Pensamiento del día: la Iglesia de Marta

 

Dijo “dadles de comer”

y escribimos documentos,

“predicad el Evangelio",

y creamos comités.

No deja de ser curioso que, entre todas las épocas de la Iglesia que ha habido a lo largo de dos milenios, precisamente aquella que sufre una hemorragia casi terminal de fieles sea la que se dedica a interminables congresos y reuniones y la que produce más documentos que todas las épocas anteriores juntas.

¿De verdad hacen falta esos mamotretos de planes pastorales de diócesis que no hacen más que perder fieles y que cierran iglesias todos los años por falta de párrocos y de parroquianos? ¿Realmente necesitamos más y más sínodos sobre la sinodalidad? ¿Sirven de algo las conferencias vaticanas sobre el COVID, el turismo, la dieta mediterránea o la ecología repletas de conferenciantes anticatólicos? ¿Tiene sentido organizar años y semanas Laudato Si, días de la fraternidad humana, comisiones diocesánas de ecología integral, encuentros interreligiosos y dicasterios sobre el desarrollo humano integral?

¿No será todo mucho más sencillo? A lo mejor la Iglesia debería volver a dedicarse a su misión, en vez de intentar ser el perejil de todas las salsas. Puede que la solución esté en mirar a Dios en vez de tanto mirarnos el ombligo. Es posible que, aunque parezca absurdo, lo que haya que hacer sea rezar en vez de reunirnos, predicar a Cristo en vez de escribir otro documentito, buscar agradar a Dios y no el aplauso del mundo, proclamar la fe católica sin rebajas en vez de intentar infructuosamente adaptarla para que le guste a los que no quieren creer, buscar ante todo la santidad y no lo políticamente correcto y recordar que vivimos para la vida eterna y que este mundo se acabará. Quizá, solo quizá, haya que escuchar a Cristo, que algo sabía del tema: Marta, Marta, andas angustiada y preocupada por muchas cosas, pero una sola es necesaria.

41 comentarios

  
Bruno

PUBLICIDAD


Vivimos en un mundo que se muere. La civilización occidental cristiana, que durante dos milenios transformó por completo la historia de los hombres, se encuentra hoy en franca decadencia y, salvo milagro, se vislumbra ya su práctica desaparición. Ante un panorama tan desolador, este libro nos ofrece cuatrocientos epigramas, o frases cortas e incisivas en verso, que se dejan de tonterías y van directamente al grano.

Epigramas para un mundo que se muere refleja una visión profundamente cristiana que a la vez lamenta lo perdido, critica sin piedad los males y errores de nuestro tiempo y ofrece una esperanza firme. Gobiernos indignos, filosofías modernas, cristianos acomodados, clérigos desnortados y tantas otras lacras de nuestro tiempo reciben punzantes (y merecidos) dardos, pero sin caer en el pesimismo o la desesperanza ni perder el saludable buen humor. Este libro, además, hará las delicias de los aficionados a Twitter. ¡Citable diez veces al día!

En formato papel (6,99 euros): Editorial, Amazon.es, Amazon.com.
En formato electrónico (3,99 euros): Editorial, Amazon.es, Amazon.com, Amazon.mx, Apple Books, Kobo, Barnes & Noble, etc.

09/06/21 4:41 PM
  
Octavio
Totalmente de acuerdo con usted.
Y si hasta el propio Papa parece darse cuenta de ello (al menos en algunos casos). Véase su visita hace unas semanas a Radio Vaticana y a L'Observatore Romano, donde dijo que quizás se estaban haciendo muchas cosas allí pero que no llegaban a la gente.
09/06/21 5:06 PM
  
Daniel Argentina
Concentrarse en la misa, la adoración del Santísimo, la oración y el kerygma. Ya con esto salimos hechos.
Y para los tiempos que vienen, resistencia y resiliencia, callada o martirial.
09/06/21 5:19 PM
  
Juan Mariner
Esta burocratización es buscada; así se aparta al sacerdote de su verdadera labor nuclear: la evangelización y la caridad, destinándole a ser activista cultural o político, a la llevanza de museos y bibliotecas, a tutelar cofradías de Semana Santa, a tragarse conferencias y cursos...
09/06/21 6:47 PM
  
luis
Del Vaticano II cuyo tema central era la Iglesia hasta el Sínodo de Obispos dedicado a la sinodalidad.
No, que algunos tienen por dios al ombligo.
09/06/21 7:45 PM
  
Bruno
Luis:

"algunos tienen por dios al ombligo"

Parece que San Pablo sabía de lo que hablaba cuando dijo: su dios es el vientre; su gloria, sus vergüenzas; y solo aspiran a cosas terrenas.

Por otra parte, yo nunca me había encontrado la palabra "autorreferencial" hasta que se la leí a este Papa. Quizás, como le sucedió a Caifás, el Sumo Pontificado conlleva algún tipo de don de profecía.
09/06/21 8:19 PM
  
Bruno
Octavio:

"Y si hasta el propio Papa parece darse cuenta de ello (al menos en algunos casos). Véase su visita hace unas semanas a Radio Vaticana y a L'Observatore Romano, donde dijo que quizás se estaban haciendo muchas cosas allí pero que no llegaban a la gente"

A mí, la verdad y con todo el respeto, las palabras del Papa me sonaron un poco activistas y pelagianillas. Dijo: "La pregunta que hay que hacerse es: ¿Cuántos? ¿A cuántas personas llega?". Quizá sería mejor preguntarse si estamos haciendo lo que Dios quiere, aunque las cifras no sean grandes.

Pero, sin duda, incluso un cierto activismo inconscientemente pelagiano, si está bien dirigido, es mejor que el perder el tiempo en tonterías mientras el mundo se muere porque no conoce la fe católica.
09/06/21 8:23 PM
  
luis
Bruno, tpdo lo que dice Bergoglio hace referencia a su propio drama personal, a sus fobias y filias, a sus escrúpulos y a la forma en que (el cree) los superó... El hombre de la Iglesia en salida nunca sale de sí, nunca acoge una idea nueva, una perspectiva distinta.
Es muy parecido en eso a Lutero.
09/06/21 9:38 PM
  
luis
Su paquete ideológico se consolidó hace decenios, todos los lugares comunes progres, modulados por el afán de no ofender al mundo. Nunca se le cae una idea distinta, jamás cuestiona la infinidad de cuestiones contingentes con que ha ensuciado el magisterio de la Iglesia. Repite lugares comunes completamente falsos y desmentidos por la realidad, como que cada vez los pobres son más pobres y los ricos más ricos, que el mundo está más contaminado que nunca, que los ricos son ladrones. Nunca un estudio nuevo, una idea nueva. No se le cae una sola perspectiva distinta. Selló su inteligencia (if any) con la ideología de masas difundida en los sesenta.
09/06/21 9:42 PM
  
luis
Su rechazo a la economía de mercado es un amasijo de socialismo, resentimiento, y sobre todo cerrazón a la realidad. Lo mismo su fobia a Europa, su apertura a la inmigración indiscriminada, su fomentar movimientos subversivos en Latinoamérica.
09/06/21 9:44 PM
  
luis
No tiene el menor conocimiento de economía, como se ha jactado en el pasado ("por rechazo a los libros que traía mi padre a casa"), y eso no sería tan grave si no pontificara continuamente de economía con ignorancia crasa, comprometiendo el magisterio pontificio en opiniones en las que pretende embarcar a la Iglesia. Mientras ésta se cae a pedazos. El peor Papa, de lejos, de la Historia, al menos en el daño que está causando.
09/06/21 9:52 PM
  
Bruno
Luis:

"Su paquete ideológico se consolidó hace decenios"

En eso estoy completamente de acuerdo. Me llamó la atención desde el principio que tiende a repetir eslóganes de los sesenta como si fueran algo muy profundo y que cree vivir en un mundo que incluso en esa época ya no existía, si es que existió alguna vez (un mundo de sacerdotes rígidos que no bautizan al hijo de una madre soltera, confesores malhumorados y estrictos, estipendios de Misas abusivos y mercantiles, rigidez moral, ayunos terribles, escrúpulos morales y proselitismos que fuerzan de algún modo la conversión de la gente). Vive en un mundo completamente imaginario.

Pienso, sin embargo, que la gran ignorancia teológica evidente de este Papa es algo bueno, para él porque en buena parte hace que sea inimputable por las cosas que dice algunas veces, y para nosotros porque creo que esa superficialidad teológica hará que no sea necesario refutar ni condenar en el futuro los documentos y afirmaciones más rechazables, sino simplemente olvidarlos con alivio. La paja se la lleva el viento.
09/06/21 10:08 PM
  
luis
Así es. Un tributario de Quino. Leer Mafalda es descender a la cosmovisión de Bergoglio.
09/06/21 10:57 PM
  
Claudio
Estimado Bruno: Me parece que esta cita bíblica vale para los tiempos que nos tocan vivir.

“Pero aun cuando nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio distinto del que os hemos anunciado, ¡sea anatema! Como lo tenemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os anuncia un evangelio distinto del que habéis recibido, ¡sea anatema!” (Gálatas 1, 8-9)
09/06/21 11:23 PM
  
África Marteache
El episodio de Marta y María da mucho que pensar porque lo cierto es que la mayoría de nosotros somos Marta y solo los contemplativos parecen ser María. El tiempo que pasamos en los afanes de este mundo es muchísimo mayor que el que pasamos orando, meditando o hablando de nuestra propia Fe. En eso la jubilación tiene un efecto muy positivo porque te libera de los negocios de este mundo y puedes dedicar más tiempo a Dios. Naturalmente la oferta de "ocio" es grande y a veces impositiva porque la gente no parece entender que no necesitas ofertas, pero ya no tiene carácter de urgencia y, aunque no te entiendan, oscilan entre la incomprensión y la envidia porque ven que no dependes del INSERSO ni de las clases de esto o de lo otro.
09/06/21 11:23 PM
  
Makabusa
El perejil de todas las salsas... y eso no quiere decir que los cristianos no tengan nada que decir o que aportar a la sociedad... pero nadie da lo que no tiene...
La Iglesia no cumple su misión si omite el anuncio explícito de Jesucristo, Salvador único.
Sin Jesucristo vivo, la Iglesia es un cadáver.
10/06/21 12:32 AM
  
Bruno
Makabusa:

"La Iglesia no cumple su misión si omite el anuncio explícito de Jesucristo, Salvador único"

Yo aún diría más. No basta simplemente que no lo omita. Tiene que ser lo principal que dice al mundo y todo lo demás que le diga tiene que estar englobado en eso y llevar a eso. Tiene que evangelizar a tiempo y a destiempo. Si no, no cumple su misión.

"Sin Jesucristo vivo, la Iglesia es un cadáver"

Amén.
10/06/21 12:39 AM
  
Bruno
África:

"El episodio de Marta y María da mucho que pensar porque lo cierto es que la mayoría de nosotros somos Marta y solo los contemplativos parecen ser María"

Conviene recordar que Marta y María son ambas santas, pero no porque se canonice lo que cada una de ellas hizo en ese pasaje del Evangelio, sino porque, después de ser advertida por Cristo, Marta se corrigió y supo ya para siempre que la contemplación es superior a la acción y que esta solo puede nacer de aquella y solo es fecunda si además conduce a ella como a su fin.
10/06/21 12:56 AM
  
Cristián Yáñez Durán
Estimado, Bruno.

Completamente de acuerdo. No basta con anunciar a Cristo y su Evangelio. La Iglesia debe ser ofensiva al mundo. Nada de concesiones.
Un ejemplo magnífico es el odio demencial que despierta la otrora España Católica y el carácter español. Porque la concreción del Evangelio es insoportablemente ofensiva al mundo y el carácter español no era más que el sí o no y punto.
Y esto lo pongo de ejemplo porque españoles peninsulares y americanos tenemos el privilegio de que ese pasado de concreción católica es nuestro.
O sea, si ellos pudieron porque nosotros no.
10/06/21 2:30 AM
  
Francisco de México
¡Ojalá fuera la Iglesia de Marta!

Parece ser que la idea es otra, mas parecida a que todas las religiones son iguales y que no necesitas pertenecer a la Iglesia Católica, es mas, que ni siquiera es necesario arrepentirse cuando se peca.

Es la Iglesia del "Comamos y pequemos que mañana moriremos y nos iremos todos al cielo".
10/06/21 1:19 PM
  
JUAN NADIE
Cuando el hombre no se llena de Dios se llena de si mismo, tal vez el problema es que los actuales dirigentes se han vaciado de Dios y estan llenos de si mismos. Empezando por el primero y siguiendo por muchos otros. Por los frutos los conocereis. Y a mi es que los frutos no me cuadran.
10/06/21 4:50 PM
  
Bruno
Francisco de México:

"Es la Iglesia del "Comamos y pequemos que mañana moriremos y nos iremos todos al cielo""

Sin duda, uno de los grandes problemas es que la mayoría de los católicos (y en particular de los clérigos) no creen en el Juicio.
10/06/21 5:37 PM
  
Bruno
Cristián Yáñez:

"La Iglesia debe ser ofensiva al mundo. Nada de concesiones"

De acuerdo. No se trata de intentar ser gratuitamente ofensivos, pero Cristo nos aseguró que el mundo nos odiaría y, si no nos odia, es mala señal. Si el mundo no se ofende es porque escondemos las partes de la fe que no le gustan.

"O sea, si ellos pudieron porque nosotros no"

Bien dicho.
10/06/21 5:39 PM
  
Bruno
Claudio:

"“Pero aun cuando nosotros mismos o un ángel del cielo..."

Amén.
10/06/21 5:40 PM
  
José Manuel Genovés
Buenos días.
¡Cuánto tiempo sin comentar nada por aquí...!
"Conviene recordar que Marta y María son ambas santas, pero no porque se canonice lo que cada una de ellas hizo en ese pasaje del Evangelio, sino porque, después de ser advertida por Cristo, Marta se corrigió y supo ya para siempre que la contemplación es superior a la acción y que esta solo puede nacer de aquella y solo es fecunda si además conduce a ella como a su fin."
Yo, que he sido bendecido con el regalo de conocer bastantes personas de vida "contemplativa", afirmo, basado en datos objetivos, que son bastante más trabajadoras -y "activas"- que yo (desde luego) y que muchas de las personas "activistas" que conozco...
De hecho, como bien dices, Bruno, la única manera de "dar de comer al hambriento" es contemplar en él a nuestro Señor. Y así con todo. Sólo podemos vivir una vida real cuando contemplamos la Vida -que es Dios- en nuestra vida.
No sé si me explico.
Un abrazo. La Paz.
José Manuel.
11/06/21 1:23 PM
  
África Marteache
José Manuel: Que los contemplativos son activos nadie lo duda, pero no como nosotros. Para nosotros el hacer es antes que el ser, para ellos no. Sus actividades están reguladas y las nuestras van por urgencias presentistas: que deja esto y acude allá, que te quedes más tiempo en el trabajo, que no te pongas un horario para rezar porque continuamente lo tienes que estar cambiando, etc...
Para nuestros abuelos regular su vida era mucho más fácil, para nosotros es casi imposible.
El secreto de los contemplativos no es la inactividad sino la regla que les permite hacer las cosas a un ritmo determinado y no a saltos como nosotros siempre perseguidos por la urgencia de cosas que luego resultan ser menos imprescindibles de lo que parecían.
11/06/21 1:33 PM
  
José Manuel Genovés
Claro, África.
Estoy completamente de acuerdo contigo, con éste y con tus otros mensajes...
Sólo quería subrayar que siempre me ha impresionado la capacidad de trabajo que da "perder el tiempo" delante del Sagrario. Y, por el contrario, qué fácilmente se me van las horas a mí, sin hacer nada útil, cuando no rezo.
Un abrazo en el Señor.
José Manuel.
11/06/21 1:49 PM
  
África Marteache
Muy de acuerdo, José Manuel, a mi también me pasa lo mismo. Cuando echo la vista atrás veo a mis abuelos que se regían por normas que ellos mismos se imponían de manera que ya sabíamos qué hacía mi abuelo -sobre todo él- a cada hora del día: cuándo iba a misa, cuándo rezaba el rosario, cuándo paseaba y en qué épocas del año iba a recoger manzanilla y nos ponía toda la casa olorosa. Las estaciones también tenían un ritmo determinado marcado por el santoral. Ahora es el santoral el que utilizo yo para ordenar mi vida todo lo que puedo. Hoy por ejemplo es el Sagrado Corazón de Jesús, de manera que introduzco las Letanías al Sagrado Corazón, y mañana es el Sagrado Corazón de María y buscaré también algo relativo a ese día aparte del Ángelus y el Santo Rosario. Afortunadamente por estar jubilada puedo permitirme esto.
11/06/21 2:18 PM
  
África Marteache
Pero también tengo que decir que si puedo hacer esto es porque me he quitado de encima actividades de ocio, tales como hacer taichí, apuntarme a manualidades, al INSERSO y a todo eso que tiene tan entretenidas a mis amigas. No es que esté mal, es que ni un minuto tienen ni para rezar ni para tomarse un café con una amiga. Yo es que me he vuelto cristocéntrica y le he dado la prioridad a quién debe tenerla.
11/06/21 2:23 PM
  
Juan Pablo B.
Evangelio de ayer ...

" Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. "

Muchas veces , interpretamos que Jesús habla a " los otros " , pero
nos habla a nosotros ( ¡los Buenos ! )...

( Leer Dorothée de Gaza (v. 500-?)
monje en Palestina
Instrucciones, n°8, 90-91 )
11/06/21 2:37 PM
  
Virginiano
Ayer leí a Bruno decir "la gran ignorancia teológica evidente de este Papa", y me puse a escribir un comentario, pero al final lo borré, por no hacer leña del árbol caído. El comentario era el siguiente, más o menos. Al leer a Bruno decir "la gran ignorancia teológica evidente de este Papa" pensé, pari passu, a) que es un comentario muy, muy duro y fuerte sobre un Papa, y b) que yo también lo pienso.

Y al final me he decidido a escribir el comentario porque hoy estaba releyendo Spe Salvi n. 43 (en relación con la(s) niña(s) asesinada(s) por su padre, recemos por todos ellos). Y uno ve la altura teológica de Benedicto XVI (el n. 7 es una clase de exégesis y filosofía), y se da cuenta de lo mucho que hay que rezar por el Papa.

Y al que habla de Justicia, pues bien, vale. Pero Justicia no es negar los errores, las evidencias. Justicia es decir eso, con caridad. Jesucristo no dice "gracias por pegarme", dice (con caridad) "¿Si he obra mal, por qué me pegas?" Fíjate, que ni siquiera hablo de correguir a alguien, no soy yo quien. Pero negar la evidencia, vivir en una mentira, eso no es Justicia.
11/06/21 5:59 PM
  
Carsten Peter Thiede
En la UCA (universidad de Bergoglio si las hay) escuché decir que el pasaje de Marta y María no contrapone la vida activa a la contemplativa, sino el servicio al prójimo por caridad o por vanagloria.
Pueden googlear "Marta y María José Luis Sicre" si no me creen.
Perdón por repetir lo que dijeron ya otros conentaristas, peroun sínodo sobre la sinodalidad es como el Dios de Aristóteles: pensamiento acerca del propio pensamiento.
11/06/21 6:51 PM
  
Centurión Cornelio
Bruno, creo que la Iglesia se está volcando en aplicar bálsamo a las heridas cuando lo que necesitamos más que nunca en la historia es sal.
11/06/21 11:11 PM
  
Bruno
Carsten Peter Thiede:

"escuché decir que el pasaje de Marta y María no contrapone..."

No me extraña. Se dicen estas cosas públicamente por todas partes en la Iglesia y nadie protesta. Por ejemplo, el mismo Papa interpreta así el pasaje sobre la torre de Babel:

"Pensemos en el pasaje de la Torre de Babel (cfr. Gen 11, 1-9) que describe lo que sucede cuando tratamos de llegar al cielo —nuestra meta— ignorando el vínculo con la humanidad, con la creación y con el Creador. Es una forma de hablar: esto sucede cada vez que uno quiere subir, subir, sin tener en cuenta a los otros. ¡Yo solo! Pensemos en la torre. Construimos torres y rascacielos, pero destruimos la comunidad. Unificamos edificios y lenguas, pero mortificamos la riqueza cultural. Queremos ser amos de la Tierra, pero arruinamos la biodiversidad y el equilibrio ecológico"

Cualquier parecido con el pasaje bíblico es pura coincidencia. La Palabra de Dios reducida a modas políticamente correctas y lugares comunes, cuando no se afirma exactamente lo contrario de lo que dice el texto bíblico. Y, aparentemente, no pasa nada.
12/06/21 2:27 PM
  
África Marteache
Bonita interpretación esa que une la Torre de Babel con la biodiversidad y el equilibrio ecológico. Teniendo en cuenta que la Torre de Babel fue, posiblemente, un zigurat habría que pensar en dar la misma explicación a la pirámides de Egipto y al Rockefeller Center. La construcción de la torre no fue una competición sobre quién llegaba más alto o antes que otro sino un desafío del hombre a Dios. Yo había oído que los hombres pretendieron llegar al Cielo desafiando a Dios y la confusión de las lenguas fue el castigo a su soberbia, pero probablemente el canónigo que daba clases en el instituto, que era tomista, no cayó en la cuenta del meollo del asunto. Por alegoría podríamos decir también si no es eso lo que pretendemos en este momento y por eso ya no nos entendemos los unos con los otros.
12/06/21 2:50 PM
  
Bruno
África:

Llama además la atención cómo se retuerce la cosa para adaptarla a la religiosidad horizontal moderna. Aparentemente, lo de Babel fue un problema de querer subir "yo solo" y "sin tener en cuenta a los otros". Basta con leer el texto bíblico para encontrar exactamente lo contrario: "se dijeron el uno al otro", "vamos a fabricar ladrillos", "después dijeron", "vamos a edificarnos", "hagámonos famosos", "He aquí que todos son un solo pueblo con un mismo lenguaje", etc.

Y todo porque la religiosidad moderna necesita excusas para hablar de Dios y se ve obligada a justificarlo con cosas puramente intramundanas. Las ofensas a Dios ya no existen, solo existe el daño a los demás (y siempre concebido "daño" de la forma más reductora y políticamente correcta posible).
12/06/21 3:44 PM
  
Bruno
Centurión Cornelio:

"Bruno, creo que la Iglesia se está volcando en aplicar bálsamo a las heridas cuando lo que necesitamos más que nunca en la historia es sal"

No hay nada peor que un remedio equivocado y repetido hasta la saciedad. Son como el médico que curó una vez a un paciente con antibióticos y ahora trata a todos los pacientes con antibióticos ya se hayan roto una pierna, tengan miopía o se crean Napoleón.

Y, como resultado adicional, tienden a creerse mejores que Jesucristo.
12/06/21 3:48 PM
  
Bruno
Virginiano:

"un comentario muy, muy duro y fuerte"

Así es y me resulta muy desagradable tener que decirlo, pero es necesario.

"lo mucho que hay que rezar por el Papa"

Amén.
12/06/21 3:50 PM
  
Bruno
Juan Pablo B.:

El fariseo soy yo.
12/06/21 3:51 PM
  
África Marteache
Yo le llamo a la religiosidad horizontal moderna "el vuelo de la gallina" en oposición al "vuelo del águila de Patmos". La gallina es un ave muy simpática, que pone huevos y hace co,co,co, contra la que no tengo nada, pero solo ve lo que está a pocos centímetros del suelo, eso sí con mucha precisión. El águila, cuya vista es proverbial, tiene una visión panorámica de arriba hacia abajo por lo que barre el horizonte. A San Juan se le representa con un águila porque tuvo visiones, también "panorámicas" tanto en el espacio como en el tiempo (léase el Apocalipsis).
La religiosidad moderna pretende que hagamos de gallinas, siempre mirando alrededor sin perspectiva sobrenatural alguna, pero todos sabemos que queremos ser como águilas y no como gallinas. Al menos antes, ahora ya no sé si hemos bajado de la gallina al gusano que está más pegado a la tierra todavía.
12/06/21 3:58 PM
  
Bruno
África:

"el vuelo de la gallina"

Me he reído muy a gusto.
12/06/21 4:40 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.