El segundo ángelus

Un lector, Norberto, me envía una oración que ha inventado. Es un segundo ángelus, porque se refiere a la “segunda anunciación”.

El Papa Juan Pablo II, en su exhortación apostólica Redemptoris Custos, habló de la “anunciación” que también recibió San José al aparecérsele un ángel, según cuenta el Evangelio de San Mateo: “José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto. Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados". […] Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa, y sin que hubieran hecho vida en común, ella dio a luz un hijo, y él le puso el nombre de Jesús”. Es otra “anunciación” paralela a la que recibió la Virgen y que se relata en el Evangelio de San Lucas.

Una de las cosas que quizá podamos aprender de estas líneas es el significado bíblico de la justicia, que es mucho más que la justicia distributiva. Cuando el Evangelio dice que José era un hombre justo no quiere decir simplemente que practicaba la virtud de la justicia, sino, ante todo, que hacía la Voluntad de Dios. Por eso él, como recuerda este segundo ángelus de Norberto, inmediatamente al despertar “hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado” y recibió a María en su casa. Así mostró que la regla de su vida era la Voluntad de Dios. Los justos de los que habla el Antiguo Testamento son, en lenguaje de hoy, los santos, los que hacen la voluntad de Dios porque han sido justificados y santificados por él, como San José.

Señaló el Papa que conviene recordar hoy a San José y pedir su intercesión. Además, de esta forma, el cristiano “tendrá siempre presente ante sus ojos su humilde y maduro modo de servir, así como de «participar» en la economía de la salvación", porque él participó en cierto modo en el misterio de la Encarnación, que es el fundamento de nuestra salvación, “como ninguna otra persona, a excepción de María, la Madre del Verbo Encarnado”

……………………………….

- El ángel del Señor anunció a José.
- Y el la recibió en su hogar.

Padrenuestro…

- La matanza de los Santos Inocentes.
- Y José tomó a María y al Niño, salvándole la vida.

Padrenuestro…

- El Ñiño se perdió en el templo.
- Y José lo encontró, llevándolo de vuelta a casa.

Padrenuestro…

Señor Dios Nuestro que has suscitado un varon justo, José, como custodio del Redentor, concédenos seguir los pasos de quien cuidó y alimentó a Jesús para crezca en todos los hombres.
Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

19 comentarios

  
Norberto
Se admiten correcciones para redondearlo.Gracias.
28/12/09 9:57 AM
  
Tulkas
En mi parroquia londinense había un Ave José que no sé si seré capaz de recordar con total precisión:

Heil, Joseph, full of grace: the Lord is with Thee.
Blessed art Thou among men and blessed is the Fruit of Thy woman's womb, whom God commended to Thy care (?): Jesus Christ.
Holy Josep, foster-father of God, pray for us, sinners, now and in the hour of our death.
28/12/09 10:06 AM
  
Yolanda
Pues no hay pega que ponerle. Ayer, en la homilía, el sacerdote dedicó casi toda su reflexión acerca de la Sagrada Familia al papel de José. Me acordé del lector autor de este "nuevo" Ángelus, porque lo había anunciado hace un par de días, es decir, había hablado en otro blog acerca de la necesidad de algo así como este bello Ángelus que ha compuesto. Estupendo.
28/12/09 10:10 AM
  
asun
La figura de José siempre me ha gustado.
Ya de pequeña me llamaban la atención esas imágenes de José con el niño de la mano.
Creo que este angelus es muy apropiado para la postnavidad, centrándose en la huida a Egipto. La primera estrofa sitúa a José en contexto, pero es la segunda la que da idea cabal de lo que fue su papel protector, para meditar más tarde sobre la vuelta a Nazaret y la vida en la casa-taller de carpintería.
Yo sólo pongo una pega: que no se rece en lugar del angelus normal, sino unido a él, inmediatamente después. Porque si no parece que se quiere ningunear a María. Y estoy segura de que eso no le gustaría nada al resto de la Sagrada Familia.
Quizás en la última estrofa se podría decir "y José y María lo encontraron y lo llevaron a casa", para unir las dos figuras vistas por separado en el angelus normal y en la primera parte de éste.
Yo lo voy a hacer así, pues si me gusta José es porque su papel no es sustituir a María sino apoyarla. Seguro que en la educación de Jesús tomó lugar importante su madre, no sólo su padre. Lucas en este episodio del templo dice: "Tu padre y yo te buscábamos angustiados" "y LES estaba sumiso"
Creo que la figura de José resulta más grande cuanto más humildemente ejerce su importante papel de protector de María y Jesús.
28/12/09 11:32 AM
  
Norberto
Gracias asun
28/12/09 11:34 AM
  
asun
Gracias a ti. Es una idea genial.
28/12/09 11:57 AM
  
luis
Yo no diría que el Niño "se perdió" en el Templo. Fue un acto deliberado del Señor.
En todo caso, ellos lo "perdieron".
28/12/09 12:01 PM
  
luis
El "full of grace" que transcribió Tulkas me quedó haciendo ruido, porque en realidad el título de "kejaritomene solo es aplicable a María, y de él se desprenden todos sus privilegios, la maternidad divina en primer lugar y la concepción inmaculada.
Pero bien analizado, José debió gozar de un status de gracia, que si bien no fue "plena" del mismo modo que en María, sí fue una participación de tal plenitud. Si San Juan Bautista fue justificado en el seno materno, ¿qué gracia no habrá recibido José para recibir a María y al Señor? ¿con cuánto amor habrá aceptado esa gracia, y pronunciado el "fiat" en perfecta obediencia a la voluntad de Dios?
28/12/09 12:20 PM
  
Tulkas
A mí tampoco me gustó al principio.

Me imagino, no obstante, que lo que es aplicable a María en exclusiva durante la vida terrenal (el full of grace), es aplicable a cualquier santo en la vida celestial.

Dado que la oración se dirige al Patriarca en el cielo el full of grace puede ser aplicable a su estado actual aunque no lo fuera del todo, literalmente como en el caso de su esposa, durante su vida terrena.
28/12/09 12:31 PM
  
Norberto
luis

Muy edificado por el comentario de las 12:20
28/12/09 12:42 PM
  
asrone
Sobre cómo se originó el segundo ángelus:


http://infocatolica.com/blog/puertadedamasco.php/0912260559-fiesta-de-la-sagrada-familia#c111103

http://infocatolica.com/blog/puertadedamasco.php/0912260559-fiesta-de-la-sagrada-familia#c111230

http://infocatolica.com/blog/puertadedamasco.php/0912260559-fiesta-de-la-sagrada-familia#c111281

http://infocatolica.com/blog/puertadedamasco.php/0912260559-fiesta-de-la-sagrada-familia#c111293



Estoy con lo que dice asun: yo propuse añadir al ángelus actual el

- José hizo como el ángel del Señor le había mandado.
- Y tomó consigo a su mujer.

que es lo primero que se puede leer en la Redemptoris Custos, y no alargarlo más ni modificarlo. Y en cambio se podría escoger un tiempo especial para el que propone Norberto (ejemplo: lo que se hace con el Regina Coeli en tiempo pascual).

¿Quién se encargaría en el Vaticano de proponer un cambio en el texto del ángelus y aprobarlo? ¿Sólo el Papa?



REDEMPTORIS CUSTOS

http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/apost_exhortations/documents/hf_jp-ii_exh_15081989_redemptoris-custos_sp.html
28/12/09 6:21 PM
  
Norberto
asrone

Creo que ambos angelus son compatibles,y que para eso está el año litúrgico, como bien indicas con el Regina Coeli.

Por otra parte es plenamente bíblico, el de José, y hace justicia a un "varón justo", resaltando los méritos y la respuesta amorosa de su vida entregada.

Durante siglos se ha tratado a José, casi como "padre de alquiler", se ha utilizad comunmente el apelativo de "padre putativo", en iniciales PP, de ahi lo de Jose-Pepe: la R. Custos pone, ami entender las cosas en su sitio, aunque falte un estudio, yo lo echo de menos, sobre la fenomenología de Jesús en su humanidad familiar.
28/12/09 7:35 PM
  
Tineo
Dice asun:
Creo que la figura de José resulta más grande cuanto más humildemente ejerce su importante papel de protector de María y Jesús.

--------------------
Estoy de acuerdo con asun. Y enhorabuena a Norberto por su creatividad inspirada.

Cuando yo era niño (allá por el siglo XX...) vino de visita a la parroquia un profesor del seminario (era el encargado del patrimonio de la diócesis y estaba haciendo inventario), y presidió la Eucaristía con nuestro cura habitual de concelebrante.
Predicó sobre S. José, y destacó dos cosas:
a) santo de la obediencia (se fía, obedece al ángel, asume su papel, participa luego con decisión)
b) santo del silencio (no se recogen sus palabras en la Biblia). Sabe estar en segundo plano, apoyando calladamente el plan de Dios.

No sé por qué, se me quedó grabada esa homilía escuchada hace décadas. ¡Y he olvidado otras muchas!

Saludos a todos, y Feliz Navidad de nuevo.
28/12/09 9:35 PM
  
ianmnick
Excelente, sólo falta traducirlo al latín para hacerlo universalmente asequible.
29/12/09 3:11 AM
  
Norberto
Tineo gracias por tu elogio, inmerecido.
29/12/09 10:47 AM
  
Flavia
Muy bueno, Norberto. Todo cuanto se diga de San José, a quien tengo muchísima devoción, me parece poco. Todos los días pongo en sus manos mi muerte y mi destino eterno, para que él me ampare en esa hora.

Estoy totalmente de acuerdo con asun, por otra parte.

No olvidemos que San José es el Patrón de la Iglesia Universal, el custodio de vírgenes y el abogado de la buena muerte. Otro título más: " terror de los demonios ".

¡ Santísimo, obedientísimo, castísimo José !
29/12/09 7:28 PM
  
Laus Deo
Lo del "Ave José" ya existió en la católica Cataluña en el siglo XIX pero fue reprobado por Roma junto con la devoción al Castísimo Corazón de san José...

Lo del ángelus no está mal, poco redondo... pero que no sustituya las universales y seculares tradiciones josefinas: el mes de marzo, su patrocinio para tantísimas causas, los siete domingos, los días 19 de cada mes, el primero de mayo...
31/12/09 3:00 PM
  
jose de maria
¿Asi que les parece?

- El ángel del Señor anunció a José. Mt. 1, 20 ss
- Y el la recibió en su hogar.
Padrenuestro…
- La matanza de los Santos Inocentes.
- Y José tomó a María y al Niño, salvándole la vida. Mt. 2, 13 ss
Padrenuestro…
- El Ñiño se quedo en Jerusalen.
- Y José y Maria lo encontraron en el Templo llevándolo de vuelta a casa en Nazaret. Lc. 2, 43 ss
Padrenuestro…
Señor Dios Nuestro que has suscitado un varon justo, José, como custodio del Redentor, concédenos seguir los pasos de quien cuidó, formo y alimentó a Jesús para que crezca en todos los hombres.
Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
31/12/09 8:14 PM
  
Ioaquinus
Desearía añadir que he leido un libro, "Tras las huellas de José" es su título, escrito por un sacerdote apedillado Alonso, siento no recordar su nombre, que propone la tesis muy atractiva de que José no trató de abandonar a María porque desconfiase de ella, sino porque no se consideró digno de su misión como custodio. Apoya además, lo que creo doctrina católica, de que José y María aceptaron casarse pero manteniendo su consagración virginal previa, lo que explicaría la respuesta de María "Cómo será eso si no concozco varón". San José,que era justo, y justo también es temeroso de Dios, sintió temor de Dios, igual que David cuando se negó a acoger en un primer momento el Arca de la Alianza. En fin, algo apasionante.
05/01/10 12:17 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.