InfoCatólica / Espada de doble filo / Categoría: Pensamiento

2.10.08

El Día de la Vaca

El conocido grupo ecologista PETA (según las siglas en inglés de Gente a favor del Tratamiento Ético de los Animales) envió hace unos días una carta abierta a la empresa fabricante de helados BEN & JERRY’S, una de las principales de ese sector en todo el mundo.

En la carta, PETA pidió al fabricante de helados que dejase de usar leche en sus productos. Para estos ecologistas, se conseguiría así acabar con el maltrato que sufren miles de vacas, que se pasan la vida produciendo leche para, finalmente, acabar como hamburguesas o sopa en beneficio de sus malvados jefes humanos.

Desgraciadamente, hay un pequeño problema con la propuesta: los helados están hechos, principalmente, a base de leche. Sin embargo, no hay de qué preocuparse. No existe ningún problema que no se pueda solucionar con un poco de ingenio. Los grandes pensadores de PETA han dado con la solución: en lugar de utilizar leche de vaca, hay que utilizar leche materna humana.

Leer más... »

24.07.08

La Trinidad y la gente sencilla

En torno al artículo de ayer, un lector habitual de este blog, Juan Antonio, escribió un comentario que me pareció muy interesante y, que, a su vez, suscitó muchos otros comentarios. Juan Antonio es físico y tiene bastantes artículos publicados sobre temas físicos en diversas revistas científicas.

Hablando de lo difícil que es entender el amor al enemigo, hizo alusión a la doctrina de la Trinidad y recordó que hay gente que dice que “en la Iglesia a las contradicciones se les llama misterios y todo resuelto”. En realidad, esa actitud es una muestra de la gran ignorancia que tiene nuestra sociedad en lo relativo a los misterios cristianos, que no son ni pueden ser algo contradictorio.

Un claro ejemplo es el desconocimiento que tiene la gente del dogma fundamental de la fe cristiana: la Trinidad. Los cristianos no creemos en un Dios que es uno y tres a la vez en el mismo sentido, ya que eso sería un absurdo. Los cristianos creemos en un Dios que es tres personas y una sola naturaleza, es decir, que es tres y uno en sentidos diferentes: tres “quiénes” en un sólo “qué”.

Leer más... »

26.04.08

Más crítica, por favor

Nuestra época se siente orgullosa de ser la más “crítica de la historia”, de haber alcanzado la mayoría de edad del pensamiento, que ya no admite fábulas teológico-religiosas, ni argumentos de autoridad, ni tampoco tradiciones que lastren la libre investigación. Sin embargo, en mi opinión, el problema principal de esta época es que no es lo suficientemente crítica con las ideas aceptadas en ella. Difícilmente se encontraría un momento histórico en el que se haya aceptado más acríticamente el pensamiento dominante.

¿Por qué digo esto? Porque tengo la impresión de que nadie se molesta en analizar de verdad la realidad cotidiana. A nuestro alrededor suceden multitud de cosas sorprendentes y extrañas que, simplemente, se ignoran.

Los que se interesen por la ciencia sabrán que el pensamiento científico avanza siempre gracias a las excepciones, a los casos difíciles, a los hechos que no se entienden y necesitan una explicación. Esto no es una característica especial de la ciencia: el conocimiento humano en general avanza al intentar comprender hechos que no se explican adecuadamente mediante lo que ya sabemos. Si se renuncia a explicar estos hechos sorprendentes, el conocimiento no puede avanzar.

Leer más... »

19.04.08

Que el público pierda la fe

El otro día, cayó en mis manos un ejemplar de La Voz de Asturias. Me picó la curiosidad por conocer este periódico, porque no lo había leído nunca pero, como recordarán, se trata de uno de los que incluí en la lista de periódicos que colaboran, mediante sus anuncios, con la prostitución.

Eché un vistazo a las noticias y artículos y me llamó la atención un artículo titulado: Yo intento que el público pierda la fe. Se trataba de una entrevista a Leo Bassi, el humorista cuyos espectáculos se dedican a ridiculizar el cristianismo. En la entrevista, el italiano reconoce claramente que su intención es mofarse del cristianismo para que la gente deje de creer en él.

No sé que pensarán los lectores, pero, en mi opinión, el odio visceral que muestran algunas personas, grupos y medios de comunicación al cristianismo y a todas sus manifestaciones desprende un cierto tufillo a azufre. Los seres humanos, débiles como somos, pecamos a menudo sin necesidad de ningún demonio que nos tiente, el mundo y la carne bastan y sobran para hacernos caer. Sin embargo, cuando veo a personas se obsesionan por el odio contra el cristianismo, no me cabe duda de que detrás hay una inspiración directamente diabólica.

Leer más... »