El día del nacimiento de Santa Inés

Como ya sabrán algunos lectores, el martes pasado nació mi hija Inés. Para señalar tan fausto acontecimiento, he traducido los versos que compuso San Ambrosio, en el siglo IV, en honor del martirio de Santa Inés. Aunque mi rápida traducción no les haga justicia, son unos versos preciosos y harán estremecerse a cualquiera que tenga sangre en las venas.

Conviene recordar que, para la Iglesia, el día del verdadero nacimiento de los mártires, su dies natalis, era el día en que sufrían el martirio y, así, eran engendrados a la Vida que no tiene fin. Generalmente, la fiesta de un santo se celebra en el aniversario de ese día en que se abrieron para él las puertas del cielo.

Inés, una adolescente, casi una niña, estaba consagrada a Cristo como virgen cuando llegó la terrible persecución de Diocleciano. Quisieron obligarla a sacrificar a los ídolos y, después, a que renunciara a su virginidad, forzándola a vivir con prostitutas. Ella, sin embargo, a pesar de sus pocos años, se mantuvo firme en la fe, como una auténtica virgen cristiana y fue ejecutada en lo que hoy es la Piazza Navona.

Es enternecedor ver cómo San Ambrosio, obispo de Milán y Doctor de la Iglesia, canta humildemente con estos versos la fortaleza en la fe de una chiquilla romana que, con su martirio, mostró que su debilidad podía más que la fuerza de los hombres. Espero tener algún día tiempo para escribir una traducción en verso, que ayude a vislumbrar la belleza del original.

…………………………………………………………………………………

Es el día del nacimiento de Santa Inés,
que, consagrada con su piadosa sangre,
devolvió al cielo el espíritu
que había recibido en préstamo.

Ella, que aún no tenía edad para el matrimonio,
tuvo edad suficiente para el martirio,
mientras vacilaba la fe de los varones
y se rendían los fatigados ancianos.

Por el miedo, sus padres, aterrados,
quisieron mantenerla oculta,
pero la fe incontenible
rompió las puertas que la encerraban.

Por la alegría de su rostro
parecía que fuera a su boda,
llevando nuevas riquezas a su Esposo,
pues era su dote su propia sangre.

Pensaron que sacrificaría con antorchas
en el altar de la abominable deidad,
pero respondió: “Las vírgenes de Cristo
no tocan con sus manos esas antorchas”.

“Este fuego apaga la fe;
estas llamas se llevan la luz.
Heridme aquí y el torrente de mi sangre
apagará los fuegos”.

La golpearon, pero no perdió su dignidad,
se cubría con su vestido,
conservando así su modestia,
para que no la observaran.

Aun en la muerte mantenía el pudor,
cubriendo el rostro con las manos,
y, así, modestamente,
cayó a tierra de rodillas.

.

29 comentarios

  
Bruno
Otro día contaré más cosas sobre Santa Inés y traduciré los versos que también le dedicaron el papa San Dámaso y el poeta Aurelio Prudencio.
09/10/09 9:53 PM
  
Luis Fernando
Pues quiera Dios que tu Inés sea también "suya".
09/10/09 9:55 PM
  
luis
Vieja costumbre y virtus romana esa de cubrirse el rostro al caer herido, que hasta César conservó en los Idus de marzo, y que esta mártir resignificó a la luz de la virtus cristiana.
09/10/09 10:14 PM
  
Isaac García Expósito
Es lo que necesitamos Bruno, santos.
09/10/09 10:16 PM
  
Gallizo
Buenas noches Bruno, sólo quiero darle la enhorabuena por el nacimiento de su hija.
Un saludo.
09/10/09 10:21 PM
  
Natalia
Enhorabuena Bruno, qué precioso nombre y que impresionante historia la de santa InésN. Un abrazo muy fuerte para ti y tu familia
09/10/09 10:42 PM
  
Yolanda
de regreso a tu blog, bienhallado de nuevo. A descansar lo que podáis y a disfrutar de la nenita.
09/10/09 10:46 PM
  
Francisco José Soler Gil
Estimado Bruno:

Me sumo al coro de felicitaciones por el nacimiento de tu hija. Lo que no entiendo es cómo te queda tiempo para seguir con el blog en estos días. No lo entiendo, pero me alegro.
09/10/09 10:58 PM
  
Juanjo Romero
Felicidades Bruno, qué alegría.

09/10/09 11:02 PM
  
Maricruz
Me quedo con esto:

"Heridme aquí y el torrente de mi sangre
apagará los fuegos”.

Gracias por el poema, por la traducción y por la santa que has traído al mundo.

Abrazo para su madre y para ella también.
09/10/09 11:09 PM
  
Maricruz
Me quedo con esto:

"Heridme aquí y el torrente de mi sangre
apagará los fuegos”.

Gracias por el poema, por la traducción y por la santa que has traído al mundo.

Abrazo para ti y para su madre también.
09/10/09 11:10 PM
  
Luis López
Bruno, enhorabuena, un abrazo para tí y para tu esposa, y espero que pronto os deje vuestra preciosa hija dormir continuadamente por las noches.
09/10/09 11:15 PM
  
Norberto
Muchas Felicidades por tu hija,¡lo tenías todo preparado para celebrar tu santo y el cumple de lapeque el mismo día,confiesa.!
09/10/09 11:26 PM
  
Bruno
¡Muchas gracias a todos por vuestras felicitaciones y un saludo de parte de Inés!
10/10/09 9:53 AM
  
Bruno
Luis:

No conocía esa costumbre romana.
10/10/09 10:00 AM
  
Bruno
Norberto:

Es costumbre de familia. También es el día del cumpleaños de mi madre, así que ahorramos en fiestas y es más fácil recordar las fechas.
10/10/09 10:04 AM
  
Yolanda
Heb 4, 12-13, una lectura muy tuya para este domingo, Bruno (aunque a mí me gusta más el versículo 13 que el 12, pero vamos, cuestión de minucias y gustillos personales).

10/10/09 10:10 AM
  
Juan Antonio
Me acabo de enterar, ¡enhorabuena! :)
10/10/09 12:05 PM
  
Bruno
Yolanda:

Si me lo permites, yo me decanto por los versículos 15 y 16.
10/10/09 12:32 PM
  
Yolanda
Yolanda: Si me lo permites...

___________

No sé , no sé... ¿y si no te lo permito? :-D

Sí, bueno, toda la carta es magnífica. pero hablando de ste capítulo, saber que tenemos quien entuenda, ergo se compadezca de- nuestras flaquezas, en el trono d ela gracia, es lo más consolador poder acercarnos a ese trono y encontrar con tda seguridad misericordia.

(¿Qué tal Ana? La nenita ya sabemos que bien, será una preciosoida y no como el dibujo de E.O.; pero ¿no fue cesárea? Si es así, la mamá andará más fastidiada, ¿no? ¿Cómo lo llevan Cecilia y Esteban? ¿Dormís? Bueno, no hace falta responder al interogatorio entero, ja ja)
10/10/09 12:54 PM
  
luis
Bruno, forma parte de la gravitas, consistente en una mezcla de dignidad y de pudor. Por eso, Cesar se cubre el rostro antes de recibir la puñalada postrera y fatal.
10/10/09 4:13 PM
  
Guillermo Juan Morado
Felicidades, Bruno, por Inés.
10/10/09 4:16 PM
  
Eleuterio
Valgan también mis felicidades por Inés que, además es el nombre de mi madre y de una de mis 3 hermanas.
10/10/09 4:55 PM
  
Bruno
D. Guillermo y Eleuterio:

Muchas gracias a ambos.
10/10/09 8:25 PM
  
Bruno
Luis:

Es que no recuerdo haber leído lo de César. O quizás lo he leído pero me pareció un detalle sin importancia y lo he olvidado.
10/10/09 8:26 PM
  
Bruno
Yolanda:

Es que es llamativo: la carta a los Hebreos es muy solemne, litúrgica y majestuosa y eso hace que llame aún más la atención la enorme ternura de versículos como ésos.

Las cesáreas conllevan una recuperación algo más lenta (y un día más en el hospital), pero, gracias a Dios, tanto la madre como la hija están muy bien. El sueño, como es lógico, se reduce bastante, aunque parece ser que la niña nos ha salido bastante dormilona (¡aún más gracias a Dios por ello!)

Saludos.
10/10/09 8:30 PM
  
Yolanda

La carta a los hebreos es una joya, algo muy especial en medio del NT.


Un hijo es una bendición, pero un hijo que duerme y deja dormir es la mayor de las bendiciones imaginables, de la que, por desgracia o por nuestros pecados, Dios no nos vio merecedores.
10/10/09 9:34 PM
  
asun
Bruno, ya os felicité por convertiros en familia numerosa, ahora os felicito por tener una bebita tan bien educada que duerme a sus horas. No se puede pedir más.
12/10/09 11:52 PM
  
Esperanza
Aunque sea la última en hacerlo, como lectora "en la sombra" del blog que soy, no quiero quedarme sin felicitarte por el nacimiento de Inés.
13/10/09 9:21 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.