Descatolizar la Iglesia

No sé si los lectores habrán notado alguna vez que los que más apelan al Concilio Vaticano II a menudo son justamente los que menos conocen lo que de verdad dijo el Concilio Vaticano II y los que, con pasmosa regularidad, defienden exactamente lo contrario de lo que realmente enseñó el Concilio. Vivimos en una época de decadencia y también los heterodoxos son de ínfima categoría.

Veamos, como ejemplo, el artículo que ha escrito en Religión Digital el P. Jorge Costadoat SJ. El jesuita chileno, que ya ha aparecido alguna vez en este blog, aprovecha el último motu proprio del Papa para intentar arrimar el ascua a su sardina y promover sus diversas obsesiones y heterodoxias. Como en otras ocasiones, el artículo original va en negro y mis comentarios en rojo.

…………………………………………………..

El Papa golpeó el tablero. El regreso a tiempos anteriores al Concilio debe terminar [Ya empezamos muy mal, porque ser católico consiste en volver constantemente a tiempos anteriores. Todo lo que tenemos lo hemos recibido por Tradición. Esa extraña dicotomía entre tiempos anteriores al Concilio y posteriores a él carece de sentido y, desde luego, no es católica. La división real es la a.C. y d.C, que no significa antes del Concilio y después del Concilio, sino antes de la Encarnación del Hijo de Dios y después de ella]. La lefebvrización de la liturgia está quebrando la unidad de Iglesia [Analicemos un momento esta afirmación. En primer lugar, a quien no afecta en nada la nueva normativa del Papa es precisamente a los lefebvrianos, que seguirán haciendo exactamente lo mismo que hacían antes (por cierto, con el apoyo de este Papa que, de forma sorprendente, les ha permitido confesar y casar lícitamente a los católicos). Por lo tanto, los que hacían uso de la libertad reconocida por Benedicto XVI para celebrar la liturgia antigua eran precisamente los fieles católicos no lefebvrianos. Así pues, esta afirmación no significa nada, a no ser que lo que se pretendiera con ella fuera únicamente descalificar. A eso se suma que, si hay algo que quiebra la unidad de la Iglesia, que es necesariamente unidad en la fe, son las heterodoxias que el propio P. Costadoat defiende constantemente y en este mismo artículo, de modo que me permitirán que me ría de esa preocupación que muestra por la unidad de la Iglesia. Es como si el lobo se preocupara por que se esquile a las ovejas con mucho cuidado para no hacerles daño. ¡Ja!]. Si Sacrosactum concilium fue aprobada por 2.147 votos contra 4, hecha esta votación hoy la distancia podría ser menor [La construcción de la frase hace que sea ininteligible, así que no puedo comentarla, más allá de que conviene recordar que la verdad no se decide por mayorías].

Bajo un respecto, la decisión de Francisco lleva a preguntarse por las otras comunidades e iglesias cristianas. ¿Cómo ve la Ortodoxia la decisión del Papa? [¿De verdad pregunta esto? No se me ocurre nada que pueda dificultar más la unión con los ortodoxos que el hecho de que el Papa se tome estas libertades con la tradición litúrgica. Es justamente la peor pesadilla de los ortodoxos] ¿Y la familia protestante? [Como sabe cualquiera que conozca mínimamente el protestantismo, no existe una “familia protestante”. Los protestantes apenas coinciden más que en el rechazo al catolicismo. En cualquier caso, ese rechazo es ante todo de fe: ellos rechazan la fe católica y la sustituyen por diversas herejías, de modo que su opinión sobre nuestra liturgia es irrelevante, porque es inevitable que les moleste en todo aquello que muestra los errores que cometen. De hecho, lo preocupante sería que les gustase] Los sectores ecuménicos, en general, la aplaudirán. Las mujeres la celebrarán. Dudo que vean con buenos ojos a sacerdotes que de nuevo les den la espalda y les hagan comulgar de rodillas [Confieso que esta parte me ha dejado sin palabras. El P. Costadoat habla ¡en nombre de las mujeres del mundo!, así en general, porque él sabe mucho de eso, y nos dice que a las mujeres les gustará la nueva normativa por dos razones que son tan ridículas y pedestres que uno ya no sabe si criticar su misoginia o su falta de lógica. Cuando el sacerdote mira hacia Dios, algo que es parte de su misión más esencial, el P. Costadoat lo llama “darnos la espalda”, como si el centro de la liturgia fuéramos nosotros y todo se valorarse según su posición con respecto a ese (ego)centro. ¡Para eso no necesitamos liturgia! Con mirarnos al ombligo ya tendríamos suficiente. Asimismo, critica la comunión de rodillas, que es la forma normal de comulgar también en la liturgia nueva. ¿Será que al P. Costadoat lo que le molesta es la liturgia católica en sí misma? ¿O que adoremos al Santísimo? ¿Y por qué pensará que a “las mujeres” les molesta particularmente todo eso?].

Bajo el respecto teológico, el papa Francisco vela por la fe del Concilio Vaticano II [Solo decir esto ya muestra una confusión mental gigantesca. No existe una “fe del Concilio Vaticano II”. Existe la fe católica, que es la de los Concilios de Jerusalén, de Nicea, de Trento, Vaticano II y cualquier otro Concilio. Es difícil no ver que el problema es que la “fe” del P. Costadoat no termina de coincidir con esa fe católica y por eso busca cualquier excusa para dar a entender que ahora creemos otra cosa distinta], porque ve comprometida la unidad de la Iglesia. El Papa, en los hechos, frena una interpretación del sacrificio de Cristo difícil de hallar en la praxis evangélica de Jesús. El cristianismo centrado en la cruz para el perdón de los pecados y, por ello, la eucaristía reducida a un sacrificio expiatorio [Veamos qué dice sobre esto la constitución sobre la liturgia del Concilio: del costado de Cristo dormido en la cruz nació el sacramento admirable de la Iglesia entera (SC 5); el divino sacrificio de la Eucaristía (SC 2); el sacrificio de la Misa (SC 7); ofreciéndose ahora por ministerio de los sacerdotes el mismo que entonces se ofreció en la cruz (SC 7); participen en el sacrificio (SC 10); pedimos al Señor en el sacrificio de la Misa que, recibida la ofrenda de la víctima (SC 12); instituyó el Sacrificio Eucarístico (SC 47); perpetuar por los siglos, hasta su vuelta, el Sacrificio de la Cruz (SC 47); el sacrificio de la Misa (SC 48); reciban del mismo sacrificio el Cuerpo del Señor (SC 55)¿De verdad un cristianismo no centrado en el sacrificio de la cruz es la “fe del Vaticano II”? ¿No será, más bien, la fe del P. Costadoat, que apenas tiene nada que ver con lo que dicen los Concilios, lo que dice la Tradición y lo que dice la Escritura?], trastoca la historia de Jesús de haber sido crucificado por expresar el amor de Dios a todos sin exclusión [Qué triste es leer que un sacerdote dice estas cosas y se hace acreedor de la advertencia de San Pablo: Porque son muchos y ahora os lo digo con lágrimas, que son enemigos de la cruz de Cristo (Flp 3, 18). No parece haber leído las numerosísimas veces en que la Escritura explica que Cristo fue a la cruz para salvarnos de nuestros pecados: Él ha sido herido por nuestras rebeldías y molido por nuestros pecados, el castigo que nos devuelve la paz cayó sobre Él y por sus llagas hemos sido curados (Is 53, 5). Cristo murió por nuestros pecados, según las escrituras (1Co 15,3); Cristo murió por los pecados una sola vez, el justo por los injustos (1P 3,18) Y mil veces más. Es, literalmente, el mensaje fundamental del cristianismo.]. Gracias al mejor conocimiento que la Iglesia posconciliar tiene de los evangelios [cuando dice “Iglesia posconciliar”, parece que quiere decir “el P. Costadoat”, que es el que mejor mejorísimo conoce los evangelios del mundo mundial y puede mirar por encima del hombro a Apóstoles, Padres de la Iglesia, santos, doctores y Papas de todas las épocas, porque él sabe más… aunque, a la hora de la verdad, por una extraña casualidad, en todo lo que ha dicho hasta ahora ha defendido exactamente lo contrario de lo que dicen los evangelios], sabemos que Jesús, en vez de obsesionado con el perdón de culpables, se desveló por curar a los inocentes [¿Y este sacerdote es el que tanto dice saber de los evangelios? ¿Los ha leído alguna vez? ¿Le suena lo que dijo el mismo Cristo, como tus pecados te son perdonados (Mt 9,2), mi sangre derramada… por muchos para el perdón de los pecados (Mt 26,28), a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados (Jn 20,23), perdónanos nuestros pecados como también perdonamos a nuestros deudores (Lc 11,4), no he venido a salvar a los justos sino a los pecadores (Lc 5,32)…? ¿O frases de sus apóstoles como bautizaos en el nombre de Jesucristo para el perdón de los pecados (Hch 2,38), Él es el sacrificio por el perdón de nuestros pecados, y no solo por los nuestros, sino por los de todo el mundo (1 Jn 2,2), arrepentíos y volveos a Dios para que se borren vuestros pecados (Hch 3,19), en Él tenemos la redención mediante su sangre y el perdón de los pecados (Ef 1,7) o por medio de Jesús se os anuncia el perdón de los pecados (Hch 13,38), entre otras mil? ¿O partes de la liturgia nueva y antigua como por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo y un largo etcétera? ¿O el mismo credo? ¿En qué religión cree el P. Costadoat? Y más aún, ¿cómo ha podido ser sacerdote durante tantos años sin haberse enterado absolutamente de nada de lo que es el catolicismo? ¿O el problema es que no había grabadoras?].

El Papa golpeó la mesa. Pero, ¿no debió hacerlo todavía más fuerte? Francisco ha dado un paso, pero la versión sacerdotal del cristianismo acentuada los últimos mil años, y recién mitigada por el Vaticano II, está de vuelta. Juan Pablo II la reforzó. Pastores dabo vobis revirtió la reforma en la formación del clero de Optatam totius y la concepción del sacerdote de Presbyterorum ordinis [Basta leer estos tres documentos para ver que todos muestran esa “versión sacerdotal del cristianismo” que tanto desprecia el P. Costadoat, recordando la misión sacerdotal de ejercer la obra de salvación por medio del Sacrificio Eucarístico y los sacramentos y de representar delante de los hombres a Cristo (OT 4), la mayor excelencia de la virginidad consagrada a Cristo (OT 10) y tantas otras cosas que no voy a repetir para no aburrir. Basta leer los textos en lugar de hablar de oídas. De hecho, si el P. Costadoat se hubiera aplicado este consejo, nos habríamos ahorrado todos este pesadísimo post].

La involución conciliar en esta materia ha consistido, en breve, en priorizar el servicio sacramental de los curas. El Vaticano II había subordinado este ministerio al de la evangelización [La ignorancia sobre el propio Concilio que muestra esta afirmación es abrumadora. Veamos lo que dijo de verdad el Concilio: constituyó a algunos ministros que, ostentando la potestad sagrada en la sociedad de los fieles, tuvieran el poder sagrado del Orden, para ofrecer el sacrificio y perdonar los pecados (¿no son precisamente las cosas que rechaza el P. Costadoat?) Por el ministerio de los presbíteros se consuma el sacrificio espiritual de los fieles en unión del sacrificio de Cristo, Mediador único, que se ofrece por sus manos, en nombre de toda la Iglesia, incruenta y sacramentalmente en la Eucaristía (¿otra vez sacrificio?) A este sacrificio se ordena y en él culmina el ministerio de los presbíteros (¿no decía el P. Costadoat que el Vaticano II había subordinado los sacramentos a la evangelización? ¿Cómo puede ser que, en realidad, diga que el sacramento de la Eucaristía es el culmen de su ministerio?). Porque su servicio, que surge del mensaje evangélico, toma su naturaleza y eficacia del sacrificio (PO 2) (horror, el sacrificio no solo es el culmen de su ministerio, sino que es lo único que lo hace eficaz; ¿será que el P. Costadoat ni siquiera se ha molestado en leer los documentos del Concilio?)]. Francisco defiende el Concilio, pero no ha podido hacer más [Como hemos visto, lo que el P. Costadoat llama “el Concilio” se llama más bien en castellano “aquello que no tiene nada que ver con el Concilio Vaticano II y que solo existe en su cabeza”. De ahí que se lamente de que el Papa no instaure de una vez la iglesia costadoatiana universal y requetefantásticasipofilete, que, lejos de hacer lo que dijo el Concilio, hará única y exclusivamente lo que se le ocurra cada mañana al P. Costadoat] y aún tendrá que lidiar con enemigos conservadores que, desde el minuto dos, han entorpecido su gobierno [Claro. Y esos enemigos conservadores son tan poderosos que son los que han conseguido que el Papa no haga caso al P. Costadoat y todavía no haya fundado la iglesia costadoatiana, en la que la verdad se inventa cada mañana. Es una historia tristísima].

Falta todavía mucho por des-sacerdotalizar en la Iglesia Católica. [Traduzcamos otra vez: el P. Costadoat está diciendo que falta todavía mucho por descatolizar a la Iglesia Católica. Por desgracia, como hemos podido ver en sus propias palabras, eso es lo que persigue y no otra cosa. Todas sus apelaciones al Concilio Vaticano II (que, como también hemos visto, no sabría reconocer aunque le golpearan en la cabeza con sus textos completos) no son más que una pobre excusa para rechazar la fe de la Iglesia que siempre ha sido la misma y siempre lo será, porque la verdad no puede contradecirse. A no ser, claro, que por “des-sacerdotalizar” el P. Costadoat entienda pedir cuentas de una vez a los sacerdotes heterodoxos que, abusando de la autoridad de la Iglesia, predican sus propias tonterías y obsesiones en vez de la fe católica; si es así, estoy completamente de acuerdo con él.

Por otro lado y para terminar, me permito la pequeña maldad de señalar que esta obsesión por descatolizar la Iglesia, además de ser absurda, indigna de un religioso y producir vergüenza ajena, podría tener efectos secundarios no deseados. A fin de cuentas, si el Papa ha restringido severamente la celebración de la Misa antigua porque algunos de los que la celebraban tenían ideas más o menos erróneas, los disparates antológicos del P. Costadoat, en toda lógica, deberían llevar a una restricción todavía más severa de la Misa nueva. Y entonces, ¿qué vamos a hacer los católicos? Supongo que siempre nos quedará el rito mozárabe].

100 comentarios

  
Simeon negro
He de decir que lo que me ha movido a comentar es la negrilla al inicio del post: los que apelan al concilio desconocen el concilio. El caso paradigmático es Francisco. Juan Pablo II fue padre conciliar, Benedicto XVI perito del concilio. Francisco ignora la doctrina del concilio. El motivo es obvio. Una cosa fue el concilio y otra el denominado paraconcilio. Para muchos clérigos, incluido Francisco, el concilio se identifica con el paraconcilio. Lo que Francisco está desarrollando no es el concilio sino el paraconcilio.
26/07/21 3:40 PM
  
Cesar alonso
EXCELENTE!!!....SIEMPRE ESCLARECEDOR....HAY QUE HACERLO VIRAL, HOY MAS QUE NUNCA SE ESCUCHA EL GRITO DE LA S.E. "MI PUEBLO PERECE EN LA IGNORANCIA"
26/07/21 4:08 PM
  
Pampeano
Es Ud. un hombre de mucho masoquismo adentrándose a leer a estos personajes, de los cuales quedan aún muchos, y no todos viejitos a punto de partir como se afirma en algunos círculos; a mi me generan consecuencias gastrointestinales. Pero lo increíble no es lo que escribe sino que siga siendo sacerdote y viviendo quizás muy cómodo de fondos aportados por otros católicos mientras prepara su próximo libelo. Para estos sujetos lo que se haya escrito en los documentos del CVII no tiene la menor importancia; lo trascendental es lo que muchos como él han conseguido instalar en el imaginario de otros muchos sobre lo que "pretendió" el mentado concilio. Por lo menos entre nos ya sabemos de qué va el mentado pero seguro tiene sus seguidores incondicionales; conozco algunos de este o el finado Kung y adláteres.
26/07/21 4:11 PM
  
Ramón
Le felicito por lograr dar una respuesta ordenada a un texto tan carente de lógica y razón, debe de haber sido una tarea hercúlea.
26/07/21 4:22 PM
  
AJ
Lo repito y lo repetiré mil veces Bruno. El problema principal del concilio es la forma y la interpretación. La forma, porque se vende como si hubiese sido un superconcilio y no existiesen concilios anteriores. Incluso promocionado por Pablo VI. Ejemplo, cuando le dice a Lefevbre (no soy Lefebvriano, conste): " el concilio vaticano II es más importante que Nicea". Entonces, apaga y vámonos. Se vendió como un "redefinidor" de la fe por así decirlo. Es decir, preconciliar mal Iglesia de ahora guay. Siempre con la excusa pastoral. Además, en los documentos pontificios siempre se ha citado el Vaticano II como única opción, como si no hubiesen existido otros concilios, cosa que no ha ayudado mucho tampoco.

Y en la interpretación, porque el Vaticano II es el único concilio en la historia de la Iglesia que necesita interpretarse. Y ocurre el caso paradójico de que no tiene anatemas y es pastoral, pero recientemente parece que lo único que hay que creer es la "fe del concilio" (como lo entienda el Papa reinante). Eso por no hablar de la falta de claridad en varias partes de los documentos que, si bien no son herejía en ningún caso, no me malinterpreten, si que deja la puerta abierta a la herejía por esa falta de claridad. Y no olvidemos que los mismos que implementaron el "espíritu del concilio" son los mismos que hicieron la letra. Hecho que siempre se intenta obviar. Si ni ellos se ponen de acuerdo en que es el Vaticano II...¿pastoral?¿dogmático?¿rupturista?¿en continuidad? Y así llevamos 60 años insoportables.

Si se hace un concilio en condiciones, como se ha hecho siempre con sus anatemas y todo, ya veréis como se acaba la discusión.

"Si alguien dijere que el sacrificio de la misa no es evangélico (como este personaje), sea anatema". ¿acabaríamos en un cisma de iure? es una hipótesis... Pero de facto ya existe. A mi que no me digan que la fe de este señor es la misma que la mía porque no.
26/07/21 4:42 PM
  
Octavio
¿Qué significa eso de que "Jesús, en vez de obsesionado con el perdón de culpables, se desveló por curar a los inocentes"? ¿Que los pecadores no eran tales?
26/07/21 4:53 PM
  
Pedro 1
Bruno:
Dices: "Vivimos en una época de decadencia y también los heterodoxos son de ínfima categoría".
¿Qué pasa, que los ortodoxos actuales te parecen de ínfima categoría? Eres insaciable.
26/07/21 5:08 PM
  
Pedro 1
¿O quieres decir que, además de ortodoxos, son para su desgracia, de ínfima categoría?
26/07/21 5:19 PM
  
Feri del Carpio Marek
No tendría importancia en absoluto que ese jesuita vomite los disparates que dijo en ese artículo, si no fuese el caso que es significativa la cantidad de católicos que por no estar mínimamente formados en la verdadera fe y no practicar esta fe, leen un artículo así y piensan: "qué gran señal de esperanza, la Iglesia está cambiando, al fin, y gracias a un Papa como Francisco, la Iglesia está entendiendo cómo hacer para llegar a la gente", o algo similar.

Uno va a una librería "católica" y se encuentra, en los lugares más destacados, autores de ese pensamiento "posconciliar" como el de este jesuita (con perdón de san Ignacio de Loyola). Y supongo que si eso es lo que uno encuentra en las librerías católicas, eso también uno se debe encontrar en buena parte de los seminarios, y buena parte de los profesores de seminarios deben leer y utilizar esa basura para enseñar a los seminaristas. Ese es el problema. Y los obispos y la Santa Sede hacen poco o nada para frenar eso, ni les parece importante. En cambio que un sacerdote tenga la osadía de celebrar la misa tradicional, eso es gravísimo, el peor cáncer que puede entrar en la Iglesia, y que hay que extirpar de raíz.

«La lefebvrización de la liturgia está quebrando la unidad de Iglesia»

No deja de llamarme la atención la ignorancia de este señor de pensar que la misa tradicional sea una "lefebvrización" de la liturgia, como si fuese un invento de Lefebvre. Por lo demás, y al hilo de lo que Bruno ha remarcado, se puede afirmar que la misa tradicional es más fiel al documento conciliar sobre la liturgia, que la misa de 1970. Porque el Concilio quiso una reforma, unos cuantos cambios que serían convenientes para facilitar una mayor interiorización del rito por parte de los fieles ("participación activa"), no una revolución, que es lo que se terminó haciendo con el nuevo misal, y mejor ni hablemos de lo que se hizo en la práctica.

«Si Sacrosactum concilium fue aprobada por 2.147 votos contra 4, hecha esta votación hoy la distancia podría ser menor»

Nuevamente, si este señor conociera el documento que votaron los padres conciliares, vería que la misa nueva, y sobre todo su aplicación práctica, es mucho menos fiel a Sacrosanctum Concilium que la misa tradicional.

Lamentablemente esa visión distorsionada del Concilio Vaticano II está demasiado difundida en la Iglesia. Inclusive, y tal vez esto no te guste leer, Bruno, sacerdotes del Camino Neocatecumenal están completamente envenenados de esa falsa visión posconciliar. Recuerdo que un sacerdote de ese movimiento interrumpió la consagración en la misa, para decirme que no me ponga de rodillas. Cuando le pregunté al final de la misa por qué hizo eso, me dijo que lo de arrodillarse en la consagración es del Concilio de Trento, y eso ha cambiado con el Vaticano II. Por lo demás, todo el experimento litúrgico de ese movimiento es contrario a lo que es propio de la Iglesia Católica, y es apenas una muestra de lo que en general ocurre con ese pensamiento posconciliar parido por el modernismo: lo propio de la Iglesia Católica es que la doctrina, liturgia y costumbres no se inventan, se reciben de nuestros mayores formando una tradición viva, y se la transmite a los menores, se podrán hacer cambios convenientes, adaptaciones, buscando siempre mantener el mismo espíritu, la misma forma, pero no se reinventan las cosas, no se revoluciona en la Iglesia Católica.

La única revolución ha sido la Encarnación del Verbo de Dios, ahora se trata de mantenerse fiel a la tradición de los apóstoles para poder tener participación en esa revolución que nos sana del pecado y nos eleva al orden sobrenatural.
26/07/21 5:21 PM
  
Jem Nys
Sinceramente, el esfuerzo de Bruno me parece estéril. Dicho desde el aprecio. Este jesuita chileno, como ese medio centenar de teólogos y curas progres (normalmente de 70 años para arriba) viven en su pequeño mundillo clerical-progresista cuyo contacto con el mundo es cada vez más superficial y su influencia, irrelevante. Nunca he tenido simpatía por lefebvrianos ni fundamentalistas, pero me parece que ellos, con todo sus ambientes bastante enrarecidos y aislados, son mucho más numerosos y tienen mucha más vitalidad que estos "profetas del Vaticano II". Que, además, su principal autoridad sobre el Concilio viene de hacer decir a éste lo que elllos en su momento querían que dijera o lo que les enseñaron que decía. En realidad, la esencia de la argumentación de Bruno es indiscutible: el Concilio Vaticano II dejó claras muchas cosas según la fe de la Iglesia de siempre y éstos sólo manipulando y tergiversando puede invocarlo para justificar sus herejías y errores
26/07/21 5:34 PM
  
Luis López
El Concilio Vaticano II es el unico concilio de la historia de la Iglesia que sido tomado, desde dentro del catolicismo, como excusa para descatolizar -o destruir- a la Iglesia Católica (aunque sus textos nada digan de tal dislate).

Pero este hecho es incuestionable. Antes, todos los herejes estaban fuera de la Iglesia y eran condenados por los concilios o eran expulsados de la misma tras ellos. Tras el CVII los herejes están dentro y se apoyan en el Concilio para destruir radicalmente la fe católica. Es la primera vez que sucede en la bimilenaria historia de la Iglesia.

Pablo VI, el verdadero arquitecto de aquella revolución y consciente plenamente de esta tragedia, hablo más tarde de autodemolicion.

Los católicos debemos meditar los contenidos de ese Concilio y aceptar lo bueno que hay en muchos de sus textos, por supuesto. Pero que hoy nos pidan poco menos que aceptemos el Concilio como si fuera el unico artculo de una nueva fe humanista, contruida sobre las ruinas de la fe que hemos recibido desde siempre.

Eso que lo sigan haciendo los herejes, aunque ahora estén dentro, no se les condene nunca y humillen sistemáticamente a los que aún creemos en la fe sobrenatural recibida de Cristo y de su Iglesia.
26/07/21 5:44 PM
  
Percival
Es jesuita postarrupita. Con esto está dicho casi todo.
En otro hilo, hice notar que la mayoría de los jesuitas actuales ni aprecia ni cuida la liturgia. Son refractarios a ella. Su liturgia es sólo la acción social más o menos marxistoide.
Cuando en Chile tengan gobernando durante un tiempo ese subproducto del chavismo-castista que se está abriendo camino, veré dónde se mete este señor.
26/07/21 6:07 PM
  
Bruno
Pampeano:

"Pero lo increíble no es lo que escribe sino que siga siendo sacerdote y viviendo quizás muy cómodo de fondos aportados por otros católicos mientras prepara su próximo libelo"

Sí. Y que sus superiores aprueben que se dedique a socavar la fe católica. Cada vez estoy más convencido que una gran cantidad de clérigos no creen en el Juicio. Y no solo los que no creen en prácticamente nada, como este pobre sacerdote por el que habría que rezar mucho. Si creyeran en el Juicio, les daría miedo permitir las barbaridades que permiten en la Iglesia.
26/07/21 6:29 PM
  
Bruno
Pedro 1:

"¿Qué pasa, que los ortodoxos actuales te parecen de ínfima categoría?"

Bueno, lo que he querido decir es que, como vivimos en una época de decadencia, el nivel normal es muy bajo, incluidos los heterodoxos. Pero sí, a grandes rasgos y con honrosas excepciones, entre los católicos ortodoxos el nivel también es bastante bajo. En buena medida eso es lo que explica que, teniendo adversarios tan pobretones, los que mantienen la fe sigan yendo de derrota en derrota. Hace falta tan poquito para derribarnos...
26/07/21 6:37 PM
  
Bruno
Jem Nys:

"son mucho más numerosos y tienen mucha más vitalidad que estos "profetas del Vaticano II""

El problema es que los modernistas no necesitan tener vitalidad, porque su ideología es parasitaria. No se reproduce normalmente (ya que es estéril), sino lavando el cerebro y pervirtiendo a los católicos, hasta que mata su fe y busca un nuevo anfitrión.
26/07/21 6:58 PM
  
Juan Mariner
Hay que irse preparando para el Concilio de Lagos (Nigeria, para ir dando paso a nuevos Pastores y echar a la vieja guardia occidental putrefacta.
26/07/21 7:09 PM
  
Bruno
Luis López:

"Es la primera vez que sucede en la bimilenaria historia de la Iglesia"

En realidad no. Ya sucedió, por ejemplo, con los arrianos (hasta el punto de que San Atanasio dijo aquella frase tan famosa de "ellos tienen los templos, nosotros tenemos la fe) y con los monofisitas, que se basaban en el Concilio de Éfeso para defender su herejía de una sola naturaleza en Cristo. No hay nada nuevo bajo el sol. Aunque sin duda es cierto que la situación actual es gravísima.

"Pero que hoy nos pidan poco menos que aceptemos el Concilio como si fuera el unico artculo de una nueva fe humanista, contruida sobre las ruinas de la fe que hemos recibido desde siempre"

Sí. Intentar apelar a un Concilio ecuménico para destruir la fe es echar sal a la herida. Dios les perdone.
26/07/21 7:18 PM
  
Pedro 1
No son adversarios, son enemigos declarados de la Iglesia. Son pobretones moral y mentalmente, los grupos más dañinos de la Iglesia, formados por los que rechazan la fe y la tradición católicas. Pero cuentan con que se tendrá con ellos una "infinita paciencia" y una enorme connivencia, con cartas cariñosas, recibimientos afectuosos, etc. El enemigo se ha hecho fuerte en el castillo. Sigue con tu espada de doble filo dando mandobles. Sursum cor!
26/07/21 7:29 PM
  
Jordi
Que la Iglesia Católica está siendo luteranizada y protestantizada por Francisco ya se dedujo desde el 2016, cuando se aprobó la comunión y absolución de los adúlteros destruyendo la moral católica de los actos intrinsece malum per semper et pro semper in omnibus locis, y sustituyéndola por la herética moral luterana de los actos bonum imperfectum et incompletum (un acto intrinsece malum es virtud santificadora deseada por Dios si hay una circunstancia justificante o un elemento positivo, como el amor, el respeto, el cuidado mutuo), y lo hizo con Amoris laetitia n. 305, notas 336 y 351, y el rescripto ex audientia de 5 de junio del 2017, junto con las cartas de Francisco que alababan a dos obispados que lo implementaban (Buenos Aires y Lisboa), la omisión de sancionar a los obispos implementadores (Buenos Aires, Lisboa, Leiria, Fátima, Braga, Oporto, Sicilia, PIamonte, Valle de Aosta, Roma, Marchigiana, Alemania, Bélgica.

Además no se dignó a contestar a las Dubia, peticiones, quejas y correcciones fraternas:

1. Filial súplica sobre el futuro de la familia de septiembre de 2015

2. Solicitud al Papa de julio de 2016

3. Carta del P. Thoma G. Weinandy de julio de 2017

4. Carta abierta al Colegio cardenalicio de 29 de junio del 2016, firmada por 45 signatarios teólogos y sacerdotes, dirigida a todos los cardenales y patriarcas orientales, en la que se denunciaban las herejías o errores graves cometidos o apoyados por la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia

5. La carta de los cuatro cardenales y sus cinco preguntas sobre Amoris laetitia, Dubia, de 19 de Septiembre de 2016, presentada por cuatro cardenales ( Raymond Burke , Carlo Caffarra , Walter Brandmüller , Joachim Meisner ) le pidieron al Papa Francisco en una carta privada aclaraciones sobre el Capítulo 8 de Amoris laetitia . La carta contenía cinco preguntas ( dubia) y solicitó una respuesta afirmativa o negativa Los cardenales publicaron su carta el 14 noviembre de 2016 después de no recibir una respuesta del Papa Francisco

6. "Correctio filialis de haeresibus propagatis" (Una corrección filial sobre la propagación de herejías) (corrección filial), firmado por 250 participantes, publicado en septiembre de 2017

7. "Declaración de Fidelidad a la enseñanza inmutable de la Iglesia sobre el matrimonio y a su ininterrumpida disciplina", de 29 de agosto de 2016,

8. 31 de diciembre de 2017, tres obispos de Kazajstán , incluido el obispo Athanasius Schneider , emitieron una "Profesión de verdades inmutables sobre el matrimonio sacramental"

9. «Declaración de fe: ¡No se turbe vuestro corazón! (Juan 14, 1)», Cardenal Gerhard Müller, 8 de febrero 2019

10. El martes 30 de abril de 2019, una veintena de teólogos católicos y profesores universitarios publicaron una Carta Abierta a los Obispos de la Iglesia Católica

11. Arzobispado de Filadelfia, Charles Joseph Chaput

12. Cardinal Giuseppe Betori, arzobispo de Florencia

13. Arzobispo de Kampala (Uganda), Mons. Cipriano Kizito Lwanga

...

Por su parte, Francisco no ama a la liturgia derivada de la Sagrada Tradición ni de las Sagradas Escrituras, ni se ama a sí mismo, pues la Traditionis custodes va contra la misa que oyó el mismo Francisco cuando era joven, él y su familia, su nación, el Concilio Vaticano II y toda la Iglesia desde hace 2000 años:

1. Cerró los templos y misas durante una parte de la pandemia del covid
2. Dejó sin misas la Semana Santa del 2020
3. Permite las mujeres en el lavatorio de pies del Jueves Santo
4. Autoriza las mujeres acólitas y lectoras institucionales
5. Celebró misas durante la Amazonia con símbolos de la Pachamama (tiesto de tierra), celebró el ritual chamánico-pachamámico en los jardines del Vaticano, en «Querida Amazonia», num. 82, permite la liturgia pachamámica…
6. Permite la comunión y absolución de los adúlteros en Amoris laetitia, num. 305 y notas 336 y 351, y el rescripto ex audientia de 5 de junio del 2017 que lo eleva a magisterio auténtico
7. Congela la Misa Tradicional del 1570 y la acusa de romper la unidad de la Iglesia como una Misa Cismática, y lo hace en el día de la Virgen del Carmen
8. Parece que va a impedir el paso a la misa de los que no tengan el Pasaporte covid, apoyando así a los políticos que lo impongan
9. No aprueba una norma general sobre «Rite dispositus y coherencia eucarística» que impida la comunión del abortista Biden
10. No impide la comunión de los cismáticos de la Iglesia Patriótica china
11. No impide la comunión de la Iglesia cismática alemana del camino sinodal
12. No impide la celebración de misas y la comunión del P. James Martin, destacado líder jesuita progay
13. Tolera las misas LGBT y las misas progresistas con abusos y delitos litúrgicos
14. Olvida que el Rito Romano tiene las formas anglicana y zaireña, más la informal neocatecumental (ecos), y la Misa de 1970 tiene diversos modos: cánones I, II, III, IV y Va/b/c/d, cánones de reconciliación I y II, cánones de los niños I, II y III
15. Afirma la irreformabilidad eterna del Misal de 1970 de Pablo VI, una misa con un canon I que es una mutilación del Canon Romano de 1570, con un canon II de San Hipólito de Roma que es una hipotética reconstrucción arqueológica de una misa perdida y en desuso del siglo III d.C., con unos cánones III y IV que son una mezcla de ritos orientales y ritos inventados, y con unos cánones Va/b/c/d que es un invento suizo, lo mismo que los cánones I y II de reconciliación y los cánones I, II y II de los niños. No poder pedir la reforma y derogación del Misal de 1970, basada en la innovación, la diversificación y la abreviación, es un atentado intolerable contra la libertad de expresión y comunicación, conciencia y pensamiento de los christifidelis.

...

En mi conclusión, Francisco es sin dudarlo el peor Papa de la historia de la Iglesia, no por moral personal, sino por su capacidad destructiva de la Iglesia Católica en fe, culto, misa y eclesiología.
26/07/21 7:38 PM
  
hornero (Argentina)
Comparto el artículo de Bruno, pero comparto también las reservas formuladas por algunos comentarios en cuanto a la irrelevancia de este sacerdote. El enemigo, el demonio, arroja diariamente a nuestro paso escombros a fin de demorarnos en la construcción del Reino. En vez de pisarlos, los juntamos cuidadosamente y discurrimos sobre ellos. "A la maldad pisadla, y la destruiréis. Eso debéis hacer, pisarla" (Mens. de Jesús, en San Nicolás).
26/07/21 8:05 PM
  
AJ
Por cierto, hablando de jesuitas:

Si la compañía se disuelve le haría mucho bien a la Iglesia. Lo que ha sido y lo que es. Que vergüenza
26/07/21 8:54 PM
  
María
Me ha encantado este Artículo, me he reído un montón.
26/07/21 8:57 PM
  
claudio
Estimado Bruno, es cierto que el Concilio EVATII es un desconocido en su letra, largo, en latín que reconoce como la lengua oficial, en lo que a libertad religiosa y de conciencia se refiere y tantos otros temas que, por alguna razón no escrita, dieron lugar al nacimiento de dos figuras abstractas "el espíritu del Concilio" y "la mente del Concilio" (esta última afirmación se contiene también en Traditiones Custodes).
Nadie sabe ni conoce otra cosa del Concilio sino la letra del mismo, en prosa, carece de partituras musicales, como no alcanzó debieron recurrir al espíritu y a la mente, sin decir donde están ni que son, pero diferentes de la letra, es decir otra cosa.
En esa otra cosa informe se inscribe la desaparición del Cristocentrismo eclesial y en consecuencia de la Fe como opción personal, justamente Benedicto acaba de diferenciar entre crédulos e incrédulos indicando que la única opción válida es el testimonio personal de la Fe.
26/07/21 9:08 PM
  
Bruno
AJ:

"se vende como si hubiese sido un superconcilio y no existiesen concilios anteriores"

Eso es evidentemente un despropósito, por mucho que algunos sigan defendiéndolo contra viento y marea. Lo más gracioso es que, sin los concilios anteriores, el Vaticano II no tendría sentido ni autoridad ningunos.

"Incluso promocionado por Pablo VI. Ejemplo, cuando le dice a Lefevbre (no soy Lefebvriano, conste): " el concilio vaticano II es más importante que Nicea". Entonces, apaga y vámonos"

Cuidado con las citas de memoria, que las carga el diablo. Por lo que he podido ver por ahí (en citas fragmentarias), lo que dijo realmente fue que el último Concilio "goza de la misma autoridad e incluso, en algunos aspectos, es más importante que el de Nicea" o, según otra traducción, "que no posee menor autoridad, y en cierto sentido es más importante que el de Nicea". Eso es algo completamente distinto. Exagerado quizá, pero no absurdo como la frase mal citada. La autoridad de los Concilios ecuménicos, como tales, es la misma, la máxima autoridad de la Iglesia, aunque no se ejerza en todos ellos ni en todas sus partes de la misma forma. Y a lo de "en cierto sentido" o en "algún aspecto" siempre se le puede encontrar un buen sentido.

"Se vendió como un "redefinidor" de la fe por así decirlo. Es decir, preconciliar mal Iglesia de ahora guay"

Es una argumentación tan ridícula que da vergüenza ajena, porque equivale, como en el viejo chiste, a serrar la rama sobre la que se está sentado.

"Siempre con la excusa pastoral"

Pastoral, que es una palabra bonita, ha terminado por hacerse odiosa por el abuso reiterado que se ha hecho de ella. Cf. Sínodos de la familia.

"Además, en los documentos pontificios siempre se ha citado el Vaticano II como única opción, como si no hubiesen existido otros concilios, cosa que no ha ayudado mucho tampoco"

Una cosa que siempre me ha parecido muy mejorable es que en el oficio de lecturas de la Liturgia de las Horas solo haya lecturas del Concilio Vaticano II. ¿Por qué no de los otros concilios?

"el Vaticano II es el único concilio en la historia de la Iglesia que necesita interpretarse"

No. Esta afirmación no tiene sentido. Primero, porque toda afirmación humana necesita interpretarse. Todas. Sin excepción. Interpretar algo es entender o discernir el sentido de ese algo. Eso siempre hay que hacerlo para utilizar correctamente el lenguaje. Segundo, porque discusiones sobre la interpretación correcta de un concilio ha habido innumerables en la historia de la Iglesia.

"Y ocurre el caso paradójico de que no tiene anatemas y es pastoral"

Cierto. Aunque teniendo claro que el hecho de ser pastoral no excluye que también sea dogmático.

"pero recientemente parece que lo único que hay que creer es la "fe del concilio" (como lo entienda el Papa reinante)"

Eso no estaría mal siempre que lo entendiera como se debe: es decir, como la fe católica proclamada en todos los concilios, recibida de los Apóstoles y que nos está salvando. Por desgracia, suele entenderse a la manera del P. Costadoat.

"Eso por no hablar de la falta de claridad en varias partes de los documentos que, si bien no son herejía en ningún caso, no me malinterpreten, si que deja la puerta abierta a la herejía por esa falta de claridad"

Es casi inevitable que los textos propuestos "en positivo" sean más ambiguos que los anatemas definitorios. Quizá se gane en atractivo e incluso puede que en profundidad, pero sin duda se pierde en precisión e incluso en una cierta humildad.

"Y no olvidemos que los mismos que implementaron el "espíritu del concilio" son los mismos que hicieron la letra"

No. Algunos participaron en ambas cosas, pero otros muchos no. De hecho, innumerables cosas que han sido fruto de ese "espíritu" habrían horrorizado (y en muchos casos, horrorizaron) a los padres conciliares, empezando por Pablo VI.

"Si ni ellos se ponen de acuerdo en que es el Vaticano II...¿pastoral?¿dogmático?¿rupturista?¿en continuidad?"

Solo hay una respuesta posible a eso. Pastoral y dogmático, en continuidad con la fe de siempre. No cabe otra respuesta. Todo lo que se salga de ahí no es católico. Incluido el malhadado espíritu del Concilio.

"Si se hace un concilio en condiciones, como se ha hecho siempre con sus anatemas y todo, ya veréis como se acaba la discusión"

No sé yo si está el horno para bollos. Para celebrar bien un Concilio hay que tener fe y yo veo la fe de muchísimos clérigos bastante mejorable.

"¿acabaríamos en un cisma de iure? es una hipótesis... Pero de facto ya existe"

Siempre es mejor la claridad en las cosas importantes. Incluso para los que se irían sería mejor, porque así podrían volver un día. Si no saben que están fuera, no pueden volver.

"A mi que no me digan que la fe de este señor es la misma que la mía porque no"

Idem.
26/07/21 9:41 PM
  
Bruno
María:

"Me ha encantado este Artículo, me he reído un montón"

Siempre es un placer hacer reír a los lectores.
26/07/21 10:10 PM
  
Bruno
Hornero:

"irrelevancia de este sacerdote"

Ojalá. Varias veces me han pedido de Chile que rebata alguno de sus artículos. Por desgracia, por muy bajo que sea su nivel, estos sacerdotes hacen mucho daño, porque cuentan con un potente micrófono, formado por editoriales, medios de comunicación, universidades, colegios y parroquias "católicos", donde pueden llegar a mucha gente para extraviarla.

A eso se une que sus heterodoxias son fáciles de tragar para la gente, porque siempre yerran en dirección de lo mundano, lo políticamente correcto, etc. Es el camino fácil y ancho que todos sabemos a dónde lleva.
26/07/21 10:16 PM
  
centurión Cornelio
Que su nivel sea bajo implica que llega a más gente; esto ya lo sabía Goebbels y la lección ha sido bien aprendida.
26/07/21 11:33 PM
  
Fray Escoba BCN
Apreciado Bruno,

Vistas las cosas con perspectiva, Monseñor Levfebre tuvo razón. Los vió venir..
26/07/21 11:45 PM
  
Percival
Jordi: interesante su resumen. Visto así, asusta mucho.
Es un catálogo que serviría para un juicio bastante negativo de la totalidad de este pontificado. Da dolor.
A orar más.
27/07/21 12:02 AM
  
rmartinhe
Gracias Bruno por desarmar todos los argumentos de este sacerdote (que pena), lo que debe tener un valor sacrificial enorme.
Efectivamente, si quieren un solo rito y todo viene por un problema de abusos, donde estos se concentran especialmente es en la Misa nueva, así que en pura lógica esta es la que debería evitarse y no la otra. Pero ahora no funciona así.
Confiemos, el Señor no nos dejará solos. Y recemos, por nosotros y por los que actúan de esta manera tan injusta, porque Dios tiene una paciencia infinita pero nuestras oportunidades se terminan y acaso en el momento de mayor euforia. Lo que podría traer un final muy infeliz.
27/07/21 12:03 AM
  
África Marteache
¿Esa cara y esa sonrisa no se repite muchas veces? A mi me recuerda a James Martin y al cura al que le pregunté por qué había alterado el Credo de los Apóstoles y me hizo una mueca parecida. Algo así como una falsa alegría impostada. Me pregunto si estarán hechos a troquel.
27/07/21 12:07 AM
  
Luis I. Amorós
Desde luego este padre jesuita es un buen fruto del "espíritu del postconcilio".

Entiendo tus motivaciones, Bruno, pero creo que desperdicias tu talento y sapiencia en contestar y orecisar a alguien que ni remotamente intenta establecer un debate teológico para hallar la verdad. La verdad le importa muy poco.

Un abrazo en Cristo.
27/07/21 12:13 AM
  
Sainz de Sicilia
Qué se puede esperar de un sacerdote de Cristo que ni siquiera va de uniforme....
27/07/21 12:38 AM
  
Jorge Cantu
La (liturgia de la) Misa del Concilio Vaticano II es la de San Pío V, fue el rito en el cual fueron oficiadas las misas durante todo el Concilio y después de él hasta el año 70. El latín fue también la lengua oficial del Concilio y la del texto oficial de los documentos conciliares.

El 'Concilio', en la visión 'rupturista', es una fantasía total maleable de acuerdo a su agenda descristianizadora y deshumanizadora basada en prejuicios ideológicos ajenos al Evangelio.
27/07/21 12:44 AM
  
Jorge Cantu
África Marteache:

"Algo así como una falsa alegría impostada. Me pregunto si estarán hechos a troquel."

Seguro: con el modernismo llegó también la industrialización y automatización de la producción de cizaña en la Iglesia (datos confirmados por la FAO hasta antes de la pandemia) ;-)
27/07/21 12:51 AM
  
Taborino
Este señor sacerdote jesuita y "teólogo" hace rato que como decimos vulgarmente en Chile "hace pa' fuera del tiesto". Por algo fue en su momento cesado como profesor en la facultad de teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
Cómo un sacerdote puede tener tanto desdén hacia la doctrina católica, el sacerdocio y el Santo Sacrificio de la Misa.
Sin duda que sus ideas de catolicismo aguado y desabrido son seguidos por algunos que siguen sus pasos de desprecio hacia todo lo que es católico.
27/07/21 1:20 AM
  
Mariana M
Es impresionante la cantidad de nombres que tiene la Misa antigua y formas de mencionarla: Misa Tridentida, forma extraordinaria del Rito Romano, el Uso Antiguo, Misa de siempre, etc. y aún así quieran algunos que no exista más.
Meter el complicado tema del CVII en la supresión de la Misa de siempre y de los santos es un Pretexto (Motivo o causa simulada o aparente que se alega para hacer algo). Las razones son otras. ¿Qué se puede aducir? No dar el debido culto.
27/07/21 2:22 AM
  
Néstor
Es necesario rebatir a estos disparateadores porque la gente en general no se rige por los criterios del debate teológico fructuoso sino que se puede dejar llevar por esta clase de menjunjes mentales.

La verdad, insólito. La fe del Concilio Vaticano II, Jesús vino a curar a los inocentes, el regreso a tiempos anteriores al Concilio, la desacerdotalización de la Iglesia (¿no a la Carta a los Hebreos?).

Insisto en que estamos en los tiempos de la reducción al absurdo del progresismo. Quiera Dios que en cuanto soplen mejores vientos eclesiales esta plaga termine de hacer su esperpéntica consumación y pase a formar parte de los museos del terror teológico.

Saludos cordiales.
27/07/21 2:52 AM
  
Raúl de Argentina
Jorge Costadoat es gran amigo de otro jesuita chileno, Tony Mifsud, quien anduvo por toda Argentina paseado por la Conferencia Episcopal "explicando" Amoris Laetitia en clave lisa y llanamente herética (por ej, elogiando la bendición de adulterios de los ortodoxos que "lamentablemente" los católicos habíamos abandonado)
27/07/21 4:25 AM
  
Cristián Yáñez Durán
Las opiniones de Costadoat, en Chile, no son consideradas un abuso ni nada parecido. Los obispos lo respetan o le temen. Hablar contra él y otros impresentables como Berríos y Delfau es de la máxima incorrección política.
El hereje Costadoat es referente entre los católicos "comprometidos" en Chile. Integra la intelligentsia clerical progre, esa que aglutina a la casi totalidad del catolicismo chileno. Y, peor aún, del catolicismo conservador acomplejado de clase alta, que se desvive por congraciarse con personaje como éste para ser acepta.
En Chile, la clerigalla progre es la referencia interpretativa del CVII y la Santa Sede le da la razón o guarda silencio.
27/07/21 4:50 AM
  
mercedes
Los que tienen muchos resquemores con el CV2 y los que lo leen discontinuamente,terminan encontrándose en un punto..El católico corriente,sencillo y obediente,no tiene rollo con este tema,ama la misa tradicional dada por su sacerdote obediente y ama la misa nueva,celebrada con gran respeto por un sacerdote humilde.Acá el centro debe ser Cristo y la Iglesia debe ser una.A misa vamos a encontrarnos con Cristo y él está en las dos.Tantos mártires de los últimos años,asesinados durante misas corrientes,tantos sacerdotes martirizados durante celebraciones sencillas y humildes..
27/07/21 5:21 AM
  
Colgunter
"El Papa golpeó el tablero. ..."

Mal empezamos..
27/07/21 8:31 AM
  
Lector
El grado de frikismo de estos pobres tipos sobrepasa toda comprensión. Dedicarse a contender con semejantes marcianos, más o menos seguidos por su escueta turba de selenitas, es una colosal pérdida de tiempo amén de un desprestigio de la razón.
27/07/21 8:41 AM
  
jandro
Parafraseando al habitante mitrado al otro lado del Tíber, se podría decir, que los jesuitas deben ser erradicados, porque queda claro, leyendo a este señor jesuita, que su ideología genera un cisma en el seno de la Iglesia.

27/07/21 11:30 AM
  
Argia
Bruno
A mi no me interesa ver la cara del sacerdote, pero una cosa que me gusta del rito ordinario, es que desde la consagración hasta la comunión, yo puedo ver el altar que es donde está Dios. El sacerdote y los fieles pueden mirar al unísono a Dios escondido, mientras que cuando el sacerdote está de espaldas delante del altar no deja ver.
En una palabra, prefiero ver el altar.
27/07/21 12:48 PM
  
Cristián Yáñez Durán
Argia,

En la Misa Tradicional, el altar se ve siempre. Es central.
Es falso que no se vea.
27/07/21 1:08 PM
  
Feri del Carpio Marek
Cuando el sacerdote te mira, no te deja concentrarte en el Señor. Es teológica y antropológicamente absurdo que el sacerdote mire al pueblo cuando está ofreciendo, junto a ese pueblo, un sacrificio a Dios. Lo que pasa es que quienes cambiaron la orientación no creen en la naturaleza sacrificial de la misa, la han querido reducir a un banquete, aspecto que recién toma lugar al final de la misa, en el rito de comunión. Esto lo hicieron supuestamente para acercar la misa católica al culto protestante... ¡que no creen en la misa como sacrificio ni en la presencia real de Cristo en la hostia consagrada!
27/07/21 1:55 PM
  
Feri del Carpio Marek
A pesar de que el Novus Ordo permite la celebración ad orientem, hay no pocos obispos que prohíben esta orientación en sus diócesis... no sé si tienen autoridad para tal prohibición. Tampoco sé si tienen autoridad para prohibir la comunión de rodillas, como lo han prohibido en algunos países.
27/07/21 1:59 PM
  
África Marteache
Argia: Fuera de las misas el que está desplazado es el Santísimo que tienes que buscarlo por toda la iglesia a ver dónde lo han metido. A veces está en una capilla anexa, a veces a la izquierda del altar central detrás de una columna...dos veces me he quedado encerrada en la parroquia por ir a adorar al Santísimo, ya que la columna lo oculta y el sacristán cierra la iglesia sin mirar en el "hueco profundo". La gente se pone en los bancos mirando al altar dónde el Santísimo no está, y gracias si hay una cruz, y se pone a rezar pero, por lo visto, nadie va a buscar el Sagrario. El Sagrario no es importante en las iglesias de hoy en día.
27/07/21 2:02 PM
  
Bruno
Cristián Yáñez Durán:

"En la Misa Tradicional, el altar se ve siempre. Es central. Es falso que no se vea"

Argia quiere decir lo que hay en el altar, es decir, el Cuerpo y la Sangre de Cristo después de la consagración. Generalmente, en la Misa antigua solo se puede ver en la ostensio.

Argia:

"una cosa que me gusta del rito ordinario, es que desde la consagración hasta la comunión, yo puedo ver el altar que es donde está Dios"

Es muy probable que, cuando se permitió la celebración ad populum, se estuviera pensando laudablemente en este tipo de cosas, aunque, por supuesto, no es algo esencial: tampoco vemos al Señor en el Sagrario y aun así rezamos delante de él. Y, de hecho, en sentido estricto, lo que vemos son los accidentes de pan y vino y solo por la fe sabemos que está ahí el Señor. En cualquier caso, y también por supuesto, hay muchas cosas que son cuestión de gustos y en las que unos tienen todo el derecho a preferir una cosa y otros otra. Recuerdo una benedictina que contaba que, antes de entrar en el monasterio, era amiga de Edith Stein, que también quería entrar en un monasterio, pero de carmelitas. Y contaba que, yendo las dos a Misa, ella (la futura benedictina), como buena hija de San Benito, enamorada de la liturgia, no se cansaba de contemplar cada rito, cada gesto litúrgico, etc. En cambio, Edith Stein, de rodillas, cerraba los ojos y vivía la Misa inmersa en la oración. Eran dos formas completamente distintas de "participar activamente", como se suele decir, pero sería aventuradísimo decir que una era buena y otra mala.

De todas formas, ni siquiera es en realidad algo propio de la misa nueva contra algo propio de la antigua. En la liturgia antigua también había iglesias en las que el sacerdote estaba de cara a los fieles (cuando la iglesia no estaba mirando a oriente por alguna razón urbanística, el sacerdote sí que miraba a oriente al celebrar y en ocasiones eso significaba mirar hacia los fieles).

Como es lógico, también hay que tener en cuenta los peligros (y ambas cosas llevan peligros aparejados, como todo lo humano). En la forma antigua, sobre todo en grandes catedrales donde el altar estaba retiradísimo (o en los ritos orientales con iconostasio), el peligro está en desentenderse de lo que está sucediendo. En la forma nueva, como ya han dicho algunos, el peligro está en centrarse en el sacerdote y no en el Señor.

Al final, nada, absolutamente nada, ni siquiera la santa liturgia, nos exime de nuestra obligación de buscar al Señor cuando se deja encontrar, como dice el profeta.

27/07/21 2:11 PM
  
Bruno
Feri:

"A pesar de que el Novus Ordo permite la celebración ad orientem, hay no pocos obispos que prohíben esta orientación en sus diócesis... no sé si tienen autoridad para tal prohibición"

No sabría decirlo, la verdad. Lo que sí es cierto con seguridad es que, en principio y si no se ha dado una norma expresa en contrario, el sacerdote tiene todo el derecho del mundo a celebrar así y no hace falta que pida permiso para ello. Yo conozco un par de iglesias donde es habitual y otro par de ellas donde es ocasional.

"Tampoco sé si tienen autoridad para prohibir la comunión de rodillas, como lo han prohibido en algunos países"

Eso sí lo sé. No tienen esa autoridad. La Congregación para el Culto Divino lo ha recordado varias veces. Si alguna vez a alguien le niegan la comunión de rodillas o en la boca, tiene todo el derecho de presentar una queja al obispo y, si no le hacen caso, a Roma directamente.
27/07/21 2:15 PM
  
Bruno
Feri (II):

"Cuando el sacerdote te mira, no te deja concentrarte en el Señor. Es teológica y antropológicamente absurdo que el sacerdote mire al pueblo cuando está ofreciendo, junto a ese pueblo, un sacrificio a Dios"

Bueno, para ser justos hay que señalar que, en la Misa coram populo, el sacerdote no está mirando a los fieles. O, al menos, no debe estar mirando a los fieles. Está mirando al Señor, igual que en la Misa antigua cuando se celebraba así (por razones arquitectónicas, como he dicho antes), aunque los fieles estén al otro lado del Señor en vez de a su espalda.

El problema es que la tentación en esa orientación es olvidarse del Señor y centrarse en la gente. Todo tiene sus peligros y una tentación no implica necesariamente caer en ella, pero desgraciadamente coincide que el antropocentrismo es el peligro más grande de nuestra época y eso hace que una gran parte de los sacerdotes caiga en esa tentación (e incluso, en muchos casos, dejen de considerarla una tentación y la tengan por virtud). Es decir, probablemente nuestra época sea justo la época de la historia en que es menos aconsejable someterse a ese tipo de tentación.

"Lo que pasa es que quienes cambiaron la orientación no creen en la naturaleza sacrificial de la misa, la han querido reducir a un banquete, aspecto que recién toma lugar al final de la misa, en el rito de comunión"

No, eso no es cierto. Es posible, porque todo es posible, que en algún caso fuera cierto, pero es evidentemente falso en general y especialmente si tomamos la frase en sentido estricto, porque a fin de cuentas el que cambió la orientación fue Pablo VI y no cabe duda alguna de que creía firmemente en la naturaleza sacrificial de la Misa.

"Esto lo hicieron supuestamente para acercar la misa católica al culto protestante... ¡que no creen en la misa como sacrificio ni en la presencia real de Cristo en la hostia consagrada!"

Esto es una forma de plantear sesgadamente la cuestión. No querían acercar la Misa al culto protestante, sino hacer que a los protestantes les resultara más fácil volver a la Iglesia y a su liturgia. Y esa motivación, que es completamente legítima, fue solo una entre otras muchas, como hacer más comprensible el rito, hacerlo más visible como dice Argia, etc.

Se puede discutir, como es lógico, si las medidas concretas que tomaron fueron apropiadas o no, pero yo diría que conviene siempre tener un gran cuidado en no plantear las cuestiones de forma parcial, aunque eso apoye la postura que uno quiere defender. Es más, me atrevería a decir que es especialmente desaconsejable hacerlo cuando ese sesgo apoya la propia postura y, aparentemente, permite "zanjar la cuestión". Engañarse a uno mismo es una de las peores cosas que uno puede hacer. El caso extremo es este pobre sacerdote del artículo, que, cuando no tiene razones, se las inventa, atribuyendo al Concilio algo que no dijo.
27/07/21 2:27 PM
  
Bruno
Lector:

"Dedicarse a contender con semejantes marcianos, más o menos seguidos por su escueta turba de selenitas, es una colosal pérdida de tiempo"

Desgraciadamente, hay muchos selenitas en Chile. Y, como señala Cristian Yáñez más arriba, los que no son selenitas fingen serlo u ofrecen incienso en el altar de Selene. Incluidos obispos.

Hace tiempo que el demonio se dio cuenta de que, para combatir la fe, la argumentación es una pérdida de tiempo. Basta decir lo que el mundo quiere oír con las palabras talismán adecuadas y ya está.
27/07/21 2:59 PM
  
Bruno
África Marteache:

"dos veces me he quedado encerrada en la parroquia por ir a adorar al Santísimo"

Además de divertida, la anécdota es digna de aparecer en un proceso de beatificación. Yo mismo lo contaré: la sierva de Dios estaba tan absorta en la más profunda y elevada oración mística, que en ocasiones se quedaba encerrada en las iglesias por la noche sin que nadie se hubiera dado cuenta de ello. Entonces es cuando levitaba y...

Es broma, es broma. No te lo creas.
27/07/21 3:05 PM
  
África Marteache
Pues muy mal, porque yo levitaba recitando poesías en mi casa, por desgracia no junto al Sagrario. Pero la anécdota es cierta ya que la iglesia permanecía abierta, no sé ahora con la Covid porque no estoy allí, y a las 12 del mediodía se cerraba. Algunas veces iba tarde y perdía el sentido del tiempo confiando en que miraran bien en toda la iglesia, pero la columna oculta la capilla del Sagrario y dos veces cuando salí la puerta estaba cerrada, afortunadamente llevaba el móvil apagado, cosa que no hago si voy a Misa porque lo dejo en casa, y pude llamar al párroco que envió a alguien a buscarme. Se me pasó por la cabeza quedarme dentro, ya que solo estaba encendida la vela del Sagrario, hasta la Misa de la tarde, pero no lo hice y por eso de sierva del Señor más bien poco. Hoy, y tal como van las cosas, lo hubiera hecho. Muy mal por mi.
27/07/21 3:41 PM
  
Feri del Carpio Marek
"Engañarse a uno mismo es una de las peores cosas que uno puede hacer."

Difícilmente se podría exagerar sobre la importancia de esta amonestación, al final de cuentas la salvación de mi alma depende de que no caiga en el engaño de amarme a mí mismo hasta el desprecio de Dios.

Estoy de acuerdo con los matices que haces a mis afirmaciones apresuradas, salvo dos que comento aquí.

"No querían acercar la Misa al culto protestante, sino hacer que a los protestantes les resultara más fácil volver a la Iglesia y a su liturgia."

¿Cómo pretendieron hacer que a los protestantes supuestamente les resultara más fácil volver? Haciendo la misa más semejante en sus ritos al culto protestante, en particular el anglicano. Eso es lo que yo entiendo por "acercar".

"Y esa motivación, que es completamente legítima, fue una entre otras muchísimas, como hacer más comprensible el rito, hacerlo más visible"

No estoy de acuerdo que sea una motivación legítima. Lo que siempre debe motivar la forma de celebrar la liturgia es la máxima glorificación de Dios y la santificación de las almas. En este caso, asemejar más la misa al culto protestante palmariamente disminuye la glorificación de Dios, por su excesiva simplificación, eliminación de atmósfera de misterio y reverencia, y por ello mismo, es menos idónea para la santificación de los fieles que participan en ella.

Lo de hacer más visible y comprensible el rito viene también del racionalismo, una corriente de origen protestante, fruto de la horizontalización antropocentrica a la que llevó esa reforma (no hay sacrificio, no hay mediadores, sola escritura, libre examen, etc). Si no me equivoco, uno de los liturgistas que promovió esta mayor visibilidad e inteligibilidad del Misterio, fue Louis Bouyer, que, a mi parecer, afirma equivocadamente que la atmósfera de misterio de la misa tridentina fue en realidad una deformación que tuvo lugar en el periodo barroco, fruto de un retorno a la visión veterotestamentaria del culto a Dios, cuando Yahveh todavía no se había hecho accesible por la encarnación del Verbo.

Lo cierto es que el rito tridentino, al igual que los orientales, se ajustan mucho mejor a la descripción de San Pablo del culto a Dios, en la carta a los Hebreos, la citaré en un próximo comentario.

27/07/21 3:55 PM
  
Feri del Carpio Marek
Aquí el texto prometido de la Carta a los Hebreos:

«Ustedes, en cambio, se han acercado a la montaña de Sión, a la Ciudad del Dios viviente, a la Jerusalén celestial, a una multitud de ángeles, a una fiesta solemne, a la asamblea de los primogénitos cuyos nombres están escritos en los cielos. Se han acercado a Dios, que es el Juez del universo, y a los espíritus de los justos que han llegado a la perfección, a Jesús, el mediador de la Nueva Alianza, y a la sangre purificadora que habla más elocuentemente que la de Abel. Tengan cuidado de no desoír al que habla. Porque si los que rehusaron escuchar al que promulgaba oráculos en la tierra, ¿cómo podremos escapar nosotros si volvemos las espaldas al que habla desde el cielo? Aquel que en esa ocasión hizo temblar la tierra con su voz, ahora nos ha hecho esta promesa: Una vez más haré temblar no solo la tierra, sino también el cielo […] Así, habiendo recibido la posesión de un Reino inconmovible, aferrémonos a esta gracia, y con piedad y temor tributemos a Dios un culto que le sea agradable, porque nuestro Dios es un fuego devorador […] ¡Verdaderamente es algo terrible caer en las manos del Dios viviente!»
27/07/21 4:02 PM
  
Argia
Feri
Perdona, pero me parecen barbaridades lo que pones de la misa de rito ordinario, Bruno ya te ha contestado bastante bien.
A las misa que voy yo, el sacerdote está tan absorto como yo en lo importante que es Jesucristo en el altar, ESCONDIDO, pero está alli !!!.
No mira a nadie, menos cuando dice : el Señor este con vosotros... etc.
El sagrario, está detras del altar, y se puede ver en todo momento.
Me dan la comunión en la boca.
Solo tengo algo desagradable, y es que hay un par de personas que se ponen en el primer banco, que se empeñan en saludar durante el saludo de la paz, a pesar de que el sacerdote ya no dice lo de daros la paz, dan la vuelta a la cabeza y se te quedan mirando.
Ahora me tengo que poner en los últimos bancos, para que no me distraigan.
Africa
Siento darte envidia, pero puedo hacer adoración todos los dias desde las 3 a las 7 de la tarde. El señor esta rodeado de flores y perfectamente iluminado, y nadie me puede encerrar, porque El está en el centro, como le corresponde.
Se que no merezco tener tanta suerte, pero bueno, tu por tus circunstancias difíciles tienes más mérito.
27/07/21 4:11 PM
  
Feri del Carpio Marek
Muchas gracias, Bruno, por las informaciones sobre celebrar ad orientem y sobre recibir la comunión de rodillas.

Tengo entendido, sin embargo, que por ejemplo el obispo de la diócesis de San Rafael (sí, aquel que tuvo la ocurrencia suicida de cerrar el seminario con más vocaciones de Argentina porque los seminaristas se resistían a comulgar en la mano) prohibió la celebración ad orientem, y también escuché que la conferencia episcopal de Colombia prohibió la comunión de rodillas. No sé cuán ciertas son estas informaciones, porque no las he recibido de las fuentes oficiales.
27/07/21 4:14 PM
  
Feri del Carpio Marek
Argia,

"Perdona, pero me parecen barbaridades lo que pones de la misa de rito ordinario, Bruno ya te ha contestado bastante bien."

Perdón concedido, pero yo no las veo barbaridades, aunque sí estoy de acuerdo con la mayoría de los matices que hizo Bruno, como lo expliqué en mi respuesta a él.

"A las misa que voy yo, el sacerdote está tan absorto como yo en lo importante que es Jesucristo en el altar, ESCONDIDO, pero está alli !!!."

Como el mismo Bruno reconoce, la orientación del sacerdote hacia el pueblo implícitamente tiende a llevar al sacerdote a sentir que está hablándole al pueblo y no a Dios, y son pocos los sacerdotes que resisten a esta tendencia. En cambio ad orientem no existe esa tendencia, y se transmite mejor la idea de que el pueblo está ofreciendo un sacrificio junto con el sacerdote, y por mediación de éste actuando in Persona Christi, a Dios.

En ambas orientaciones, Cristo está escondido, entonces es ridículo pretender que se lo hace "más visible" con la celebración ad populum, más bien parece ser que lo contrario es lo cierto: en la celebración ad orientem, cuando el sacerdote eleva la hostia consagrada, de verdad parece que nos ha venido a visitar el Sol que vine de Oriente.

Tranquila, yo solía pensar como tú, pero sobre todo en estos últimos días vengo meditando y me estoy convenciendo más de la conveniencia del rito tridentino.
27/07/21 4:27 PM
  
maru
De la misma forma que empieza su artículo Bruno, lo he dicho en más de una ocasión. Los que más cacarean con el Cat. II, son los que menos lo cumplen
27/07/21 5:01 PM
  
Victoria
El párrafo final de su artículo suena profético. Desde hace muchos años la Iglesia Católica está siendo desmantelada. Los que piensan que lo que ha ocurrido con el Vetus Ordo no les afecta, podrían estar muy equivocados.

Como están las cosas, veo que muchos que se declaran católicos están de acuerdo con ese sacerdote chileno al estar muy mal formados en la Fe. La Iglesia no ha enseñado la Tradición de la Fe desde hace cincuenta años.

La jerarquía de la Iglesia, los que deberían custodiar la Tradición de la Fe y pasarla a las nuevas generaciones, perdieron la Fe, y quieren cambiar a la Iglesia a como de lugar. El trabajo era metódico, poco a poco.

En la actualidad todo se está acelerando. Los que capturaron el poder han formado sacerdotes como este chileno y no solamente son los jesuitas. Miren la reacción del obispo Callahan a dos sacerdotes de su diócesis, el padre Altman y el padre Burrell.

Nos siguen acorralando y podría ser que el objetivo final sea la eliminación de la Santa Misa en su totalidad. Las razones que darán van a ser convincentes para la mayoría de los que se dicen católicos.

Como decía Lutero, destruyan la Santa Misa y destruirán a la Iglesia Catolica Esto no va a suceder, pero, a la vista del mundo, va a parecer que sí.

Ultimadamente, quedarán pocos verdaderos católicos, un resto fiel, según Benedicto XVI. Por donde vivo, hay ritos Ucraniano, Maronita, y a veces Bizantino. Oremos

Paz y Bien,

Victoria
27/07/21 5:02 PM
  
Junalu- Sevilla
Bruno: construyamos puentes y no levantemos barreras
27/07/21 5:40 PM
  
Francisco de México
Lo se, soy muy tradicional, pero eso de construir puentes y no barreras parece muy sabio si del otro lado es el reino de Dios..... pero no tanto si es el de Lucifer.

Así que usando un mexicanismo: "ASEGÚN".
27/07/21 5:48 PM
  
Mariana M
Que porque haya quienes discrepan con el CVII, se los ajusticie suprimiendo la Misa Tridentina, porque así quienes disienten, se van a sentir llamados a la unidad. Es una sinrazón. Solo se sostiene en la supuesta intención.
Más alarmante es que dentro de la Iglesia haya gente que se opone a la moral cristiana revelada en las Sagradas Escrituras.
No se les dice nada.
Esto no resiste análisis.
27/07/21 5:52 PM
  
Parmandil
Me pregunto si surgiría efecto el siguiente posible remedio para los males de los religiosos herejes: Hacerles copiar 144 veces cada punto en el que sus fundadores hablen sobre obediencia, humildad, pobreza... Por ejemplo, a los "jesuitas" díscolos, las Reglas para sentir con la Iglesia de san Ignacio.
27/07/21 5:55 PM
  
Parmandil
Surtiría.
27/07/21 5:57 PM
  
hornero (Argentina)
Entiendo que para detener el mal que avanza incontenible, es necesario el conocimiento del verdadero escenario en que nos hallamos.

Cito Mensajes dados por Jesús y por Su Madre en San Nicolás (Argentina). Los he seleccionado entre muchos semejantes, procurando mostrar cómo estamos al inicio de una Nueva Edad gloriosa del Reino, que prepara su plena instauración cuando el Señor Venga.

“Días gloriosos os esperan, en Mí os regocijáis amados hijos míos” (Jesús, 17-11-83); “Causa de la Aurora más resplandeciente es el Señor, Yo haré que la veáis” (9-3-86); “Estoy anunciando a Cristo, anuncio su Reino, anuncio su Amor” (10-9-86); “Estoy abriendo los ojos al más claro Amanecer” (23-9-87); “En estos momentos, sólo el Señor trae la Luz, la Esperanza, el Amor, la Paz. No estáis en el ocaso, sino en el renacer de la Aurora” (30-julio-88); “Soy la Madre de todo lo creado por Dios. Soy la Nueva Eva, La que llevará a los hombres a la Luz (3-8-88); “Gladys, están cayendo los hombres en una progresiva autodestrucción…El Señor ha marcado para estos tiempos un signo: La Mujer Vestida de Sol” (28-2-89); “Quien rechaza a Mi Madre, a Mí me rechaza…Id y Evangelizad” (Jesús, 30-12-89).

Todo se disipa, se desvanece ante la Gloria que Amanece. El pasado y el presente son ínfimos ante la majestad y plenitud del Infinito que colma la magnitud y perfección de todo lo creado.

Debemos ser apóstoles de la Esperanza, de la Victoria, de la Gloria. Heraldos, anunciadores del Rey que viene a instaurar su Reino Eterno de Gloria. “La Venida del Señor es inminente, y como dice la Escritura, nadie sabe el día ni la hora, pero será y ciertamente para esa hora, debe el alma del cristiano prepararse. Hasta las piedras sabrán de Él” (26-3-88).

“Lo que se está preparando es algo tan grande, como nunca lo ha sido desde la creación del mundo” (Mens. de la Virgen al Mov. Sacerdotal Mariano, P. E. Gobbi, 13-octubre-1990).
27/07/21 6:09 PM
  
Bruno
Juanlu - Sevilla:

"Bruno: construyamos puentes y no levantemos barreras"

No consigo decidir si lo dice irónicamente o en serio.
27/07/21 6:50 PM
  
Raquel Durán. Catequista
Gracias, Bruno, por la letra en rojo. Más claro, ¡agua!
El resumen tan completo de JORDI,. Gracias!
Todo me lleva a releer por cuarta o quinta vez, mensajes que conocí desde fines del siglo pasado, referentes a Monseñor Michelini, Padre Gobi, y también a DO CIELO los libros de la Sierva de Dios Luisa Piccarreta, cuyo tema es la Divina Voluntad de lo cual resalto para mi vida y tranquilidad (octogenaria):
Jesús le dice a Luisa: "Déjame Ser. Yo sé cuándo es necesario el trabajo, el cansancio, como el silencio y la Paz"...
Llevo años... desde que estudié en un Instituto Catequístico Latinoamericano, ICLA de Manizales, que ví cómo se maltrataba al CV II con el tal "espíritu del Concilio", los desmanes de sacerdotes que nos invitaban a los Catequistas estudiantes, a Misas donde la Consagración la harían con Galletas de Soda y Coca-Cola. ( Por supuesto que nunca fuí...)
Más pronto que tarde, el Cardenal Primado de Colombia en ese entonces, Monseñor ANÍBAL MUÑOZ DUQUE, con ojo certero cerró ese antro de perversión en la Fe que se había plantado en Manizales, Colombia.
Pero Roma se llevó a los obispos iniciadores, y los ascendió... hasta la cúpula... de Cardenales ... malosos, desde ese entonces y todo lo que provenía de ellos, tenía su sello de dudas... acá en Colombia.
Me queda CLARO que los pueblos a donde llegaron curas españoles mareados de marxismo... hoy son foco de guerrilla, lo mismo que a donde llegaron a catequizar monjas formadas en Francia, llamadas libertarias... Todo resultó en basura... del Catolicismo pro Vat II y su tal "espíritu del concilio"...
Queda, Orar por La Iglesia y cumplir nuestro deber Católico, apegados a la Tradición de la Madre Iglesia. Y esperar la hora de Dios!
27/07/21 7:39 PM
  
Anacoreta
No cabe un disparate más en el tal religioso.
27/07/21 8:03 PM
  
Higinio Fernández
El padre Costadot fue discípulo mío hace unos años, alrededor del año 15 de la Era Conciliar. Si bien adhería fervientemente al carácter no sacerdotal del cristianismo primitivo y la idea de quitarle prevalencia al servicio sacramental, no aceptó mi recomendación de no ordenarse sacerdote, como obsequio lógico del planteo secularista. Otro discípulo mío escribió respecto este caso de la fuerza de la bocación.

Lo cuento en mi Autobiografía "Desde mi Jardín, reflexiones para cristianos disueltos en el mundo", Edit. Juliano, Isla de Corfú, 1968
27/07/21 8:36 PM
  
Jorge Cantu
Raúl de Argentina:

"Jorge Costadoat es gran amigo de otro jesuita chileno, Tony Mifsud, quien anduvo por toda Argentina paseado por la Conferencia Episcopal "explicando" Amoris Laetitia en clave lisa y llanamente herética (por ej, elogiando la bendición de adulterios de los ortodoxos que "lamentablemente" los católicos habíamos abandonado)"

El padre Tony Mifsud, S.J. es autor de un manual de bioética muy utilizado en universidades e institutos católicos desde tiempos de San Juan Pablo II.
27/07/21 8:58 PM
  
Antonio1
Pues después de leer todos los comentarios llego a la conclusión de que, efectivamente, los argumentos esgrimidos por el papa en “Traditiones custodes” son lúcidos y certeros. Un retrato de la realidad.
27/07/21 11:08 PM
  
Bruno
Antonio1:

"Pues después de leer todos los comentarios llego a la conclusión de que..."

No hace falta que sigas esforzándote. Hace mucho que lograste el récord de comentarios que no aportan nada más que lanzar un insulto pasivo-agresivo y después marcharse.

Supongo que este sería el momento de recordarte que has negado la doctrina infalible e irreformable de la Iglesia en este mismo blog y nunca te has retractado por ello, de manera que tus acusaciones suenan un poco a sartén y cazo y todo eso, pero, la verdad, resulta un poco pesado. Claro que también es pesado que, cuando se está hablando de un jesuita que claramente no cree en nada ni remotamente católico, tu te dediques a acusar a los comentaristas, así que supongo que una cosa compensa la otra.

Saludos.
28/07/21 12:04 AM
  
Bruno
Jorge Cantu:

"El padre Tony Mifsud, S.J. es autor de un manual de bioética muy utilizado en universidades e institutos católicos desde tiempos de San Juan Pablo II"

No sé lo que haría antes, pero tras Amoris Laetitia ha mostrado que no sabe nada de moral católica o, quizá más bien, que le importa muy poco la moral católica. No solo es la promoción de la comunión de divorciados y una especie de divorcio católico, es la aprobación de los anticonceptivos, de las relaciones entre personas del mismo sexo, etc. Es decir, cualquier cosa que pida el mundo moderno.

Puede que antes dijera cosas buenas. No sería el primero en cambiar de discurso según sople el viento.

Y que un sacerdote religioso de setenta años se haga llamar "Tony" y tenga pinta de escritor de libros de autoayuda no ayuda mucho, la verdad.
28/07/21 12:13 AM
  
Bruno
Jorge Cantu (II):

Veo que dirigió su tesis Marciano Vidal, lo que me hace pensar que los problemas vienen de hace mucho tiempo.
28/07/21 12:36 AM
  
Haddock.
Yo si creo que hay un antes y un después del Concilio, donde se establecieron unos dogmas muy iluminadores que debemos aprender de memoria para no desbarrar.

El Concilio de Nicea, digo.

28/07/21 1:37 AM
  
Pedro 1
Bruno:
Tengo tendencia a leerte y a respetar lo que piensas. No así con los articulistas de religión digital a los que me paso años sin leer porque es como un descenso al infierno. Estoy polarizado hacia infocatolica y religionenlibertad. Creo que conservan la verdadera fe y que son portales correctos y buenos, ¡ay de mí! Busco seguridad y no me dejo llevar por Castillo, Vidal, Bastante, Pagola, Jairo, porque temo ser abducido por la pantalla del ordenador como la niña de Poltergeist, ¡ay qué sesgo!¡Buff! Me ato con una cuerda a la mesa para poder volver a la luz.

Me estoy engañando. ¡Te veo de los nuestros y a Costadoat de los suyos! ¡Y me agrada no ser de los suyos! ¡Qué agrado tan desagradable! Qué horror. No matizo, veo a este chileno irresponsable y enceguecido. Nada, es que ni me pregunto siquiera en qué tiene razón, qué está haciendo bien este sacerdote, cuáles son sus cualidades. Y me digo, ¿dejará de escribir o seguirá décadas y más décadas? ¡Me estoy autoconfirmando! ¡Y lo he podido detectar yo solito!.
28/07/21 11:20 AM
  
África Marteache
Pues cuidado, Pedro, porque hay un post de Fray Nelson sobre los peligros de la auto-confirmación. Lo ideal parece ser leerlo todo y buscar lo positivo de unos y de otros aunque algunos provoquen náuseas.
Esto de pretender ser el fiel de la balanza cuando, según Aristóteles, estamos entre dos extremos, es harto difícil.
La pregunta que yo me hago es si, como asegura la mayoría, hay dos extremos porque pudiera haber solo uno y el otro no ser extremo de nada excepto por la acusación sin base de ultracatólico.
Para algunos la Peregrinación a Covadonga pertenecerá a uno de esos extremos pero, si se somete a análisis, una peregrinación católica a un santuario de la Virgen no es extremo de nada sino más bien una práctica ancestral desde tiempos medievales, un extremo podría ser la autoflagelación rutinaria, pero no una peregrinación. Es decir que si eliminamos las exageraciones del extremo se nos escurren a esa posición las cosas más ordinarias como rezar el Santo Rosario, hacer Adoración Eucarística, peregrinar...no dudo que, para el Cardenal Marx, este tipo de prácticas están en un extremo, y para muchos católicos modernistas también, pero ¿lo están? Señalarán a la persona que haga eso como sospechosa de tradicional pero todavía no se atreven a atacar el rezo del Santo Rosario, la Adoración o las peregrinaciones a Santiago de Compostela, siempre que se hagan en busca de una deletérea fe y no en nombre de la Fe.
Es decir que el fiel de la balanza debe tener los dos platillos equilibrados, si no lo están la balanza no servirá para nada. La acumulación de mala práctica y mala interpretación de las verdades de la Fe de la que se acusa a los tradicionales ¿qué base tiene?
28/07/21 11:46 AM
  
África Marteache
Un católico da muestras de ser tradicional si se santigua al salir de casa, si se pone a rezar el rosario en un tren aunque no mueva los labios y, por lo tanto no moleste, si pone una balconera en su casa que diga: ¡Dios ha nacido. Feliz Navidad", si entra en una capilla de Adoración Perpetua, si se arrodilla en la Consagración, si sigue el Santoral y se empeña en decir que el 26 de Julio es el día de San Joaquín y Santa Ana y no el de los abuelos, etc... y, díganme ¿en qué extremos ha caído esa persona? Porque los modernistas no hacen esas cosas pero no explican por qué como si todos tuviéramos que entenderlo. Un católico tradicional es al que se le nota discretamente que es católico, un modernista es aquel al que no se le nota, porque predicadores espontáneos tipo San Roque, ya no hay.
28/07/21 11:58 AM
  
Pablo
A raíz de este post y de los comentarios de Dña. África se me ocurre que en la Iglesia estamos los católicos que queremos adorar a Dios en Espíritu y en Verdad y que trabajamos por mejorar nuetra relación personal con Él y luego una serie de personajes que por motivos exclusivamente mundanos se llaman a sí mismo católicos y su objetivo es hacer de la Iglesia una gran ONG.

Gracias a Bruno y a África por hacerme reflexionar sobre ello.
28/07/21 1:45 PM
  
África Marteache
Pablo: Pero ¡si lo ha dicho Benedicto XVI! Ha dicho que el problema es tan básico como que dentro de la Iglesia hay personas crédulas e incrédulas. ¿Son esos los extremos de los que hablamos? Por un lado los que tienen Fe y por otro los que no la tienen, si es así Aristóteles no nos puede decir nada porque no estamos midiendo los extremos de la misma cosa, como en el caso del valor en cuyos extremos se coloca la cobardía y la temeridad, sino una cosa y su contraria y eso no admite un + y un - porque se anulan.
Este clérigo del que habla Bruno no es un cristiano laxo, es que ni siquiera es cristiano. Un cristiano laxo puede ser aquel que se toma las cosas de Dios ligeramente, pero no argumenta en contra como si quisiera destruir la Fe. Este tipo de personas nunca proponen otro tipo de oración sustitutoria de la que hay, porque orar se puede de muchas maneras, ni otro tipo de Adoración al Santísimo, ni una alternativa al Rosario o a las Peregrinaciones. No proponen nada en cuanto al Primer Mandamiento: "Amarás a Dios con todas tus fuerzas, con toda tu alma y con todo tu corazón", sino que proponen ignorar al mismo Dios y a la Santísima Virgen María para dedicarte a otras cosas, diciéndote que esas otras cosas son más importantes y que cumplir ese mandamiento hace de ti un extremista católico.
28/07/21 2:54 PM
  
África Marteache
La cosa viene desde el Renacimiento porque si lees a Pico della Mirandola te horrorizas, pero entonces ellos eran pocos y los católicos tradicionales muchos, aún así lograron dar un giro copernicano - nunca mejor dicho - con el llamado Humanismo que desplazó la mirada de Jesucristo al Hombre y entonces desapareció el Pantócrator. En realidad esta figura no apareció, con modificaciones, hasta Pío XI que instauró la festividad de Cristo Rey y desde el principio fue malquista por ciertos católicos.
Si tomamos un pantócrator clasico, por ejemplo el de San Clemente de Tahull y lo comparamos con una representación del S. XX de Cristo Rey veremos muchas diferencias, las más importantes la dulcificación de la mirada de Jesucristo y el hecho de que lleve un Corazón con una cruz, pero también mucho parecido: La corona real símbolo del Poder de Dios (Tuyo es el Reino, el Poder y la Gloria), los dos dedos de la mano derecha, índice y corazón, hacia arriba (a veces sustituido por un báculo) y el Libro o la bola del Mundo en la otra mano.
En Cataluña algunas Vírgenes, como la Mare de Déu del Vinyet, llevan al Niño con la misma simbología.
Como ya no sabemos leer los símbolos cristianos, ni el P. Costadoat nos va a enseñar porque es probable que él tampoco sepa ni ganas que tiene, hay que deducir una misma lo que significa y lo que significa es: "¡Sígueme! Sígueme a Mi porque yo soy la Verdad, el Camino y la Vida, porque yo soy Rey aunque mi Reino no es de este Mundo". Es decir: ¡Mira y escucha! El católico mira y escucha a Jesucristo y de esa mirada y esa escucha deriva todo lo demás y para eso necesita Sacramentos y Oración y a esa luz percibe la necesidad de los demás, el sacrificio, la magnificencia y cuidado de la Creación, etc...como hizo San Francisco de Asís. El camino inverso no lleva a nada y es propio de ideologías varias.
28/07/21 3:56 PM
  
Jordi
"Bruno
Feri (II):

"Cuando el sacerdote te mira, no te deja concentrarte en el Señor. Es teológica y antropológicamente absurdo que el sacerdote mire al pueblo cuando está ofreciendo, junto a ese pueblo, un sacrificio a Dios"

Bueno, para ser justos hay que señalar que, en la Misa coram populo, el sacerdote no está mirando a los fieles. O, al menos, no debe estar mirando a los fieles. Está mirando al Señor, igual que en la Misa antigua cuando se celebraba así (por razones arquitectónicas, como he dicho antes), aunque los fieles estén al otro lado del Señor en vez de a su espalda."

La misa con iconostasio, al pueblo o hacia la cruz tiene efectos psicológicos y sociológicos. Pueden ser válidas y lícitas, pero no son neutrales e indiferentes para la espiritualidad y adoración. Es un hecho cierto que la misa moderna de Pablo VI de 1970 es la más innovadora, reducida y diversificada, y por ello, la más separada de la Sagrada Tradición Litúrgica, solo hay que ver su Canon I, mutilación del Canon Romano de 1570...
28/07/21 8:36 PM
  
Carmen L
Confieso que no he podido pasar del tercer párrafo, no pude soportar tantas sandeces juntas, pienso, Bruno, que llevas vocación de mártir. Creo que Higinio debe tener un poder extraordinario de lo alto o algo por el estilo: ¿una publicación de 1968, recordando el año 15 de la era conciliar? Sería más creíble si fuera del 1978 o de 1988. ¿O es una errata?
29/07/21 12:56 PM
  
África Marteache
Carmen: Higinio es un personaje de ficción, como otros, pero un pelín más.
29/07/21 1:40 PM
  
Higinio Fernández
Ya he señalado en otras ocasiones, Africa, que no toleraré discriminaciones basadas en el carácter irreal de las personas. En pleno siglo XXI no es aceptable un binarismo de no contradicción ontolólogica basado en caducos conceptos aristótelicos del siglo VII antes de Cristo, en lugar de mi autopercepción existencial que debe ser respetada.
Lo señalo en mi folleto "Derechos de sexta generación, les persones supuestamente ideales", inédito, 1968.
29/07/21 4:56 PM
  
África Marteache
Usted perdone, D. Higinio, pero en 1968 yo estaba en otras cosas y no tenía constancia de su inexistente existencia. Tomo nota.
29/07/21 5:15 PM
  
hornero (Argentina)
Entre los grandes designios de Dios, dados a conocer por la Virgen, está la elección del pueblo argentino como “Pueblo tocado por el Señor”, y de nuestra nación como “lugar elegido por el Señor…Él me mandó detenerme aquí”; “Mi presencia en este lugar (el Santuario, edificado por indicación y mandato explícito de María, a orillas del Río Paraná) permanecerá para siempre”; desde la Argentina, nos dice la Virgen, lleva a cabo Su Misión universal en favor de todos nuestros hermanos del mundo.

Cabe, pues, preguntarse, no por la razón de esta misteriosa elección que sólo Dios conoce, sino por cómo debemos proceder, para que dé frutos esta estrategia divina.
Como argentino podría sentirme inhibido de comentar al respecto, pero María manda que sus mensajes sean conocidos en todo el mundo, puesto que lo que enuncian y enseñan, interesa a todos. Aún permanecemos en total ignorancia sobre cómo haya de ocurrir. Pero la fe en sus Palabras sostiene nuestro ánimo ante las dificultades que parecen oponerse a tal designio de Dios.

Sus mensajes diarios continúan hasta hoy, Jesús habla una vez cada mes; fueron publicados desde 1983 hasta 2016, y posteriormente suspendida su publicación por una decisión arbitraria del nuevo obispo que asumió en ese año. Las publicaciones de esos treinta y tres años cuentan con el Imprimatur de los tres obispos anteriores al actual.
Mons. Cardelli, el obispo que lo precedió, firmó la declaración canónica del CARÁCTER DE SUPERNATURALITATER del llamado Acontecimiento de San Nicolás.

“Desde aquí invito al mundo a buscar la fuente vivificadora, la fuente de paz y de gracias” (26-1-86)

“Mi Corazón grita desde esta, tu Argentina, mi corazón rociará a los pueblos, lluvias de bendiciones” (1-11-86).

“Desde tu patria, el Señor está haciendo nacer en el cristiano, un nuevo cristiano…Sí, hija, desde aquí todos los pueblos me conocerán y sabrán que renovar el corazón, es desear que el Señor viva en el corazón” (26-11-86).

“En todo este tiempo estoy habitando en medio de vosotros. La Gloria del Señor aparecerá cuando menos lo esperéis” (25-4-84).

“El malvado está haciendo estragos en el mundo, mas con vosotros, sois obedientes con el Señor, no pasará nada semejante, aferraos a Él” (26-4-84).

“Os estoy observando, hijos míos, estáis viviendo en la Ley de los justos. Rogad por vosotros, rogad por el mundo”. Leed: I Pedro 2, 6/19: Ustedes, en cambio, son una raza elegida, un sacerdocio real, una nación santa, un pueblo adquirido para anunciar las maravillas de Aquel que los llamó de las tinieblas a su admirable Luz: ustedes, que antes no eran un pueblo, ahora son el Pueblo de Dios; ustedes, que antes no habían obtenido misericordia, ahora la han alcanzado” (149, 22-5-84).

“Que la Esperanza entre en los corazones, ya que Jesucristo inclinó sus ojos hacia este, tu bendito País, Argentina, y desde aquí Bendice”. Leed Deut 7, 6: ”Porque eres un pueblo santo, para Yavé tu Dios. Yavé te ha elegido para ser el pueblo de su porción entre todos los pueblos que hay sobre la haz de la tierra” (17-9-2013).

Jesús y Su Madre han insistido desde el inicio sobre la necesidad de que los mensajes sean difundidos en todo el mundo; y han manifestado graves advertencias a quienes obstaculicen o se opongan a tal pedido.

“Derribaré a cualquier enemigo que se oponga a Mi pedido de hacer conocer lo que digo a la humanidad. Voy a hacer de este País, verdaderos creyentes en Dios” (25-5-2014).

29/07/21 6:20 PM
  
Jose Vidal Floriach
Cardenal Brandmüller sobre el Motu Proprio:
"Una ley debe aceptarse para ser válida."
29 de julio de 2021

Con su motu proprio Traditionis custodes, el Papa Francisco prácticamente ha desatado un huracán que ha molestado a los católicos que se sienten apegados al rito “tridentino” de la Misa resucitada por el Motu proprio Summorum Pontificum de Benedicto XVI.
En adelante, según el contenido esencial de Traditionis custodes, el Summorum Pontificum de Benedicto se suspenderá en gran medida y la celebración de la Santa Misa, con algunas excepciones, sólo se autorizará según el Misal de Pablo VI.
Una mirada a la escena de los blogueros y otros medios revela el estallido de una protesta global contra un documento inusual en la forma y el contenido.

Contrariamente a las protestas relacionadas con el contenido de la Traditionis custodes, ahora es necesario hacer aquí algunas reflexiones que se refieren a los principios fundamentales de la legislación eclesiástica, en lo que respecta a la Traditionis custodes.
Si la discusión sobre Traditionis custodes se ha centrado hasta ahora en el contenido legislativo del motu proprio, vamos a analizarlo desde un punto de vista formal como un texto legal.

En primer lugar, cabe señalar que una ley no requiere una aceptación particular de las partes interesadas para adquirir fuerza vinculante.
Sin embargo, debe ser recibida como tal. La recepción significa aceptación afirmativa de la ley en el sentido de "hacerla suya."
Sólo entonces la ley adquiere confirmación y permanencia, tal como enseña el “padre” del derecho canónico, Graciano, († 1140) en su famoso Decretum.
“Las leyes se establecen cuando se promulgan. Se confirman cuando son aprobados por la costumbre de quienes se rigen por ellas. Porque debido al comportamiento del destinatario en la dirección opuesta, muchas leyes hoy en día han sido derogadas, por lo que las leyes se cumplen a través del comportamiento del destinatario."


Sin embargo, esto significa que para que una ley sea válida y vinculante, debe ser aprobada por aquéllos a quienes se dirige.
Así, por otro lado, algunas leyes son hoy derogadas por incumplimiento, al igual que, por el contrario, las leyes se confirman por el hecho de que los interesados ​​las cumplan.

En este contexto, también se puede hacer referencia a la posibilidad que brinda el derecho consuetudinario, según el cual una objeción justificada contra una ley de la Iglesia universal tiene, al menos inicialmente, un efecto suspensivo. Sin embargo, esto significa que no es necesario obedecer la ley hasta que se haya aclarado la objeción.

También debe recordarse que, si existe alguna duda sobre el carácter vinculante de una ley, no obliga, mientras no se aclare, pues, las dudas podrían deberse, por ejemplo, a una redacción inadecuada de la ley.

Aquí está claro que las leyes y la comunidad cuyas leyes se promulgan están vinculadas entre sí de una manera casi orgánica, en la medida en que la comunidad, el commune bonum [bien común] es su objetivo.
En pocas palabras, esto significa que la validez de una ley depende en última instancia del consentimiento de los afectados.
La ley debe servir al bien de la comunidad y no al revés, la comunidad (al servicio) de la ley.
Las dos cosas no se oponen entre sí, sino que se relacionan entre sí, ni pueden existir una sin o contra la otra.

Si una ley no se observa, o ya no se cumple, ya sea desde el principio o después de cierto tiempo, pierde su fuerza vinculante y se vuelve obsoleta.
Esto, y aquí hay que poner el énfasis, se aplica naturalmente sólo a las leyes puramente eclesiásticas, pero en ningún caso a las que se basan en la ley divina o natural.

Como ejemplo de lex simple ecclesiástica [una ley puramente eclesiástica], considérese la Constitución apostólica Veterum sapientia del Papa Juan XXIII del 22 de febrero de 1962, en la que el Papa prescribió el latín para la educación universitaria, entre otras cosas.
Como joven erudito que era, solo reaccioné negando con la cabeza. Bueno, el latín era la norma en la Universidad Gregoriana de Roma, y ​​eso tenía sentido dada la babel de las lenguas entre los estudiantes, que venían de todos los continentes. Pero es dudoso que Cicerón, Virgilio y Lactancio hubieran entendido las lecciones. Y luego: ¿La historia de la Iglesia, incluso en los tiempos modernos, enseñada en latín? Con todo el amor profesado por la lengua romana, ¿Cómo podría funcionar esto?
Y así se quedó. La Veterum sapientia apenas impresa se olvidó rápidamente.

Pero lo que significó para el prestigio de la autoridad papal esta desaparición ignominiosa de una Constitución Apostólica sólo se hizo evidente cinco años después, cuando la encíclica Humanae vitae (1968) de Pablo VI casi se ahoga en medio de las protestas del mundo occidental.

Se trata de hechos consumados, amigos, y ahora, paciencia.
Nunca el celo no ilustrado ha servido a la paz ni al bien común. Fue San John Henry Newman quien, citando a San Agustín, nos recordó: “Securus iudicat orbis terrarum.” [“El veredicto del mundo es concluyente."

Mientras tanto, tengamos mucho cuidado con nuestro idioma. Se habla ya del “desarme verbal.” En términos más piadosos: ¡Que no haya ninguna violación del amor fraterno (y eso acaba de suceder!) Ahora, otra vez en serio: Qué idea más ridícula que el mismo misterio del amor se convierta en una manzana de la discordia!
Una vez más citamos a San Agustín, que llamó a la Sagrada Eucaristía el vínculo del amor y la paz que une a la cabeza y a los miembros de la Iglesia.
No se podría imaginar un mayor triunfo del infierno si ese vínculo se rompiera nuevamente, como ha sucedido muchas veces en el pasado. Entonces el mundo sonreiría ante el espectáculo: "¡Mirad cómo se aman!" "

El cardenal Walter Brandmüller nació en 1929, fue ordenado Sacerdote en 1953 y obtuvo el doctorado en teología en 1963.
En 1971 enseñó historia de la iglesia medieval y moderna en la Universidad de Augustburg y continuó hasta 1997, durante el mismo período atendió pastoralmente la parroquia de Walleshausen.
En junio de 1998 fue nombrado presidente de la Pontificia Comisión de Ciencias Históricas y luego se retiró en diciembre de 2009. En 2001 fue elegido presidente de la Comisión Internacional de Historia Eclesiástica Comparada.
Es un erudito de la historia de la Iglesia de renombre mundial y ha publicado numerosos libros y artículos sobre las Cruzadas, la Inquisición española y la Reforma. En noviembre de 2010, fue ordenado obispo y creado cardenal por Benedicto XVI.

30/07/21 3:35 PM
  
Sefirot
Bruno, que es eso de entrecomillar lo de "asesinos" de george floyd? Una cosa es que efectivamente, la demagogia mediática haya canonizado a George Floyd cuando efectovamente no era un santo y había tenido un pasado muy chungo. Y otra cosa es negar la brutalidad policial, algo que es flagrante en este caso. Existe desgraciadamente el sesgo psicológico, de que cuando los enemigos ideológicos docen algo, se rechaza instintovamente. Por favor no seas cretino, si un progre dice que 2+2=4 no lo entrecomilles,, no pongas como una opinión subjetiva lo de que los policias lo asesinaron, te va a hacer un sectario del polo opuesto. Y faltar a la verdad es un pecado grave.
31/07/21 12:51 PM
  
Jose Vidal Floriach
El Abbé Barthe habla sobre el Motu Proprio
2021-07-28


La entrevista fue realizada y publicada por Present, pero se retransmite en el sitio de Paix Liturgique, cercano al Abbé.
Me sorprende bastante la alusión al contexto italiano, poco mencionado en este caso.


Anne Le Pape - ¿Qué movió la decisión de Bergoglio “a favor” del motu proprio TC?

Padre Claude Barthe - . En este caso, el grupo de presión mayoritario en la Conferencia Episcopal Italiana estaba muy organizado contra Summorum Pontificum, principalmente porque en Italia, con un poco de retraso en comparación con Francia, comenzaron los sacerdotes jóvenes. a celebrar la misa tradicional y adoptar ideas más tradicionales.
Los Obispos observaron una “tradicionalización” de los seminarios, lo que les preocupó mucho. Como también, en la Curia, figuras como el Cardenal Parolin, el Cardenal Stella en el Clero, etc.
Todo eso fue suficiente para convencer al Papa.


Anne Le Pape - ¿Entonces el motivo principal es doctrinal?

Padre Claude Barthe - ¡Sí! Y es muy importante decirlo y darse cuenta porque, en cierto modo, este asunto es, paradójicamente, providencial. Por supuesto, es muy doloroso, obstaculizará la difusión de la Misa tradicional, creará nuevas persecuciones. Pero, por otro lado, pone el dedo en la llaga, es decir, la cuestión doctrinal, que nunca ha sido resuelta, y que es la del Concilio Vaticano II, básicamente.
Anne Le Pape - ¿Cuáles cree que serán las reacciones de los obispos? Pienso en el arzobispo de Ferrara, nada conservador, que erigió una parroquia personal para la forma extraordinaria nueve días antes de que el Papa anunciara su documento. ¿Espera reacciones como ésta?

Padre Claude Barthe - El caso de Ferrara es muy interesante en varios aspectos. Esto manifiesta una cierta independencia de un obispo de "izquierdas" frente al Papa Francisco.
Actualmente, en Italia, en la Curia, entre otros, hay personas que se distancian del Pontífice. Sienten que está al final de su itinerario y están pensando en el futuro.
Encuentran caótico el gobierno actual y quieren algo más serio y un liberalismo más real. En cuanto al arzobispo de Ferrara, está claro: Conociendo el documento y sabiendo que ya no se podían erigir parroquias personales, erigió una de inmediato: ¡Es genial!

Anne Le Pape - ¿No estamos ahí de alguna manera?

Padre Claude Barthe - En cierto modo, estamos ahí. La llamada Misa de San Pío V, cuando fue abrogada por Pablo VI (porque fue abrogada, hay que decirlo, Jean Madiran acertadamente lo señaló), era idéntica, casi en detalle, a lo que era en el siglo XI. Benedicto XVI, en una frase, en Summorum Pontificum, dice que nunca había sido abrogada. Entonces Francisco lo abroga de nuevo… No suena muy serio.
31/07/21 2:41 PM
  
José Vidal Floriach
Bendición abacial de Dom Marc, primer Abad de la nueva Abadía de Sainte Marie de la Garde, rodeado de numerosos Obispos, Abades, religiosos y Sacerdotes de Francia.
Esta abadía benedictina es una filial de Sainte Madeleine du Barroux y su carisma monástico está vinculado a la liturgia de San Pío V, con la modificación de Pablo VI en 1964 al establecer la Misa Normativa.
Dicha bendición abacial tuvo lugar el 24 de Junio del año en curso.

https://www.riposte-catholique.fr/archives/161036
01/08/21 4:52 AM
  
Jose Vidal Floriach
Fœderatio Internationalis Una Voce
@UnaVoceOfficial
·
31 de julio
El Nuncio en Costa Rica ha ofrecido paternalmente su ayuda si es necesario, en el diálogo entre los fieles adscritos a la Misa en latín y el Obispo de Alajuela, que ha suspendido abruptamente la Misa a raíz de Traditionis Custodes.
02/08/21 4:09 AM
  
Jose Vidal Floriach
09 de Agosto de 2020

Vigilia de San Lorenzo

Da en abundancia a los pobres

1. La Vigilia. - La Iglesia se prepara para celebrar con dignidad la entrada en la gloria de uno de sus mayores héroes, verdadero tipo del mártir de Cristo.
Todos aquéllos que están verdaderamente asociados a la vida de la Iglesia Romana conocen muy bien a este joven diácono; es el santo patrono de los catecúmenos y, como tal, nos acompaña en la arena de la Cuaresma: desde el inicio (en el Tiempo de Septuagésimo), lo encontramos a nuestro lado.

Podemos considerar su martirio en la parrilla como el símbolo de la lucha contra las pasiones; por eso pedimos todos los días, después de la santa Misa, que Dios se digne apagar en nosotros el ardor de nuestros vicios, al igual que San Lorenzo venció el fuego que lo atormentaba."

Es muy difícil para nosotros ahora entender completamente lo que era una vigilia en la Iglesia primitiva. Entrada la noche, en la víspera de la fiesta del santo, los creyentes se reunían en el santuario que guarda sus reliquias y llevaban a los enfermos allí. La vigilia romana consistía principalmente en leturas, responsorios y oraciones recitadas por el Obispo, según el esquema de la liturgia del Sábado Santo.
La veneración del relicario, la lectura de las Actas de los Mártires, el gran fervor de los asistentes, contribuían a dar vida a los restos del Santo en la mente de los fieles.

Al amanecer asistían a la celebración de la Misa, compartiendo el "ágape fúnebre" eucarístico, uniéndose así místicamente a Cristo y al Santo Diácono Mártir.
Si la vigilia es poco más que un recuerdo, tratemos de devolverle su significado original. Hoy es un día de penitencia. Por eso se emplea el color morado en los ornamentos.
Ojalá los fieles que acudan a la confesión con suficiente regularidad lo hagan con preferencia en las vigilias y los días de Témporas.
También es un día de ayuno en el sentido más amplio de la palabra, para los fieles que observan la venerable liturgia de San Pío V, un día para ser santificado particularmente mediante la práctica de la mortificación y la limosna. Finalmente es un día de oración. Se menciona la vigilia de San Lorenzo por primera vez en el siglo IV, en la Vida de Santa Mélania.

2. La Misa (Dispersit). - Es muy antigua y parece resaltar lo que más nos impresiona de la vida de Saint Lorenzo:
- a) La distribución de los bienes de la Iglesia a los pobres (Intr. y Grad.);
- b) La invitación a seguir el ejemplo del Salvador (Ev. y Com.);
- c) El fervor de la oración (Ep. y Off.).

El Ofertorio refleja las disposiciones del santo cuando se presenta ante el juez soberano: “Mi oración es pura; por eso pido que mi voz sea escuchada en el cielo; que mi súplica se eleve a Dios."
La melodía lenta, con las notas profundas al principio, es realmente profunda e implorante.
Hoy somos los "pobres" a quienes el Señor distribuye los tesoros espirituales de la Iglesia de manos de San Lorenzo; también a nosotros se dirige la llamada del Salvador a seguirlo llevando nuestra cruz; Rogamos a Dios que nos dé la fuerza para realizar este sacrificio donde Él será nuestro testigo y nuestra ayuda, y le damos gracias apropiándonos de las palabras de la primera Lectura: "Me has librado de la llama que me devoraba y me rodeaba, y en medio del fuego no me quemé.”
Este texto se aplica exactamente a San Lorenzo, pero también a nosotros en cada una de nuestras pruebas. Tengamos en profunda veneración estas antiguas formas de la Santa Misa, cuya riqueza ha sido el alimento espiritual de los Santos de de la innumerable multitud de los creyentes que nos han precedido.
09/08/21 9:14 AM
  
Jose Vidal Floriach

NOTA del traductor

A pesar de mi descontento y total desaprobación del TC, algunas de las afirmaciones del autor de ese artículo me parecen un tanto simplistas, aunque animadas por la piedad eucarística y la buena voluntad. Estoy plenamente conforme con su actitud, pero, no en la rotundidad de ciertas afirmaciones. No obstante, como testimonio de fe y de parresía cristiana, creo que es de gran utilidad.
José Vidal Floriach

El Papa Francisco destroza
la
Iglesia católica


Míster Dougherty, editor senior de National Review, ha escrito extensamente sobre la fe y la Iglesia Católica Romana.

En el verano de 2001, fui hasta Poughkeepsie, Nueva York, para encontrarme con lo que llamamos "la Misa Latina Tradicional," la forma de culto católica romana que se remonta al siglo IV y cuyo Misal fue editado por última vez en 1962, antes de que el Concilio Vaticano II lo cambiara todo.
En ese momento, los católicos conservadores llamaron "cismáticos" a quienes lo buscaban y "Rad Trads," radicales de la Tradición y en los países latinos integristas.

Los que esperábamos la Misa no éramos exactamente una comunidad; éramos una red clandestina de románticos, enemigos del Papa Juan Pablo II, personas que habían sido rechazadas por la iglesia oficial y, creo, entre nosotros había unos cuantos santos.

Allí aprendí que el latín no era el único rasgo distintivo de esta forma litúrgica. Todo el ritual era diferente de la Misa posterior al Vaticano II.
No se trataba de una simple traducción a la lengua vernácula moderna; menos del veinte por ciento de la misa tradicional sobrevivió en el Nuevo Rito.

Me costó un mes adaptarme a su ritmo. Pero en este aire denso de agosto, el largo silencio antes de la consagración de la sagrada Hostia cayó sobre mi corazón, al igual que la luz y el calor del sol, cuando se posan por primera vez sobre crisálida, roto el cascarón de la plegaria.

Años más tarde, el Papa Benedicto XVI dio carta de ciudadanía a los fieles de esta Misa en la vida católica oficial, un gesto que comenzó a drenar el radicalismo del movimiento tradicional y a reconciliarnos con nuestros obispos.
Hoy se celebra en florecientes parroquias llenas de familias jóvenes.

Sin embargo, el Papa Francisco considera que esta Misa y el número modestamente creciente de católicos que asisten a ella son un problema grave. Recientemente publicó un documento, Traditionis Custodes, acusando a católicos como nosotros de ser subversivos.
Para proteger la “unidad” de la Iglesia, abolió las autorizaciones que el Papa Benedicto XVI nos había dado en 2007 para celebrar una liturgia cuyo corazón no ha cambiado desde el siglo IV.

Para aquellos de nosotros que recorrimos largas distancias para participar en la Santa Misa, la perseverancia es un deber religioso.
Para el Papa, su remoción es una prioridad religiosa.
La ferocidad de su campaña empujará a estas familias y comunidades jóvenes hacia el radicalismo que viví hace años en Poughkeepsie, antes de Benedicto.
Esto los llevará a creer que la Nueva Misa representa una nueva religión, dedicada a la unidad del hombre en la tierra más que al amor de Cristo.

En la misa en latín, el sacerdote junto con el pueblo, está frente al altar con la gente.
Nunca ha habido arbitrariedades, como a menudo nos encontramos en una misa moderna, como globos, guitarra o aplausos.
No existen presentadores del programa, entrevistas religiosas de sacerdotes, ni monitores. Al orientar al sacerdote hacia el drama del altar, la antigua Misa abre un espacio para nuestra propia oración y contemplación.

En los años posteriores a la liberalización del antiguo rito por parte del Papa Benedicto, las parroquias comenzaron a recuperar los tonos místicos del canto gregoriano, la polifonía sagrada de compositores acreditados como Orlando Lassus y Thomas Tallis, así como compositores contemporáneos como Nicholas Wilton y David Hughes.

Estas ramificaciones culturales de la Misa en latín son la razón por la que, después del Vaticano II, las novelistas inglesas Agatha Christie y Nancy Mitford y otras luminarias culturales británicas enviaron una carta al Papa Pablo VI pidiéndole que continuara la Misa de siempre.
Su carta ni siquiera pretende provenía de cristianos creyentes. “El rito en cuestión, en su magnífico texto latino, también ha inspirado una gran cantidad de logros invaluables en las artes, no sólo obras místicas, sino también obras de poetas, filósofos, músicos, arquitectos, pintores y escultores de todos los países y de todas las épocas.
Por tanto, pertenece tanto a la cultura universal como a los clérigos y cristianos formales.

Pero el Concilio Vaticano había pedido una revisión de todos los aspectos del acto central del culto, por lo que en innumerables parroquias se destrozaron los comulgatorios, los tabernáculos y las marquesinas.
Esta efervescencia innovadora llegó acompañada de nuevas teologías radicales en torno a la Misa. Un estudiante de primer año de Teología sabría que la revisión todos los aspectos ceremoniales y vocales de la liturgia y el cambiar de la base doctrinal, conlleva un cambio real en la religión. Sólo los obispos católicos demasiado crédulos podrían imaginar lo contrario.

Los progresistas más abiertos estuvieron de acuerdo con los tradicionalistas radicales: El Concilio fue una ruptura con el pasado. Llamaron al Vaticano II "un nuevo Pentecostés."

Un “evento,” que había dado a la Iglesia una nueva comprensión de sí misma.
Pensaron que su revolución se había estancado en 1968 cuando el Papa Pablo VI publicó la "Humanae Vitae," afirmando la oposición de la iglesia a la anticoncepción artificial.

Para erradicar la antigua Misa en latín, el Papa Francisco utiliza el Papado precisamente del modo que los progresistas decían deplorar: Centraliza el poder en Roma, usurpa las prerrogativas del Obispo local e instituye un estilo de microgestión motivado por la paranoia de la deslealtad y la herejía. . . Quizás sea para proteger sus creencias más profundas.

El Papa Francisco considera que volveremos a la Nueva Misa.
Mis hijos no pueden volver allí; no es acorde con su formación religiosa. Francamente, la Nueva Misa no es su religión.
En innumerables modificaciones, la creencia de que la Misa es un verdadero sacrificio y que el pan y el vino, cuando se consagran, se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor, ha sido minimizada o reemplazada.
Con el sacerdote de cara al pueblo, el altar se separó del tabernáculo. Las oraciones prescritas de la Nueva Misa ya ni siquiera tienden a referirse a esta estructura como un altar, sino como la mesa del Señor.
Las oraciones que indicaban la presencia real del Señor en la Santa Cena han sido reemplazadas deliberadamente por oraciones que enfatizan la presencia espiritual del Señor en la asamblea reunida.

Las oraciones tradicionales de la Misa enfatizaban que el sacerdote representaba el mismo sacrificio que Cristo hizo en el Calvario, un sacrificio que apaciguó la ira de Dios contra el pecado y reconcilió a la humanidad con el Señor.
La Nueva Misa se presentó como un recuerdo narrativo e histórico de los hechos recordados en las Escrituras, y la ofrenda y el sacrificio no es la de Cristo, sino la del pueblo reunido, como se ve en la anáfora tercera, la oración eucarística más utilizada en la nueva misa."

Para los católicos, el modo de orar da forma a lo que creemos. El antiguo ritual nos dirige físicamente a un altar y un tabernáculo.
De esta manera, nos devuelve a la cruz y al cielo como horizonte último de la existencia humana. Al hacerlo, muestra que Dios amablemente nos ama y nos redime a pesar de nuestros pecados.
Y la prueba está en la cultura que produce este ritual. Piense en la gran interpretación de Mozart, testimonio de fe en la Eucaristía: “Ave Verum Corpus.” (Salve Cuerpo Verdadero).

El nuevo ritual nos dirige a una mesa vacía, y plantea sistemáticamente la unidad de la humanidad como el horizonte último de nuestra existencia.
En la Nueva Misa, Dios debe la salvación al hombre, por la dignidad innata de la humanidad. Donde había fe, hay ahora presunción.
Donde había amor, ahora hay una vacía afirmación, que no se distingue de la indiferencia. Inspira canciones ingrávidas como "Gather Us In". ¡Canta sobre nosotros!

Creo que la práctica de la Nueva Misa adiestra a los fieles a la práctica de una nueva fe: Para convertirse en un verdadero cristiano, hay que dejar de ser cristiano.
Donde la nueva fe se practica con celo, como ahora en Alemania, los obispos y sacerdotes quieren ajustar la enseñanza de la religión a las normas morales de la sociedad incrédula que los rodea.
Cuando la nueva fe era joven, después del Concilio, se expresaba rompiendo imágenes, acabando con la sacralidad de las ceremonias y devociones religiosas que existían antes.

No sé si los obispos adoptarán el celo de Francisco para aplastar la Misa en latín.
No sé en qué medida puedan estar dispuestos a dificultar nuestra vida religiosa. Si lo hacen, crearán más división en la iglesia.
Me viene a la mente el viejo lema del Movimiento de la Misa Tradicional: In faciem ei restiti. Le planté cara.

Tengo fe en que algún día, incluso los historiadores seculares examinarán lo que sucedió después del Vaticano II y lo verán tal como lo que fue: El peor espasmo de la iconoclastia en la historia de la Iglesia, eclipsando la iconoclasia bizantina del siglo IX y la Reforma protestante.

El Papa Benedicto XVI nos había autorizado temporalmente a comenzar a reparar el daño. Lo que propone el Papa Francisco con su represión es un nuevo encubrimiento.

Michael Brendan Dougherty, editor senior de National Review y miembro visitante de la División de Estudios Sociales, Culturales y Constitucionales del American Enterprise Institute, es el autor de "My Father Left Me Ireland: An American Son's Search for Home."
13/08/21 5:23 AM
  
Jose Vidal Floriach
Domingo 08 de agosto de 2021

Domingo XI post Pentecosten

Abadía benedictina de Sainte Madeleine du Barroux

Sermón del Padre Michel enel 25 aniversario de su Ordenación Sacerdotal

Reverendísimo Padre Abad, queridos hermanos monjes, queridos amigos:
Hace 25 años, el 08 de Agosto de 1996, conduje el coche hacia la estación de tren de Aviñón para recoger a mis queridos padres, que acababan de llegar de Estados Unidos para asistir a mi Ordenación Sacerdotal.
No había visto a mi padre desde hacía nueve años. El Monje que me acompañaba me dijo: “Hace 25 años, el 08 de Agosto de 1971, falleció mi abuelo André Charlier.
Desde el 08 de agosto de 1971, han pasado exactamente 50 años desde la muerte de André Charlier. Y hoy, 08 de Agosto, celebro mis 25 años de sacerdocio.
Lo veo como un signo de la Providencia: Dom Gérard me llamó al Sacerdocio y siempre atribuyó su vocación monástica a la influencia de su padre espiritual André Charlier.
Podemos decir que sin André Charlier, el monje Dom Gérard probablemente nunca hubiera existido, ni la Abadía de Sainte-Madeleine du Barroux.
Se puede decir de la misma manera que sin John Senior, la Abadía de Clear Creek, en los Estados Unidos ciertamente nunca habría existido.
Esta mañana, por tanto, celebro mis 25 años de Sacerdocio y quiero decir con la gente de la Decápolis que Jesús "lo hizo todo bien."
Por eso, como comentario del Evangelio esta mañana, permitidme hablaros sobre la curación de un sordomudo, el matemático John Nash. ¿Conocéis a John Nash? John Nash fue un matemático estadounidense, nacido en Virginia Occidental.
En 1994 se hizo famoso en todo el mundo, ya que ese año fue galardonado con el Premio Nobel.
El evangelio de esta mañana nos habla de la curación de un sordomudo, y es tradicional en este sentido evocar el gran misterio del pecado original, que ha hecho a la humanidad sorda y muda.
Por causa del pecado original, sin el bautismo, la Palabra de Dios no penetra bien en el hombre, pues, el hombre caído es sordo; y es incapaz de hablar correctamente, de dirigir la misma palabra a otros, el hombre caído es mudo. Pensé que el ejemplo de John Nash podría ilustrar un poco el misterio del pecado original.
Recientemente leí su biografía, un libro bastante denso de 450 páginas, publicado en inglés pero no traducido al francés, que yo sepa. Por otro lado, la película “Un homme d'exception”, basada en este libro, existe en francés.
El gran actor Russell Crowe interpreta admirablemente al personaje, y la película ganó cuatro premios de la Academia en 2001.
John Nash obtuvo su doctorado en matemáticas en 1950, en la famosa Universidad de Princeton, en los Estados Unidos.
Albert Einstein era investigador allí, y en ese momento esta universidad era el centro mundial de las matemáticas. Debido a los descubrimientos que culminaron en este doctorado, obtenido a la edad de 21 años, Nash recibirá el Premio Nobel, más de 40 años después.
Mientras tanto, enfermará gravemente, a los 30 años sufrirá una esquizofrenia grave, tan grave que su esposa acabará por divorciarse; John Nash ya no podrá enseñar en Princeton; en resumen, experimentará un declive total. Su esquizofrenia lo aleja del mundo exterior, se convierte en un “sordomudo” desde el punto de vista de su relación con los demás.
Pero, cosa rara, se recuperará, después de 25 años de dificultades. Y reanudará sus clases en Princeton, incluso recibirá el Premio Nobel de Economía y ... ¡se volverá a unir con su esposa en 2001!
En gran parte, gracias a la ayuda de su esposa, que fue como un Éffeta para él, que John Nash pudo curarse. El momento más conmovedor de la película evoca esta escena: Mientras que John parece definitivamente perdido, su esposa se arrodilla ante él.
Ella acaba de decidir, de acuerdo con el psiquiatra, mantener a John en casa, mientras permanece divorciado, y no volver a internarlo en el hospital psiquiátrico. Muy consciente de los riesgos que eso implicaba, pone su mano sobre el corazón de John, luego sobre su cabeza enferma, y ​​dice muy lentamente: "Necesito creer que algo extraordinario todavía es posible." Seguirán 15 años de dificultades, antes de la milagrosa recuperación de John. Sin la ayuda de su esposa, John Nash probablemente nunca se hubiera curado, ni hubiera ganado el Premio Nobel.
Sin André Charlier, este monasterio probablemente no existiría. Es la comunión de los santos.
El genetista Jérôme Lejeune, dijo: “Hay algo que llama mucho la atención del neurólogo, y del médico que soy, y es que realmente hay un fallo de origen en la naturaleza humana: (...) El corazón y la razón no viven muy bien acompasados, y eso probablemente sea la señal del pecado original.
El Corazón y la razón: Por eso la esposa de John Nash pone su mano sobre el corazón y la cabeza de su esposo.
En pocas palabras: Podemos decir que la mujer es el corazón. Se dice que una mujer piensa con el corazón. "En el corazón de la Iglesia, Madre mía, seré amor," dijo Santa Teresita del Niño Jesús.
El hombre es la cabeza, la razón. El Papa es la cabeza de la Iglesia. Varios Monjes me preguntaron esta semana si, en mi sermón, iba a hablar del Motu Proprio del Papa.
Les dije: “No, no me corresponde a mí hacer eso. Sin embargo, ayer se me ocurrió una idea. Muchos de nosotros queremos que una mujer intervenga en la Iglesia. Y no cualquiera. Dentro de pocos días celebraremos la Asunción de la Virgen.
Muchos de nosotros oramos para que esta Mujer, María, vaya, por ejemplo, a arrodillarse ante el Santo Padre.
Que ponga la mano en el corazón del Papa, luego la mano en la cabeza del Papa y le hable de su Motu Proprio: "Santísimo Padre, necesito creer que algo anda mal. Lo extraordinario todavía es posible."
Después de 25 años de Sacerdocio, es una gracia que le pido a María, que es la mujer de mi vida.
13/08/21 9:06 PM
  
Jk
Una reflexión muy personal : El concilio vaticano ii fue un concilio rupturista que formó una nueva iglesia, estos progrejesuitas y demás compinches lo confirman constantemente con sus declaraciones heterodoxas. Si ser católico es aceptar TODOS los concilios ¿entonces como se puede aceptar uno que rompa con todos los anteriores?
16/08/21 6:44 PM
  
Jk
Se podría decir que prácticamente el CVII con sus reformas acabo con el carisma original de la Compañía de Jesús. Un jesuita arrupista demuele la Iglesia desde el 2013 mientras tanto otros jesuitas formados en la heterodoxia lo celebran y exigen mas cosas. ¡Un desastre! ¡Un terremoto dentro de nuestra Iglesia que lleva 55 años! La orden del gran santo Ignacio de Loyola necesitara una refundacion o su supresion.
Que el Inmaculado Corazón de María sea el que triunfe.
¡Y que viva Cristo Rey!
16/08/21 6:57 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.