijera nuestra casa.
Tomó la jarra con agua que habíamos usado en la mesa y ¡ me pidió a mí que la convirtiera en agua bendita! Le hice caso ... La esparcí por toda la casa...
Tiempo después llamamos a otro sacerdote que , con estola y un frasco de agua bendita roció cada rincón.
28/11/22 4:37 AM
  
Argia
Desde que me dijeron que un exorcismo es como una especie de bendición, me apunto a todas las bendiciones posibles.
Tengo la casa bendecida, rosarios, velas, ramos del domingo de ramos, y sal exorcizada, y por supuesto agua bendita.
Me han tomado el pelo con el agua bendita, pero se que los demonios retroceden porque aparte de que lo dijo Santa Teresa lo he visto en un sueño.
Hoy en diá los ataques del maligno son muy fuertes, a buenos y malos, su capacidad de manipular la verdad y pervertir el pensamiento, siempre bajo apariencias de bién es tan fuerte que cuesta encontrar a alguién que no le haya engañado por algun lado.

28/11/22 10:53 AM
  
Farias
SIC TRANSEUNT OMNIA
(DEUS CARITAS EST BENEDICTO XVI “ No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva.”

En este tiempo urgente al que he llegado,
todas esas presencias que tenía,
y que fueron la luz de cada día,
se apagaron y son niebla y pasado .

Mis abuelos se han ido ya hace mucho
junto a quienes poblaban su universo,
y a mis padres llegó ese instante adverso,
y no los veo más ni los escucho.

Y el reloj , avanzando sin sosiego ,
consume a los amigos y parientes,
y me concede plazos excedentes
cual pavesas agónicas de un fuego.

Ya hace siglos que dijo un gran Profeta
que una generación tras otra viene,
y que a ese ciclo nadie lo detiene,
y que todo a ese ritmo se sujeta.


La tierra firme está cuando nosotros
raudamente pasamos , y al fin idos,
seremos uno más en los olvidos,
mientras dan su presente muchos otros.


La misma tierra que sin fin parece
también se desleirá en algún momento,
y el universo, estable en su cimiento,
sabrá en algún instante que perece.


Entonces mientras todo cambia y huye
como el río de Heráclito el Oscuro,
se alienta que en el mundo no hay futuro
y que ciego a su muerte veloz fluye.



Consideré yo mismo todo eso:
el pasar torrentoso de las gentes,
y el olvido royendo con sus dientes
memorias y recuerdos sin regreso.


No busqué ,en los maestros, consejeros,
ni inquirí las más hondas escrituras,
ni en las ideas sabias y más puras
pretendí fundar dogmas verdaderos.

Volví yo la mirada a mis adentros,
y ,en la luz que la gracia me dispensa,
vi tu Presencia incólume e intensa
y dejé de buscar ya más encuentros.

28/11/22 12:12 PM
  
Javidaba
Recuerdo, y recordamos en familia, el día 23-III-2019 en que renovando la bendición de la casa, entronizamos la imagen del Sagrado Corazón, y nos consagramos a Él como familia.
La verdad es que -modestia aparte, y no es porque yo esté delante de mí- lo preparamos bien:
- 1º.- Un mes antes, en casa, charla en la que el Diácono, que sería consagrado sacerdote mes y medio después, nos explicó en 20 minutos a abuelos, hijos y consortes, y nietos de entre 7 y 5 años, en qué consisten la bendición, entronización y consagración. La charla se prolongó informalmente, durante la merendola bien surtida y regada, en la que se perfilaron detalles y se habló de lo humano y lo divino. Una tarde de fiesta.
- 2º.- Guión de la ceremonia. Cada adulto tiene un encargo, y los cuatro pequeñajos y los abuelos cierto protagonismo en la "procesión" a bendecir cada habitación del hogar.
- 3º.- En los tres siguientes miércoles a la tarde, que no hay cole, y algún fin de semana, ensayo de los cantos y la procesión con los peques, según el guión. De paso "catequesis"... y ¡claro!, merendolillas "ad hoc". Buenos momentos también.
- 4º.- Triduo previo de la abuela y yo, para prepararnos a la Consagración de la familia.
- 5º.- El día señalado, Entronización y bendición de la imagen, procesión de bendición de la casa, encabezada, a modo de "cruz de guía" por el viejo crucifijo de mesa heredado de los antepasados, que llevaba una nieta, seguida de otra llevando una cestita con una docena de claveles, otra nieta portando una vela roja de presencia encendida, la abuela con el paño sobre el que se colocará la imagen del Corazón de Jesús, llevada por el cabeza de familia, mi nieto en "funciones" de acólito junto al Diácono, a quién facilita el agua bendita en su momento, y cerrando la procesión, mi hija, mi hijo, sus consortes y la peque de mes y medio en brazos.
- 6º.- Colocada la imagen del Corazón de Jesús, y mientras cantábamos "Hay un corazón que mana..." la peque que llevaba los claveles nos iba entregando a los presentes un clavel que íbamos dando a la abuela que los colocaba en el florero preparado,
Y por supuesto, por aquello de que nuestra Fe es de "Misa y mesa", merendola-cenorra con la que rematamos un gozoso día de fiesta en familia.
La jo... pandemia, nos ha impedido renovar la bendición del hogar los dos últimos años, pero andamos perfilando el día...
28/11/22 2:07 PM
  
Bruno
Javidaba:

¡Magnífico! Más aún, ¡magnifentísimo! Qué envidia.
28/11/22 2:35 PM
  
Feri del Carpio Marek
"Quien encuentra un sacerdote con fe y con celo, encuentra un tesoro."

Ese es el detalle clave. Muchos sacerdotes hoy ya no tienen celo, incluso un amigo me contó que desde el seminario les hacen bulin a los seminaristas que quieren tener celo. Hay otros con celo, pero en realidad lo que tienen es un anticelo, por no estar bien formados, terminan dirigiendo su celo a fomentar el ecologismo, a ser uno con el pueblo y no vestir como sacerdote, etc.

En cuanto a la sal, hasta donde recuerdo el ritual no es de simple bendición, sino de exorcismo, un motivo importante para que los progres prefieran quedarse solo con el agua.
28/11/22 3:50 PM
  
Martinna
Puede ser que la iglesia no va bien porque a derivado en algo que no es lo que Dios quiere… La Biblia trata sobre patriarcas, sacerdotes, profetas, reyes… Pero Dios se encarnó para comunicarnos lo que quiere de nosotros aquí y ahora… El Vaticano es una organización terrena políticoreligiosa en la que sucede lo mismo que en cualquier centro de poder mundano, y las parroquias son células de ese conglomerado…
Así que cada creyente lo es por gracia de Dios y está solamente asistido por El. Acude a la parroquia buscando al Señor que nos quiere reunidos en Su Nombre y queriendo ser comunidad cristiana tal como Jesucristo dijo, todos iguales servidores los unos de los otros guiados por el E. Santo…
¿Qué impide que algo tan sencillo y bueno sea tan difícil? Que no se hace lo que Jesucristo dejó dicho. Escogió apóstoles no jerarquía como la actual, quiere comunidades que vivan según su enseñanza, en veinte siglos esto es un galimatías de gente sin verdadera comunión con Cristo.
Ahora que tenemos más medios de aprender y comunicarse como Cristianos estamos peor, lo sabemos y no hacemos nada porque ni dejan ni quieren, así que así vamos pidiendo milagros a Dios…
28/11/22 4:34 PM
  
África Marteache
No estoy muy segura si bendecir la casa es lo apropiado o lo apropiado es bendecir el hogar. Cuando las personas nos quedamos solas bendecir las paredes no tiene mucho sentido, más sentido le veo a que te bendigan el Domingo de Ramos o el de Resurrección cuando estás con otros católicos.
Me consta que por lo menos tres personas de las que han dicho que han bendecido su hogar viven en familia. Lo mismo se podría decir de una comunidad de monjes, pero las personas solas o que viven en "trashumancia" ya no forman comunidad.
En esta locura de las 16 clases de familia que se le ha ocurrido a esa mente brillante que está en el gobierno yo solo veo dos: las estructuradas y las desestructuradas. Para bendecir el hogar éste tiene que estar habitado por una familia formada por un matrimonio católico y su descendencia. En los Evangelios el modelo de hogar es la Sagrada Familia y la familia de Betania.
28/11/22 7:04 PM
  
África Marteache
Los exorcismos y las bendiciones no son lo mismo. Un exorcismo se hace cuando hay indicios que puede andar el Maligno por allí, una bendición, en cambio, se puede dar en cualquier situación.
El problema de los progres es que su fe es vacilante, si es que la tienen, y no creo que teman al exorcismo, porque una cosa es una persona banal y otra muy distinta una posesión demoníaca.
Las personas que conozco que han hecho que un sacerdote bendijera su hogar lo han hecho con la intención de bendecir, no de exorcizar.
Por otra parte el mal anda suelto, pero el número de personas que se atienen a la Ley de Dios es también grande lo que pasa es que son anónimas. Ya he dicho más de una vez que hay que fijarse en las personas de alrededor y se ven muchos actos de Caridad extraordinarios: Los de C. de 86 años y con un hijo con problemas psiquiátricos, los de J.A. y de M. atendiendo con un amor inmenso a sus respectivos cónyuges, los de los hijos de I. que le atendieron hasta el último suspiro, etc.., tan malo es en los católicos no ver los pecados como no ver las virtudes porque la destrucción es tanto en positivo como en negativo. Una de las características de esta sociedad es la de dar siempre malas noticias porque para que algo sea noticia tiene que ser malo, lo que es bueno, bello y verdadero tiene que ser descubierto. Las buenas personas, por desgracia, no son como el loto que nace del barro pero no se confunde con él, hay que meter el cedazo en las aguas turbulentas y sacudirlo para ver las pepitas de oro. Los metales preciosos nunca se descubren a primera vista, hay que fijarse.
28/11/22 9:52 PM
  
África Marteache
Puede que una de las mayores sorpresas que nos llevemos cuando abandonemos este mundo sea, no el número de malos que ya nos lo imaginamos y hartas noticias tenemos, si el de los virtuosos que vivieron a nuestro lado y pasaron inadvertidos.
Lo digo por deformación profesional, ya lo sé, porque mientras mi madre estuvo enferma me dediqué a sacudir el cedazo, previamente hundido en el río sangriento del S. XX, y sacar las pepitas de oro. Las tengo todas en un saquito y cuando el Vaticano dice que va abrir la causa de beatificación de éste o del otro y el mundo los conoce por primera vez yo ya los había descubierto. Hay muchos santos sin canonizar que tenían la edad de mi madre o de mi padre cuyos nombres podría dar. Sin contar con los innumerables mártires españoles que no estudié, pero que conozco. Y en el S. XXI los hay también y cuando otro meta el cedazo en la inmundicia del río enlodado que es la actualidad, los encontrará.
En este momento la piedra preciosa que no hay que perder de vista, por mucha ganga que tenga, es la esmeralda porque es verde, es decir, representa a la Esperanza. Hay que confirmarse en la Esperanza porque ésta evita el Pecado contra el Espíritu Santo y pensar que todo está perdido lleva al único pecado que no tiene perdón.
Así que bendigamos nuestros hogares, pero lo del exorcismo no lo veo tan necesario y me suena a algo así como que el demonio nos tiene cogidos a todos por los pelos.

28/11/22 10:28 PM
  
Martinna
Se nota que con los tiempos las devociones cambian, algunas parecen antiguallas cuando todo es antiquísimo en la iglesia judeocristiana, pero nada es pasado puesto que Dios y sus enseñanzas son las mismas.
Los sacraméntales muchos creyentes ni saben que son, pero los sacerdotes jóvenes ni los nombran.
Toda la liturgia, los cantos, oraciones, devociones etc son tradiciones, enseñanzas convenientes de saber y practicar, hay que tener en cuenta que los fieles estamos en una lucha espiritual y necesitamos estar protegidos, no solo es no pecar sino también sabernos proteger de las chapuzas del maligno.
Yo no soy tan antigua porque no me he muerto así que soy actual, pero siempre me enseñaron a vivir cristianamente. Se por experiencia que es necesario leer la Biblia, que medallas o escapularios, el agua bendita, Los Santos óleos, rezar el ángelus, el rosario, las horas y todo lo que es sabiduría católica de siglos es porque nos ayuda a estar bien con la ayuda de Nuestro Señor…
Mucho llenar el carro del supermercado, pero de higiene y alimentos espirituales ni caso, anémicos totales y de cualquier manera… Hacen falta predicaciones educativas para curas jóvenes y feligreses sobre liturgia y buenas maneras Cristianas… Han cerrado los seminarios porque no los han sabido utilizar y así estamos … ¡”Menudas pintas de cristianos tenemos”!…
28/11/22 11:01 PM
  
Bruno
Feri del Carpio:

Muy bueno lo del "anticelo", digno de mejor causa.

"En cuanto a la sal, hasta donde recuerdo el ritual no es de simple bendición, sino de exorcismo, un motivo importante para que los progres prefieran quedarse solo con el agua"

Sí, lo he dejado indeterminado para no meter en el post otras cuestiones que pudieran distraer la atención. En el ritual antiguo (que es el que usó el sacerdote para esa parte), se exorciza y bendice la sal. Sin embargo, en el Misal actual aparece la bendición del agua y la bendición de la sal (sin exorcismo). Es decir, si no les gustara el exorcismo pero sí las bendiciones podrían seguir bendiciendo la sal. Lo que sucede, sin embargo, es que no les gustan los exorcismos, ni las bendiciones, ni los sacramentales, a mi entender porque todas esas cosas exigen fe. Les incomodan y les resultan cosas "demasiado católicas", como el rosario, el Sacrificio de la Misa, las normas morales, los dogmas, la infalibilidad de la Escritura y un largo etcétera.
29/11/22 12:08 AM
  
África Marteache
Ese es uno de los misterios de los progresistas que no son "indietristas". ¿Cómo expresan su Fe? ¿Cuál es su compromiso con el Primer Mandamiento? Porque ni bendiciones, ni sacramentales, ni sacramentos (algunos sacerdotes no confiesan), ni rosario, ni rezo de las Horas, ni dogma, ni infalibilidad de la escritura (solo la del Papa), ni nada de nada.
Es como si alguien se confesara enamorada de otra persona y ni la besara, ni la abrazara, ni hiciera ningún sacrificio por ella, ni un regalito, ni unas horas compartidas, ni ningún tipo de manifestación del amor que dicen sentir y estuviera solo preocupado por lo que comen, beben y por las cosas más pedestres sin relación ninguna con esa persona que dicen a todo el mundo que es su vida.
Y si se saltan el Primer Mandamiento para dar importancia al Segundo también lo dejan de lo más impreciso: que si la escucha, que si el acompañamiento, que si la acogida, que si la tolerancia, que si patatín que si patatán. La verdad es que son cosas facilísimas de hacer porque escuchar solo puedes a algunas, las que tienen la boca al alcance de tu oído, el acompañamiento no se sabe lo que es porque también ahí estás limitado, la acogida es imprecisa porque con un saludo y una buena cara basta y la tolerancia se refiere siempre a aquellos que te causan dolor porque están en las antípodas antropológicas.
La operación será de salida pero en esa carrera cada vez menos quieren participar, ya vemos el entusiasmo que causa en los ateos ese cambio que quieren para la Iglesia. Ni siquiera la deserción en masa les afecta y, habiendo cambiado tanto la cosa, resulta que en el S. XXI la apostasía generalizada se la cargan a San Pío X y es debido a que todavía no hemos cambiado lo suficiente. No sé si lo que están esperando es que la palabra católico ya no signifique nada y entonces podamos llamar así a todo el mundo. Si la Iglesia se convierte al Mundo todo el mundo se puede considerar católico por pérdida de su esencia.
29/11/22 8:01 AM
  
Argia
"Los obispos del rito latino de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos aprobaron la traducción en inglés de De Exorcismis et Supplicationibus Quibusdam, editio typica en noviembre de 2014. El texto final en inglés de Los Exorcismos y las Súplicas Relacionadas (ERS, por sus siglas en inglés) fue confirmado por la Santa Sede en diciembre de 2016 y se implementó en las diócesis de los Estados Unidos a partir de 29 de junio de 2017. Por el momento y mientras se espera la aprobación, el Secretariado del Culto Divino ha preparado una lista de preguntas, que pudieran surgir, sobre el uso del exorcismo en la vida litúrgica de la Iglesia. Las correspondientes respuestas fueron proporcionadas por especialistas en este ministerio y por expertos en derecho canónico.

¿Puede cualquier persona recibir un "exorcismo mayor"?
Ya que los ritos de exorcismo están categorizados como sacramentales, efectivamente como bendiciones, la práctica en cuanto a quién puede recibir un "exorcismo mayor" queda gobernada por el canon 1170 del Código de Derecho Canónico. Las siguientes personas pueden recibir estas bendiciones especializadas si fuese determinado que son necesarias: 1) los católicos; 2) los catecúmenos; 3) los no católicos que lo soliciten; y 4) los creyentes no cristianos siempre y cuando tengan la disposición apropiada, o sea, que tengan el deseo sincero de ser liberados de la influencia demoníaca. En aquellos casos que se trate de una persona no católica se debe llevar el asunto a la atención del obispo diocesano (cfr. ERS, n. 18)"
https://www.usccb.org/es/prayer-and-worship/sacraments-and-sacramentals/sacramentals-blessings/exorcism

29/11/22 10:49 AM
  
halcón
En mi pueblo hasta los años setenta el día de San Cristóbal se bendecían camiones, motocarros, coches, autocares y cualquier medio de transporte.
29/11/22 1:20 PM
  
Mariano
El Bendicional creo que no habla de agua bendita cuando un laico bendice su casa. Son oraciones, lecturas y respuestas de los que presencian la bendición. Gracias de todos modos.
29/11/22 9:30 PM
  
Bruno
Mariano:

"El Bendicional creo que no habla de agua bendita cuando un laico bendice su casa. Son oraciones, lecturas y respuestas de los que presencian la bendición."

Pues creo que cree mal. Bendicional: "después de la oración de bendición, el ministro rocía con agua bendita a los presentes y la
casa, diciendo, según las circunstancias: [...]"

Al menos en la versión de la que dispongo ahora mismo. Puede que haya otras.
29/11/22 11:16 PM
  
Bruno
Halcón:

"En mi pueblo hasta los años setenta el día de San Cristóbal se bendecían camiones, motocarros, coches, autocares y cualquier medio de transporte"

Claro. Y los animales el día de San Antón. Y las gargantas el de San Blas. Y las casas. Y los campos. Y los negocios. Y mucha gente tenía una pila de agua bendita en su habitación. Porque se tomaban en serio los sacramentales. Dichosos ellos y tontos nosotros si no lo hacemos.
29/11/22 11:24 PM
  
Mariano
Bruno, sí, cuando habla del "ministro" refiere el uso de agua bendita, pero me refiero cuando el que bendice la casa es un "laico", aunque puede que el laico sea ministro y entonces pueda usar agua bendita en la bendición de la nueva casa.
30/11/22 9:16 AM
  
Bruno
Mariano:

Claro que un laico puede usar agua bendita, eso es lo que le decía en mi primer comentario. Y el bendicional habla de "ministro" como nombre neutro, para referirse a sacerdote, diácono o seglar, como muestra el hecho de que multitud de veces dice cosas como "si el ministro es laico".
30/11/22 12:52 PM
  
Mariano
El laico puede ser ministro, pero no todos los ministros son laicos. Ni todos los laicos son ministros.
30/11/22 1:48 PM
  
Bruno
Mariano:

Empiezo a pensar que se está riendo de mí o que no lee con atención. Como le acabo de explicar, cuando el bendicional dice "el ministro" está hablando indistintamente del sacerdote, el diácono o el laico, y cuando es un laico no necesariamente de un laico que sea ministro extraordinario de la comunión o acólito o lector, sino simplemente el laico concreto que está utilizando el rito, como se explica en el número 535, por ejemplo porque es el padre de familia o el dueño de la casa o le ha encargado el párroco que lo haga. Si quiere especificar dice "el sacerdote o el diácono", como hace en esa misma bendición en las partes que solo puede hacer un sacerdote o un diácono.
30/11/22 2:07 PM
  
Omar
no recuerdo bien si fue en el 2010 o 2011 que visitó la casa de mi madre un buen amigo y sacerdote querido por mi familia..
el objetivo principal de su visita mas que quedarse unos días fue de oficiar Misa con el hecho de bendecirla...
muy agradecido quedamos mi mamá y yo de estar bendecidos..
es importante como cristianos católicos rezar por los sacerdotes y de invitarles a que bendigan el hogar familiar, la sal como utilidad cristiana es bueno hacerla y tener en un frasco ya bendecida..
buen artículo🙂🙏
30/11/22 2:41 PM
  
Rafaelus
Las personas bendecían y aún bendicen, no sólo viviendas, sino también locales diversos, como clínicas, centros de trabajo y escuelas. También se bendicen proyectos.
En mi ambiente, donde somos muy "progres", la bendición es oficiada sólo por sacerdotes, lo que ni siquiera debemos admitir con exclusión, porque no se acostumbra ni se concibe que lo haga un laico; tal vez se acepte si la bendición la oficia una monja, pues no nos indigna la idea de sacerdocio femenino, pero no se ha probado.

Antes la gente pedía bendición de lugares también con la intención de sosegar "almas en pena" para darles descanso en Dios, porque se creía en espectros, tal valez sea por eso que algunos hayan asociado la bendición de un sitio con superstición.
06/12/22 2:44 AM
  
Rafaelus
Gracias por el artículo y los comentarios, es una conversación muy agradable sobre una costumbre muy sana común a católicos de todas las tendencias: Bendecir casas, lugares de trabajo, escuelas, hospitales y otros lugares, y bendecir nuestras actividades.
06/12/22 3:03 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.