Los ojos del converso

“El mal imaginario es romántico y variado; el mal real es sombrío, monótono, desértico y aburrido. El bien imaginario es soso; el bien real es siempre nuevo, maravilloso y embriagador”.

Simone Weil, Cahiers, I (1970)

Coda: Simone Weil tuvo una vida caótica y apasionada. Aunque fue educada como agnóstica e incluso luchó en las filas de los anarquistas en la guerra civil española, después de una experiencia sobrenatural en Asís se enamoró de Cristo. Estuvo a punto de hacerse católica, pero murió seis años después sin haber llegado a dar el paso.

Ese amor nuevo, sincero y apasionado por Cristo, sin embargo, le proporcionó en muchos temas una claridad que deberíamos envidiar tantos católicos aburguesados, acostumbrados a la fe y también acostumbrados al pecado, como si en realidad no hubiera tanta diferencia entre una cosa y otra. Lo cierto es que hemos caído en el engaño del demonio, que nunca da lo que promete: promete un mal imaginario, “romántico y variado”, y nos da el mal real, “sombrío, monótono, desértico y aburrido”. Dios, en cambio, nos ha prometido más de lo que podemos imaginar y eso es precisamente lo que regala, por pura gracia, a quien le recibe en su casa.

El Espíritu Santo nos dé los ojos del converso, que ven la fe y el bien con una mirada de admiración inextinguible, sin dejar que las gafas ahumadas de la rutina ahoguen el gusto por las cosas divinas. Esa mirada, que es también la mirada de los niños y de los puros de corazón, es la que permite ver a Dios. 

47 comentarios

  
Bruno
Por si alguien prefiere la cita en el francés original:

"Le mal imaginaire est romantique, romanesque, varié; le mal réel morne, monotone, désertique, ennuyeux. Le bien imaginaire est ennuyeux; le bien réel est toujours nouveau, merveilleux, enivrant".
02/03/18 3:11 PM
  
Percival
Está en la línea de los diversos "espíritus" que pueden mover al hombre, de que habla San Ignacio de Loyola.
¡Y qué bien suena este pensamiento en francés!
Y qué razón lleva.
02/03/18 3:27 PM
  
Francisco de México
Mi cita favorita para los conversos se encuentra en Apocalipsis 3-16

16 Pero porque eres tibio y no frío o caliente, voy a vomitarte de mi boca.

San Pablo, hombre apasionado no fue tibio.

02/03/18 3:27 PM
  
Bruno
Percival.

"Está en la línea de los diversos "espíritus" que pueden mover al hombre, de que habla San Ignacio de Loyola"

Yo pensé lo mismo. Ese es el verdadero discernimiento de espíritus y no lo que hoy pasa por tal.
02/03/18 3:33 PM
  
Bruno
Francisco de México:

"San Pablo, hombre apasionado no fue tibio"

Y sin embargo, parece que muchos piensan que lo bueno es la tibieza y que todo lo que se salga de ella es ser rígido e intolerante. Así nos va.
02/03/18 3:42 PM
  
lindor covas
No olvidar el Padre Perrin y Gustave Thibon .
02/03/18 4:06 PM
  
Palas Atenea
La tibieza es un "valor" ¡menos mal que la palabra virtud ya no se emplea! que va perfectamente con otro llamado tolerancia. Todos los valores modernos son tibios por necesidades del siglo, que no de la Iglesia. La Tibieza y la Tolerancia son dos hermanitas gemelas y bien avenidas que, si es necesario, se volverán trans y podrán ser llamados Tibiezo y Tolerancio para bien de los hombres.
02/03/18 4:24 PM
  
JCA
Bruno:

Es que los tibios no buscan la verdad, sino el consenso.

Siempre leo con interés a los conversos: sorprenden muchas veces con enfoques originales, en los que apenas había uno caído.
02/03/18 4:35 PM
  
Juan Andrés
"La fe de los conversos" se dice (o decía) para poner de resalto su asombro, admiración, devoción, piedad, etc (porque el Señor y su Verdad los atropella). Pero todos tenemos que "convertirnos" cuando nuestro catolicismo es puramente cultural o tradicional en el sentido de que así se hace en familia y lo he recibido. Y la conversión se produce cuando el Señor quiere (o a sus elegidos) como consecuencia de un abandono de todo nuestro ser a su voluntad. Cuando nuestra alma y voluntad se abren al misterio y se entregan totalmente, el Señor se mete en esa alma por la menor rendija y "cena" con nosotros. Todo aquel que se dice católico debería leer las Moradas de Santa Teresa para poder percibir donde estamos parados. Si no nos sentimos identificados con alguna de ellas, en realidad la primera, es que lo somos sólo de nombre. Personalmente creía otrora que era católico, iba a misa, me confesaba, etc, y el Señor me demostró que no era cierto y por una vía nada suave ni tierna por cierto, me obligó a rendirme, y una vez que me tuvo así, me mostró su auténtica misericordia. Me fascinan los conversos, me considero uno de ellos.
02/03/18 4:37 PM
  
Rexjhs
Doy fe con mi propia vida de que lo que dice Simone Weil es cierto. Cuando uno no tiene fe, el mal le parece algo divertido, romántico, detentador de una verdad profunda que al resto del mundo se le escapa. Necesariamente es fruto de la imaginación y de los susurros del goce sensual del pecado, porque cuando uno lo ve cara a cara es negro y abominable. Es digno de amor comprobar cómo la fe limpia la vista y el corazón, y hace aparecer a las cosas lo que son, no lo que uno se imagina.
02/03/18 4:47 PM
  
Palas Atenea
Las tradiciones heredadas se vuelven monótonas para la mayoría de las personas, los conversos reciben de sopetón una herencia que no esperaban y sus ojos limpios ven más cosas. Es difícil tener una mirada maravillada y expectante cuando se ha recibido la Fe desde niño, a no ser que la persona sea muy especial y advierta cosas en las que no había meditado convenientemente que estimulen su vida espiritual. Esto es lo que muchos católicos modernistas reprochan a los católicos tradicionales, sin darse cuenta que ambos tipos de catolicismo son heredados. Los católicos tradicionales tenemos que aprender a mirar como los conversos, pero no como los modernistas.
La ilusión vana de los modernistas de un aggiornamento del Catolicismo a base de minar sus cimientos y sin propuestas ilusionantes no lleva a ninguna parte, por eso ningún converso toma ese camino.
02/03/18 4:50 PM
  
Juan Andrés
Estimada Palas, no se "aprende" a mirar como los conversos sin una conversión personal. Y esa conversión es obra de la gracia que el Señor otorga "de sopetón" a algunos, quizás pocos pero escogidos por algo, o paulatinamente cuando nos abandonamos en Él buscando la Verdad, y no es fácil de lograr pues no es producto de la voluntad, tiene el alma que hacer un "clic" tan profundo que termina, o principia, "de sopetón", o por un aumento de la fe que va enancada en un esclarecimiento de la Verdad, como una lámpara que se va poniendo incandecente poco a poco. Cuando al alma se abre y deja de lados sus prejuicios de todo tipo producto de una elaboración personal ya sea social, filosófica, ideológica, etc. el "milagro" acaece incluso como por arte de magia, magia sobrenatural.
02/03/18 5:16 PM
  
Roblete
Los conversos perciben de manera especialmente clara que la fe es un regalo. Cuando se tiene conciencia de tal cosa, se da uno cuenta de como realmente la fe ilumina la razón y nada se ve ya como antes. Si Dios nos ama,¿qué importa todo lo demás?
02/03/18 5:24 PM
  
Luis Fernando
Perdón por la impertinencia pero ¿se sabe por qué no se convirtió finalmente al catolicismo?
02/03/18 6:10 PM
  
Almudena1
Leí hace tiempo sobre Simone Weil y sus escritos. Dios sabe más, pero a mi me quedó el resabor de una mujer honesta y valiente por las causas en las que luchaba pero timorata para dar el paso definitivo del abandono completo a Dios. Quizá su militancia marxistoide se lo dificultaba, a saber.
Una mujer creyente en Dios pero al que no terminó de conocer bien, creo, es mi opinión, que su fuerte ideología se lo impidió.
Se podría decir que tocó El Misterio con los dedos sin atreverse a agarrarlo con las manos.
Repito, es la sensación que me dio a mi al tratarla.
02/03/18 7:16 PM
  
Anacoreta
Algunos investigadores sobre la personalidad y pensamiento de la filósofa gala, aluden a un posible conflicto entre sus raíces judías y el cristianismo que la conmovía, unido al mismo tiempo al deterioro físico y mental de sus últimos días. El 15 de abril de 1943 la encontraron desvanecida en el despacho en el que trabajaba para la resistencia francesa y la ingresaron en el Hospital, permanece ingresada hasta el día de su muerte el 24 de agosto, como consecuencia de la tuberculosis que padecía, unido a un fallo cardíaco, ambas patologías agravadas por la anorexia que arrastraba en los últimos años. La enterraron en el New Cementery de Ashford, Kent, en el espacio denominado, tierra de nadie, entre el lugar reservado, por un lado, para los católicos, y por el otro, a los judíos. Los amigos y personal del Hospital contactaron con un sacerdote católico para las exequias, y que en ese momento se encontraba fuera de Ashford, pero no llegó a tiempo porque se confundió de tren. La acompañaron en el sepelio, siete personas.
Dice Simone Weil en, La gravedad y la gracia, que: "No se tiene la experiencia del bien si no es realizándolo. No se tiene la experiencia del mal si no es prohibiéndose su realización, o, si ya se ha realizado, arrepintiéndose de ello. Una vez hecho, al mal ya no se le conoce, porque el mal huye de la luz". Vendría a decir la filósofa que: Una vez hecho el mal, vives en el mal, en el pecado, en la oscuridad de la mente y el corazón.
02/03/18 8:02 PM
  
Juan Mariner
No confundirla con la abortista francesa Simone Veil.
02/03/18 8:18 PM
  
Palas Atenea
Juan Andrés: La conversión personal de un católico de nacimiento no es propiamente una conversión sino un florecimiento o reverdecer de la fe, ni la vuelta a la fe del que se apartó tampoco es lo mismo. La sensación de Chesterton de que había vuelto a su casa, con esa preciosa anécdota del aviador que se perdió en la niebla y creía que iba a aterrizar en una isla desierta, cuando la niebla se despejó estaba en Brighton, y sintió la alegría de haber vuelto a casa; esa sensación si podemos experimentarla aquellos que, en un momento dado nos alejamos y volvimos pero, al volver, la Fe tiene parte tradición y parte de novedad en el sentido de que se vuelve de manera distinta y no accidentalmente sino por obra del Espíritu Santo. Chesterton no sabía dónde estaba su casa hasta que Dios se la mostró, yo sí lo sabía pero no me acordaba de ella o, aún peor, no quería acordarme.
02/03/18 8:46 PM
  
Juan Andrés
Palas, desde un punto de vista conceptual tiene razón en lo que afirma. Pero en mi primer comentario di algunos indicios de una experiencia personal de la cual se deduce que pese a que me consideraba un buen católico que no necesitaba, conceptualmente, ni reverdecer ni me había apartado, el Señor me mostró lo equivocado que estaba. Al mismo San Pedro, que quizás se sentía muy seguro, lo apartó con un rotundo "satanás". Por ello la idea es que tengamos cuidado y busquemos siempre "convertirnos", aunque pensemos que no nos hemos ido de casa, pues no todo el que diga Señor, Señor entrará en el Reino. El Señor nos pide todo lo nuestro, aunque pensemos que ya lo estamos dando. A algunos los trata como a Pablo, antes de ser santo, a otros los va arriando despacito, el objetivo es que se conviertan, aunque crean que están entregados. En fin, son cosas difíciles de explicar. Así y todo algunos cambios son tan impresionantes que, personalmente, me considero un converso, sin dormirme claro está. La Sra. Weil fue tocada por la gracia, sólo de esa forma pudo decir lo que dijo, pero quizás no se entregó del todo. Un cordial saludo y sepa que tiene en este escriba un admirador.
02/03/18 9:20 PM
  
Palas Atenea
No me diga eso, Juan Andrés, todo lo que soy es obra de Dios, precisamente en mi vuelta a casa esa fue una de las cosas que vi con total claridad, ya no me complacían los elogios, tampoco es que los rechace, digamos que me los tomo a beneficio de inventario. Siempre me pregunto cómo dar testimonio de la mejor manera para la causa de la Iglesia y el servicio del Señor. También se asume mejor la mediocridad porque los talentos no son nuestros sino del Dueño que nos lo dio y, desde entonces, digo para lo que no sirvo con la alegría de aquel que sabe que no ha sido dotado y lo digo con la calma y tranquilidad que la confianza en Dios da, también me acostumbré a la misericordia del que te reprende para tu propio bien. Me gustan aquellas frases antiguas, si estaban dichas con corazón, de "hágame la misericordia de decirme en qué estoy errado, hermano". Ese tipo de misericordia no se contempla hoy en día.
02/03/18 9:40 PM
  
Luis Fernando
En el mundo anglosajón, a los que nacimos católicos, dejamos la Iglesia y luego regresamos, se nos llama "reversos", por diferenciarnos de los "conversos".

En todo caso, el proceso es similar. Es Dios quien nos trae de nuevo a casa o les trae por primera vez. El caso es estar en casa, en su Iglesia.
02/03/18 10:34 PM
  
Tyto Alba
Los ojos del converso son como la mente del que aprende un nuevo idioma. Sólo a quien no está familiarizado desde pequeño con una lengua se le ocurren determinadas conexiones, determinadas similitudes, determinadas relaciones...
Yo he visto hacer los más hilarante juegos de palabras a estudiantes bastante noveles de español. Ningún hispanohablante habría sido capaz de darse cuenta de esa coincidencia, porque desde que nacimos tenemos la palabra delante de nuestras narices y no habíamos reparado en ello.
03/03/18 12:30 AM
  
Guillermo PF
La tibieza es la equidistancia que a veces manifiestan algunos en determinadas cuestiones peliagudas, habitualmente intentando que no se les note mucho que su opción, en el fondo favorita, es la que saben que es la peor; sea la fría o sea la caliente, que total da igual porque aun siendo una indefendible y la otra directamente abyecta, parecen ser siempre preferibles a la vilipendiada tibieza. Indeseable posiblemente, pero por lo menos independiente (siempre que no sea fingida por tendenciosa), y que dadas las circunstancias pudiera ser lo más sensato. En el mediocre y tibio punto medio pudiera ser que estuviese muchas veces la virtud. Sobre todo, entre radical y radical, allá se las compongan ambos y ande yo caliente.
03/03/18 12:59 AM
  
Palas Atenea
PF: Aquí no se pide el punto medio, ni la mitad de naranja sino el fruto entero. En el caso de los homosexuales es todo o nada, así que no hay mediocres puntos medios sino que tenemos que irnos totalmente a un extremo de la cuerda de medir. El punto medio sería que la ley no se metiera con los homosexuales y, para efectos prácticos, reconociera alguna ley especial para ellos, pero si les concede lo mismo que a lo heterosexuales-es decir el matrimonio rompiendo el significado original del término-eso no se llama tibieza, se llama aplaudir con las orejas.
Al que quiere aplicársele el punto medio es, precisamente, a Quién no se puede, es decir a Dios: "verás, diosito, ni pa ti ni pa mi", confórmate conque, de vez en cuando, haga algo que te guste porque tengo muchas cosas que atender y ya sabes que yo soy débil porque Tú me hiciste así. Así que esto es lo que hay".
Tibios con respecto al LGTBI, ¡no!, tibios con respecto a Dios, ¡sí! porque es horterísimo estar hablando todo el tiempo de Él cuando en realidad no tenemos nada que decir.
03/03/18 9:00 AM
  
Francisco de México
Guillermo:

En el mundo actual se nos dice que la libertad (también la igualdad y la fraternidad) son buenas, pero Bertrand Rusell refuta que si no se define la libertad para que, en realidad no se aclara nada, se puede tener la libertad de tener esclavos.

De la misma manera, el ser apasionado (vehemencia hacia algo o alguien) puede bueno o malo. Es diferente el ser apasionado al servicio de Dios, como San Pablo, que ser apasionado invadido por una pasión malsana puede ser el odio, la lujuria y otras.

Lutero es un ejemplo de una pasión equivocada, él rompió con la Alianza que tiene Dios para con su Iglesia.

03/03/18 9:50 AM
  
Guillermo PF
Palas: claro que aquí nadie ha pedido el punto medio, pero que tampoco necesariamente la media naranja ni la naranja entera. Que la oferta está muy bien, pero que como siempre será la demanda la que venga a poner las cosas en su sitio, nos parezca más feo o más bonito.
Tampoco yo pretendía sacar, como ha sido usted la que lo ha hecho, el "tema monográfico", del cual no le replico nada porque su planteamiento de hoy es un poco espeso, árido e inconcreto.

Sí le quiero comentar algo (brevemente para no salir mucho del tema) sobre su frecuente inquietud, "el matrimonio rompiendo el significado original del término" como ha dicho en esta ocasión. Comprenderá usted, y no lo digo por ahondar más en la herida, que a estas alturas ya pocas ilusiones nos podamos hacer sobre lo que alguna vez pudo ser la sólida torre de la institución conyugal. Nos guste más, nos guste menos, hayan colaborado los políticos, haya sido la propia mentalidad social, el caso es que ya poco refugio tenemos ahí. Está desnaturalizado por completo, si es que alguna vez fueron muchos los que se lo tomaron en serio.
¿Ha oído usted hablar del "PACS" instaurado por la legislación francesa? Búsquelo, si no lo conoce, se lo recomiendo. Por si la unión libre era ya la negación del matrimonio, el PACS ha venido a dar una vuelta más de tuerca para terminar de disolverlo todo. Utilizan hasta el verbo "se pacser". Ya unos "se marient", otros "vivent ensemble" (y ni siquiera siempre), y algunos sin embargo "se pacsent". ¡Planeta imaginario!

Yo no estoy canonizando a la tibieza. Mejores pensadores que este torpe juntaletras han cantado siempre las virtudes de la Aurea Mediocritas. Y desde luego no me estoy queriendo cargar la famosa frasecita sobre los tibios (que les veo venir; pero que tampoco he ocultado nunca que no me encanta, la frasecita). Estoy anotando que no siempre tiene que ser una opción deleznable, máxime cuando la fría y la caliente sean perfectas barbaridades ambas. La propia actividad política, la de hoy y la de toda la vida, puede ser el campo de batalla más ejemplificador de lo que estoy diciendo. Y pudiera hasta darse la situación en que ni las tres opciones nos satisfagan, cuando ni la tibieza nos venga a servir de mucho, con lo cual entra en juego una cuarta vía, la indiferencia.

Las democracias liberales (¡horror!) tenían enfrente nada menos que a los totalitarismos nazi-fascistas, y por si fuera poco, y contra estos, se tuvieron que aliar con el comunismo soviético, de manera que el potaje era como para "ojalá estar con los fríos o con los calientes", ¿verdad? Bueno, pues entre el caldo de cocción previo destacó el apóstol de la tibieza del siglo XX, el primer ministro británico Chamberlain, quitando hierro a las anexiones en el continente, a las incipientes disposiciones racistas y de paso a la chiquillada aquella que estaban organizando los españoles. Pues como para tener que tomar partido y simpatía, vaya.
03/03/18 12:47 PM
  
Francisco de México
Guillermo:

un converso generalmente es apasionado. Pero si se aleja de la religión católica, a pesar de su bautismo, rompe la Nueva Alianza que tiene Dios con su Iglesia. De la 1 de Corintios, capítulo 11.

25 De la misma manera, después de cenar, tomó la copa, diciendo: «Esta copa es la Nueva Alianza que se sella con mi Sangre. Siempre que la beban, háganlo en memora mía».

Lutero la rompió, y los anatemas de Trento dejan muy en claro que es posible dejar de ser católico. Dichas ex-comuniones no separan al que ha abandonado al catolicismo, solo reconocen dicha apostasía.

Los modernistas en la actualidad, también han apostatado, aun no ha habido concilio que los declare anatemas, pero, el que haya un resto fiel de católicos no los salva de la dura verdad.
03/03/18 1:27 PM
  
Palas Atenea
Estamos hablando de religión, PF, no de política. En política puedes hacer lo que quieras, en religión no. O eres o no eres. El "apóstol de la tibieza" como tú le llamas no tuvo nunca en sus manos el destino de Europa, el que la tuvo siempre fue Hitler. Chamberlaine lo uno que podía decidir es si Gran Bretaña entraba en guerra o no, pero lo Hitler tuviera in mente para Gran Bretaña podía ser cualquier cosa, desde convertirla en un gobierno títere hasta invadirla. Chamberlaine no tomaba decisiones y, si tú no las tomas, otros las tomarán por ti.
03/03/18 1:28 PM
  
Palas Atenea
Meditador: Como no eres un converso la luz que viste a saber qué clase de luz era, al fin y al cabo el nombre del Ángel Caído es Luzbel.
03/03/18 1:30 PM
  
Francisco de México
Palas:

¿Hitler? ¿Chamberlaine? ¿Que tienen que ver con el tema?
03/03/18 1:36 PM
  
Palas Atenea
Francisco: Pregúntale a Guillermo que es quién lo ha nombrado porque el hombre está hecho un lío.
03/03/18 2:07 PM
  
Francisco de México
Palas:

Amable sugerencia..... no le sigas la corriente.
03/03/18 2:29 PM
  
Palas Atenea
Francisco: En ese salirse por la tangente hay una cierta lógica transversal, un hombre que es famoso por no saber, o no poder, tomar decisiones debe ser el santo patrón de Guillermo, que en todas sus peroratas viene a dar en eso. Un converso es alguien que tiene que dar un giro total a su vida y un tibio es el que no mueve un dedo, de lo que se deduce que es mejor que el Espíritu Santo no intervenga demasiado no vaya a ser que entre en una lucha interna que antes no tenía. En todo el santoral católico no podría encontrar un patrón para su causa.
03/03/18 2:49 PM
  
rastri
Coda: Simone Weil tuvo una vida caótica y apasionada. Aunque fue educada como agnóstica e incluso luchó en las filas de los anarquistas en la guerra civil española, después de una experiencia sobrenatural en Asís se enamoró de Cristo. Estuvo a punto de hacerse católica, pero murió seis años después sin haber llegado a dar el paso.
_____________

Algo así le paso al Joven del Evangelio (Mc. 10,17-23; Mt.19- 16-22)

Es difícil deshacerse de la aureola mundana. No hay que confundir el ser por Jesus llamado; sentir la llamada como le ocurrió a Pablo; y dejarlo todo para seguir a la llamada.

03/03/18 6:16 PM
  
davidp83
buen articulo.
03/03/18 6:18 PM
  
Guillermo PF
Palas Atenea:
"Estamos hablando de religión, PF, no de política". Celebro que de vez en cuando se dé cuenta de que tiene que retomar el hilo. A mí también me ocurre cada vez más, y por favor no entienda esto en sentido grosero. Tampoco hablábamos de homosexualidad y de pronto sacó usted el tema recurrente. Que tampoco se lo recrimino, ojo. El ejemplo de tibieza política era el que mejor me cuadró en ese momento, y tampoco quería alargarme mucho.
"Chamberlaine no tomaba decisiones y, si tú no las tomas, otros las tomarán por ti". Será si quiero y dependiendo. Ni me decanto ni permito que te decantes por mí, fácil. O al revés, enfrentarse a una guerra de decisiones tomadas (y de cabezas duras).

"Pregúntale a Guillermo que es quién lo ha nombrado porque el hombre está hecho un lío". Y a mucha honra. Yo siempre digo como Carlos Herrera cuando volvió a la COPE, "soy católico con dudas". Haga más o haga menos por disiparlas, o incluso las tenga que dejar por perdidas, no es en modo alguno impedimento para la fe de nadie. No es pecado vivir en un permanente lío, o mejor todavía en multitud de líos, de los que tampoco por otra parte es urgente ni recomendable siempre tener que salir. Viven con nosotros y el Señor nos ampare. ¡Dichosa usted que tan claro ha alcanzado a tenerlo todo en esta vida! Todo decidido, todo resuelto, nadie que te tosa, ¿así teníamos que hacer todos? Pues como para hacernos una sugerencia, vamos...

El candidato ¡clavado! del santoral en el que estoy pensando para eso que usted dice... con toda mi rabia me lo tengo que callar por no ofender a cierto sector. Además Chamberlain hasta para profesar religión era un tío complicado, medio "neoarriano" o algo así. No le copio ni el bigote recortado al milímetro.
03/03/18 8:11 PM
  
Francisco de México
Otra de mis citas favoritas relacionadas con los hombres de buena voluntad en general, pero con los conversos en particular, debido a su sinceridad al aceptan que vivieron una parte de su vida en el error, es la parábola del Fariseo y el Publicano. De Lucas 18

10 «Dos hombres subieron al Templo para orar; uno era fariseo y el otro, publicano.
11 El fariseo, de pie, oraba así: "Dios mío, te doy gracias porque no soy como los demás hombres, que son ladrones, injustos y adúlteros; ni tampoco como ese publicano.
12 Ayuno dos veces por semana y pago la décima parte de todas mis entradas".
13 En cambio el publicano, manteniéndose a distancia, no se animaba siquiera a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: "¡Dios mío, ten piedad de mí, que soy un pecador!".
14 Les aseguro que este último volvió a sus casa justificado, pero no el primero. Porque todo el que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado».
04/03/18 9:03 AM
  
Palas Atenea
Guillermo: Un católico puede tener las cosas claras, pero eso no le salva ni de la lucha interna ni de la tentación, la naturaleza que todos compartimos es la misma. No hablamos desde nuestra perfección sino desde que aquella que deberíamos tener. Dos personas pueden ser pecadoras igualmente, pero una lo acepta y la otra no.
04/03/18 12:15 PM
  
Josafat
La conversión es una de las mayores gracias que Dios me ha regalado.

Una tremenda crisis de Fe me dejó durante diez años al albur del mundo y del demonio. De esa situación se derivaron toda una serie de males: acedia, tristeza, desaliento, depresiones, angustias, ansiedades, soledad, odio, ira, orgullo, soberbia, tendencias suicidas, alcoholismo....afortundamente volví a la Casa del Padre.

Desde entonces mi Fe conversa consiste en verme como un soldado solitario, como los japoneses de después de 1945, en territorio enemigo. Cada día toca luchar contra las fuerzas del Mal y rendir culto a Dios.

Es una guerra sin cuartel en donde el enemigo está también en casa.

Nuestro destino es perseverar hasta que la peregrinación acabe.

Siempre miliciano. Siempre en el ejército del capitán Cristo.
04/03/18 6:18 PM
  
Francisco de México
Uno de los campeones de las conversiones fue sido San Franciso Javier.

ec.aciprensa.com/wiki/San_Francisco_Javier
05/03/18 7:34 PM
  
Palas Atenea
Meditador: Lo tuyo es la incongruencia en estado puro, Josafat dice: "Cada día toca luchar contra las fuerzas del Mal y rendir culto a Dios" y tú le aplaudes con las orejas y añades en tu comentario: "No es por tanto lucha, sino total y absoluta aceptación". ¿En qué quedamos? No somos budistas, la lucha forma parte de nuestro día a día en el caminar por este mundo, la aceptación de la Voluntad de Dios es lucha también porque hay algo dentro de nosotros que se rebela ante la adversidad y el aceptarlo por el "hágase tu Voluntad" es lucha también. Para eso está el Libro de Job.
Lo que dice el converso Josafat se parece mucho al canto de un soldado, un soldado de Dios que no se rinde. Tú haces ¡Oh! y ¡Ah! y, seguidamente, te dedicas a la atención pura mirándote el ombligo y dándonos una lección de budismo descafeinado.
07/03/18 10:01 AM
  
Palas Atenea
Los cátaros eran gnósticos, igual que tú. ¿A que tienes la chispa divina?
07/03/18 9:42 PM
  
Palas Atenea
Ya.
08/03/18 9:53 PM
  
Josafat
Cuando hablo de soldados japoneses me refiero a la soledad en la que nos encontramos cuando cumplimos una mision sin realmente saber que esta ocurriendo en el frente de batalla.

No tengo nada en contra del zen. Pero considero que los medios de santificacion de la Iglesia son mas eficaces.
09/03/18 8:41 AM
  
rmartinhe
Recuerdo que una amiga en una ocasión le decía a otra refiriéndose a su relación con Dios: "es que tú vives como si estuvieras en una eterna luna de miel". A mí me pareció precioso y algo digno de vivir, al menos hacer lo posible porque sea así, con la ayuda de Dios. No perder el amor primero.
Pero respecto a esta mujer del post también me entristece esto: "Estuvo a punto de hacerse católica, pero murió seis años después sin haber llegado a dar el paso". Me entristece que estuviera tan cerca de Dios como para poder tocarlo y que finalmente no concluyera su trayecto. Me recuerda a alguien que conozco, otra mujer también con muchas cualidades, pero a la que a veces imagino como a esa persona que espera en la parada del autobús pero que no llega a ninguna parte porque nunca se sube a ninguno, aunque sospecha cual es el que puede llevarla a un buen destino. Me da pena porque el tiempo de tomar decisiones también se termina y es vital ponernos cuanto antes en las manos de Dios y decir "Señor, en ti confío".
Invito a rezar por los que están en esta situación.
11/03/18 8:50 PM
  
CristhianP
¿Me llamaste Bruno? jejejeje años de no pasar por acá y me encuentro un post de conversos.
15/03/18 11:39 PM
  
Bruno
¡Christian! Dichosos los ojos. Me alegro mucho de saludarte.
17/03/18 1:54 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.